VIDEOGAMER TONK

Publicado: 22:25 23/12/2010 · Etiquetas: , , , · Categorías: Game boy reviews


Como estamos en época navideña me ha parecido bien hacer algo un poco especial, analizando todos los Super Mario Land. He metido los 3 juegos de la saga, a pesar de que el protagonista del tercero sea Wario y no Mario. El Wario Land II supuso una ruptura tan radical respecto a los 3 juegos anteriores, que me parece un buen sitio para hacer el corte.

1.- Super Mario Land



Publicado en 1989, fue uno de los primero juegos que salió para la portátil, entre el Super Mario Bros 3 (que salió unos meses antes) y el posterior Super Mario World. Super Mario Land todavía aguanta como uno de los juegos de Mario más vendidos, con más de 18 millones de unidades (más que Super Mario Bros 3, aunque por poco), y fue uno de los juegos que catapultó a la Game Boy en ventas.

Yamauchi, presidente de Nintendo en aquella época, quería un Mario portátil y se lo encargó Gumpei Yokoi, artífice de la Game Boy y de gran parte de los títulos insignia de los primeros años. Se abandonaba el reino Champiñon para ir a SarasaLand (¿?), un país dividido en 4 reinos, donde un alien llamado Tatanga había secuestrado a la princsa Daisy. La ambientación de los niveles fue totalmente original y se introdujeron unos cuantos cambios jugables.



Los gráficos son bastante "pequeños" como es de esperar en un juego de primera hornada, y fueron muy superados en entregas posteriores.  La música en cambio, es maravillosamente destacable, no tiene demasiados temas, pero los que hay son ya clásicos dentro del universo Mario. Detrás de ella estaba el siempre excelente Hirokazu Tanaka.

El juego tiene bastantes cosas que lo separan de las entregas "Bros.". Por un lado las típicas bolas de fuego de Mario rebotan por toda la pantalla y además recogen monedas (Informa GenG de que son bolas de metal en realidad, muy curioso), y por otro al final de cada fase hay dos salidas, una que conduce a la siguiente fase, y otra que lleva hasta una pantalla de bonus. Otro cambio enorme son sin duda las fases en las que Mario se desplaza en submarino y avión, pasando el juego a ser casi un matamarcianos "made in Mario".  La mayoría de los enemigos son originales también.



Es un juego muy corto, tiene 12 niveles repartidos en 4 mundos, que se pasan relativamente rápido. Un jugador más o menos experimentado no le durará ni una tarde. No obstante, al igual que el Super Mario Bros o el Kirby, hay una segunda vuelta más difícil. También cuenta con una cantidad de secretos en los escenarios bastante curiosa.

Siempre me ha gustado mucho la jugabilidad de este Mario. Siempre me ha dado la sensación de que se mueve muy rápido, todo el rato hay como una sensación de velocidad y urgencia muy marcada. No me extraña que haya tantos speedruns por ahí, en cuanto uno sabe un poco como va una fase, literalmente vuela por ella salto tras salto.

Es un juego muy arcade en muchos sentidos. Es fácil cogerlo en cualquier momento y pasártelo en menos de un par de horas y disfrutándolo mucho. El diseño de niveles es muy variado y es difícil dejar el juego a medias.



Me parece un juego emblemático, y junto a Tetris el principal icono de toda la primera época de Game Boy.

Nota: 9

2.- Super Mario Land 2: 6 Golden Coins



El enorme éxito de la primera parte, motivó la aparición de la segunda 3 años después, volviendo a tomar las riendas del proyecto Gumpei Yokoi y su equipo Nintendo R&D1. Si la primera parte estaba muy basada en el Super Mario Bros original, a esta segunda parte se le agregaron elementos de entregas más recientes como Super Mario Bros 3 o Super Mario World.

Al igual que la primera parte, el juego vendió excepcionalmente bien, superando los 11 millones de unidades (cercano a las cifras del Mario 64, por ej).

Lo primero que llama la atención es el tamaño de los Sprites. A diferencia del primer Land, son considerablemente grandes y definidos. No solo Mario, sino también los bloques , las monedas y los enemigos. Es un juego con una imagen muy limpia y sólida.



Lo segundo en lo que uno repara es el mapa, que permitía a Mario moverse libremente por los diferentes mundos y fases. No solo daba mucha más libertad, sino que convertía a este Mario en una experiencia no-lineal. Además contaba con 32 fases, una mejora increíble respecto a la corta primera parte.

Mientras en otros juegos cada mundo que uno acaba, desbloquea el siguiente (aunque haya caminos alternativos), aquí los diferentes mundos están disponibles desde el principio y uno puede elegir el orden en que quiere pasárselos. Cada mundo acababa con un jefe final que posee una de las 6 monedas que hacen falta para entrar en el castillo de Wario.

En este juego las monedas no dan vidas, sino que para eso existen items con forma de corazón. La monedas se usan para las pantallas de bonus: por un lado hay una especie de tragaperras en el mapa a la que puedes acudir siempre que quieras a probar suerte y dejarte los cuartos, y por otro al final de las fases hay una campana sobre la salida, que si la golpeas accedes a un bonus en forma de maquina-gancho.

Hubo un nuevo power-up también: La zanahoria le daba a Mario orejas de conejo y podía planear con ellas. Además el juego contaba con una pila para guardar la partida.



Aunque el juego me parece sensacional y veo muy justificada la opinión de que es un gran Mario, siempre he tenido sensaciones encontradas con esta entrega. Es un juego sólido, con grandes gráficos y una excepcional banda sonora de Totaka (Animal crossing, X, Link´s awakening), y agradezco mucho todos los añadidos anteriormente mencionados. Además, debería pasar a los anales de la historia de los videojuegos por presentar en sociedad al mítico Wario.

Pero tiene un par de cosas que me extrañan. A pesar de lo llamativo de los gráficos, el juego sufre a veces de ralentizaciones que uno no espera en un juego de Nintendo. Y tampoco me parece acertada la extraña curva de dificultad que tiene, que hace que prácticamente todo el juego sea un paseo hasta que se llega al castillo, donde el juego eleva la dificultad de golpe hasta la estratosfera. Además, si uno perdía todas sus vidas, los 6 medallones volvían a los jefes, y tocaba de nuevo volver a enfrentarse a ellos para acceder al castillo.

El control es mas lento que en el primer Land, y Mario a veces da un poco la sensación como de que salta medio flotando en el aire. Quizás estoy siendo demasiado puntilloso, pero son aspectos que deslucen un poco el juego.

A pesar de lo dicho, es un gran juego.



Nota: 8,5

3.- Wario Land: Super Mario Land 3



Y con la tercera parte llegó el primer juego protagonizado por Wario. Cuando se anunció recuerdo que muchos nos preguntábamos porqué le habían cogido de protagonista, a fin de cuentas "solo es el malo del Mario Land 2".

A diferencia de otros juegos, el protagonista no tiene que salvar una princesa, ni es un héroe. Lo único que mueve a Wario es el amor... el amor al dinero. Su objetivo en el juego es conseguir una estatua de oro de la princesa Peach, y tanto dinero como pueda acumular para construirse un gran castillo.



Con el cambio de personaje la jugabilidad cambió bastante. Wario es mas fuerte y menos ágil. Puede tocar a los enemigos sin sufrir daño (salvo que lleven algún pincho o arma), no salta tanto como Mario, pero a cambio puede hacer una carga  demoledora con el hombro. También puede agacharse, avanzar agachado y hasta saltar en esa posición para meterse por sitios estrechos.
Los power-ups tienen forma de gorras. Está el powerup dragón que echa fuego, el cohete que le permite volar durante tiempo limitado (y moverse mas rápido), y la gorra toro que le permite clavarse con los cuernos al techo (y aumenta su fuerza).

Como decía antes todo gira en torno al dinero. Cuando Wario acumula 10 monedas puede sacar una moneda grande y usarla para acabar con los enemigos. También hay puertas en las que hay que meter una moneda para abrirlas y poder seguir, y las fases tienen tesoros escondidos de gran valor, encerrados bajo llave. Para recopilar los tesoros muchas veces hace falta primero rebuscar la fase en busca de la llave, y después llevarla hasta la puesta especial. En ocasiones están bastante bien escondidas. En todo momento el juego lleva un contador general del dinero y tesoros conseguidos.



Cuenta con un mapa que es más lineal que el de la segunda parte. Vas pasando zona a zona y desbloqueando cada mundo en orden. A veces, pasar algunas fases provoca que cambie otra parte del mapeado, haciendo que fases normales pasen a estar sumergidas y cosas similares. También tiene bastantes fases ocultas a las que se acceder por zonas dentro de los propios niveles.
El desarrollo, al ser más lineal, tiene una curva de dificultad muy bien llevada. Hay una progresión real y constante a lo largo de su desarrollo, sin picos extraños como le pasaba a la segunda entrega. Aunque quizás alguno crea que le falta un pelín de dificultad.

Los entornos son totalmente nuevos otra vez, y también hacen su primera aparición la capitana Syrup (Sirope) y su banda de piratas Brown Sugar (Azucar Moreno).  



Es un juego que tiene suficientes alicientes para seguir jugando una vez pasado. La recolección de dinero y tesoros es una de los puntos fuertes del juego. Wario es un ser codicioso que siempre quiere más, y el final del juego depende de su nivel monetario. Recuerdo estar en clase con los amigos discutiendo sobre el final que habíamos conseguido cada uno. Un señor puntazo la verdad.

Lo reconozco, es posiblemente mi plataformas favorito de la Game Boy. Me resulta bastante complicado ponerle pegas ya que soluciona casi todos los problemas de los otros dos juegos. ADORO el sprite de Wario, con ese aspecto travieso a lo Nelson (de los simpsons) y el juego es una gozada de principio a fin, autentico placer plataformero. Nintendo logró darle una personalidad propia al gordinflón de Wario de una manera espectacular, y el juego destila esa misma personalidad en todo momento.

Unos años después apareció Wario Land II, y Wario se encaminó durante un tiempo por otros derroteros menos plataformeros y más "puzle", pero esa es otra historia muy diferente.



Nota: 10

----------------------------------------------------------------------------------------------

Los tres son grandísimos juegos de plataformas, muy diferentes entre sí, que nadie debería dejar de jugar. Todo lo que yo expongo es una opinión personal basada en mis preferencias, pero todos ellos son magníficos y muy divertidos. Al final... hay una disparidad de opiniones brutal según a quien se le pregunte. Parece que hoy en día la popularidad del primer Super Mario Land ha caído un poco en favor del segundo, y Wario ya es recordado plenamente por entregas posteriores mas puzleras. Animo a quien quiera, a dejar un comentario con sus preferencias, que estoy seguro de que habrá opiniones para todos los gustos.

¡Ah! Y feliz navidad a todos

Publicado: 17:28 16/12/2010 · Etiquetas: , , · Categorías: Game boy reviews


La saga Castlevania es una de las más longevas en esto de los videojuegos, desde su primera entrega hasta la última (aparecida este año para 360 y PS3), generación tras generación, casi todas las consolas suelen tener su entrega de la saga.

En 1989 se publicó la 3ª entrega de la NES, una de las entregas mas aclamadas, y a la vez Castlevania dio el salto a las consolas portátiles, con este entrega para Game Boy. No le debió ir demasiado mal, ya que contó con otra entrega más (Aunque Castlevania Legends podría contar) y un remake/reinvención reciente para WiiWare.



The adventure es un juego muy del primer año de la consola, y en muchos aspectos parece hecho más por cumplir que otra cosa, es un castlevania exageradamente "pequeño" en todos los aspectos.

-La historia: No va más allá de un "Eres Christopher Belmont y Dracula ha vuelto. Ve a matarle" pero tampoco creo que a estas alturas uno esperase mucho más.

-Los gráficos: Muy de primera hornada. Fondos muy simples, animaciones correctillas, un scroll altamente mediocre y una velocidad insufrible. El juego es LENTO como una tortuga, da la sensación de estar jugando constantemente a camara lenta.

-La música: Tiene temas bastante majos la verdad, pero es una Bso muy corta. No está a la altura de la saga en lineas generales, pero acompaña bien y tiene algunos temas propios bastante conseguidos. Podría ser lo más salvable del conjunto, pero le falta variedad.

-Jugabilidad: ¿Donde están las armas secundarias? No solo pierde muchos elementos de la saga, sino que el control es duro como él solo. A la lentitud general del juego, hay que añadir unos niveles con un diseño ridículamente simple, enemigos reiterativos, y muy poca variedad jugable. Es más... solo hay 4 fases, y el juego se hace ridículamente dificil por su velocidad, control y ausencia de upgrades.



Y a pesar de todo lo dicho, por momentos, soy medianamente capaz de disfrutar del juego de una forma un tanto extraña. Tiene el tipo de retos que me hacen seguir jugando y querer pasármelo. Aunque al terminarlo, solo puedo pensar: "Buf, vaya juego más mediocre sacaron".

En no pocas ocasiones he oido hablar de este juego como el peor de la saga, y la verdad es que está bastante justificado. No solo es un mal Castlevania, sino que como videojuego es bastante mediocre, repleto de limitaciones y malas decisiones de diseño. Afortunadamente su secuela, arregló todo lo que fallaba (vamos, casi todo).



Aquellos que quieran jugarlo (para bien o para mal, es un Castlevania), tieen dos opciones: el juego original de GB, o la versión para Game Boy Color que apareció en el cartucho "Konami GB collection Vol. 1". La segunda es ampliamente preferible porque tuvieron la decencia de colorearlo (de forma un poco hortera, pero disimula algo los gráficos) y aumentarle la velocidad. Sigue siendo lento, y tiene casi todos los fallos anteriores, pero es algo más jugable. Pongo un video de la primera fase "versión color" para que comparéis ambas versiones:



Nota versión Game Boy: 5
Nota versión Konami GB Collection Vol.1: 6

Publicado: 16:31 09/12/2010 · Etiquetas: , , · Categorías: Game boy reviews


Vuelvo a la carga tras una ausencia de un par de semanas en las que he estado algo ocupadillo, con uno de esos juegos que marcan una infancia.

Es curioso como a pesar de la mediocridad que suele abundar en los juegos basados en licencias, hay no pocos que salieron muy bien parados. De la época de la gloriosa unión Disney-Capcom surgieron grandísimos juegos. Ducktales es para mi el más emblemáticos de todos, cerca del Chip & Chop de NES, el Darkwing Duck también de game boy, o los maravillosos Goof Troop, Magical Quest y Aladdin de Snes.

Pero de todos ellos mi juego favorito seguramente siempre será el DuckTales. Se trata de un port de la versión de NES, versión que he jugado por primera vez de cara a hacer la review. Y puedo desde ya decir que es una de las mejores traslaciones de NES a GameBoy que he visto. No solo mantiene intacta la jugabilidad y la diversión, sino que hasta mejoraron levemente el control haciendolo más preciso. Por contra la música sale peor parada, pero para los estandards de GameBoy es una gran banda sonora sin duda alguna.



El juego está basado en la mítica serie de Disney Patoaventuras, que seguía las andanzas el tio Gilito (Rico McPato en Latinoamérica creo) viviendo aventuras. Estaba sobre todo basada en los míticos comics del personaje hechos por Carl Barks y Don Rosa en los años 50. Es probablemente una de las mejores series que ha hecho Disney en toda su dilata trayectoria. Muchos eramos fans de la serie así que la idea de un juego de ella nos atraía mucho.

Por parte de capcom se puso toda la carne en el asador, y gran parte del equipo que desarrolló DuckTales había trabajado previamente en Megaman. Se nota y mucho en el estilo de juego: es un plataformas muy puro, con bastante acción y con un enfasis muy grande en la recolección de secretos. Por lo que sé, el juego de Game Boy usa el motor que habían empleado para los Megaman de la misma consola, de ahí el parecido gráfico supongo.

Al igual que en Megaman no es un juego lineal, y al comenzar una partida nos dejan elegir una fase de entre las 5 disponibles. El objetivo obviamente es pasarse todas ellas. Curiosamente añadieron algo más de complejidad al asunto, haciendo que hubiese que conseguir determinadas cosas en un par de fases, para poder acceder a otras, obligando a rejugar alguna que otra fase, y reforzando la no linearidad del juego.



Capcom acostumbraba a construir los juegos en torno a un elemento especial, como el gancho de Darkwing Duck, los trajes del Magical Quest, las cajas del Chip & Chop... y el bastón en Ducktales. Manteniendo pulsado un botón, el tío Gilito salta y rebota con su bastón, pudiendo saltar sobre pinchos, matar enemigos o golpear cosas. ¡Que gran elemento plataformero es el bastón!, es divertidísimo de controlar y tremendamente preciso.

La cantidad de secretos que tiene el juego es muy notable. Golpeando rocas, paredes o atravesando falsos muros... los niveles están repletos de bonus en forma de joyas. El tío Gilito siempre ha sido un tipo la mar de codicioso y el contador monetario subirá como la espuma en cada fase.



El apartado gráfico es muy fiel al de NES y tiene unos sprites y desarrollo muy bien llevados. Tiene algunos momentos de ralentizaciones bastante notorios pero no acaban de estropear la experiencia. No voy a decir que explote al máximo los gráficos de Game Boy pero si goza de un nivel considerablemente alto.

Y como ya dije la bso es muy buena. Es cierto que pierde un poco respecto a la de NES, pero siendo una Game Boy era inevitable. Cuenta con auténticos temazos en todas las localizaciones. Como no he encontrado la versión GB del mítico tema de la luna, dejo aquí el tema de la pantalla de título, que es una versión de la intro de la serie de TV:



Para mi, es uno de los grandes plataformas de Game Boy y uno de los mejores juegos licenciados de la historia... ¡ Y encima es de PatoAventuras ! Si es que este juego lo tenía y tiene todo para encandilar a cualquiera.

El juego tuvo una secuela bastante más desconocida llamada simplemente DuckTales 2, con muchas buenas ideas añadidas, mucho más enfasis en la recolección y no-linearidad, y un uso mucho más original y amplio del bastón. Merece mucho la pena echarle un ojo si os gusta esta primera parte.

Nota Final: 8.5

Venga, y como todos lo queremos, escuchemos el tema de la Luna aunque sea el de NES, que la entrada se lo merece:


VIDEOGAMER TONK

tonk
Blog de tonk
Reviews de juegos de Game Boy, Game Boy Color y otras consolas portátiles

Posts destacados por el autor:
· TOP 150 temas musicales de videojuegos: Listado Final y Extras
· Superguía - Identificando cartuchos piratas: Game Boy, Game Boy Color y Game Boy Advance
· Indice de Reviews




Blogs amigos:
Albert Wesker
deimian86
GenG
Jimmytrius
Kamek Koopa


Categorías:
Game Boy Advance Reviews
Game Boy Color reviews
Game boy Otros
Game boy reviews
Juegos que me han marcado
Master System & Mega Drive Chronicles
Nintendo DS
Top 150 de musica de Videojuegos


Archivo:
Septiembre 2017
Agosto 2017
Julio 2017
Junio 2017
Mayo 2017
Abril 2017
Marzo 2017
Febrero 2017
Enero 2017
Diciembre 2016
Noviembre 2016
Octubre 2016
Septiembre 2016
Febrero 2016
Diciembre 2015
Noviembre 2015
Octubre 2015
Septiembre 2015
Agosto 2015
Julio 2015
Mayo 2015
Febrero 2015
Enero 2015
Diciembre 2014
Noviembre 2014
Octubre 2014
Septiembre 2014
Agosto 2014
Julio 2014
Junio 2014
Mayo 2014
Abril 2014
Marzo 2014
Febrero 2014
Enero 2014
Diciembre 2013
Octubre 2013
Septiembre 2013
Agosto 2013
Julio 2013
Junio 2013
Mayo 2013
Abril 2013
Noviembre 2011
Agosto 2011
Julio 2011
Junio 2011
Mayo 2011
Abril 2011
Enero 2011
Diciembre 2010
Noviembre 2010
Octubre 2010
Enero 2010
Diciembre 2009


Vandal Online:
Portada
Blogs
Foro

Blogs en Vandal · Contacto · Denunciar Contenido