No More Blogs

Publicado: 10:51 07/01/2014 · Etiquetas: · Categorías:
Aquí está mi resumen anual, que llega con unos pocos días de retraso, ya que estaba ocupado haciendo el vago y comiendo turrón. El formato es una mezcla de lo que hice en años anteriores y lo que he visto en otros blogs.

Empezamos por los juegos que más he disfrutado en 2013. En esta ocasión, me he topado con menos títulos que se merezcan ese reconocimiento por mi parte, pero supongo que es normal una vez voy acabando sagas y sumando años de experiencia en el mundillo. Los afortunados son:

Fire Emblem: Awakening (3DS)

Un grandísimo juego de estrategia por turnos y lo mejor del año para 3DS, en mi opinión. Pese a no estar al nivel de las últimas entregas de sobremesa, debido a su simple argumento carente de sustancia y a la poca variedad de las misiones, tiene una jugabilidad más refinada, rápida, adictiva y directa, ideal para el juego portátil. Los personajes derrochan carisma y es todo un acierto poder casarlos entre ellos para que tengan hijos que hereden sus habilidades.

Silent Hill (PSX)

Pese a haber terminado todos los juegos de la franquicia, no me atrevía con su primera parte, por pensar que con sus anticuados gráficos no lograría transmitirme su ambientación, y que no podría adaptarme al arcaico control. Por suerte, hice caso de recomendaciones de vandaleros y debo dar las gracias, pues esta primera entrega es un survival horror genial, que logra asustar incluso con esos gráficos y con una atmósfera muy bien recreada, que funciona incluso a día de hoy. Ojalá lo hubiese podido disfrutar en su momento, porque el impacto habría sido mucho mayor.

The Last of Us (PS3)

Poco tengo que decir sobre el que a día de hoy me parece el mejor juego del 2013 y de PS3, que no dijera ya en la entrada que le dediqué. Un juego palomitero que se desmarca del resto de juegos palomiteros, con un personaje que quedará para el recuerdo, como es Joel.

The Stanley Parable (PC)

Un sorprendente, divertido e interesante "experimento" sobre la libertad de elección en los videojuegos, que no tiene problemas en parodiar y reírse del mundillo y de sí mismo. Cuando crees que ya no puede sorprenderte y que no queda nada por probar, consigue sacarse un nuevo truco de la manga y dejarte con la boca abierta.

The Walking Dead (PS3)

Una sorprendente aventura narrativa que no se corta un pelo a la hora de mostrar las escenas más violentas y el horroroso comportamiento que pueden tener los seres humanos en situaciones límite. Logra transmitirte la tensión y la responsabilidad (y culpabilidad) cuando has de decidir hacer algo en pocos segundos, y presenta unos personajes perfectamente caracterizados y creíbles, algunos de los cuales dejan huella.

To the Moon (PC)

Una aventura narrativa que cuenta la bella historia de toda una vida, con una pareja protagonista realmente genial. Tiene algunos de los momentos más tristes que he presenciado en este mundillo, pero también alguno de los diálogos más divertidos, y es el videojuego con el que más me he implicado emocionalmente (en gran parte gracias a su hermosa banda sonora).

Ahora vamos con juegos que, si bien no son la crème de la crème como los anteriores, sí me parecen muy buenos y me han hecho disfrutar mucho:

Castlevania: Lords of Shadow (PS3)
Un gran juego de tortas y aventura, del que me conquistó su ambientación y aspecto visual, y su variedad de situaciones. El sistema de combate tiene su gracia por combinar los 2 tipos de magia, y contiene algunas de las escenas más impactantes visualmente de toda la generación. Hay algunas cosas que no acabaron por convencerme, como los intentos cutres de colosos o el final, pero estoy esperando la segunda parte con interés.

Deadly Premonition: The Director's Cut (PS3)
Un extrañísimo juego que mezcla survival horror y sandbox, con Twin Peaks (que no he visto) e idas de olla importantes. El protagonista derrocha carisma a raudales y la historia es absorbente, así como la posibilidad de espiar a los vecinos en distintos momentos del día. Tiene fallos a toneladas y algunas cosas que impiden que sea una experiencia redonda, pero es muy recomendable para cualquier fan del terror y/o las rarezas. ¿Verdad, Zach?

Devil Survivor Overclocked (3DS)
En su momento le dediqué una extensa entrada a este JRPG estratégico tristemente desconocido en nuestro país, por lo que no me queda mucho más que decir, salvo recomendarlo de nuevo.

Hitman: Blood Money (PS3)
La última entrega de estilo clásico que ha visto la saga, y también me parece la mejor. Tiene menos misiones que otras entregas, pero más trabajadas, con mapas más compactos y complejos, y más variedad de movimientos por parte del protagonista, además de una IA mejorada. La historia es decente y consigue que tengas curiosidad por seguir.

Hitman: Contracts (PS3)
Mejora la segunda entrega de la franquicia, gracias a una mayor fluidez en el control y una IA enemiga más convincente y consistente. Tiene menos misiones que su predecesor, pero más trabajadas y casi sin bugs, por lo que la experiencia puede disfrutarse por completo sin tener que ignorar tantas veces los problemas técnicos de los que adolecía el anterior título.

Lollipop Chainsaw (PS3)
Un disparatado y divertido hack'n slash que es una acertada parodia del mundo estudiantil norteamericano, tal como se presenta en películas y series. El sentido del humor es el mayor acierto de este frenético y variado juego que no se toma en serio a sí mismo. Aunque al principio parece un poco limitado, al ir obteniendo combos y movimientos nuevos, mejora bastante la experiencia.

Odin Sphere (PS2)
Uno de los juegos visualmente más bonitos que he tenido el placer de disfrutar, con unos diseños que quitan el hipo y un plantel protagonista inmejorable. La historia resulta bastante interesante, pero el hecho de tener que pasarse (casi) todas las fases y derrotar a (casi) todos los jefes 4-5 veces puede resultar repetitivo. En mi caso no fue así porque lo fui combinando con otros juegos y pude disfrutar de este espectáculo hasta el final.

Rain (PS3)
Un bonito e intimista juego descargable, que logra transmitir una sensación de tristeza y melancolía gracias a su hermosa puesta en escena. La mecánica de esconderse y pasar desapercibido tiene su gracia, pero el fuerte de este título es su ambientación y la sencilla historia que cuenta.

Resident Evil (Gamecube)
Tras probarlo hace tiempo y salir huyendo por culpa del control, decidí volver a intentarlo, porque sabía que merecería la pena, y así fue. Visualmente sigue siendo increíble a día de hoy, y logra transmitir una sensación de agobio y confinamiento como ningún otro survival, pero no me ha gustado tanto como a todo el mundo, porque creo que prefiero otro tipo de juegos dentro del género. Aún así, es un título increíblemente bien hecho.

Shin Megami Tensei III: Lucifer's Call (PS2)
Tras pasarme varios spin-off, decidí que era el momento de probar con la saga principal. Se trata de un JRPG muy complejo, con una jugabilidad muy depurada y una cantidad de opciones apabullante a la hora de personalizar a nuestro equipo. Sin embargo, no me ha parecido tan bien medido como otros SMT, y la historia es anecdótica, aunque el trasfondo es muy bueno.

Suikoden V (PS2)
Mi primera incursión en la saga me ha dejado muy satisfecho, gracias a la efectiva mezcla entre JRPG tradicional y estrategia, y a la ingente cantidad de personajes a reclutar, todos con un mínimo de carisma y trasfondo, lo que consigue que acabes escogiendo a tus favoritos en base a tus gustos y no a sus atributos. La historia está bien contada, y la base de los protagonistas es lo más.

Syndicate (PS3)
Un potente FPS con una ambientación soberbia y un trasfondo genial, que cuenta una interesante historia (aunque algo inconsistente en algún punto). Las posibilidades para piratear los chips situados en el cerebro de los enemigos son muy originales, y el juego sabe ofrecer tiroteos frenéticos (aderezados con una gran banda sonora) y momentos de relax para sumergirse en los escenarios.

Zone of the Enders: the 2nd Runner (PS3)
Esta secuela deja en evidencia a su floja primera parte, gracias a un desarrollo mayormente lineal, más directo y frenético, un control más trabajado y unas batallas increíbles contra jefes finales. Es una descarga de adrenalina constante.

Tenía pensado comentar otros juegos que considero buenos, aunque no tan destacables, y también la morralla, pero mi torpeza me ha gastado una mala pasada y se me ha borrado media entrada, así que lo dejo en estos que son los mejores, porque no pienso volver a repetir todo lo que he escrito. Así me ahorro herir algunas sensibilidades y decir lo mierder que es Superbrothers S&S, por ejemplo.

Publicado: 11:11 23/12/2013 · Etiquetas: · Categorías:
Si el año pasado me quejé de lo flojos que fueron los lanzamientos en líneas generales, en este me ha pasado todo lo contrario: han salido tantísimos títulos de mi interés, que no he podido comprar más que unos pocos y he tenido que dejar el resto para otra ocasión. Vayamos por partes:

3DS es la consola de mis amores por darme buenos juegos de Nintendo y JRPG's en cantidad (y calidad) decente. Si juntamos ambas cosas, sale Fire Emblem: Awakening, el que considero mejor juego de la portátil, a falta de probar otros en mayor profundidad. También han salido otros grandes juegos, como Devil Survivor Overclocked (al que le dediqué una entrada en su momento), Devil Summoner: Soul Hackers, y Bravely Default, que me está encantando con lo poco que llevo, aunque he leído algunas cosas que no me han gustado en su post oficial, pero yo nunca esperé una obra maestra, así que no creo que me decepcione. Solo me he dedicado a comprar RPG's, pero han salido otros títulos interesantes a los que daré un tiento en cuanto pueda: Castlevania LOS: Mirror of Fate (probada la demo y me gustó), Luigi's Mansion 2 (aunque no me gustó el primero, este parece bastante mejor), Project X Zone (más RPG), Mario & Luigi: Dream Team Bros, Code of Princess, Pokémon X/Y y Zelda: A Link Beetween Worlds (que aparenta ser mucho mejor de lo que parecía al principio). Ahora mismo la portátil de Nintendo es mi consola favorita de esta nueva generación, y el año próximo puede ser muy bueno si traen títulos que llevamos tiempo esperando en Europa.

La otra cara de la moneda es WiiU, la cual no tengo todavía, y con eso lo digo todo, pues siempre he comprado todas las consolas de sobremesa de Nintendo en el lanzamiento. No me puedo creer que con un año tan flojo en lanzamientos importantes, siga a ese precio oficial (que es el que tenemos por donde vivo, no como en otras partes donde ha estado a 200 euros, que es lo que pagaría por ella ahora mismo). Parece que Nintendo va con 1 año de retraso: lo que ha salido este año tendría que haber estado en el lanzamiento, y durante este año todo lo que conocemos para el próximo. El último Nintendo Direct ha dejado claro que siguen a su ritmo, y no comprendo de qué sirvieron ese año y pico de vacío al final de vida de Wii y los primeros meses flojos con 3DS. ¿No han tenido tiempo para hacer más juegos? De lo aparecido este año salvo Pikmin 3, The Wonderful 101 y, sobre todo, Super Mario 3D World, probados un poco por encima y que me hacen tener ganas de adquirir la consola, aunque no pienso pagar lo que piden por ella, porque es una estafa. También destaco los multiplataforma como Rayman Legends, Batman: Arkham Origins y Splinter Cell: Blacklist (que pinta bastante mal, pero la esperanza es lo último que se pierde), aunque para jugar estos no me hace falta la consola. El año que viene pinta mejor, y ya es la segunda vez que digo lo mismo...

Por su parte, PS3 ha tenido también un año espectacular, y cualquiera diría que acaba de salir su sucesora, porque la cantidad de juegazos que han salido (y los que quedan para el año que viene, e incluso después, como Persona 5) parece mentira. Ni No Kuni me supuso una pequeña decepción y podría haber sido mucho mejor con otro sistema de combate y una historia con gracia; Dead Space 3 empieza a mostrar síntomas de cansancio en la saga (como expliqué en esta entrada), y he podido disfrutar por fin de Deadly Premonition gracias a su versión Director's Cut. Por su parte, The Last of Us me parece el juego del año y un blockbuster que se carga un montón de convenciones y deja en pañales a la gran mayoría de blockbusters. Otros juegos que no he tenido el placer de probar, pero que pintan bien, son: Bioshock Infinite, Tomb Raider, Remember Me, Metal Gear Rising, Tales of Xillia, Puppeteer, Dragon's Crown, Resident Evil 6, Disgaea D2 y Killer is Dead. Acabarán siendo mejores o peores, pero me dan una gran variedad de títulos para elegir. En el plano descargable, quiero destacar el bonito Rain y The Walking Dead, con el DLC 400 Days y por fin la esperada Season 2.

No quiero terminar sin hablar de las propuestas indie, sobre todo en PC. Nótese que sobre todo comento juegos que me parecen interesantes y no he probado, porque no puedo comprar muchas novedades y me dedico a pasarme títulos de años anteriores, pero al ver cosas como: Amnesia: A Machine for Pigs, Stanley Parable, Papers, Please, The Swapper, Contrast, Gone Home, Proteus, The Novelist, The Wolf Among Us,  Brothers: A Tale of Two Sons u Outlast, me doy cuenta de que hay grandes ideas que hasta ahora eran muy difíciles de imaginar siquiera. Antes veía demasiados "homenajes" a títulos pasados y mucha tontería pero, de un tiempo a esta parte, no dejo de ver propuestas muy originales y con una madurez que deja en ridículo a la gran mayoría de "bombazos" del año. Me he vuelto a instalar Steam en el PC, solo digo eso xD.

P.D: de Vita, PS4 y Xbox One no digo nada, porque no tengo el más mínimo interés en ellas y pueden pasar años hasta que lo tenga. Muy lamentable que The Last Guardian se vaya finalmente a PS4, y a saber cómo sale al final.

Publicado: 15:35 11/11/2013 · Etiquetas: · Categorías:

Hace poco terminé la tercera entrega de la saga y me gustaría opinar sobre ella, ya que se han dicho muchas cosas y se ha creado bastante negativismo al respecto incluso antes de salir, y me da que mucha gente ni se ha molestado en probarla o bien no sabe a qué estaba jugando en las entregas anteriores y se ha apuntado a tirar mierda de gratis sin pensar. Y que quede claro desde el principio que considero la tercera parte como la más floja de todas, pero no precisamente porque haya coberturas y enemigos humanos.

El primer Dead Space NO es un Survival Horror. Es un shooter con ambientación de terror, más parecido a Resident Evil 4 que a Resident Evil. En los primeros capítulos intenta crear ambientillo para acojonar, y bajo mi gusto lo hace bastante bien, pero eso dura poco porque gasta sus trucos demasiado pronto y luego por lo general se dedica a tirarte enemigos a lo loco y ya está. Me parece el mejor de la saga y un gran juego, pero las cosas como son. Tiene una ambientación bastante buena y una personalidad propia, pese a los claros "homenajes" a Alien, y algunas partes cojonudas (y otras horribles, como el infame tiroteo a los asteroides; idea de algún demente que espero fuese despedido y azotado en la vía pública). En mi opinión, hay algo que lo separa de la excelencia, y son los dos capítulos finales, que en su mayor parte me parecen relleno puesto para alargar. Si hubiese acabado en el fantástico capítulo 10, hubiera sido otra cosa, pero parece que algunos se pierden si no te meten un combate final contra un bicharraco enorme que apenas pinta nada si piensas en lo que ha sido el juego hasta entonces.

Después vino Dead Space: Extraction, el apestado de la saga por ser de un género considerado menor y por haber salido en Wii. Yo también protesté por que hicieran un shooter on-rails en lugar de un TPS como en las demás, en una consola con muchos exponentes del género (y de thirds tirando por el camino fácil), pero el resultado fue más que satisfactorio, para sorpresa de muchos. Como ya he hablado varias veces de él, voy a ser escueto, pero opino que consigue trasladar la tensión de las entregas mayores con una mecánica muy distinta, y que, dentro de su propio género, es posible que sea mejor que éstas.

Dead Space 2 es considerado el mejor por algunas personas, y un cambio en la saga por otras... cosa que no entiendo en ninguno de los casos. Se trata de la típica secuela hollywoodiense: "más grande, más enemigos y más de todo = a mejor". Y las cosas no funcionan así. Ya desde la intro  se ve claramente que esta vez pasan de crear ambiente y nada más empezar el juego te lanzan en medio del meollo durante un prólogo muy bien conseguido. Isaac es más ágil y el control menos restrictivo, y hay más enemigos en pantalla y (todavía) más acción. Ahora el protagonista habla y suelta tacos para demostrar lo manly y cabreado que está, pero en general el guión es pasable y no dicen muchas tonterías, así que no importa. Considero que mantiene el tipo, aunque como secuela aporte pocas novedades y pase totalmente de crear ambientación de terror, excepto en cierto capítulo que quien lo haya jugado recordará bien.

Y llegamos a Dead Space 3. Enemigos armados y coberturas, y "EA se ha cargado la saga". Pues bien, como dije antes, lo considero el más flojo de todos, pero no porque haya enemigos que disparen. Diré más: esos enemigos son un soplo de aire fresco y ayudan mucho a superar a ratos la constante sensación de dejà-vu que impera durante la mayoría del juego. Dead Space 3 falla en que es lo mismo por tercera vez y apenas aporta nada destacable, aunque lo intenta.

Novedades hay unas cuantas:

- En primer lugar, aparte de los mismos necromorfos de siempre (el 2 casi no añadía enemigos nuevos), tenemos algunos tipos que aparecen por primera vez y que aportan un poco de frescura. Por supuesto, los enemigos armados dan otro toque de variedad muy necesario, al estar basados en ataques a distancia (en lugar de lanzarse contra ti a lo loco), mejor posicionados en el escenario y ser un poquito inteligentes. Las coberturas automáticas no funcionan muy bien, pues cuesta mucho "desenganchar" a Isaac (por suerte, el añadido del movimiento evasivo sí resulta más efectivo, salvándote de varias tortas in-extremis). Además, las apariciones de humanos son pocas y muy concretas, y la mayor parte del tiempo lo pasamos matando necromorfos, así que las quejas son bastante infundadas.

- Es el que tiene más puzles de la saga. Todos sencillitos, pero que vienen bien para cambiar el ritmo y desconectar un poco de tanta matanza. Los que se quejan de que esto ahora es un COD, que jueguen antes de hablar.

- Existen misiones secundarias y misiones multijugador opcionales, y en varios puntos hay transportes para acceder a distintas zonas del mapeado. Aunque opino que las secundarias deberían ser un poco más cortas porque, al menos las 3 que probé antes de cansarme, estaban poco inspiradas y no aportaban mucho. Pero es una libertad que no estaba antes y que echan por tierra las tonterías que muchos dijeron sin haberlo jugado.

- Que haya que conseguir recursos para mejorar armas y traje le da otro toque novedoso. La creación de armas es bastante confusa y además casi no te explican nada, por lo que vas a estar desperdiciando componentes hasta que por fin entiendas de qué va la cosa, aunque luego puedes crear auténticas aberraciones (lanzallamas con mira telescópica, mezclado con lanzagranadas; lanzaarpones con martillo hidráulico para ataques cuerpo a cuerpo...).

- La ambientación en el planeta nevado de Tau Volantis resulta refrescante ( ), y sirve para ofrecer algunos entornos más abiertos para descansar un poco de tanto pasillo oscuro y estrecho.

Yo creo que con esto basta para demostrar que la gente ha rajado mucho y ha pasado de Dead Space 3 por volverse un shooter, cuando siempre lo ha sido y además esta es la única entrega que ofrece algunas cosas que supuestamente esa gente quiere.

Entonces, ¿qué es lo que falla? Como dije antes, esto es lo mismo de siempre, por tercera vez. Las novedades, aunque se agradecen, no sirven para quitar la sensación de que ya lo has visto todo y no hay mucho más que rascar. El juego intenta sorprenderte con tramos inesperados (algunos bastante originales y bien realizados), pero no dejan de ser momentos aislados en una aventura que, para colmo de males, está demasiado alargada (otra vez la errónea creencia de que más = mejor), a los topes de relleno insustancial durante algunos capítulos. Esas partes donde la jugabilidad varía sólo sirven para distraerte durante un rato de unos tiroteos mal planteados, que se basan en soltarte decenas de necromorfos que se lanzan contra ti a lo loco, y eso una y otra vez. Pocas secciones realmente bien planteadas hay, como por ejemplo sí lo están las de los bichos esos que se esconden detrás de las cajas/rocas y corren hacia ti cuando menos lo esperas. Da la sensación de que no saben bien cómo llevar la mecánica jugable base del juego (matar necromorfos) y por eso han de recurrir a tramos en los que varían un poco. Para colmo, este problema se hace más patente debido a que dura más de lo deseable en un juego de este estilo.

Después de 3 entregas, ya empieza a cansar, y espero que le den un buen descanso a la saga, o entonces sí que estará muerta y se habrán ganado varias quejas fundadas. Si en la próxima generación van a hacer lo mismo con mejores gráficos, la van a cagar a base de bien, y espero que se replanteen la base jugable y no se dediquen otra vez a soltarte enemigos a lo loco e ir metiendo un tramo un poco distinto de vez en cuando para que no acabes bostezando.

P.D: no me olvido del lamentable guión de la tercera entrega, con un montón de personajes innecesarios, un Isaac que tan pronto está deseando salir corriendo como haciéndose el héroe, diálogos genéricos y cutres, topicazos, marines espaciales y un triángulo amoroso innecesario y ridículo. Isaac, tendrías que haberte quedado calladito.

Publicado: 13:14 08/07/2013 · Etiquetas: · Categorías:

¿Por qué este título? Porque The Last of Us es todo lo contrario a lo que puedes esperarte de un blockbuster palomitero, y más teniendo en cuenta los recientes trabajos del estudio. Hay acción, pero no es un juego de acción; hay escenas espectaculares, pero ni abundan ni son lo más importante; hay gore, pero ni es gratuito, ni se recrean en él cuando no hace falta; hay narración, pero la mayoría ocurre in-game.

Parece ser que el juego está vendiendo muy bien, y no es de extrañar con la gran campaña publicitaria que ha tenido: "de los creadores de Uncharted", pone en la caja. Es gracioso cómo el juego no podría ser más distinto a dicha saga, aunque guarde algunos puntos en común. Habrá gente que lo comprará porque más o menos sepa lo que va a encontrar, y otra lo comprará porque no tiene ningún criterio y se deja llevar por lo que más anuncian o por lo que lance al mercado su compañía favorita. Ya que abundan las comparaciones con esas "obras maestras" que son los Uncharted, me gustaría hacer mi propia comparación.

Resulta curioso volverse a leer esta entrada que le dediqué a la trilogía en su momento:
Uncharted 3: La Traición de Drake, y mi opinión sobre la trilogía

Y en concreto este párrafo viene muy bien para lo que quiero explicar:

Se puede narrar algo haciendo que el jugador sea partícipe de ello, como demuestra la famosa escena del desierto, en la que acompañamos a Drake en busca de agua en su desesperado viaje por el mar de arena. Durante esta parte, si dejamos de pulsar el stick, el protagonista cae al suelo sin fuerza, y no se levanta hasta que volvemos a mover la palanca, como si le estuviéramos dando fuerzas. Es una parte que me parece genial porque podrían haberlo hecho con una escena, pero decidieron que era mejor implicar al jugador y hacerlo sentir el agotamiento y la desesperación de estar perdido en el desierto. ¿Por qué no es así con todo? Porque el juego se ahoga entre las paredes de la mediocridad hollywoodiense a la que Naughty Dog se ve restringida.

En Naughty Dog han aprendido la lección, o más bien no se han visto restringidos a hacer una palomitada hollywoodiense a la hora de crear TLOU: en esta ocasión, la narración es como mil veces mejor y más de videojuego, aunque siga habiendo escenas (bastante cortas en general y en las que se dicen las palabras justas, sin recrearse cuando no hace falta). Pero la mayoría de la narración es in-game, mediante conversaciones, documentos o la simple observación del escenario, o con escenas jugables (he leído que en ND quitaron varias escenas de vídeo para hacer que fueran jugables, y se nota). El juego se toma mucho tiempo para hacernos vivir el viaje, mostrando vecindarios enteros que podemos explorar con calma, entrando en todos los edificios y habitaciones, parándonos a buscar por cajones y escritorios, y haciendo que Joel y Ellie (y otros personajes, cuando los hay) hablen sobre lo que ven o sobre sus cosas, sin que haya un solo enemigo que perturbe la calma. En más de una ocasión, observaremos nuestro destino a lo lejos y la acción transcurrirá casi sin cortes hasta llegar allí. Desde el final del prólogo pasan más de 3 horas de juego sin que haya un corte en la narración y los personajes aparezcan en otro lugar: no te pierdes nada del camino, aunque haya escenas de vídeo por en medio. Y eso ocurre muchas más veces.

Volviendo a la comparación con Uncharted, me parece ridícula, y no sólo porque pertenezcan a géneros distintos, sino porque tienen estilos distintos y, donde el shooter de Nathan Drake se quedaba a medias, en la aventura de Joel y Ellie van hasta el final, o casi. Uncharted no deja de ser un shooter poco profundo, lleno de escenas que buscan impactar y crear una variedad que su mecánica jugable no consigue crear, con un guión tonto e inconsecuente y un protagonista graciosete que busca caer simpático y nada más. Puede que la narración sea resultona en su estilo, pero viendo los making-off, te da la sensación de que buscaban hacerlo en serio (o te están vendiendo la moto, que también puede ser). Y la jugabilidad apenas está integrada en esa narración, pues sólo pretende divertir sin complejos. Y lo siento, pero si sólo queremos divertirnos, hay juegos mucho mejores, y sin salir del género, ni de esta generación. Por lo tanto, considero que la comparación no sólo es ridícula por ser estilos muy distintos, sino porque la calidad dentro del estilo de cada uno, es muy diferente.

TLOU es sin duda un juego muy maduro, y sorprende viniendo de quien viene y con la engañosa forma en la que lo han vendido: Joel no es un héroe (ni siquiera un anti-héroe); es una persona normal que ha hecho todo lo posible para sobrevivir después de que su vida y la sociedad que conocía se fueran a la mierda. Actúa como actúan los demás humanos: en base a sus intereses y a su supervivencia, sin dobles morales ni hipocresía, sino luchando con todo lo que tiene para seguir viviendo y conseguir lo que quiere. Si eso significa matar a un tipo desarmado e indefenso porque molesta, como se ve durante la primera hora de juego, no hay ningún problema. Las famosas peleas cuerpo a cuerpo que se han visto en los trailers están perfectamente justificadas e impresionan por su brutalidad y crudeza, y por la falta de artificios al mostrarlas: es el día a día en ese mundo, como podremos comprobar con la muerte de cierto personaje, que ocurre totalmente in-game y fuera de escena. Es alguien más; otra víctima de las circunstancias y de la constante lucha por sobrevivir. Ni cámara lenta, ni música lacrimógena: silencio absoluto, como durante la mayor parte del juego, en el que apenas llegan a sonar unos pocos acordes de guitarra de vez en cuando y donde no hace falta recalcar escenas duras, porque son el pan de cada día. Incluso el polémico final mantiene ese estilo, sin artificios ni regodeos.

Tampoco hay artificios en los encuentros con enemigos (ni siquiera música la mayoría de veces). Me parece destacable la forma de encajar las mecánicas de acción y sigilo, con los mismos objetos y el mismo escenario que sirve perfectamente para ambas cosas. En otros juegos de sigilo, una vez te descubren, parece que tengas una señal brillante que le indique a los enemigos dónde estás, pero aquí puedes huir o librarte del enemigo que te ha visto, y los demás no sabrán dónde estás (aunque seguramente estén en alerta). Puedes salir, matar a uno, despistar a los demás y volver a esconderte, ponerte a disparar y luego huir gracias a una trampa, y todo transcurre con una fluidez y una naturalidad acordes al resto del juego. Las luchas contra humanos son brutales y llenas de violencia, y atravesar una zona llena de infectados tratando de no ser visto puede poner de los nervios al más valiente. Puedo decir que la mecánica de enfrentamiento contra los enemigos, ya sea con acción o sigilo, funciona a la perfección y está muy bien integrada dentro de la historia y su narrativa, así como la fabricación de objetos y la curación usando botiquines, que ocurren en tiempo real. Y los golpes y disparos duelen de verdad, y puedes morir por un disparo de escopeta a bocajarro o por el mordisco de un infectado inoportuno. Si recibes muchos golpes o un disparo, a veces Joel cae al suelo, aturdido, dando un resultado mucho más realista que la mayoría de juegos.

A pesar de todo ello, TLOU no es tan bueno como podría ser o como han sido otros juegos que han sabido tratar temas maduros todavía mejor. No han querido ir hasta el final mostrando ciertos temas (como sí han hecho con la violencia), o puede que no les hayan dejado, y jugablemente tiene detalles por pulir, como el asunto de que los enemigos no vean a nuestros compañeros controlados por la IA: obviamente es la opción correcta para no sufrir muertes absurdas que no son culpa del jugador, pero está claro que va en contra de la inmersión. También hay ciertos detalles que podrían haberse hecho de forma distinta (escaleras/palés/tablones, alguna escena concreta, etc.) y que logran empañar un poco el sorprendente resultado final. Y no es sólo sorprendente por su madurez y calidad, sino porque han conseguido colar como superventas algo que no tiene nada que ver con los blockbusters actuales, lo cual también es un logro y abre la puerta a que Naughty Dog y otras compañías se atrevan con propuestas similares.

En cuanto a mi opinión personal, estoy encantadísimo con The Last of Us y lo considero el mejor juego de PS3 y uno de los mejores de la generación. Me alegro de haberme equivocado con mis valoraciones iniciales (provocadas por trailers que intentan venderte lo de siempre, cuando es bastante diferente) y de haber disfrutado de esta joyaza que, si bien no es perfecta, es una buena patada en la entrepierna a los "AAA" superficiales y estúpidos que venden millones, y un decidido paso adelante en ese tipo de producciones. Añado que Joel se ha convertido en uno de mis personajes favoritos del medio, por su complejidad y sus matices, y por ese final tan consecuente con lo que ha sido su personalidad desde el minuto 1.

P.D: aprovecho para dejar otra dedicatoria a los cerrados de mente que en más de una ocasión me han acusado de "odiar" a Sony y/o Naughty Dog. Ya veis que cuando han hecho un juego acorde a mis gustos y exigencias, no tengo problemas en deshacerme en elogios y dedicarles una de las entradas más largas de mi fantástico blog. Besos para todos los cerrados de mente que no saben disfrutar de su hobby y que no entienden la diferencia de opiniones y criterios, o directamente no tienen uno propio.

Publicado: 18:50 23/04/2013 · Etiquetas: · Categorías:

Devil Survivor ha sido un título muy problemático en Europa: la versión para DS ni siquiera salió en nuestro continente, y la de 3DS ha sufrido innumerables retrasos hasta dejar su salida en medio de 2 esperados lanzamientos, como son Luigi's Mansion 2 y Fire Emblem: Awakening. Para colmo, trae unos cuantos bugs que aún no han sido arreglados, aunque teóricamente en Ghostlight están trabajando en ellos, y además, parece ser que no ha sido lanzado en España, pero sí en el resto de Europa (no lo puedo confirmar porque lo compré de importación). Mucho lío para un juego, pero ¿merece la pena pasar por esas "complicaciones" para disfrutarlo? Mi opinión es que sí.

¿De qué va?

Devil Survivor es una mezcla de juego de estrategia por turnos y JRPG clásico. Las batallas se desarrollan en escenarios de vista isométrica y los personajes se mueven por cuadrículas, como en cualquier juego de estrategia pero, en lugar de tener un combate automático (como sucede en Fire Emblem, por ejemplo), la lucha entre los personajes se desarrolla como en un JRPG por turnos, en enfrentamientos de 3 vs 3 normalmente. Como es de esperar, los personajes tienen habilidades que pueden usarse fuera del combate (sólo 1 vez por turno) y que influyen tanto o más que las propias luchas.

En las batallas controlamos un máximo de 4 personajes humanos, cada uno formando equipo con 2 demonios. Los demonios son la auténtica salsa del juego, y ejercen el papel de "Pokémons", sólo que, en vez de capturarlos por ahí, hay que comprarlos en la casa de subastas a la que se accede desde el menú. Allí podemos pagar un precio para conseguirlos desde el principio o participar en una subasta bastante fácil de ganar y que nos garantiza un precio algo menor que el de compra. Los demonios van apareciendo en la subasta según nos enfrentemos a ellos durante los combates de la historia. Además, también es imprescindible fusionarlos entre ellos para conseguir demonios más poderosos (ya que ganan experiencia con menor rapidez que los personajes humanos), teniendo el ser resultante habilidades heredadas de los 2 usados para conseguirlo.

Las habilidades son lo más importante de todo el juego, y lo que nos llevará a la victoria o la derrota. Hay de 3 tipos: las que se usan como comandos de batalla (las de toda la vida, vamos), de las cuales, algunas pueden usarse fuera de la batalla (ejemplo: las de curación/resurrección); las pasivas (ejemplo: resistencia a ataques elementales) y las automáticas, que se activan al empezar el combate o bajo condiciones concretas. Si los demonios adquieren habilidades mediante la fusión (o de vez en cuando durante las batallas), los personajes humanos necesitan "crackearlas". Para ello, antes de comenzar una batalla, hay que seleccionar una habilidad de las que aparecen en la lista de "Skill crack", a uno de los demonios que la posea y a un personaje humano. Si ese personaje derrota a ese demonio en concreto, podrá obtener la habilidad seleccionada. Es un sistema interesante, aunque nos deja un poco a expensas de lo que tengan los enemigos a la hora de obtener habilidades.

Es un poco complejo a la hora de explicarlo, pero mucho más sencillo en la práctica. Los combates se desarrollan a gran velocidad y resultan muy intensos y divertidos. Las misiones son bastante variadas, y en muchas ocasiones hay que proteger o rescatar a otros personajes, o impedir que enemigos escapen, o llegar a lugares concretos, etc.

Supervivencia en Tokyo

Si algo quiero destacar del juego es el argumento, que resulta muy original, y más en un género tan "gastado" en ese aspecto. A grandes rasgos, se puede resumir en que el protagonista (al cual debes nombrar, y que no habla más que cuando hay opciones de diálogo para escoger), junto con sus amigos Yuzu (amiga de la infancia buenorra) y Atsuro (friki informático) queda atrapado en Tokyo justo cuando empiezan a aparecer demonios que se dedican a atacar a las personas. Gracias a unos ordenadores en forma de 3DS llamados COMP, que les ha dado Naoya, el primo del protagonista, pueden invocar demonios para defenderse. Pronto descubren que no pueden abandonar la zona porque el ejército ha bloqueado todas las salidas, y que el líder de cada grupo de usuarios de COMP's (en este caso, el protagonista) es capaz de ver un número encima de las cabezas de las personas, que indican cuántos días les quedan para morir, y el suyo es muy bajo.

El argumento trata temas como la religión, las nuevas tecnologías y el comportamiento de las personas cuando se sienten acorraladas en una situación extrema y, aunque lo hace de manera un poco light, en algunas ocasiones se atreve a proponer algunas situaciones que darían que hablar si fuese un juego más conocido. Los personajes responden a arquetipos, aunque se comportan de forma creíble y ni de lejos tan tópica como cabría esperar por su apariencia, logrando que resulten interesantes y con cierta profundidad. Lo mejor de todo es que nuestras decisiones influyen en el devenir de los acontecimientos: en el menú del mapa van apareciendo varios eventos para hablar con distintos personajes o explorar distintos lugares y, en muchas ocasiones, escoger uno hará que desaparezcan los otros, por lo que descubriremos o nos perderemos distintos detalles argumentales. Yendo más allá, según si hablamos con un personaje u otro, o según nuestras respuestas en los diálogos, nuestras decisiones en ciertos momentos, o el éxito en distintas misiones, provocaremos que la historia varíe en puntos importantes (como la incoporación o muerte de un personaje al grupo, por ejemplo). El último día del juego podemos escoger entre un total de 5 caminos posibles, lo que nos llevará a sendos finales y distintas batallas, según el caso.

Nadie es perfecto

Llegó la hora de hablar de los defectos, algunos de ellos bastante evidentes, pero que no consiguen destrozar la experiencia de juego global:

- El juego está totalmente en inglés (voces y texto). Para mí no es un problema, pues es un inglés bastante sencillo, pero para otros es importante.

- Los famosos bugs: hay 3, que en teoría Ghostlight está intentando parchear:

1) Al comenzar hay que nombrar al personaje del jugador, y se intercambian nombre y apellido cuando los demás se dirigen a nosotros. Es una chorrada, pero queda mal.

2) En ocasiones, al conseguir un demonio en una subasta, resulta que éste nos pide más dinero del acordado para formar parte del equipo. En alguna ocasión, cuando esto sucede, el juego se congela y hay que reiniciar. Fastidia, pero no es importante por 2 razones: la primera es que es muy poco frecuente (me ha pasado 2 veces durante toda la partida). El segundo es que a las subastas se accede desde el mapa y siempre se puede guardar antes de participar.

3) Cada vez que se usa el comando "Summon" durante las batallas, la pantalla se congela y hay que esperar 3-5 minutos para seguir jugando. El comando se usa cuando eliminan a un demonio y queremos sustituirlo por otro que tengamos en la reserva, lo cual puede suceder bastante a menudo (aunque hechizos de resurrección evitan que tengamos que hacer intercambios). Molesta bastante, pero al menos se puede seguir jugando después de esperar.

- La dificultad: sé que muchos estáis deseando morir muchas veces, y realmente yo no tendría problemas si la solución fuese otra, pero resulta que para ganar las batallas más complicadas, la solución suele ser subir niveles el 90% de las veces. Sé que es algo frecuente en el género, pero cada vez me molesta más. También es posible plantear la lucha de otro modo, pero es complicado obtener habilidades nuevas, a no ser que hagas una lista con las posibles fusiones de todos los demonios y las habilidades que puedan conseguir. Al final, influye más subir un par de niveles que replantearse la estrategia a seguir.

- Un port de DS: no es un fallo per se, pero el juego es un port de DS a todos los aspectos, y se nota mucho en los gráficos y en el poquísimo uso que hace de las 3D estereoscópicas.

Conclusiones

Me he dejado muchas cosas en el tintero, pero creo que he resumido bastante bien lo que me ha parecido esta refrescante e interesante propuesta dentro del género de los JRPG y la estrategia. Tiene algunos fallos que evitan que sea todavía más disfrutable, pero las cosas buenas son todavía mejores, y creo que merece la pena plantearse importarlo aunque ahora mismo 3DS tenga una gran cantidad de lanzamientos importantes. Estoy seguro de que Devil Survivor es tan bueno o más que muchos de ellos, pero no es tan famoso y es third, y esto es lo que pasa. Siempre se habla del problema de Nintendo con las third, pero la realidad es que la gente siempre tira hacia la enésima entrega de una saga conocida en lugar de hacia algo diferente. Ahora que mucha gente está descubriendo el estilo de los Shin Megami Tensei gracias a Persona 4 Golden, quizá va siendo hora de probar otras subsagas al estilo de Atlus. Teniendo claro que, bajo mi punto de vista, no llegan al nivel de P4, Persona 3, los Digital Devil Saga de PS2 y este Devil Survivor merecen mucho la pena (y seguro otros SMT que todavía no he probado).

Para acabar, dejar el dato de que, contando muertes, debe de haberme durado unas 50 horas (el reloj del juego marca 43) y, como sé que mucha gente está esperando el numerito, aquí lo dejo:

Nota: 8/10

P.D: Enlace a la OST en Youtube: www.youtube.com/watch?v=iXjOs8gjOjQ&list=PL7F3617DE7DDC6C71&index=1

Publicado: 15:40 25/02/2013 · Etiquetas: · Categorías:

La saga cani por excelencia.

Ya hace bastante tiempo que están de moda los juegos con mundo abierto, y parece que la tendencia no sólo no cambia, sino que va a más, gracias a éxitos comerciales como los de la franquicia GTA o Elder Scrolls, los MMORPG, que salen como setas, y el free-to-play, por el que algunas compañías están apostando fuerte. A la gente le gusta: quieren libertad, mundos enormes y trillones de horas de "juego". A mí esta tendencia me parece peor que la peste negra, y sólo de pensar en cualquier cosa ligeramente parecida a un mundo abierto, me entra una pereza extrema. Mi desagrado es tal, que imaginar que el nuevo juego de Monolith para WiiU pueda ser algo remotamente parecido, hace que me entren sudores fríos.

"¡Montones de cuevas clónicas por explorar!" - IGN: 11/10

Creo que la cosa viene de lejos, pero no fui plenamente consciente hasta jugar a Oblivion. Recuerdo las primeras horas de juego como algo totalmente fascinante que no había sentido nunca, y cómo disfruté de lo lindo explorando todo lo que podía, poco a poco y sin prisas. Pero llegué a un punto de saturación: demasiado de todo, y demasiado poco interesante. ¿Cuevas? Las primeras son fantásticas, hasta que te das cuenta de que todas son lo mismo y giran sobre las mismas variaciones temáticas y estructurales. ¿Misiones secundarias? No sé por qué debería interesarme por hacerle de recadero a cualquiera de los trillones de PNJ's genéricos de nombre impronunciable e imposibles de distinguir del resto. ¿Exploración? Para encontrar algo que mereciese la pena, había que buscar por muchas cuevas clónicas, muchas ciudades aburridas y lugares sin nada que hacer, con enemigos que te persiguen hasta el mismo infierno aunque no te apetezca luchar en ese momento. Sólo me quedaba la historia principal, que resultó ser un ñordo aburrido, en donde me tocaba seguir haciendo recados y visitando cuevas genéricas, por no hablar de los cansinos portales de Oblivion, que salían cuando menos ganas tenías de pelear y empezaban a soltar enemigos con una tenacidad inaudita. Casi agradezco que se me jodiese el ordenador y tuviese que formatear. Casi. Pese a todo, tengo un buen recuerdo de las primeras y maravillosas 20-30 horas, pero no repetiría ni borracho.

Más adelante jugué a Mass Effect, y tuve la genial idea de explorar todos los planetas. Cuando me di cuenta de que todos estaban casi desiertos, todas las bases eran variaciones de los mismos modelos y de que no era yo, sino que el control del puto Mako apestaba, ya llevaba la mitad y quise terminar, lo que fue un grave y tedioso error. La gente se quejó cuando quitaron la exploración en la segunda parte, y culparon a EA por "casualizar" la saga y convertirla en un shooter, pero yo di gracias de que quitasen toda la mierda y se centrasen en lo mejor, que era la historia, las elecciones personales y pegar tiritos.

Después de estas experiencias, todavía tuve la moral de ponerme con Red Dead Redemption y acabar aburriéndome de dar vueltas por un mapa vacío, de hacer de recadero y de las misiones clónicas. Lo mismo con inFAMOUS y algún otro, como el cansino Boringlands. Mi asco ha llegado a tal punto que he llegado a vender juegos sin siquiera empezarlos, como Fallout New Vegas o Assassin's Creed. Batman Arkham Asylum me gustó, pero es un poco flojete, y lo único que se les ocurrió para Arkham City fue dar lo mismo, sólo que con un mapa más grande en el que dar vueltas buscando tonterías y tardar más de la cuenta en llegar a las misiones principales. Y ni loco pienso probar Skyrim.

¿Quieres seguir la historia? Sin problemas, sólo tienes que dar vueltas por todas partes y hablar con todo bicho viviente, hasta que por gracia divina encuentres un modo de continuar.

Pero la cosa no viene de ahora, sino que antes ya odiaba los juegos así: por ejemplo Terranigma, en donde te plantan un mapa enorme y muchas veces te dejan ahí sin saber por dónde seguir. La solución es dar vueltas sin rumbo fijo y sin saber qué buscar, y volver a hablar con todos los PNJ's que se te ocurran hasta que alguno te dé alguna pista de la absurda solución que necesitas. Zelda: A Link to the Past, también tiene algún momento de ese tipo, cuando para entrar a una mazmorra tienes que conseguir un objeto que está en la otra punta del mapa, sin ninguna pista que te lo indique. Tú mismo, date vueltas y prueba cosas hasta que consigas algo de casualidad (o mejor: mira Gamefaqs y maldice a los desarrolladores). Por desgracia, es algo que pasa en bastantes juegos de la época.

¿Soy el único que piensa que este tipo de juegos se diluyen entre montones de relleno, aburridas misiones de recadero y montones de viajes insulsos sin ningún aliciente? ¿Esto es libertad? Será libertad para aburrirte y perder el tiempo haciendo NADA. Por cada cosa interesante que encuentras de casualidad, te has tragado 20 misiones aburridas. Pero la gente quiere mapas grandes y muchas horas de juego, aunque el 90% de ello no merezca la pena. ¿A mayor tamaño y duración, mejor es el juego? ¿Estamos tontos, o qué? ¿Una peli de 5 horas es mejor que una de hora y media, o un libro de 2000 páginas, mejor que uno de 300? La gente quiere matar el rato a lo tonto, sin preocuparse de si está disfrutando realmente con cosas que merecen la pena o simplemente entretenidos mientras pasan las horas. Mucho criticar a los casualZ que pasan el rato en el tren jugando al Angry Birds en lugar de algo mejor, pero los juascors se empeñan en hacer de recadero en misiones clónicas y tirarse 15 minutos para ir al otro lado de un mapa vacío. Si estáis aburridos, hay mejores opciones que tirarse decenas de horas haciendo lo mismo.

Que me den juegos lineales, y me da igual si son cortos, mientras merezcan la pena. O si quieren hacer un mapa lleno de tonterías, al menos que la historia principal sea de calidad. Y si el juego dura mucho, que sea variado, o al menos que tenga algo tan interesante, o una mecánica jugable tan bien hecha, que me dé igual que se repita un poco. Siento decir que nada de esto lo he encontrado en los juegos de mundo abierto, y estoy seguro de que pueden hacerlo mucho mejor que rellenar kilómetros de terreno con nada o meter cientos de misiones repetitivas. Quizá sea demasiado costoso o complicado, pero entonces que no lo hagan. Aunque la cuestión es: ¿para qué van a hacer algo distinto, si el público se conforma con eso y hasta lo valora positivamente y lo pide con ansias? La culpa, como siempre, la tenemos los aficionados.

ESTO es libertad.

Algunos dicen: "yo quiero libertad" (para ir a ninguna parte que merezca la pena) y "explorar mundos enormes" (en los que no hay nada interesante). Se puede dar libertad al jugador de muchas maneras, haciendo que resulte interesante, sin necesidad de plantar un mapa kilométrico y vacío, con interacción nula con personajes y entornos. La saga Deus Ex es un magnífico ejemplo de cómo dar posibilidades y dejarte hacer lo que se te ocurra, en entornos mucho más pequeños, pero llenos de secretos y posibles interacciones que influyen en lo que pasa después. Dishonored hace algo parecido. Juegos como los Mass Effect, Alpha Protocol o The Walking Dead, nos permiten tomar decisiones a cada paso, y hay muchos títulos en los que nuestra forma de actuar determina el final.

Tampoco hace falta que las acciones produzcan consecuencias argumentales: basta con dejar al jugador que atraviese un escenario por distintos caminos según le apetezca, o superando los retos desde distintos enfoques. También se puede dejar que desarrolle al personaje a su antojo o que explore los distintos escenarios sin orden prefijado. Lo importante es dejar que el jugador elija qué quiere hacer y cómo quiere enfrentarse a las situaciones que se le presentan, para sentirse el protagonista y sentir que las cosas suceden de tal modo a causa de sus acciones (porque la interacción es lo que define este medio y lo que lo hace distinto a todos los demás), y para eso no hace falta un mapa enorme, vacío y aburrido.

Publicado: 21:55 07/01/2013 · Etiquetas: · Categorías:
Ha sido mucho lo que he jugado este año, pero estos han sido los que más me han gustado, cada uno por sus propias razones. Le dedico esta entrada a los idiotas que de vez en cuando me acusan de fanboy y otras estupideces, sin tener ningún motivo más allá de sus prejuicios y su imaginación. La lista no sigue ningún orden de preferencias, y sólo incluyo juegos que me he pasado por primera vez, no rejugadas:

Advance Wars: Dual Strike

No sé por qué, antes de empezarlo pensaba que este iba a ser el peor, y al final ha sido el que más me ha gustado (a falta de probar Dark Conflict). El primero está más equilibrado, pero esto es como una versión Extra Plus con montones de contenido y batallas más complejas. Me declaro fan absoluto de la saga.

Deus Ex: Human Revolution

Excelente resurrección de la saga tras una segunda entrega de calidad algo inferior y varios años de ausencia. No llega a ser tan bueno como el primero, pero no está demasiado lejos, y algunas cosas, como el sigilo o la ambientación, me parecen mejores.

SMT: Digital Devil Saga 1 & 2

Era reticente a hacerme con él por los comentarios sobre su alta dificultad y sí; es complicado, pero nada desesperante. Los combates son muy estratégicos y equilibrados y me viciaron hasta cotas inhumanas, y el argumento resulta sorprendente por su estilo alejado de lo que suele verse en la industria. Prefiero la primera parte, aunque ambos son dos mitades de un mismo juego.

Final Fantasy IX

Precioso JRPG en el que sólo echo en falta algo más de complejidad en sus combates. Cuando ya estaba cansado de buscar un FF que justificase su fama, me encuentro con este juego de ritmo impecable, personajes encantadores y carismáticos, historia emotiva (con final lacrimógeno) y una banda sonora de otro mundo.

Journey

Siempre tuve mucha curiosidad por este título, pero no me decidía por parecerme demasiado caro para ser descargable. Hasta que un día, sentí que era justo el tipo de experiencia que necesitaba vivir, y acerté de pleno, porque fue justo lo que necesitaba en esos momentos. Considero que todo el mundo debería darle una oportunidad, aunque sólo sea por experimentar algo distinto y muy bien ejecutado. Un ejemplo de que el online puede usarse para muchas más cosas que pegar tiros.

Mass Effect 3

Lo tenían todo para hacer algo mejor que su segunda parte pero, en lugar de eso, por el motivo que sea fueron más comedidos y se dedicaron a cumplir con los mínimos, excepto en ciertos momentos que sobresalen y brillan con luz propia. No obstante, a estas alturas ya estoy muy apegado a los personajes, y sólo por ver qué ocurre con todos ellos y por esas misiones excepcionales, merece mucho la pena. El final es impactante y emotivo, y me parecen ridículas las exageradas quejas de algunos "fans".

SMT: Persona 4

Un juego larguísimo que logra que 80 horas se te pasen volando a fuerza de carisma, estilazo, combates rápidos y divertidos, personajes que marcan, una banda sonora llena de temazos y un argumento en continuo ascenso si hablamos de intriga y sorpresas, con el mejor villano ever. De lo mejorcito de la generación pasada.

Shadow of the Colossus

Una hermosa y minimalista aventura en la que recorrer parajes de ensueño plácidamente durante minutos, choca con la violencia de las batallas contra los impresionantes colosos, que llegan a sobrecoger por el tamaño de estos seres, la música y la puesta en escena.

Silent Hill 4: The Room

Mi SH favorito por detrás del 2, muy infravalorado por sus peculiaridades, pero con un concepto muy original y lleno de suspense. El misterio que encierra la habitación resulta absorbente, y el hecho de poder espiar a los vecinos o lo que pasa fuera, es un gran acierto. El resto del juego es más típico, pero está muy bien hecho y tiene alguno de los mejores escenarios de la saga.

Silent Hill Origins

Considerado un SH menor por ser "más de lo mismo", lo considero uno de mis favoritos por su enfoque hacia el sigilo, siendo casi siempre la mejor opción intentar evitar a los enemigos apagando la linterna, en lugar de enfrentarse a ellos. Todo raya a un nivel muy alto, excepto la historia, que es seguramente el único punto flojo que tiene.

The Last Story

El último gran juego para Wii resulta ser un JRPG muy alejado de los cánones del género (en todo menos el argumento), lleno de batallas y situaciones originales, y un ritmo muy alto y dinámico, que lo hacen parecer una aventura y lo convierten en un soplo de aire fresco dentro del género.

Por último, dejo una lista de otros juegos que he terminado este año y que considero destacables, pero no tanto como los anteriores:

Advance Wars 2: Black Hole Rising
Disgaea: Hour of Darkness
Chrono Cross
Project Zero 2 y 3
ICO
Portal 2
Mirror's Edge
Enslaved: Oddyssey to the West
Silent Hill: Homecoming
Silent Hill: Downpour
Darksiders
Shadows of the Damned
Alpha Protocol
Dead Space 1 y 2
Dishonored
Super Mario 3D Land
Resident Evil Revelations
Kid Icarus: Uprising

Publicado: 14:51 13/12/2012 · Etiquetas: · Categorías:
Llegó el momento de terminar esta lista (gracias a la que me habéis perdido el poco respeto que me teníais), con los que considero los 10 mejores títulos de Wii. Gracias por haber leído y comentado, y espero que alguien más se anime a hacer su propio top para acompañar al mío y al de bowsy.

10- Super Mario Galaxy

Después del flojo Sunshine, había perdido la fe en Mario, pero entonces llegó Galaxy para devolverlo a su sitio. Uno de los mejores juegos de la generación y uno de los mejores plataformas que hay, con unos apartados visual y sonoro totalmente sobresalientes, y hasta una historia digna (para lo que necesita un juego de este tipo). Aún así, no me satisfizo al nivel de los mejores Mario, por pequeñas cosas aquí y allí (sobre todo las muchas estrellas de relleno), pero pocas pegas reales le puedo poner, pues es la definición de lo que Nintendo sabe hacer mejor que nadie.

9-The Last Story

Extraño y polémico JRPG del que se esperaba mucho, debido a la fama de sus creadores, y que consigue en parte arreglar alguno de los problemas del género (aunque es una pena que sus innovaciones muy posiblemente no vayan a trascender): se acabó el farmeo incontrolable de experiencia, y también los combates repetitivos cada dos por tres. La aventura es totalmente lineal durante las misiones principales, y los enemigos suponen siempre exactamente el desafío que los creadores buscaban, pues el nivel del jugador y el posicionamiento de los adversarios está siempre controlado: eso provoca que cada batalla sea interesante por sí misma, en lugar de la 546ª vez que te enfrentas al mismo grupo de enemigos. La libertad viene cuando estamos en la ciudad, en la que podemos explorar, coleccionar objetos, completar misiones secundarias y encontrar capítulos opcionales (incluyendo los últimos, que esconden el verdadero final). Así, tras una historia tópica y previsible, se esconde todo un soplo de aire fresco para un género tan gastado, en un juego lleno de ritmo, variedad y diversión.

8- Little King's Story

Bajo su apariencia infantil se esconde mucho más de lo que parece, y no hablo sólo de una jugabilidad profunda y variada, sino también de una historia llena de sátira y dobles interpretaciones. Peca de tener un control extrañamente incómodo por no usar el puntero, y la traducción al castellano no tiene defensa posible, pero el resto brilla con luz propia: diseño artístico entrañable y encantador, banda sonora increíble, sentido del humor, sorpresas, combates muy originales, y cantidad de cosas que hacer y descubrir, en una mezcla casi perfecta de estrategia en tiempo real pikminesca y simulación de construcción y gobierno de reinos.

7- Metroid Prime 3: Corruption

La tercera aventura en primera persona de Samus tal vez no llega al altísimo nivel de las dos primeras entregas creadas por Retro Studios, pero se queda muy cerca. Quizá algunas mecánicas empiezan a estar un poco gastadas, o la historia pierde el oremus en alguna ocasión, pero el control con Wiimote está tan pulido y resulta tan inmersivo, que es fácil olvidarse de las pocas cosas que han empeorado, ante semejante mejora. Este juego nos sigue dando vastos escenarios por explorar, fantásticas vistas que descubrir, inquietantes informes por escanear y peligrosos enemigos que combatir, conformando una aventura solitaria (quizá no tanto como de costumbre) y de una calidad difícil de alcanzar.

6- No More Heroes

La irrupción de Travis Touchdown en el mundillo supuso en su momento todo un shock para mí: sé que hay juegos mucho mejor hechos y mucho más pulidos, pero el amor que siento por este es difícil de igualar. Me gustan todas las cutreces que tiene, estén hechas a propósito o no, me gustan todos los personajes, las batallas contra esos increíbles jefes y todas y cada una de sus idas de olla y excentricidades y, por encima de todo, me gusta Travis, con esa acertada representación que hace del jugador medio de esta pequeña afición. Me lo he pasado 4 veces y sigo disfrutando igual (aunque los viajecitos por la ciudad empiezan a cansarme). Mi yo vandalero no sería igual sin este juego del que podrán decirse muchas cosas, pero nunca que no tiene una personalidad y un estilo muy marcados.

5- Donkey Kong Country Returns

En Retro Studios sorprendieron a propios y extraños con el esperado retorno a sus raíces del simio más famoso del mundillo, demostrando que no sólo servían para hacer serias e inmersivas aventuras en primera persona, sino que también son capaces de conseguir un desenfadado plataformas 2D medido al milímetro y cuidado hasta el último detalle, que no desentona nada al ser comparado con la trilogía original (en lo personal, sólo lo pongo por debajo de DKC2). Le sobra el control shake-shake (aunque funciona mejor de lo esperado), y quizá le falte algo más de personalidad en el aspecto de algunos mundos. En mi opinión, las fases del cohete son nefastas, pero del resto no tengo ninguna queja, pues resulta tan divertido, adictivo y con una dificultad tan bien ajustada, que sólo te queda jugar y jugar hasta que los pulgares te echen humo.

4- Fire Emblem: Radiant Dawn

Mi primera incursión en la estrategia por turnos, y una de las mejores. Le guardo mucho cariño por hacerme descubrir un género que me está apasionando en los últimos tiempos pero, sobre todo, por ser el primer juego que me tuvo enganchado hasta altísimas horas de la madrugada, pegado a la pantalla como si no hubiera mañana. Se puede hacer un poco largo, y opino que su precuela es más variada y mejor estructurada, pero los personajes, las distintas situaciones y planteamientos de las batallas, la historia, las comeduras de tarro para salir airoso de los momentos peliagudos, la banda sonora... Todo forma un conjunto viciante al máximo, que la prensa """"especializada"""" no supo valorar en su momento, pero que los jugadores hemos puesto en el lugar que le corresponde.

3- The Legend of Zelda: Twilight Princess

Un Zelda algo apestado por razones que no llego a comprender pero que, dentro de su saga, sólo lo sitúo por debajo de las dos inigualables entregas de N64. Quizá opte por un tipo de fantasía épica más estándar y menos personal que el resto de entregas, pero lo hace muy bien. También se le acusa de repetirse demasiado, como si Wind Waker no lo hiciera ya, o como si hubiese muchos más juegos como los Zelda (cuando llega el momento de las sagas anuales, no hay tantas quejas, justificadas o no). Este Zelda no innova en exceso, pero todo en él tiene una calidad altísima, y es una gozada en todos los apartados. Y tiene a Midna, el mejor personaje que ha dado la franquicia, en mi humilde opinión.

2- Xenoblade Chronicles

Si hubiera que definir este juego con una palabra, sería "gigantesco". Es tan grande, que algunos se abruman con su exagerada duración o la desorbitada cantidad de misiones secundarias clónicas. Es tan grande, que me tuvo decenas de horas simplemente explorando algunos de los mejores y más interesantes escenarios que he recorrido nunca, y creo que no me hubiera cansado si hubiesen puesto el doble. El sistema de combates tiene su miga, aunque no sea muy complejo, pero lo suple con creces gracias a su velocidad y a lo divertido que resulta, la banda sonora es de otro mundo y es un misterio cómo la pequeña Wii puede poner tantas cosas en pantalla sin necesidad de cargas. La historia empieza muy bien y transcurre siendo lo más predecible que puedas imaginar hasta que, cerca del final, empiezan a sucederse las sorpresas y consigue sorprender. Pero, aunque hubiera sido una basura, lo realmente importante es descubrir qué hay detrás de esa colina, y qué son realmente esas dos figuras colosales que conforman el mundo.

1- Super Mario Galaxy 2

En mi opinión, el mejor juego de Wii y de la generación, lo mejor que ha hecho Nintendo en muchos años, y el mejor Mario en 3D, y todo eso no es decir poco. De su primera entrega dije que una de las cosas que me molestaron fue la excesiva cantidad de estrellas de relleno, y en Nintendo debieron de pensar lo mismo puesto que, aquí, contaría menos de 10. Lo que hicieron con el primero está pulido hasta la perfección, con unos niveles menos abiertos y más plataformeros, consiguiendo una jugabilidad muy cercana a las entregas 2D, pero en un entorno 3D, lo que da como resultado un desarrollo mucho más directo y divertido. Tiene más ideas nuevas respecto a su primera parte, que un montón de sagas enteras apiladas una encima de otra, y sus retos, sus contrarrelojes y TODO lo que hay, está puesto por algo y medido al milímetro. No se me ocurre otra palabra para definir su jugabilidad que "perfección". Dudo mucho que Nintendo sepa hacer otra entrega principal (u otro juego) que iguale esto en mucho tiempo, aunque espero llevarme una buena sorpresa.

Publicado: 15:14 12/12/2012 · Etiquetas: · Categorías:
Llegamos a la mejor parte de la lista, en la que se encuentran algunos juegos a los que guardo mucho cariño:

20- Disaster: Day of Crisis

Juego muy torpe en varios apartados, sobre todo el gráfico, del que guardo un grato recuerdo gracias a lo divertidísimo que resulta. El argumento, digno del peor blockbuster hollywoodiense es una parodia de este tipo de películas, y nos presenta terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas y hasta meteoritos, a los que EL hombre Raymond Bryce deberá enfrentarse sin despeinarse. Su jugabilidad, aunque no muy depurada en algunas ocasiones, propone actividades tan variadas como tiroteos (sobre raíles), rescate de rehenes, persecuciones en coche, saltos en paracaídas y más, rizando el rizo continuamente, para que la diversión no decaiga en ningún momento. Serie B de la buena.

19- Dead Space: Extraction

Pese a las quejas que provocó el hecho de que fuera un shooter on-rails en lugar de en tercera persona como las versiones principales, se trata de un título con una calidad sorprendente. Lejos de conformarse con ser un shooter de corte arcade, se permite momentos de contemplación, muchos diálogos y partes en las que debemos escoger entre varias rutas para seguir, y consigue plasmar la tensión de la saga principal, pese a la limitación del género. La historia sobre la estación minera que se va revelando en cada capítulo, es más que interesante, y un gran complemento al universo de Dead Space.

18- The House of the Dead: Overkill

Posiblemente, el juego con el que más me he reído en toda mi vida, gracias a su absurdo y delirante guión sin complejos y a la jugabilidad arcade, directa y violenta que propone. Es una auténtica descarga de adrenalina, una orgía de risas, sangre y motherfuckers, y un homenaje grandioso al cine más casposo. Jugando a dobles es todavía mejor, sobre todo si la otra persona no se espera lo que está por venir, y tiene el final más perturbador (y divertido) de cualquier juego. Peca de ser demasiado sencillo y simple, pero eso también forma parte de su encanto.

17- Sin and Punishment 2

Frenético shooter on-rails en el que el control de Wii encaja como anillo al dedo, con fases quizá un pelín largas, pero en las que el ritmo rara vez decae, gracias a la variedad de situaciones y al sabio uso de las cámaras y los planos de fondo. Pero lo que más destaca son los jefes finales: hay muchos, muy variados y espectaculares y, en más de una ocasión, aparece un nuevo contendiente sin que te haya dado tiempo a reponerte de la batalla anterior.

16- Epic Mickey

Mezclar el mundo de Disney con una estética oscura y algo macabra parece una idea extraña, pero funciona. Esta aventura con toques plataformeros se basa en la exploración de los escenarios, en la recolección de items y en la elección entre el bien y el mal (pintura o disolvente). No se trata de un juego que plantee retos si no los buscas, sino que la gracia está en explorar y descubrir por uno mismo los secretos de una tierra olvidada. Los apartados visual y sonoro rayan a un gran nivel.

15- Muramasa: The Demon Blade

Un hermoso cuadro en movimiento y un viaje fantástico por el japón feudal mitológico, en el que es casi imposible no maravillarse de la belleza de los paisajes la primera vez que se encuentran. Bajo su llamativo aspecto, se esconde un frenético beat'em up con toques de RPG, basado en los combates y la exploración, en el que destacan los jefes finales por encima de todo. Puede pecar de repetitivo en ocasiones, pero hay que tener en cuenta que los dos personajes jugables tienen historias distintas y que hay muchísimas espadas que coleccionar, cada una con distintos poderes.

14- Silent Hill: Shattered Memories

Más que un juego es un experimento y, más que un survival horror, es una aventura, pero una muy personal, ya que el protagonista eres tú mismo: la historia avanza según tus decisiones y tu comportamiento, y el juego recoge información sobre ti (no sólo durante los tests que te propone de vez en cuando, sino durante la aventura principal) para volverla en tu contra. El final es sorprendente, demoledor y algo perturbador y, en sucesivas rejugadas, puede apreciarse claramente la influencia del jugador en el devenir de la historia.

13- No More Heroes 2: Desperate Struggle

La segunda aventura de Travis abandona en parte el carácter absurdo de su primera entrega y apuesta por un argumento más serio y con supuestas referencias a la industria del videojuego actual, con lo que pierde parte de su personalidad. Por otra parte, mejora el apartado jugable, con unas peleas más fluidas y con más opciones, y más variedad de enemigos y situaciones. La sustitución de la ciudad por un menú de selección hace que todo sea más rápido y directo, y los minijuegos en 2D son un buen punto a su favor. A pesar de todo, sigo prefiriendo las locuras del original, aunque me pregunto si cambiaría mi percepción al descubrir ahora este juego por primera vez.

12- Fragile Dreams: Farewell Ruins of the Moon

Una preciosa aventura llena de tristeza, pérdida, soledad y melancolía, en la que es imposible no emocionarse en algunos puntos, o sobrecogerse ante la visión de un mundo olvidado y devastado. Su control tosco puede desesperar en algún momento, y da la sensación de que está alargado artificialmente durante el último tercio del juego, con largos pasillos y salas vacías, pero el viaje de Seto es difícil de olvidar, así como las cortas historias de personas que intentaban enfrentarse como podían a un fatal e inevitable destino. Una de esas veces en las que la experiencia es mucho más importante que el juego.

11- The Legend of Zelda: Skyward Sword

El Zelda destinado a revolucionar la saga se quedó sin conseguirlo por dar tantos pasos hacia atrás como hacia delante. Detrás de cada avance, como el impecable (pero no perfecto) control de la espada, o las nuevas y atléticas habilidades de Link, hay retrocesos, como la simplificación de las mazmorras o del desplazamiento entre escenarios. Así, queda un Zelda que sobresale en algunos apartados, pero se queda demasiado corto en otros, y cuyo mundo inconexo es más propio de un Mario que de una aventura. Tiene los mejores combates de la saga y aporta cambios que se antojan imprescindibles en una serie que corre el riesgo de quedarse estancada, pero no se atreve a arriesgarse con otras cosas, por lo que es un avance a medias (o un retroceso en algunos apartados). Aún así, un juego de alta calidad, pero por debajo de lo que podría haber sido, y de las casi inalcanzables mejores entregas de la saga.

Publicado: 14:53 11/12/2012 · Etiquetas: · Categorías:
Antes de nada, agradecer los comentarios y el interés que estáis demostrando por mi humilde lista, pues no me lo esperaba. En esta entrada, llegamos a la mitad del top y la cosa empieza a calentarse:

30- Project Zero IV: Mask of the Lunar Eclipse

Por culpa de Nintendo, de Tecmo o de ambas, nos quedamos sin este juego en occidente, pero ello no es óbice para poder jugarlo, y en castellano. Se trata de un buen survival horror, aunque inferior a sus predecesores debido a varios factores, como que la saga empieza a dar síntomas de cansancio y repetición, por mucho que hayan intentado introducir algunas novedades, cosa que no es suficiente. También juega en su contra el control, por no usar el puntero para controlar la cámara, y la nueva perspectiva que sigue al personaje en lugar de haber planos fijos para crear tensión. No obstante, buena opción para quien quiera pasar miedo, y de lo poco potabe que hay en el género en esta generación.

29- A boy and his blob

Un encantador plataformas basado más en los puzzles que en los saltos y que, desgraciadamente, no fue lanzado en España, aunque sí en resto de Europa, por lo que no queda más remedio que comprarlo en UK para poder gozar de sus virtudes. Cuenta con un estilo gráfico preciosista, que recuerda mucho al de Wario Land TSD, y con toneladas de encanto en todos sus apartados. Sus mecánicas jugables están muy conseguidas, y siempre hay un nuevo puzzle que resolver, por no hablar de que la mitad de fases son secretas y cuentan con una mecánica más plataformera que las principales. Merece la pena tomarse la molestia de importarlo.

28- Prince of Persia: Las Arenas Olvidadas

Una muy interesante aventura plataformera, llena de puzzles, combates y saltos imposibles, que hace un buen uso del Wiimote para las variadas habilidades que va adquiriendo el Príncipe a lo largo del juego. Si tuviera que ponerle una pega, sería el no alcanzar los niveles de preciosismo y la ambientación del Sands of Time de la pasada generación, y el no esforzarse por hacer algo más grande y ambicioso (aunque lo que hace, lo hace bien).

27- Zack & Wiki: En busca del tesoro de Barbaros

Una interesante y original aventura basada en los puzzles, cargada de originalidad, personajes memorables y sorpresas. Su único defecto grave es la mala respuesta del control en algunas ocasiones, lo cual puede echar a perder más de una partida, y es una lástima que no se decidieran a lanzar una secuela con Wii Motion Plus para paliar esto. Aún con todo, es muy recomendable si quieres estrujarte los sesos y ser un auténtico pirata.

26- De Blob

Una curiosa mezcla entre plataformas y sandbox que llegó sin hacer mucho ruido, pero que esconde uno de los juegos más puramente divertidos que recuerdo. Su mecánica es simple y resulta muy adictiva y, al llegar a una ciudad completamente gris, sientes la necesidad casi compulsiva de comenzar a darle color. Los instrumentos aparecen poco a poco a medida que todo se va animando y, cuando la vida ha vuelto, no es extraño darte cuenta de que has estado moviéndote al ritmo de la música sin percatarte. Tiene algunos fallos que empañan el resultado final, pero merece la pena dejarse llevar por la emoción primaria de pintar y devolver la vida a lo que es gris y oscuro.

25- Punch Out!!

Adictivo y exigente como pocos, Punch Out!! consiguió picarme como rara vez lo hago, y dejarme con los brazos destrozados después de cada sesión. Las peleas contra adversarios de lo más variopintos y divertidos, se basan más en el ritmo y la memorización que en la pura habilidad, pero cuando el oponente queda KO, no puedes evitar sentirte como un auténtico campeón. A destacar la banda sonora, llena de fuerza y al más puro estilo Rocky.

24- New Super Mario Bros Wii

El refrito de Wii, pese a la pobreza gráfica y sonora, todavía no olía tanto como las nuevas entregas y, además, es un plataformas muy decente, pese a su continuismo y poca ambición. Su diseño de niveles es mucho mejor que el de las entregas portátiles y, en ocasiones, dejan entrever la absoluta brillantez que tenían sus entregas pasadas. El modo multijugador es lo que acaba de convencer, debido a lo divertidísimo que resulta y al caos en el que se convierten las partidas a 4.

23- Goldeneye 007

Pese a no alcanzar la maestría de la entrega de N64, se trata de un shooter más que decente, que destaca sobre todo por la libertad que da al jugador para pasarse sus fases a tiro limpio o sin ser detectado por los enemigos (que es lo que a mí me gusta). También se incluyen los clásicos objetivos en las misiones, y el doblaje al castellano tiene buen nivel. El modo online me entretuvo bastante mientras lo jugué, aunque acabé saturado y no entiendo a la gente que está siempre dedicándole decenas de horas.

22- Rayman Origins

Fantástico plataformas 2D, aunque no me parece TAN bueno como se lo tiende a considerar, y menos en una consola con tantos buenos exponentes del género. Una delicia en todos sus apartados, desde su aspecto gráfico a su banda sonora, pasando por los niveles acuáticos (que siguen manteniendo ritmo y velocidad, al contrario que en muchos otros juegos), los del mosquito o los geniales de perseguir cofres. Todo un gozo y un retorno triunfal, pero me parece que le falta un poco para codearse con lo mejor de lo mejor.

21- Kirby's Epic Yarn

Dificultad para bebés, poco plataformeo, simplicidad... da igual, este juego es un paseo, pero un paseo hecho para disfrutar de su belleza estética, de las situaciones originales que aparecen cada dos por tres y de su bonita banda sonora. No es un juego que destaque por otras cosas, no lo pretende, y así está bien, si es lo que estás buscando y estás dispuesto a aceptar su propuesta, sin buscar nada más.

Siguientes mensajes

Blog de Bad Girl 22
Blog de Bad Girl 22

Posts destacados por el autor:
· Jugados en 2013
· 2013: un gran año consolero
· ¿Qué ha pasado con Dead Space?
· The Last of Us: el anti-blockbuster
· Devil Survivor Overclocked: un tapado de 3DS
· Mundo abierto. Mundo de aburrimiento.
· Los juegos que más he disfrutado en 2012
· Despedida de Wii: Mi Top 50 (10-1)
· Despedida de Wii: Mi Top 50 (20-11)
· Despedida de Wii: Mi Top 50 (30-21)
· Despedida de Wii: Mi Top 50 (40-31)
· Despedida de Wii: Mi Top 50 (50-41)
· 2012: un año consolero decepcionante
· Batman: el fascismo americano renace
· ¿Todavía haces caso a las notas de las review?
· Deus Ex: Human Revolution
· Mass Effect 3
· Uncharted 3: La Traición de Drake, y mi opinión sobre la trilogía
· The Last Story
· Shin Megami Tensei: Persona 4
· Los 10 juegos que más he disfrutado en 2011
· The Legend of Zelda: Skyward Sword
· ¿Qué pasa con las notas de las reviews?
· Por qué Red Dead Redemption NO es uno de los mejores juegos de la generación
· Por qué Heavy Rain NO es uno de los mejores juegos de la generación
· Nier
· Mi top 16 de RPG's
· Mi Top 10 de plataformas Nintendo
· Xenoblade Chronicles
· Deus Ex
· Por qué Uncharted 2 NO es uno de los mejores juegos de la generación
· Valkyria Chronicles
· Silent Hill 2
· Mass Effect 2
· Mi Top 10 de Gamecube
· Baten Kaitos Origins
· No More Heroes 2: Desperate Struggle
· Fragile Dreams: Farewell Ruins of the Moon
· Baten Kaitos: Eternal Wings and the Lost Ocean
· Skies of Arcadia Legends


Últimos comentarios:
alw hace semanas
Bad Girl 22 hace semanas
Jimmytrius hace semanas
Sr.A hace semanas
Bad Girl 22 hace semanas
Sudit hace semanas
Nagisa hace semanas
Bad Girl 22 hace semanas
Jimmytrius hace semanas
Cardesin hace semanas

Últimas actualizaciones de blogs amigos:
hace una semana en This blog ends with you
hace una semana en

Blogs amigos:
Dr.MalignoXXX
Eisberg
MonaMix
Sr.A
Sudit
TheLemonKing
TimeDevouncer
Toorop
TurboCod
vanndread
Vikutoru


Categorías:


Archivo:
Enero 2014
Diciembre 2013
Noviembre 2013
Julio 2013
Abril 2013
Febrero 2013
Enero 2013
Diciembre 2012
Noviembre 2012
Agosto 2012
Julio 2012
Junio 2012
Mayo 2012
Abril 2012
Marzo 2012
Febrero 2012
Enero 2012
Diciembre 2011
Noviembre 2011
Octubre 2011
Septiembre 2011
Agosto 2011
Julio 2011
Junio 2011
Mayo 2011
Abril 2011
Marzo 2011
Febrero 2011
Enero 2011
Diciembre 2010
Noviembre 2010
Octubre 2010
Septiembre 2010
Julio 2010
Junio 2010
Mayo 2010
Abril 2010
Marzo 2010
Febrero 2010
Enero 2010
Diciembre 2009
Noviembre 2009
Agosto 2009


Vandal Online:
Portada
Blogs
Foro

Blogs en Vandal · Contacto · Denunciar Contenido