No More Blogs

Publicado: 15:40 12/01/2015 · Etiquetas: · Categorías:
Durante esta segunda mitad de año he tenido más tiempo que durante la primera, pero también ha habido un hecho personal que ha hecho que jugar sea un poco más complicado durante el último mes. Por suerte, (casi) siempre hay tiempo de echar unas partiditas.

Este año he adquirido una WiiU y también una XBOX 360 lo que, sumado a los montones de juegos que tengo pendientes en el resto de plataformas, ha hecho que acumule una buena cantidad, por lo que he decidido reducir bastante el número de compras hasta haber despejado la lista. Pasemos a los juegos que me han tenido ocupado durante los últimos 6 meses:

A Bird Story (PC):

Una especie de novela visual de 1 hora de duración, hecha con RPG Maker, que constituye el prólogo a la continuación de To the Moon (que se llamará Finding Paradise). Trata sobre la historia de un niño que pasa mucho tiempo solo en su casa y no tiene amigos en la escuela, y de cómo encuentra y cuida a un pájaro herido que no puede volar.

En esta ocasión, la jugabilidad ha sido aún más reducida y se centra en contar la historia casi sin interrupciones, y también sin diálogos escritos. No me ha gustado tanto como To the Moon pero, pese a lo previsible de todo, logra emocionar en ocasiones y, si quieres mirar más allá, puedes darle más interpretaciones a lo que ocurre, pues realidad y fantasía se mezclan constantemente. Como en internet hay de todo, la gente ya se ha montado sus películas y teorías, que no estarán claras hasta la salida de Finding Paradise, pero el título es disfrutable sin tener en cuenta que forma parte de un todo. Lo mejor: la música.

Actual Sunlight (PC):

Un título muy similar al anterior en aspecto visual y en su estilo totalmente narrativo, pero diametralmente opuesto en cuanto a temática: trata sobre la historia de un hombre con depresión, que vive solo y tiene un trabajo que detesta, con unos compañeros que no le gustan. No es una historia agradable, porque las cosas no pueden sino empeorar, pero considero que es un tema que (como tantos otros) tiene que empezar a tratarse dentro de este medio. No obstante, ya sea por mi inexperiencia con el tema o por el hecho de que los gráficos no ayudan a transmitir las emociones del modo que pretendía el autor, considero que a la historia le falta un poco más de fuerza para llegar a ser todo lo impactante que debería.

Breath of Fire: Dragon Quarter (PS2):

Lo mejor que he jugado este año, sin ningún tipo de duda. Se merecería una entrada propia, pero este año he estado muy vago en todo lo concerniente al blog.

Dragon Quarter es un JRPG rompedor, que se pasa por el forro un montón de convenciones del género y que, tristemente, pasó bastante desapercibido en general. Para empezar, dice adiós a los combates aleatorios y al grindeo de experiencia de la mejor forma posible: dentro de cada "mazmorra" hay un número fijo de enemigos y, cada vez que derrotas a uno, desaparece para siempre. De este modo, la cantidad de experiencia que ganas y los objetos que consigues están muy controlados, por lo que nunca vas a ir sobrado de nivel (y de hecho, tener un nivel alto tampoco es una diferencia tan extrema como en otros juegos). El título todavía va más allá, pues limita el número de veces que puedes guardar la partida, ya que solo es posible hacerlo con unos objetos específicos que aparecen muy de vez en cuando. Y todavía hay más: no hay posadas ni magia curativa, por lo que toda la curación se realiza mediante objetos comprados en las escasas tiendas que hay a lo largo del mapeado. Y el inventario es limitado.

El sistema de batalla es por turnos, pero diferente a lo que viene siendo habitual: los personajes tienen puntos de acción (PA) limitados, que son gastados al moverse o atacar, y se regeneran (o acumulan, si no los has gastado todos) al principio de cada turno. Hay 3 tipos de ataque: débil, normal y fuerte, que gastan PA cuanto más poderosos son, y es posible realizar combos para hacer más daño y conseguir efectos adicionales (y esto es MUY importante durante las batallas finales). Los 3 personajes principales están perfectamente equilibrados, siendo Ryu muy fuerte cuerpo a cuerpo, Nina especializada en magia y Lin en ataques a distancia y en provocar efectos secundarios. Los combates resultan muy estratégicos y se desarrollan en el mismo escenario que exploras (con una vista aérea), por lo que es muy importante (de hecho, es imprescindible en muchos casos) usar el terreno a tu favor para vencer a los enemigos más complicados. Además, hay que tener en cuenta otros factores, como las típicas debilidades/resistencias elementales, el alcance de los ataques o las trampas que puedes colocar en el escenario para empezar el combate con alguna ventaja. Es un sistema muy flexible y que da lugar a que puedas hacer auténticas perrerías para vencer a los jefes sin necesidad de usar la forma de Dragón.

¿Y qué es la forma de Dragón? Otro de los elementos que hacen único a este juego: unas horas después de comenzar la aventura, el protagonista adquirirá la habilidad de desatar un poder espectacular, con el que es capaz de derrotar a cualquier enemigo o jefe final con pocos ataques. Pero no es tan sencillo, porque usar esta forma tiene un coste: desde que obtengamos ese poder, aparecerá un medidor de % en la pantalla, que irá subiendo constantemente: cuando adoptemos forma de Dragón, cuando usemos ataques dentro de esa forma, cuando pasemos mucho tiempo sin luchar, cuando usemos el D-Dash (una habilidad que permite correr a alta velocidad por el escenario, evitando enfrentamientos con enemigos), o simplemente por movernos por el escenario. Si el porcentaje alcanza el 100% durante la partida, es Game Over, y no es posible reducirlo de ningún modo.

El juego todavía tiene otra rareza: en cualquier momento, nos permite volver a empezar la historia desde el principio, pero conservando el equipamiento que tuviéramos y una parte de la experiencia grupal (experiencia extra que podemos repartir entre los miembros del grupo como deseemos). Con esas ayudas, es sencillo llegar al punto en el que nos quedamos la vez anterior en menos tiempo y con más experiencia. Además, cada vez que reempecemos podremos ver escenas nuevas que aclararán puntos de la historia o nos darán información que antes nos era desconocida. Alguien podría pensar que, con todas las dificultades descritas, el juego está pensado para tener que reempezarlo, pero es perfectamente posible superarlo sin hacerlo: yo lo reinicié un par de veces durante el principio, para ver cómo funcionaba, y luego pude terminarlo sin repetir y sin tener que recurrir en exceso a la forma de Dragón (y una fue por pereza de no volver a luchar un combate contra un jefe con el que ya llevaba media hora). Todo está tan bien medido y pensado que es posible superar el juego a la primera, si vas con cautela y tienes un poco de previsión (y el inventario lleno de objetos curativos).

Por último, también quiero destacar el aspecto visual del juego, con un diseño de personajes atípico, pero que funciona a la perfección, y con una ambientación sobresaliente, a la que ayuda mucho una enorme banda sonora llena de temas ambientales y melancólicos. La historia es sencilla, pero resulta interesante y está muy bien contada, y consigue llegar a emocionar con muy poco.

Breath of Fire: Dragon Quarter es uno de los mejores juegos de PS2 y uno de los mejores JRPG que he jugado, y sin duda ha sido una experiencia que voy a recordar durante mucho tiempo.

Dishonored DLC: El Puñal de Dunwall y las Brujas de Brigmore (PS3):

Esto en realidad lo jugué durante los primeros meses del año, pero se me olvidó comentarlo en su momento. Se trata de dos DLC muy interesantes y con una buena relación calidad/precio, en los que tomamos el control de Daud, el líder de la banda de asesinos a la que nos enfrentaremos durante la historia principal. Gracias a este nuevo punto de vista, podemos conocer más sobre la ciudad de Dunwall y sus habitantes, dándole más profundidad a la trama y saciando nuestra curiosidad sobre algunos hechos y personajes. Cada DLC incluye varias misiones; algunas en escenarios totalmente nuevos (siendo el último de ellos uno de los mejores del juego, y también de los más difíciles) y otros ya visitados antes, pero en misiones totalmente distintas, que los hacen parecer nuevos.

Las habilidades de Daud difieren un poco de las de Corvo, y empezamos el DLC sin aumento de poderes, con lo que se produce un nuevo enfoque de las mecánicas de Dishonored. Por supuesto, nuestras decisiones afectarán al entorno y al final que obtengamos. Considero este contenido adicional como muy recomendable, tanto por suponer un complemento argumental a la historia principal, como por lo bien hecho que está.

Donkey Kong Country: Tropical Freeze (WiiU):

El juego del 2014 y lo mejor de WiiU, en el espectacular retorno de Donkey Kong y Retro Studios, en lo que ha resultado ser uno de los mejores juegos de plataformas que se han hecho (y la gente llorando cuando se anunció porque no era un Metroid). Lo único que le puedo echar en cara son los repetitivos niveles de bonus, y que no aproveche la potencia de la consola, pero es que, aún así, supone un espectáculo visual como pocas veces se ha visto en un plataformas 2D: los niveles rezuman vida y todo reacciona y se mueve como si fuera real. Además, derrochan inventiva por los cuatro costados y hay muchas interacciones con lo que sucede en el fondo de la pantalla, llegando en ocasiones a cambiar la perspectiva en ciertos niveles.

Si el primer juego destacaba por una dificultad muy bien medida y unos niveles que no dejaban de sorprender a cada paso, con mucho ritmo y un montón de cosas sucediendo a la vez, este no se queda atrás, y todo resulta más trepidante e increíble. Hay niveles que jamás hubiera imaginado en un plataformas, y cada uno con conceptos distintos que lo hacen único. Si a eso le sumas que vuelven las fases acuáticas y que hay otros dos simios con sus propias habilidades (Cranky es personaje jugable: un sueño hecho realidad, por muchas coñas que hubiera con su presentación), tenemos un título enormemente variado y con una jugabilidad prácticamente perfecta (en esta ocasión sí me he animado a superar todos los niveles secretos, cosa que no hice en Returns). Si a eso le sumas una banda sonora apoteósica, tienes como resultado un regalo para los fans del género, que le pasa la mano por la cara a cualquier cosa que haya salido en los últimos años y no se llame Super Mario Galaxy 2. Es triste el recibimiento tan tibio que tuvo entre la prensa y los usuarios, pero parece que los cuatro gatos que lo hemos jugado, hemos sabido apreciarlo como es debido. Adoro Metroid, pero no le haría ascos a otro DK que fuera incluso mejor que esto.

EDGE (PC):

Entretenido juego de habilidad en el que deberemos desplazar un cubo por el escenario hasta llegar a la meta, con estética retro y música machacona y pegadiza. Como ya he comentado otras veces, no es mi estilo, pero me ha resultado lo suficientemente divertido como para dedicarle unas horas y, aunque al principio parezca demasiado simple, más adelante se vuelve más complicado e interesante. Como dato, a mi novia le ha encantado (todo esto para decir que tengo novia), ya que le gustan mucho este tipo de juegos, pero yo no puedo aportar mucho más.

Gears of War (360):

Sé que va a sonar raro viniendo de mí, pero este juego me ha gustado. Es todo tan sumamente estúpido, Serie B y garrulo, con esas caricaturas de personaje que pretenden ir de tíos duros y serios, que he sucumbido ante tanta tontería y lo he acabado disfrutando incluso más que Halo, pese a ser peor. Es un título simple y directo, ideal para pasar un rato entretenido sin muchas complicaciones y luego olvidarse de él. Fue el que puso de moda las coberturas y su acción es trepidante y efectiva, aunque el control tiene mucho por pulir y me parece increíble que un juego tan lineal y simple tenga tantos bugs. No obstante, vale perfectamente para echarle unas tardes y podéis contar con que probaré la segunda parte. Obviamente, la opinión generalizada es que se trata de un juego grandioso, pero qué se le va a hacer si la gente no tiene dos dedos de frente (como los protas de Gears y sus one-liners tan tontos que hacen gracia).

Halo: Combat Evolved Anniversary (360):

Aquí es cuando hago amigos. Uno de los motivos por los que compré 360 fue por probar la saga estrella de Microsoft, cuya primera entrega fue considerada como revolucionaria en su momento. Mi experiencia ha sido bastante decepcionante: es un buen juego, pero está lejos de parecerme tanto como se dice. Goldeneye en su momento fue increíble, pero es ponerlo ahora y cargarme todos los buenos recuerdos que tenía... Me temo que Halo es un caso similar de juego que, si no se prueba en su momento, no se puede valorar su impacto y las novedades que aportó.

Mi experiencia con él ha sido agridulce: destaca mucho en los entornos exteriores, en los que se montan auténticas batallas que puedes observar desde lejos y decidir por dónde encarar: ¿Este arma o la otra? ¿Cojo un vehículo? ¿Voy por detrás de esa roca y luego hacia ese lado, o al otro?, etc. Muy bien resuelto y muy sorprendente, teniendo en cuenta los años que tiene. Y precisamente por eso no entiendo por qué se empeñan en tenernos la mitad del juego dando vueltas por pasillos y habitaciones clónicas en niveles excesivamente alargados que se repiten hasta la náusea. La implementación de los vehículos está muy lograda, el control es excelente, la idea de solo poder llevar 2 armas a la vez es muy buena y la IA enemiga sigue destacando a día de hoy. Pero lo siento, me aburro durante la mitad del juego porque decidieron dejar de currarse entornos bien diseñados y situaciones que afrontar de distintas formas, en pos del pasilleo más cansino.

La historia de fondo es muy tópica, pero está bien, aunque el guión es directamente malo, con un sentido nulo del dramatismo, pero he visto cosas peores (su segunda parte, sin ir más lejos). Gráficamente me gusta, aunque el remake no parece un juego de 360 y sus colores son mucho más claros que los del original. La banda sonora es un poco extraña, pero de algún modo funciona y el tema principal tiene personalidad y es pegadizo.

Lo que tengo claro es que me olvido de One si esto y Gears son lo principal que hay, y no mejora mucho en las entregas que quedan. No le llega ni a la suela de los zapatos a otros FPS que salieron antes o durante la misma época.

Halo 2 (XBOX):

La segunda parte es bastante continuista, pero aporta unas cuantas novedades que hacen que resulte mejor que su predecesor. El hecho de alternar entre 2 personajes controlables supone un soplo de aire fresco, puesto que sus diferencias le dan una variedad muy necesaria al desarrollo. Los niveles carecen de tantos espacios abiertos como en la primera parte, pero en general me parecen mejor diseñados, puesto que ofrecen varias alternativas para ser superados, y hay más variedad de armas, vehículos y situaciones, que consiguen mantener un interés constante y hacen que la cosa no decaiga (también ayuda que no abusen tanto de pasillos clónicos y fases alargadas de forma artificial).

Es una continuación clásica de "más y mejor", y es sorprendente lo bien que aguantan los gráficos a día de hoy. Lo que no tiene perdón es la cutrísima historia y el nefasto guión (a lo que no ayuda su famoso doblaje, que me proporcionó sus buenas risas). Creo que nunca había escuchado unas frases tan tontas y de vergüenza ajena en un videojuego, y eso es decir mucho. El guión es tan malo que hace que el resto de juegos parezcan dirigidos por Tarantino. Quien se tome esto en serio, tiene graves problemas. El final tiene delito, y me imagino a la gente tirándose de los pelos en su momento.

Little Inferno (PC):

Curioso y muy original juego de puzles, en el que hay que quemar objetos en una chimenea para conseguir avanzar, pero no a lo loco, sino realizando combinaciones específicas a partir de una pequeña pista. Es simple y adictivo, y muy diferente a lo habitual, pues importa más la creatividad y el pensamiento lateral que la habilidad con los botones. Tiene un sentido del humor muy mordaz y a veces entrañable, una banda sonora muy buena y una historia con un mensaje importante y bonito, de esos que dejan huella.

Long Live the Queen (PC):

Curioso y entretenido juego en el que adoptamos el papel de una joven princesa, cuya madre acaba de morir, y que tiene un año para prepararse para su coronación. Durante cada semana del juego tenemos que seleccionar dos habilidades que practicará para mejorar sus estadísticas en ellas, y el efecto del entrenamiento será mejor o peor dependiendo del estado de ánimo de la protagonista (que podemos hacer variar llevando a cabo distintas actividades durante el fin de semana) y los trajes especiales que obtengamos, además de por sucesos que ocurran durante la historia.

Después de este entrenamiento, sucederá algún evento en el que poner en práctica las habilidades que hayamos mejorado: por ejemplo, si alguien se acerca con una propuesta en la que hay que invertir para mejorar el reino, tenemos que saber contabilidad para valorarla; si tenemos que decidir en una disputa entre territorios vecinos, es mejor que sepamos algo de historia local, y para sobrevivir al baile real hay que tener elegancia, compostura y muchos conocimientos de la corte. Si fallamos demasiado, acabaremos muriendo de mil formas distintas (envenenados, en un asalto de bandidos, o por un matrimonio con alguien que no nos tiene mucho aprecio, etc.).

Hay bastantes opciones y finales diferentes pero, en ocasiones, no queda otro remedio que volver a cargar una partida anterior y mejorar una habilidad necesaria para superar una situación peliaguda, por lo que es un poco prueba y error. Puede que parezca una tontería de juego (¿y lo es?), pero resulta adictivo y divertido, y merece la pena echarle un par de tardes y probar cosas distintas para ver lo que sucede.

Lost Odyssey (360):

Otro de los juegos por los que adquirí la 360, que unos valoran muy bien y otros muy mal. En mi caso soy de los primeros, pero sin exagerar: me parece un muy buen JRPG, sin llegar a ser lo mejor del género, ni tampoco una basura. Es cierto que hay personajes hostiables (los críos, principalmente), pero después de FFXIII o los Tales of, ya estoy curado de espanto. En cambio, Kaim y el resto componen un buen grupo protagonista que, pese a no estar exento de algunos tópicos, resulta muy diferente a lo que solemos ver en el género.

También hay quejas sobre que el ritmo es muy lento, y yo pregunto: ¿qué prisa hay? ¿Tiene que ser todo siempre a velocidad máxima, para que la gente no se aburra? ¿Que hay de malo en pararse y disfrutar de las cosas poco a poco? Me gusta el ritmo pausado de la historia (que se acelera mucho más adelante), los largos paseos por las ciudades y la exploración tranquila. Es cierto que las batallas también son lentas, pero su frecuencia es mucho menor que en otros juegos, y subir de nivel es relativamente sencillo. Además, los topes de nivel en cada zona consiguen que cada enfrentamiento con un jefe final esté igualado y lleno de emoción.

La historia tiene un planteamiento muy interesante y algunos momentos muy buenos, pero considero que podría estar mejor desarrollada en varias ocasiones. Donde sí destaca es en los relatos de los Mil años de sueños, la mayoría muy melancólicos y bonitos (aunque a veces te salgan 3 seguidos y te den ganas de matar a alguien). La banda sonora es muy buena, y visualmente cumple bastante bien. Kaim me parece un gran personaje y me encanta su diseño, aunque parezca Musashi Miyamoto Versión 2.

Mario Kart 8: The Legend of Zelda DLC (WiiU):

Un gran DLC que ofrece un contenido muy jugoso a un gran precio. Es cierto que el circuito de Hyrule sabe a poco, pero el de F-Zero es amor del bueno, y los demás cumplen perfectamente (sobre todo el de Excite Bike, que me gusta mucho pese a su simpleza, y la senda arcoiris de SNES). Lo malo es que el online se llenó de Links y la gente cansineaba mucho con los circuitos nuevos, pero supongo que la cosa se habrá calmado desde entonces. Esperando los circuitos nuevos que llegarán en mayo.

Plants Vs. Zombies 2: It's About Time (Android):

Me gustó lo que pude probar de la primera parte por lo que, estando el segundo gratis para descargar, no podía dejar pasar la ocasión. Perfecto ejemplo de cómo un gran juego queda lastrado por un modelo de negocio que es una puta mierda tal y como se realiza actualmente. Es un juego muy divertido, adictivo y bien pensado pero, en cuanto vi que para avanzar tenía que estar cada dos por tres esperando para conseguir los items (puesto que algunos desafíos son casi imposibles de superar sin ellos) y que no podía ir a mi ritmo, sino al del juego (o pagar, cosa que no pienso hacer), me di cuenta de que el F2P no es para mí y lo desinstalé.

Psychonauts (PS2):

Un juego muy querido por los pocos que lo han probado, y no me extraña, puesto que derrocha carisma por sus cuatro costados, tiene personajes geniales y un gran sentido del humor, además de un montón de situaciones sorprendentes. Sin embargo, jugablemente me parece de lo más discreto y algo cansino, amén de tener un control y una cámara cuestionables, que molestaban más que otra cosa. Al final lo jugaba solo por ver cómo seguía la historia, por lo que, cuando vi que tenía que recolectar un montón de coleccionables para seguir avanzando, decidí olvidarme de él. No soporto que, a estas alturas, me hagan perder el tiempo con tonterías como esa. Una lástima.

Shin Megami Tensei IV (3DS):

El que probablemente sea el JRPG más interesante que se vaya a lanzar en la consola, ha recibido un trato muy malo en Europa, habiendo llegado solo de forma digital (aunque a un muy adecuado precio de 20 euros).

Es sorprendente lo bien que se ha adaptado la saga al formato portátil y lo accesible (que no fácil) que se ha vuelto, para invitar a los jugadores noveles a probarlo: podemos salvar en cualquier momento y lugar (algo que debería existir en todos los juegos, aunque fuera de forma temporal, y más si hablamos de una portátil), y se incluyen bastantes consejos y explicaciones sobre temas complejos, como las fusiones de demonios, además de otras "ayudas" que podemos ir consiguiendo según subamos niveles. Los combates tienen un desarrollo rápido y directo y, al poder ver a los enemigos en el mapa, se posibilita que no tengamos que combatir mucho si no nos apetece. Esa y otras cualidades, consiguen que el juego resulte ideal para partidas cortas y también largas, según apetezca.

Pese a lo que pueda parecer, es un juego muy complicado en el que es muy fácil morir a poco que te despistes o tengas mala suerte, pero el hecho de poder guardar cuando quieras consigue que no haya mucho castigo al ser derrotado. Me tuvo muy enganchado hasta terminarlo, en parte porque la historia es más interesante de lo que parece en principio, con varios giros de guión inesperados, y varios caminos que llevan a finales distintos. Como parte negativa, el mapa es bastante confuso, y constantemente te dicen que vayas a sitios que no recuerdas/sabes dónde están, porque no hay muchas indicaciones, por lo que puedes tirarte un buen rato dando vueltas hasta averiguar dónde está tu destino. Quizá también echo en falta un poco más de desarrollo de los personajes, aunque los más importantes son más bien una representación de conceptos morales y no necesitan más definición o profundidad.

Por lo demás, un gran JRPG que pasará sin pena ni gloria por estos lares, debido a la deficiente distribución que ha tenido en nuestro continente.

The Evil Within (PS3):

El esperado retorno de Shinji Mikami al género que lo hizo famoso no ha sido un survival horror "clásico", ni tampoco un shooter como dicen algunos, sino un punto medio entre ambos. A mí me ha dejado muy satisfecho, porque pensaba que sería una especie de Resident Evil 4 vitaminado y no ha sido así, aunque haya más de un homenaje y más de un capítulo (y de dos) que tienen como función principal pegar tiros y que, "casualmente", suelen ser los peores capítulos de todos.

El juego destaca cuando se centra en el horror, en obligarte a ir despacio y a esconderte porque estás en clara desventaja, en hacerte salir corriendo de alguna bestia que no puedes vencer, en obligarte a explorar para buscar recursos o un camino más seguro, o bien una trampa en la que tengas que hacer caer a los enemigos para ahorrarte unas pocas balas. Tiene algunos de los mejores capítulos y algunas de las mejores secciones de terror que he visto desde hace mucho tiempo, pero también algunos capítulos que no pintan nada con el resto del juego y que bajan el listón, además de una parte final que solo se puede calificar como decepcionante. Es, por tanto, un juego irregular, en el que se han metido muchas cosas a presión y algunas sobran, pero en el que puedes encontrar grandes ideas y momentos maravillosamente retorcidos que recuerdan (o mejoran, a veces) a los grandes del género.

Lo recomiendo a cualquier fan del terror, siempre y cuando tenga claro que se va a encontrar ciertas incoherencias en su desarrollo, que es tan variado que probablemente haya partes que no le gusten tanto como las demás (como me ha pasado a mí y a muchos). Pero las partes buenas son tan buenas que merece mucho la pena, y son más frecuentes que el resto.

The Last of Us: Left Behind (PS4):

No, no tengo una PS4, sino que pude pasarme este DLC en casa de un amigo que se compró la consola porque sí, y solo tiene para ella versiones "mejores" de juegos que también existen para PS3, máquina que también posee (para que veáis cómo está el patio).

Para mi sorpresa, este DLC se centra en la narrativa y apenas tiene partes en las que nos topemos con enemigos (que las hay, y la última es bastante complicada). En el DLC controlamos a Ellie durante cierta parte del juego, y vamos alternando el presente con sus recuerdos, en los que podemos comprender mejor su relación con Riley y lo que sucedió durante su último día juntas. Sinceramente, me ha sorprendido cómo en Naughty Dog han apostado por hacer un DLC centrado en la relación entre ambas, y el modo en el que han conseguido implicarte con ellas y con un personaje que sabes que va a morir.

Si te ha gustado el juego, lo considero un DLC imprescindible para conocer y entender mejor las motivaciones de Ellie, pero me parece demasiado caro su precio actual, por lo que me alegro de haberlo podido jugar sin pagar la salvajada que pide Sony.

The Legend of Zelda: The Wind Waker HD (WiiU):

El juego que conseguí de forma gratuita gracias a la promoción de Mario Kart 8. Creo que ha envejecido bien, aunque algunas cosas se nota que están un poco anticuadas (el control, mismamente), pero sigue gozando de un gran encanto y una historia sencilla pero emocionante. Las pocas mejoras para hacerlo más ameno no me han parecido suficiente y me he seguido aburriendo cuando he tenido que dar demasiadas vueltas con el barco, pero poder usar el menú sin pausar es mano de santo. Por lo demás, las mazmorras son incluso más sencillas y simples de lo que recordaba, pero creo que la sensación de aventura y el ambiente que tiene lo siguen compensando, aunque lo sigo considerando el Zelda 3D más flojo de todos (sin ser mal juego, ni mucho menos).

The Walking Dead: Season 2 (PS3):

Después de la inesperada primera parte, que tuvo un final de esos que quedan para el recuerdo, era difícil que Telltale consiguiese igualarlo, y así ha sido. No obstante, sigue siendo un título muy recomendable y aporta una nueva perspectiva gracias al personaje protagonista, que resulta refrescante y aporta momentos de tensión y sufrimiento como viene siendo habitual. Por desgracia, lo que impactaba y sorprendía en el primero, en este acaba volviéndose rutinario, y el elenco de protagonistas no es tan bueno como el original, salvo algunas excepciones (y, de hecho, son los personajes que repiten presencia los que salvan la papeleta, aunque juegan con ventaja).

De todos modos, en Telltale siguen sabiendo lo que hacen, y hay algunas elecciones realmente duras, sobre todo la que tienes que tomar en el último capítulo, que está enfocado directamente a pisar tus sentimientos. Creo que es una saga que debería descansar un poco, y parece que así será.

Thief Gold (PC):

Un clásico que estableció muchas de las bases de los juegos de sigilo actuales, pero que se me hizo muy injugable. Se le agradecen sus aportes y buenas ideas, pero es demasiado tosco y complicado para mí, y no pude echarle muchas horas. En particular, me desagradó mucho la inclusión de elementos sobrenaturales desde el principio, provocando situaciones que considero que no deberían existir en un juego de esta índole. Soy un hereje, lo sé.

Thief II: The Metal Age (PC):

La segunda parte de esta mítica saga me parece mucho mejor que su predecesor, principalmente porque considero que está todo mejor medido y calculado para que resulte disfrutable, y se nota que ya tenían la experiencia del anterior. Las misiones (al menos al principio) suelen ser mucho más indicadas para un título de infiltración, con escenarios muy bien diseñados, llenos de recodos, secretos, múltiples rutas de acceso y posibilidades, dando como resultado algunas de las mejores que me he encontrado en este tipo de juego. Precisamente, lo que menos me gusta es de nuevo la inclusión de elementos sobrenaturales hacia la mitad de la historia, dando lugar a algunos de los capítulos más flojos de un juego que destaca por la libertad que otorga al jugador y lo bien pensado que está todo en general, con enemigos bien posicionados y un montón de posibilidades, que harán las delicias de cualquiera que disfrute infiltrándose en un lugar bien vigilado sin que nadie se entere.

Esperemos que las secuelas mantengan el nivel, cosa que dudo.

Vandal Quest 2 (PC):

Lo que iba a ser un pequeño DLC, se ha acabado convirtiendo una secuela con todas las de la ley, demostrando que sus creadores tienen más ansias que Ubisoft, dando dos entregas de la saga durante el mismo año. Se nota que esta vez sabían usar mejor el RPG Maker, porque hay cosas que no creía posibles con dicho programa. El sentido del humor sigue siendo genial y las idas de olla llegan a nuevos niveles.

Un mundo abierto mejor que el de Skyrim, una banda sonora mejor que la de Smash Bros, un argumento mejor que el de Silent Hill 2 y unos personajes (mucho) mejores que los de Heavy Rain (lo cual es sencillo, porque es una mierda).

Year Walk (PC):

Una breve y extraña aventura gráfica con tintes de horror, que se basa en el desconocido folklore sueco para proporcionarnos un viaje de lo más inquietante. El mapeado es bastante reducido, pero se puede acceder a él (casi) por completo desde el principio, por lo que hace falta explorar y relacionar conceptos para resolver sus puzles pero, aunque alguno se te puede atascar en un momento dado, es un juego más basado en la narrativa y la ambientación que en la parte jugable.

Una experiencia muy original e inquietante a la que recomiendo echarle un vistazo si se busca algo diferente.

ZombiU (WiiU):

A este le dediqué una extensa entrada en su momento, por lo que considero que no hace falta añadir nada más.

Eso ha sido todo. He empezado el año jugando a Persona Q, que me está pareciendo mejor de lo esperado, y a Amnesia: A Machine for Pigs. También comencé The Last Remnant, pero tuve que dejarlo de lado por ciertos motivos, y no lo retomaré hasta que acabe el Persona, pues si juego 2 RPG's a la vez, puedo volverme loco.

Publicado: 18:34 23/12/2014 · Etiquetas: · Categorías:
Es hora de quitarle las telarañas al blog para no dejarlo morir definitivamente, y comentar lo que me ha parecido este 2014 en temas de lanzamientos. En general me ha parecido un año bastante malo aunque, como siempre, han salido sus joyitas. No obstante, cada vez me encuentro más alejado del hype, las novedades, los AAA y los foros. Con casi 60 juegos acumulados me he dedicado a jugar lo que ya tengo en vez de a comprar novedades, y me doy cuenta de que no tengo ninguna prisa por comprar casi nada, y que son pocas las sagas que me emocionan actualmente.

Este año por fin he podido adquirir una WiiU, con una oferta bastante buena, y las sensaciones son positivas en lo que viene a ser la consola (pese a que el mando a veces no me va bien y luego se arregla solo, por lo que no sé si tendría que mandarlo al SAT de forma preventiva), y regulares en cuanto a los lanzamientos. Y eso, teniendo en cuenta que me parece que es la que tiene mejores juegos, lo cual deja bastante clara mi opinión sobre la nueva generación.

Donkey Kong Country Tropical Freeze es lo mejor del año y el mejor plataformas 2D desde los tiempos de las 16 bit, y eso no es moco de pavo. Lamentablemente, ha pasado desapercibido incluso para los poseedores de la consola. ¿Por qué? Porque la gente es gilipollas. Mario Kart 8 (Estela Kart para mí) es un juego precioso y muy divertido para jugar con amigos, pero ciertamente injusto y desesperante cuando quieres ir un poco "en serio". No me importa que en otros Mario Kart fuera peor, porque aquí sigue siendo un problema que ensombrece la experiencia final.

Bayonetta 2 lo ha petado, pero es de un género que ni fu, ni fa, aunque quizá alguna vez me piense darle una oportunidad, Hyrule Warriors no pasa de ser una curiosidad que mi fanboy interior quiere probar un rato, pero nada más, y Smash Bros... Brawl se me hizo muy aburrido a las pocas horas, por lo que creo que es una saga que ha muerto para mí, pese a incorporaciones de personajes que se me hacen muy apetecibles. Puede que cambie de idea cuando lo pruebe en casa de algún amigo, pero no lo creo. Por último, Captain Toad: Treasure Tracker me parece una propuesta muy fresca y original, pero no es mi estilo. No obstante, debido a su bajo precio, no descarto su compra en un futuro.

Eso es todo lo que ha dado WiiU de sí este año, y es ciertamente poco. El año que viene se perfila mejor si sale todo lo que tiene que salir (y eso incluye Project Zero V, del que todavía Nintendo no se ha pronunciado), pero ya van 2 años que digo lo mismo y, considerando que pueda ser el año más fuerte de WiiU, creo que los que vengan después se quedarán un poco cojos. Pero es lo que hay si quieres jugar ciertas cosas y no tener un catálogo clónico.

Por su parte, 3DS ha tenido un año muy flojo, del que solo destaco Shin Megami Tensei IV, un juegazo de rol que me tuvo enganchado hasta terminarlo, y que llegó en condiciones lamentables (aunque a muy buen precio). Han salido otras cosas interesantes, como Kirby Triple Deluxe (el enésmio Kirby clónico, pero supongo que estará bien), otro Pokémon (que no probé en su día), Smash Bros (ni me lo planteo teniendo WiiU) o Persona Q, el cual espero poder jugar más pronto que tarde.

Se sabe poco de lo que saldrá el año que viene aparte de STEAM (feo de narices, pero seguro que jugablemente cumplirá de sobras) y el remake de Majora's Mask... ¿Ya pasó el tiempo de gloria de la consola de mis amores?

PS3 está dando sus últimos coletazos (¿o quizá no?) con varios títulos multiplataforma cross-gen, de entre los que destaco The Evil Within, que superó mis expectativas al no ser un shooter, sino una mezcla potente (e irregular) entre acción, sigilo y terror. Mucho mejor que lo que ha dicho la prensa, pero no es un retorno a lo mejor del survival, aunque cualquiera con dos dedos de frente ya sabía que iba a ser así, pese a lo que dijeran los desarrolladores.

También tengo curiosidad por Alien Isolation, aunque estoy convencido de que un juego de ese estilo no puede mantener el tipo durante 20 horazas (ni durante 10), aunque espero equivocarme y convertirme en un fan satisfecho, como los que hay en este foro. También han salido otras cosillas destacables (como la segunda temporada de The Walking Dead, que no debería continuar), pero no demasiado. El año que viene espero despedir la consola por todo lo alto con Persona 5.

Sobre PS4, no hay ningún motivo para adquirirla, pues solo tiene multiplataformas que puedo jugar en PS3 y exclusivos muy descafeinados (siendo generosos). Me pregunto si el año que viene cambiarán las cosas, y también cuándo saldrá Silent Hills, pues la famosa demo P.T. me puso los dientes largos, y eso que no me fiaba de Kojima y las lefadas de sus fans, pero las dudas se disiparon al probarlo.

De PSVita ni hablo, aunque poco a poco van saliendo juegos de rol que me gustaría probar, y X Box... bueno, al haber adquirido una 360 a muy bajo precio y probar algunas de sus sagas exclusivas, me parece que esa marca no va a existir para mí, a no ser que las cosas cambien mucho en los juegos que me quedan por probar.

Dejo para el final la PC Master Race: aunque no puedo comprar novedades porque mi ordenador es una cafetera, cuando acabe los miles de juegos que tengo pendientes, creo que esta será mi plataforma principal, porque hay un montón de títulos originales y atrevidos que no pueden encontrarse en ninguna otra parte (o no al mismo precio).

Como veis, estoy bastante desencantado con la situación actual, pero espero que las compañías se pongan las pilas y me devuelvan la ilusión. Y, si no, me da igual, porque hay montones de juegos retro por probar y otras cosas que hacer.

En unas semanas, comentario sobre los juegos que me he pasado este año.

Publicado: 22:25 30/07/2014 · Etiquetas: · Categorías:

A raíz de la salida de Mario Kart 8 y el buen E3 realizado por Nintendo, parece ser que bastantes vandaleros se han hecho con una WiiU durante los últimos meses, y muchos se han interesado por este juego, que está actualmente a un precio irresistible por el cual recomiendo comprarlo si te interesa lo más mínimo. Sobre ZombiU se ha dicho de todo: la prensa lo puso un poco a caldo en general y, por contra, muchos usuarios de este foro lo ponen por las nubes, incluso diciendo que es uno de los mejores survivals que hay. A mí, exceptuando su más que buena presentación, siempre me ha interesado con reservas, pero obviamente he sentido mucha curiosidad por las buenas opiniones de los vandaleros. Después de terminarlo, tengo que decir que merece la pena, pero se queda a medias, y muy lejos de ser el mejor en nada:

Para empezar, lo mínimo que espero de un juego de miedo es que dé miedo, y eso aquí no sucede por lo general. La ambientación está lograda, con escenarios oscuros y angostos, un silencio sepulcral durante la mayor parte del tiempo y una linterna que a veces apenas ilumina algo más que un mechero. El sensor de movimiento es un gran acierto y, lejos de poner las cosas más fáciles, sirve para aumentar el suspense: a veces detecta un montón de señales, pero no sabes si es un grupo de zombies o un grupo de ratas (y si son zombies estás jodido); a veces detecta un zombie solitario pero no puedes verlo ni sabes de qué tipo será; y otras veces no detecta nada y de repente aparece un zombie en el lugar y momento menos esperado. Es un gran recurso para crear tensión y funciona muy bien.

El problema es que constantemente se echa a perder la buena ambientación y la tensión con cosas absurdas: diálogos (más bien monólogos) innecesarios, escenas de acción que cortan el rollo demasiado a menudo (con torretas incluidas) o una historia que se me antoja bastante ridícula. El hecho de que al morir pasemos a controlar a otro superviviente, es lo que se lo acaba de cargar todo: en primer lugar, porque tengo la sensación de que el juego está pensado para que muramos en ciertas situaciones. En segundo lugar, porque no tiene ninguna coherencia que el décimo superviviente se vaya a cumplir un objetivo que inició el séptimo, del que no debería conocer nada, y los pocos personajes que hay le digan exactamente las mismas cosas, como si hubieran hablado hace un rato con él. En tercer lugar, porque el tener que ir a recuperar los objetos que tenía tu anterior personaje, juega en contra de la sensación de terror ya que, si estás preocupado por si te matan cuando quieres los objetos, porque sabes que si no, los has perdido para siempre, no estás metido en el mundo como si estuvieras ahí y realmente tuvieras miedo de morir, sino que estás pensando en términos de juego (a lo que también contribuye que haya un sistema basado en puntuaciones, según el rato que vivas y los zombies que mates). Totalmente antiinmersivo: cuando estás metido en la atmósfera y concentrado como si estuvieras ahí, no paran de interrumpirte para recordarte que estás en un juego y se lo cargan todo.

También se ha hablado mucho del escenario de la guardería, que si mal rollo y mucho miedo, y tengo que admitir que sin duda es lo mejor del juego en este aspecto (junto con un par de escenarios más), pero lo siento: he visto escenarios mil veces mejores en otros survival y lo he pasado mucho peor en ellos. A la hora de asustar, ZombiU lo hace razonablemente bien, mientras no la está cagando de forma intermitente.

Respecto al resto del juego, tengo que comentar algo que en otra ocasión sería una minucia, pero aquí me parece importante, y es la repetición de escenarios: todas las conexiones entre zonas son idénticas, basándose en unos pocos modelos que se repiten. Entiendo que no pudieran/quisieran gastarse más dinero, pero no creo que cambiar las cajas de sitio o la distribución de las salas les hubiera supuesto muchos problemas. Tampoco me parece normal que ocurran cosas como que el tercer superviviente que controlo sea idéntico en apariencia al primero, o que ocurran bugs con zombies flotando en el aire o atravesando puertas. Y mucho menos me gusta que CASUALMENTE haya zombies con bombonas de gas en lugares inverosímiles, o zombies "mágicos".

Después de todo lo dicho, parece que el juego sea una mierda, cuando no es así, pero me molesta especialmente que se ensalcen títulos de este género que me parece que no acaban de dar la talla, porque bastante tengo ya con los clones de Amnesia, los shooters con ambientación de terror que la gente dice que son juegos de terror (cuando son de acción) y las tontadas que pide el público en general y que supuestamente hacen un videojuego de terror mejor, cuando es todo lo contrario. Recomiendo que la gente que cree que esto es una obra maestra o uno de los mejores survivals, que juegue a otros títulos emblemáticos, porque la mayoría no saben de lo que están hablando. Y me da igual si piensan que es cuestión de gustos, porque hay cosas que son más o menos objetivas y no todo se puede relativizar.

No quiero acabar sin comentar las cosas que ZombieU sí hace bien, además de las que he ido diciendo antes: los escenarios son interesantes y angostos, con pocas posibilidades de maniobrar o esconderte; el inventario es reducido y hay escasez de objetos y munición; si tienes que luchar contra 2 zombies lo vas a pasar mal y, si te encuentras atrapado con 3, lo más probable es que acabes muriendo o cerca de ello. La estructura de los niveles es coherente y hay atajos, conexiones entre zonas, backtracking del bueno (y del malo), secretos, exploración, muchas partes de calma y bastantes de tensión, lugares que dan pie a planificación de estrategias para seguir avanzando sin malgastar los recursos, etc. Para colmo, hace un uso más que decente de la pantalla del mando, gracias al mapa con detector de movimiento, la mirilla para las armas, el escáner o el inventario y otras acciones que se realizan en tiempo real, mientras tienes que poner un ojo en el mando y el otro en la TV por si se te acerca algún desgraciado por sorpresa. En ocasiones es muy efectivo a la hora de contar las cosas de forma visual e interactiva, con lugares que hablan por sí solos, dejando que cada uno se imagine lo que allí pudo suceder, y es entonces cuando mejor funciona.

ZombieU es un buen juego de aventura y acción con zombies, pero es deficiente a la hora de generar miedo, debido a que tiene la necesidad de importunarte cada dos por tres, como si estuviera preocupado de que un chaval hiperactivo se fuese a aburrir si se le deja a su aire, en silencio y en la oscuridad, durante demasiado tiempo. Es una experiencia satisfactoria y que se merecería una continuación corrigiendo cosas (aunque dudo que fuesen a corregir lo que de verdad no funciona), y es un título más que recomendable a su precio actual, pero no es ni de lejos comparable a lo mejor que han dado los juegos de terror.

Publicado: 00:46 08/07/2014 · Etiquetas: · Categorías:
Por cosas de la vida, durante lo que llevo de año he estado muy ocupado y apenas he tenido tiempo de jugar, sobre todo en comparación al ritmo que llevaba antes. De todos modos, he podido degustar estos 15 juegos, que tampoco está mal, gracias a que la mayoría son muy cortitos:

Bravely Default: Where the Fairy Flies (3DS)

Juegazo sobrevalorado por la prensa e infravalorado por la mayoría de usuarios, que se esperaban la segunda venida de Final Fantasy IX, por culpa de unos medios que (claramente) no se molestan en jugar más de unas horas para valorar un juego que dura tranquilamente más de 40. La gente se ha quejado mucho de las repeticiones en los capítulos, pero resulta que no es obligatorio derrotar a todos los jefes de nuevo para continuar. Es un recurso muy cutre para alargar el juego, pero si la gente es tan tonta de seguir repitiendo lo mismo una y otra vez aunque le aburra, solo es culpa suya. Por mi parte, aunque en algún momento se me hizo pesado, he disfrutado muchísimo del sistema de jobs y los combates y he derrotado a todos los jefes las veces que ha hecho falta porque me parecía divertido. No es OTRO "nuevo Final Fantasy", pero es más que competente y su secuela puede ser mucho mejor a poco que se curren sus puntos flojos.

Opino que ya está bien de buscar otro "nuevo Final Fantasy" y dedicarse a probar otras cosas, y esto va más por los usuarios que parecen creer que solo existe esta saga en el género, o que es necesario un nuevo JRPG que venda millones para "devolver la grandeza al género". El género dudo que vuelva a tener las ventas millonarias de antaño, así que creo que ya es hora de aceptarlo y de preocuparse por jugar a buenos títulos y no que estos sean clones o meros intentos de imitar el éxito de la saga de rol japonés más famosa. Quizá si dejamos de pedir lo mismo, los desarrolladores probarán otras cosas y no se verán lastrados por intentar hacer lo que ya no se puede, y este Bravely Default habría salido todavía mejor.

Brothers: A Tale of Two Sons (PS3)

Divertida, emotiva, variada y bonita aventura de dos hermanos, llena de ideas originales (que duran un suspiro). Recomiendo jugarlo a dobles, con el mismo mando y cada uno llevando a un hermano (sobre todo si uno de los dos ya se lo ha pasado antes y lleva al hermano mayor...). Una muestra de buen hacer y de que con buenas ideas puedes hacer juegos geniales sin necesitar grandes presupuestos, ni alargar la duración a lo tonto, metiendo relleno. Como punto flojo, diría que muchas veces las transiciones entre escenarios no acaban de estar bien conseguidas, porque da la impresión de que todo está al lado de todo y de que el mundo es muy pequeño, lo que juega en contra de la sensación de viaje que pretende conseguir.

Deadlight (PC)

Interesante juego de plataformas y aventura, que esquiva lo poquísimo original de su temática gracias a su perspectiva en 2D y al tratamiento de los fondos y la historia. Más allá de esto, nos encontramos un buen juego que no destaca en exceso por no explotar del todo sus mecánicas jugables y por lo previsible de su argumento y situaciones.

Dear Esther (PC)

Perfecto para relajarse y vivir una melancólica y triste historia mientras disfrutas de unos de los paisajes más bellos que he tenido la oportunidad de ver en este medio. Una muestra de lo que puede conseguirse con los videojuegos a la hora de contar historias y transmitir sensaciones.

Gone Home (PC)

Al igual que el anterior, es una obra dedicada exclusivamente a contar una historia y transmitir algo. En este caso, se dedica más a la narración que a transmitir sensaciones. El argumento acaba siendo predecible una vez descubres de qué va el asunto, pero destaca la forma de contarlo, desgranándolo poco a poco a medida que vamos revelando los secretos de la casa. Mi opinión sobre Gone Home es muy positiva, pero considero que se han dicho muchas exageraciones sobre él, como si fuera el primer videojuego en contar una historia de forma efectiva usando la interactividad inherente al medio, cosa que no es cierto: ni es el primero, ni es el mejor. También hace "trampas" en forma de narraciones de voz y con el hecho de que (casi) todo esté escrito en notas o cartas, lo cual no me parece muy creíble que digamos. De todos modos, muy recomendable si se sabe lo que es y a lo que aspira.

Magic: Duels of the Planeswalkers 2014 (PC)

Como fan de este TCG, no pude dejar pasar la oportunidad de conseguir su versión para PC a bajísimo precio en las rebajas de Steam. Es todo lo bueno y viciante que puedes esperar si conoces su versión de mesa y tiene la suficiente variedad de mazos y modos de juego como para entretenerte durante meses (sobre todo gracias al online), pero no me gusta nada que restrinjan la creación de barajas para obligarte a comprar DLC's a cascoporro si quieres tenerlo todo. En resumen: es bueno porque Magic es bueno, pero en muchas cosas es un timo. De todos modos, me vicié tanto que lo tuve que desinstalar, porque mis sesiones eran DEMASIADO largas...

Mario Kart 8 (WiiU)

No tenía ningún Mario Kart desde N64, así que este me apetecía bastante, y más teniendo en cuenta que me he llevado gratis otro juego gracias a la promoción de Nintendo. Muy divertido, con un aspecto gráfico muy logrado y una banda sonora de ensueño, pero al no ser muy aficionado a las carreras no me gusta tanto como le gustará a otras personas. Además, me molesta mucho que parte de la carrera la decidan los objetos y la aleatoriedad que suponen. Cierto que también importa la habilidad, pero la mayoría de veces que pierdo es por culpa de los objetos.

Outlast (PC)

Juego de terror MUY sobrevalorado, habiéndose llevado notazas por parte de los medios, lo cual me preocupa, porque desde luego no es el camino a seguir dentro del género. No es malo ni mucho menos y, de hecho, resulta bastante entretenido, y es ahí donde está el problema: su capacidad de crear ambientación y tensión, y de asustar de verdad, es muy reducida y se acaba en los primeros compases, cuando ves que apuesta por las garruladas, los sustos tontos (aunque a veces son efectivos) y la música a toda leche. Podría haber dado mucho más de sí. Lo mejor me ha parecido el control, lo bien que responde y la sensación de realismo que transmite al moverte. La historia es absolutamente patética y las notas que escribe el protagonista son subnormalescas y dignas de un crío de 13 años. La parte final es lamentable.

Papers, Please (PC)

Este famoso y controvertido título resulta muy innovador en nuestro panorama, ya que es de los pocos que se atreven a tratar temas realmente peliagudos sin cortarse un pelo, ni tampoco regodearse en lo que está mostrando. Pese a lo atrevido de su propuesta, no me gusta tanto como para hacer justicia a la fama que tiene, ya que no he logrado conectar del todo con su propuesta, debido a ciertas cuestiones: el hecho de que la familia del protagonista no aparezca, sino que sea una mera cifra (y motivo de Game Over) dificulta mucho lograr que te importen; y que te den premios por decantarte hacia un lado concreto en ciertas decisiones "morales" hace que se les reste valor, desde mi punto de vista. Creo que podría haberse contado la misma historia de otro modo, y que el autor debería haber sido en todo momento coherente con lo que quería hacer, sin necesidad de meter logros de Steam que rompen la sensación de sobriedad que lo impregna todo.

Pokémon Trading Card Game 2 (GBC)

Algo que tenía pendiente desde hacía mucho era jugar a la segunda entrega del videojuego de cartas de Pokémon, que nunca vio la luz en Europa, pero que los fans tradujeron para el disfrute de todos. Mucho más completo que la primera parte, al haber añadido nuevas cartas y una nueva isla con rivales que derrotar, además de combates en los que te obligan a llevar cartas concretas para poder participar. Con esto se consigue que no estés siempre usando el mismo mazo que ya sabes que gana a todo, y te obliga a comerte la cabeza para crear nuevas barajas dignas con las restricciones que se te imponen, con lo que hay mucha más emoción.

Socrates Jones, Pro Philosopher (PC)

Simpático juego de navegador que descubrí gracias al blog del compañero Sudit, el cual recomiendo leer para más información. Un título muy entretenido que recomiendo jugar a todo aquel que tenga el nivel de inglés suficiente para conseguir comprenderlo.

Super Mario 3D World (WiiU)

El juego con el que he estrenado WiiU es un Mario con muy buenas maneras, pero carente de la ambición suficiente como para compararse con los grandes de la saga. Presenta buenas ideas y una jugabilidad muy depurada, pero constantemente me ha dado la sensación de que ya he visto cosas parecidas, o de que sus mecánicas jugables podrían explotarse más. El multijugador local es un buen añadido, pero sigue siendo un juego que funciona mejor con un solo personaje en pantalla.

System Shock 2 (PC)

Cuando juegas a un título que tiene ya más de una década, y sobre el que has leído cosas tan buenas, siempre hay un poco de miedo por si no te parece tan genial como se dice o por si, al tener tantos años, ha envejecido mal o se te hace demasiado duro. Por fortuna, esos miedos son infundados en el caso de System Shock 2, lo mejor que he jugado (y probablemente jugaré) en todo el año.

Su ambientación, su ritmo, su sistema de mejoras, la tensión que consigue crear, el bestial diseño de niveles (que no son niveles: es toda una nave, con todo donde se supone que debe estar, y un montón de lugares y recovecos por descubrir). Una experiencia sobrecogedora y un videojuego medido al milímetro, del que beben otros con mucha más fama (lo de Dead Space podría considerarse plagio, y algo me dice que Bioshock no me va a gustar tanto después de esto). Lo único que no me ha gustado es el respawn constante de los enemigos: hubiera preferido que éste no existiese y que hubiera menos munición. Todo lo demás está increíblemente bien hecho, excepto los últimos compases que, a mi juicio, bajan un poco el nivel medio. Lo pongo tranquilamente al nivel de Half-Life y, de hecho, me gusta incluso más, gracias a su estilo más basado en la exploración.

Toki Tori (PC)

Me ha parecido entretenidillo sin más, pero no me ha gustado mucho. El problema no es tanto del juego, sino mío, porque no me va este estilo y me cansé bastante rápido, pese a que admito lo bien diseñados que están sus puzles (aunque algunos son demasiado retorcidos y poco evidentes para mi gusto). Sencillamente, no me va este rollo. Antes de que nadie diga nada, lo compré junto a su segunda parte, que pienso jugar en un futuro, pero no espero encontrarme la maravilla que algunos pregonan...

Vandal Quest E3 (PC)

Un juego (más bien un chiste gigante) creado por y para amantes de Nintendo y de esta, nuestra web. Imprescindible si estás medio atento a lo que sucede en la Taberna de WiiU y en los foros Nintendo y de Vandal en general, con apariciones estelares, sorpresas, giros de guión y una banda sonora verdaderamente épica. Probablemente, la mejor coña y el mejor detalle hacia los compañeros que se haya hecho jamás en este foro.

Publicado: 20:34 10/06/2014 · Etiquetas: · Categorías:

El año que viene.

P.D: todo eso de los costes de tiempo y dinero en la nueva generación eran chorradas de los alarmistas, ya veo...

Publicado: 10:51 07/01/2014 · Etiquetas: · Categorías:
Aquí está mi resumen anual, que llega con unos pocos días de retraso, ya que estaba ocupado haciendo el vago y comiendo turrón. El formato es una mezcla de lo que hice en años anteriores y lo que he visto en otros blogs.

Empezamos por los juegos que más he disfrutado en 2013. En esta ocasión, me he topado con menos títulos que se merezcan ese reconocimiento por mi parte, pero supongo que es normal una vez voy acabando sagas y sumando años de experiencia en el mundillo. Los afortunados son:

Fire Emblem: Awakening (3DS)

Un grandísimo juego de estrategia por turnos y lo mejor del año para 3DS, en mi opinión. Pese a no estar al nivel de las últimas entregas de sobremesa, debido a su simple argumento carente de sustancia y a la poca variedad de las misiones, tiene una jugabilidad más refinada, rápida, adictiva y directa, ideal para el juego portátil. Los personajes derrochan carisma y es todo un acierto poder casarlos entre ellos para que tengan hijos que hereden sus habilidades.

Silent Hill (PSX)

Pese a haber terminado todos los juegos de la franquicia, no me atrevía con su primera parte, por pensar que con sus anticuados gráficos no lograría transmitirme su ambientación, y que no podría adaptarme al arcaico control. Por suerte, hice caso de recomendaciones de vandaleros y debo dar las gracias, pues esta primera entrega es un survival horror genial, que logra asustar incluso con esos gráficos y con una atmósfera muy bien recreada, que funciona incluso a día de hoy. Ojalá lo hubiese podido disfrutar en su momento, porque el impacto habría sido mucho mayor.

The Last of Us (PS3)

Poco tengo que decir sobre el que a día de hoy me parece el mejor juego del 2013 y de PS3, que no dijera ya en la entrada que le dediqué. Un juego palomitero que se desmarca del resto de juegos palomiteros, con un personaje que quedará para el recuerdo, como es Joel.

The Stanley Parable (PC)

Un sorprendente, divertido e interesante "experimento" sobre la libertad de elección en los videojuegos, que no tiene problemas en parodiar y reírse del mundillo y de sí mismo. Cuando crees que ya no puede sorprenderte y que no queda nada por probar, consigue sacarse un nuevo truco de la manga y dejarte con la boca abierta.

The Walking Dead (PS3)

Una sorprendente aventura narrativa que no se corta un pelo a la hora de mostrar las escenas más violentas y el horroroso comportamiento que pueden tener los seres humanos en situaciones límite. Logra transmitirte la tensión y la responsabilidad (y culpabilidad) cuando has de decidir hacer algo en pocos segundos, y presenta unos personajes perfectamente caracterizados y creíbles, algunos de los cuales dejan huella.

To the Moon (PC)

Una aventura narrativa que cuenta la bella historia de toda una vida, con una pareja protagonista realmente genial. Tiene algunos de los momentos más tristes que he presenciado en este mundillo, pero también alguno de los diálogos más divertidos, y es el videojuego con el que más me he implicado emocionalmente (en gran parte gracias a su hermosa banda sonora).

Ahora vamos con juegos que, si bien no son la crème de la crème como los anteriores, sí me parecen muy buenos y me han hecho disfrutar mucho:

Castlevania: Lords of Shadow (PS3)
Un gran juego de tortas y aventura, del que me conquistó su ambientación y aspecto visual, y su variedad de situaciones. El sistema de combate tiene su gracia por combinar los 2 tipos de magia, y contiene algunas de las escenas más impactantes visualmente de toda la generación. Hay algunas cosas que no acabaron por convencerme, como los intentos cutres de colosos o el final, pero estoy esperando la segunda parte con interés.

Deadly Premonition: The Director's Cut (PS3)
Un extrañísimo juego que mezcla survival horror y sandbox, con Twin Peaks (que no he visto) e idas de olla importantes. El protagonista derrocha carisma a raudales y la historia es absorbente, así como la posibilidad de espiar a los vecinos en distintos momentos del día. Tiene fallos a toneladas y algunas cosas que impiden que sea una experiencia redonda, pero es muy recomendable para cualquier fan del terror y/o las rarezas. ¿Verdad, Zach?

Devil Survivor Overclocked (3DS)
En su momento le dediqué una extensa entrada a este JRPG estratégico tristemente desconocido en nuestro país, por lo que no me queda mucho más que decir, salvo recomendarlo de nuevo.

Hitman: Blood Money (PS3)
La última entrega de estilo clásico que ha visto la saga, y también me parece la mejor. Tiene menos misiones que otras entregas, pero más trabajadas, con mapas más compactos y complejos, y más variedad de movimientos por parte del protagonista, además de una IA mejorada. La historia es decente y consigue que tengas curiosidad por seguir.

Hitman: Contracts (PS3)
Mejora la segunda entrega de la franquicia, gracias a una mayor fluidez en el control y una IA enemiga más convincente y consistente. Tiene menos misiones que su predecesor, pero más trabajadas y casi sin bugs, por lo que la experiencia puede disfrutarse por completo sin tener que ignorar tantas veces los problemas técnicos de los que adolecía el anterior título.

Lollipop Chainsaw (PS3)
Un disparatado y divertido hack'n slash que es una acertada parodia del mundo estudiantil norteamericano, tal como se presenta en películas y series. El sentido del humor es el mayor acierto de este frenético y variado juego que no se toma en serio a sí mismo. Aunque al principio parece un poco limitado, al ir obteniendo combos y movimientos nuevos, mejora bastante la experiencia.

Odin Sphere (PS2)
Uno de los juegos visualmente más bonitos que he tenido el placer de disfrutar, con unos diseños que quitan el hipo y un plantel protagonista inmejorable. La historia resulta bastante interesante, pero el hecho de tener que pasarse (casi) todas las fases y derrotar a (casi) todos los jefes 4-5 veces puede resultar repetitivo. En mi caso no fue así porque lo fui combinando con otros juegos y pude disfrutar de este espectáculo hasta el final.

Rain (PS3)
Un bonito e intimista juego descargable, que logra transmitir una sensación de tristeza y melancolía gracias a su hermosa puesta en escena. La mecánica de esconderse y pasar desapercibido tiene su gracia, pero el fuerte de este título es su ambientación y la sencilla historia que cuenta.

Resident Evil (Gamecube)
Tras probarlo hace tiempo y salir huyendo por culpa del control, decidí volver a intentarlo, porque sabía que merecería la pena, y así fue. Visualmente sigue siendo increíble a día de hoy, y logra transmitir una sensación de agobio y confinamiento como ningún otro survival, pero no me ha gustado tanto como a todo el mundo, porque creo que prefiero otro tipo de juegos dentro del género. Aún así, es un título increíblemente bien hecho.

Shin Megami Tensei III: Lucifer's Call (PS2)
Tras pasarme varios spin-off, decidí que era el momento de probar con la saga principal. Se trata de un JRPG muy complejo, con una jugabilidad muy depurada y una cantidad de opciones apabullante a la hora de personalizar a nuestro equipo. Sin embargo, no me ha parecido tan bien medido como otros SMT, y la historia es anecdótica, aunque el trasfondo es muy bueno.

Suikoden V (PS2)
Mi primera incursión en la saga me ha dejado muy satisfecho, gracias a la efectiva mezcla entre JRPG tradicional y estrategia, y a la ingente cantidad de personajes a reclutar, todos con un mínimo de carisma y trasfondo, lo que consigue que acabes escogiendo a tus favoritos en base a tus gustos y no a sus atributos. La historia está bien contada, y la base de los protagonistas es lo más.

Syndicate (PS3)
Un potente FPS con una ambientación soberbia y un trasfondo genial, que cuenta una interesante historia (aunque algo inconsistente en algún punto). Las posibilidades para piratear los chips situados en el cerebro de los enemigos son muy originales, y el juego sabe ofrecer tiroteos frenéticos (aderezados con una gran banda sonora) y momentos de relax para sumergirse en los escenarios.

Zone of the Enders: the 2nd Runner (PS3)
Esta secuela deja en evidencia a su floja primera parte, gracias a un desarrollo mayormente lineal, más directo y frenético, un control más trabajado y unas batallas increíbles contra jefes finales. Es una descarga de adrenalina constante.

Tenía pensado comentar otros juegos que considero buenos, aunque no tan destacables, y también la morralla, pero mi torpeza me ha gastado una mala pasada y se me ha borrado media entrada, así que lo dejo en estos que son los mejores, porque no pienso volver a repetir todo lo que he escrito. Así me ahorro herir algunas sensibilidades y decir lo mierder que es Superbrothers S&S, por ejemplo.

Publicado: 11:11 23/12/2013 · Etiquetas: · Categorías:
Si el año pasado me quejé de lo flojos que fueron los lanzamientos en líneas generales, en este me ha pasado todo lo contrario: han salido tantísimos títulos de mi interés, que no he podido comprar más que unos pocos y he tenido que dejar el resto para otra ocasión. Vayamos por partes:

3DS es la consola de mis amores por darme buenos juegos de Nintendo y JRPG's en cantidad (y calidad) decente. Si juntamos ambas cosas, sale Fire Emblem: Awakening, el que considero mejor juego de la portátil, a falta de probar otros en mayor profundidad. También han salido otros grandes juegos, como Devil Survivor Overclocked (al que le dediqué una entrada en su momento), Devil Summoner: Soul Hackers, y Bravely Default, que me está encantando con lo poco que llevo, aunque he leído algunas cosas que no me han gustado en su post oficial, pero yo nunca esperé una obra maestra, así que no creo que me decepcione. Solo me he dedicado a comprar RPG's, pero han salido otros títulos interesantes a los que daré un tiento en cuanto pueda: Castlevania LOS: Mirror of Fate (probada la demo y me gustó), Luigi's Mansion 2 (aunque no me gustó el primero, este parece bastante mejor), Project X Zone (más RPG), Mario & Luigi: Dream Team Bros, Code of Princess, Pokémon X/Y y Zelda: A Link Beetween Worlds (que aparenta ser mucho mejor de lo que parecía al principio). Ahora mismo la portátil de Nintendo es mi consola favorita de esta nueva generación, y el año próximo puede ser muy bueno si traen títulos que llevamos tiempo esperando en Europa.

La otra cara de la moneda es WiiU, la cual no tengo todavía, y con eso lo digo todo, pues siempre he comprado todas las consolas de sobremesa de Nintendo en el lanzamiento. No me puedo creer que con un año tan flojo en lanzamientos importantes, siga a ese precio oficial (que es el que tenemos por donde vivo, no como en otras partes donde ha estado a 200 euros, que es lo que pagaría por ella ahora mismo). Parece que Nintendo va con 1 año de retraso: lo que ha salido este año tendría que haber estado en el lanzamiento, y durante este año todo lo que conocemos para el próximo. El último Nintendo Direct ha dejado claro que siguen a su ritmo, y no comprendo de qué sirvieron ese año y pico de vacío al final de vida de Wii y los primeros meses flojos con 3DS. ¿No han tenido tiempo para hacer más juegos? De lo aparecido este año salvo Pikmin 3, The Wonderful 101 y, sobre todo, Super Mario 3D World, probados un poco por encima y que me hacen tener ganas de adquirir la consola, aunque no pienso pagar lo que piden por ella, porque es una estafa. También destaco los multiplataforma como Rayman Legends, Batman: Arkham Origins y Splinter Cell: Blacklist (que pinta bastante mal, pero la esperanza es lo último que se pierde), aunque para jugar estos no me hace falta la consola. El año que viene pinta mejor, y ya es la segunda vez que digo lo mismo...

Por su parte, PS3 ha tenido también un año espectacular, y cualquiera diría que acaba de salir su sucesora, porque la cantidad de juegazos que han salido (y los que quedan para el año que viene, e incluso después, como Persona 5) parece mentira. Ni No Kuni me supuso una pequeña decepción y podría haber sido mucho mejor con otro sistema de combate y una historia con gracia; Dead Space 3 empieza a mostrar síntomas de cansancio en la saga (como expliqué en esta entrada), y he podido disfrutar por fin de Deadly Premonition gracias a su versión Director's Cut. Por su parte, The Last of Us me parece el juego del año y un blockbuster que se carga un montón de convenciones y deja en pañales a la gran mayoría de blockbusters. Otros juegos que no he tenido el placer de probar, pero que pintan bien, son: Bioshock Infinite, Tomb Raider, Remember Me, Metal Gear Rising, Tales of Xillia, Puppeteer, Dragon's Crown, Resident Evil 6, Disgaea D2 y Killer is Dead. Acabarán siendo mejores o peores, pero me dan una gran variedad de títulos para elegir. En el plano descargable, quiero destacar el bonito Rain y The Walking Dead, con el DLC 400 Days y por fin la esperada Season 2.

No quiero terminar sin hablar de las propuestas indie, sobre todo en PC. Nótese que sobre todo comento juegos que me parecen interesantes y no he probado, porque no puedo comprar muchas novedades y me dedico a pasarme títulos de años anteriores, pero al ver cosas como: Amnesia: A Machine for Pigs, Stanley Parable, Papers, Please, The Swapper, Contrast, Gone Home, Proteus, The Novelist, The Wolf Among Us,  Brothers: A Tale of Two Sons u Outlast, me doy cuenta de que hay grandes ideas que hasta ahora eran muy difíciles de imaginar siquiera. Antes veía demasiados "homenajes" a títulos pasados y mucha tontería pero, de un tiempo a esta parte, no dejo de ver propuestas muy originales y con una madurez que deja en ridículo a la gran mayoría de "bombazos" del año. Me he vuelto a instalar Steam en el PC, solo digo eso xD.

P.D: de Vita, PS4 y Xbox One no digo nada, porque no tengo el más mínimo interés en ellas y pueden pasar años hasta que lo tenga. Muy lamentable que The Last Guardian se vaya finalmente a PS4, y a saber cómo sale al final.

Publicado: 15:35 11/11/2013 · Etiquetas: · Categorías:

Hace poco terminé la tercera entrega de la saga y me gustaría opinar sobre ella, ya que se han dicho muchas cosas y se ha creado bastante negativismo al respecto incluso antes de salir, y me da que mucha gente ni se ha molestado en probarla o bien no sabe a qué estaba jugando en las entregas anteriores y se ha apuntado a tirar mierda de gratis sin pensar. Y que quede claro desde el principio que considero la tercera parte como la más floja de todas, pero no precisamente porque haya coberturas y enemigos humanos.

El primer Dead Space NO es un Survival Horror. Es un shooter con ambientación de terror, más parecido a Resident Evil 4 que a Resident Evil. En los primeros capítulos intenta crear ambientillo para acojonar, y bajo mi gusto lo hace bastante bien, pero eso dura poco porque gasta sus trucos demasiado pronto y luego por lo general se dedica a tirarte enemigos a lo loco y ya está. Me parece el mejor de la saga y un gran juego, pero las cosas como son. Tiene una ambientación bastante buena y una personalidad propia, pese a los claros "homenajes" a Alien, y algunas partes cojonudas (y otras horribles, como el infame tiroteo a los asteroides; idea de algún demente que espero fuese despedido y azotado en la vía pública). En mi opinión, hay algo que lo separa de la excelencia, y son los dos capítulos finales, que en su mayor parte me parecen relleno puesto para alargar. Si hubiese acabado en el fantástico capítulo 10, hubiera sido otra cosa, pero parece que algunos se pierden si no te meten un combate final contra un bicharraco enorme que apenas pinta nada si piensas en lo que ha sido el juego hasta entonces.

Después vino Dead Space: Extraction, el apestado de la saga por ser de un género considerado menor y por haber salido en Wii. Yo también protesté por que hicieran un shooter on-rails en lugar de un TPS como en las demás, en una consola con muchos exponentes del género (y de thirds tirando por el camino fácil), pero el resultado fue más que satisfactorio, para sorpresa de muchos. Como ya he hablado varias veces de él, voy a ser escueto, pero opino que consigue trasladar la tensión de las entregas mayores con una mecánica muy distinta, y que, dentro de su propio género, es posible que sea mejor que éstas.

Dead Space 2 es considerado el mejor por algunas personas, y un cambio en la saga por otras... cosa que no entiendo en ninguno de los casos. Se trata de la típica secuela hollywoodiense: "más grande, más enemigos y más de todo = a mejor". Y las cosas no funcionan así. Ya desde la intro  se ve claramente que esta vez pasan de crear ambiente y nada más empezar el juego te lanzan en medio del meollo durante un prólogo muy bien conseguido. Isaac es más ágil y el control menos restrictivo, y hay más enemigos en pantalla y (todavía) más acción. Ahora el protagonista habla y suelta tacos para demostrar lo manly y cabreado que está, pero en general el guión es pasable y no dicen muchas tonterías, así que no importa. Considero que mantiene el tipo, aunque como secuela aporte pocas novedades y pase totalmente de crear ambientación de terror, excepto en cierto capítulo que quien lo haya jugado recordará bien.

Y llegamos a Dead Space 3. Enemigos armados y coberturas, y "EA se ha cargado la saga". Pues bien, como dije antes, lo considero el más flojo de todos, pero no porque haya enemigos que disparen. Diré más: esos enemigos son un soplo de aire fresco y ayudan mucho a superar a ratos la constante sensación de dejà-vu que impera durante la mayoría del juego. Dead Space 3 falla en que es lo mismo por tercera vez y apenas aporta nada destacable, aunque lo intenta.

Novedades hay unas cuantas:

- En primer lugar, aparte de los mismos necromorfos de siempre (el 2 casi no añadía enemigos nuevos), tenemos algunos tipos que aparecen por primera vez y que aportan un poco de frescura. Por supuesto, los enemigos armados dan otro toque de variedad muy necesario, al estar basados en ataques a distancia (en lugar de lanzarse contra ti a lo loco), mejor posicionados en el escenario y ser un poquito inteligentes. Las coberturas automáticas no funcionan muy bien, pues cuesta mucho "desenganchar" a Isaac (por suerte, el añadido del movimiento evasivo sí resulta más efectivo, salvándote de varias tortas in-extremis). Además, las apariciones de humanos son pocas y muy concretas, y la mayor parte del tiempo lo pasamos matando necromorfos, así que las quejas son bastante infundadas.

- Es el que tiene más puzles de la saga. Todos sencillitos, pero que vienen bien para cambiar el ritmo y desconectar un poco de tanta matanza. Los que se quejan de que esto ahora es un COD, que jueguen antes de hablar.

- Existen misiones secundarias y misiones multijugador opcionales, y en varios puntos hay transportes para acceder a distintas zonas del mapeado. Aunque opino que las secundarias deberían ser un poco más cortas porque, al menos las 3 que probé antes de cansarme, estaban poco inspiradas y no aportaban mucho. Pero es una libertad que no estaba antes y que echan por tierra las tonterías que muchos dijeron sin haberlo jugado.

- Que haya que conseguir recursos para mejorar armas y traje le da otro toque novedoso. La creación de armas es bastante confusa y además casi no te explican nada, por lo que vas a estar desperdiciando componentes hasta que por fin entiendas de qué va la cosa, aunque luego puedes crear auténticas aberraciones (lanzallamas con mira telescópica, mezclado con lanzagranadas; lanzaarpones con martillo hidráulico para ataques cuerpo a cuerpo...).

- La ambientación en el planeta nevado de Tau Volantis resulta refrescante ( ), y sirve para ofrecer algunos entornos más abiertos para descansar un poco de tanto pasillo oscuro y estrecho.

Yo creo que con esto basta para demostrar que la gente ha rajado mucho y ha pasado de Dead Space 3 por volverse un shooter, cuando siempre lo ha sido y además esta es la única entrega que ofrece algunas cosas que supuestamente esa gente quiere.

Entonces, ¿qué es lo que falla? Como dije antes, esto es lo mismo de siempre, por tercera vez. Las novedades, aunque se agradecen, no sirven para quitar la sensación de que ya lo has visto todo y no hay mucho más que rascar. El juego intenta sorprenderte con tramos inesperados (algunos bastante originales y bien realizados), pero no dejan de ser momentos aislados en una aventura que, para colmo de males, está demasiado alargada (otra vez la errónea creencia de que más = mejor), a los topes de relleno insustancial durante algunos capítulos. Esas partes donde la jugabilidad varía sólo sirven para distraerte durante un rato de unos tiroteos mal planteados, que se basan en soltarte decenas de necromorfos que se lanzan contra ti a lo loco, y eso una y otra vez. Pocas secciones realmente bien planteadas hay, como por ejemplo sí lo están las de los bichos esos que se esconden detrás de las cajas/rocas y corren hacia ti cuando menos lo esperas. Da la sensación de que no saben bien cómo llevar la mecánica jugable base del juego (matar necromorfos) y por eso han de recurrir a tramos en los que varían un poco. Para colmo, este problema se hace más patente debido a que dura más de lo deseable en un juego de este estilo.

Después de 3 entregas, ya empieza a cansar, y espero que le den un buen descanso a la saga, o entonces sí que estará muerta y se habrán ganado varias quejas fundadas. Si en la próxima generación van a hacer lo mismo con mejores gráficos, la van a cagar a base de bien, y espero que se replanteen la base jugable y no se dediquen otra vez a soltarte enemigos a lo loco e ir metiendo un tramo un poco distinto de vez en cuando para que no acabes bostezando.

P.D: no me olvido del lamentable guión de la tercera entrega, con un montón de personajes innecesarios, un Isaac que tan pronto está deseando salir corriendo como haciéndose el héroe, diálogos genéricos y cutres, topicazos, marines espaciales y un triángulo amoroso innecesario y ridículo. Isaac, tendrías que haberte quedado calladito.

Publicado: 13:14 08/07/2013 · Etiquetas: · Categorías:

¿Por qué este título? Porque The Last of Us es todo lo contrario a lo que puedes esperarte de un blockbuster palomitero, y más teniendo en cuenta los recientes trabajos del estudio. Hay acción, pero no es un juego de acción; hay escenas espectaculares, pero ni abundan ni son lo más importante; hay gore, pero ni es gratuito, ni se recrean en él cuando no hace falta; hay narración, pero la mayoría ocurre in-game.

Parece ser que el juego está vendiendo muy bien, y no es de extrañar con la gran campaña publicitaria que ha tenido: "de los creadores de Uncharted", pone en la caja. Es gracioso cómo el juego no podría ser más distinto a dicha saga, aunque guarde algunos puntos en común. Habrá gente que lo comprará porque más o menos sepa lo que va a encontrar, y otra lo comprará porque no tiene ningún criterio y se deja llevar por lo que más anuncian o por lo que lance al mercado su compañía favorita. Ya que abundan las comparaciones con esas "obras maestras" que son los Uncharted, me gustaría hacer mi propia comparación.

Resulta curioso volverse a leer esta entrada que le dediqué a la trilogía en su momento:
Uncharted 3: La Traición de Drake, y mi opinión sobre la trilogía

Y en concreto este párrafo viene muy bien para lo que quiero explicar:

Se puede narrar algo haciendo que el jugador sea partícipe de ello, como demuestra la famosa escena del desierto, en la que acompañamos a Drake en busca de agua en su desesperado viaje por el mar de arena. Durante esta parte, si dejamos de pulsar el stick, el protagonista cae al suelo sin fuerza, y no se levanta hasta que volvemos a mover la palanca, como si le estuviéramos dando fuerzas. Es una parte que me parece genial porque podrían haberlo hecho con una escena, pero decidieron que era mejor implicar al jugador y hacerlo sentir el agotamiento y la desesperación de estar perdido en el desierto. ¿Por qué no es así con todo? Porque el juego se ahoga entre las paredes de la mediocridad hollywoodiense a la que Naughty Dog se ve restringida.

En Naughty Dog han aprendido la lección, o más bien no se han visto restringidos a hacer una palomitada hollywoodiense a la hora de crear TLOU: en esta ocasión, la narración es como mil veces mejor y más de videojuego, aunque siga habiendo escenas (bastante cortas en general y en las que se dicen las palabras justas, sin recrearse cuando no hace falta). Pero la mayoría de la narración es in-game, mediante conversaciones, documentos o la simple observación del escenario, o con escenas jugables (he leído que en ND quitaron varias escenas de vídeo para hacer que fueran jugables, y se nota). El juego se toma mucho tiempo para hacernos vivir el viaje, mostrando vecindarios enteros que podemos explorar con calma, entrando en todos los edificios y habitaciones, parándonos a buscar por cajones y escritorios, y haciendo que Joel y Ellie (y otros personajes, cuando los hay) hablen sobre lo que ven o sobre sus cosas, sin que haya un solo enemigo que perturbe la calma. En más de una ocasión, observaremos nuestro destino a lo lejos y la acción transcurrirá casi sin cortes hasta llegar allí. Desde el final del prólogo pasan más de 3 horas de juego sin que haya un corte en la narración y los personajes aparezcan en otro lugar: no te pierdes nada del camino, aunque haya escenas de vídeo por en medio. Y eso ocurre muchas más veces.

Volviendo a la comparación con Uncharted, me parece ridícula, y no sólo porque pertenezcan a géneros distintos, sino porque tienen estilos distintos y, donde el shooter de Nathan Drake se quedaba a medias, en la aventura de Joel y Ellie van hasta el final, o casi. Uncharted no deja de ser un shooter poco profundo, lleno de escenas que buscan impactar y crear una variedad que su mecánica jugable no consigue crear, con un guión tonto e inconsecuente y un protagonista graciosete que busca caer simpático y nada más. Puede que la narración sea resultona en su estilo, pero viendo los making-off, te da la sensación de que buscaban hacerlo en serio (o te están vendiendo la moto, que también puede ser). Y la jugabilidad apenas está integrada en esa narración, pues sólo pretende divertir sin complejos. Y lo siento, pero si sólo queremos divertirnos, hay juegos mucho mejores, y sin salir del género, ni de esta generación. Por lo tanto, considero que la comparación no sólo es ridícula por ser estilos muy distintos, sino porque la calidad dentro del estilo de cada uno, es muy diferente.

TLOU es sin duda un juego muy maduro, y sorprende viniendo de quien viene y con la engañosa forma en la que lo han vendido: Joel no es un héroe (ni siquiera un anti-héroe); es una persona normal que ha hecho todo lo posible para sobrevivir después de que su vida y la sociedad que conocía se fueran a la mierda. Actúa como actúan los demás humanos: en base a sus intereses y a su supervivencia, sin dobles morales ni hipocresía, sino luchando con todo lo que tiene para seguir viviendo y conseguir lo que quiere. Si eso significa matar a un tipo desarmado e indefenso porque molesta, como se ve durante la primera hora de juego, no hay ningún problema. Las famosas peleas cuerpo a cuerpo que se han visto en los trailers están perfectamente justificadas e impresionan por su brutalidad y crudeza, y por la falta de artificios al mostrarlas: es el día a día en ese mundo, como podremos comprobar con la muerte de cierto personaje, que ocurre totalmente in-game y fuera de escena. Es alguien más; otra víctima de las circunstancias y de la constante lucha por sobrevivir. Ni cámara lenta, ni música lacrimógena: silencio absoluto, como durante la mayor parte del juego, en el que apenas llegan a sonar unos pocos acordes de guitarra de vez en cuando y donde no hace falta recalcar escenas duras, porque son el pan de cada día. Incluso el polémico final mantiene ese estilo, sin artificios ni regodeos.

Tampoco hay artificios en los encuentros con enemigos (ni siquiera música la mayoría de veces). Me parece destacable la forma de encajar las mecánicas de acción y sigilo, con los mismos objetos y el mismo escenario que sirve perfectamente para ambas cosas. En otros juegos de sigilo, una vez te descubren, parece que tengas una señal brillante que le indique a los enemigos dónde estás, pero aquí puedes huir o librarte del enemigo que te ha visto, y los demás no sabrán dónde estás (aunque seguramente estén en alerta). Puedes salir, matar a uno, despistar a los demás y volver a esconderte, ponerte a disparar y luego huir gracias a una trampa, y todo transcurre con una fluidez y una naturalidad acordes al resto del juego. Las luchas contra humanos son brutales y llenas de violencia, y atravesar una zona llena de infectados tratando de no ser visto puede poner de los nervios al más valiente. Puedo decir que la mecánica de enfrentamiento contra los enemigos, ya sea con acción o sigilo, funciona a la perfección y está muy bien integrada dentro de la historia y su narrativa, así como la fabricación de objetos y la curación usando botiquines, que ocurren en tiempo real. Y los golpes y disparos duelen de verdad, y puedes morir por un disparo de escopeta a bocajarro o por el mordisco de un infectado inoportuno. Si recibes muchos golpes o un disparo, a veces Joel cae al suelo, aturdido, dando un resultado mucho más realista que la mayoría de juegos.

A pesar de todo ello, TLOU no es tan bueno como podría ser o como han sido otros juegos que han sabido tratar temas maduros todavía mejor. No han querido ir hasta el final mostrando ciertos temas (como sí han hecho con la violencia), o puede que no les hayan dejado, y jugablemente tiene detalles por pulir, como el asunto de que los enemigos no vean a nuestros compañeros controlados por la IA: obviamente es la opción correcta para no sufrir muertes absurdas que no son culpa del jugador, pero está claro que va en contra de la inmersión. También hay ciertos detalles que podrían haberse hecho de forma distinta (escaleras/palés/tablones, alguna escena concreta, etc.) y que logran empañar un poco el sorprendente resultado final. Y no es sólo sorprendente por su madurez y calidad, sino porque han conseguido colar como superventas algo que no tiene nada que ver con los blockbusters actuales, lo cual también es un logro y abre la puerta a que Naughty Dog y otras compañías se atrevan con propuestas similares.

En cuanto a mi opinión personal, estoy encantadísimo con The Last of Us y lo considero el mejor juego de PS3 y uno de los mejores de la generación. Me alegro de haberme equivocado con mis valoraciones iniciales (provocadas por trailers que intentan venderte lo de siempre, cuando es bastante diferente) y de haber disfrutado de esta joyaza que, si bien no es perfecta, es una buena patada en la entrepierna a los "AAA" superficiales y estúpidos que venden millones, y un decidido paso adelante en ese tipo de producciones. Añado que Joel se ha convertido en uno de mis personajes favoritos del medio, por su complejidad y sus matices, y por ese final tan consecuente con lo que ha sido su personalidad desde el minuto 1.

P.D: aprovecho para dejar otra dedicatoria a los cerrados de mente que en más de una ocasión me han acusado de "odiar" a Sony y/o Naughty Dog. Ya veis que cuando han hecho un juego acorde a mis gustos y exigencias, no tengo problemas en deshacerme en elogios y dedicarles una de las entradas más largas de mi fantástico blog. Besos para todos los cerrados de mente que no saben disfrutar de su hobby y que no entienden la diferencia de opiniones y criterios, o directamente no tienen uno propio.

Publicado: 18:50 23/04/2013 · Etiquetas: · Categorías:

Devil Survivor ha sido un título muy problemático en Europa: la versión para DS ni siquiera salió en nuestro continente, y la de 3DS ha sufrido innumerables retrasos hasta dejar su salida en medio de 2 esperados lanzamientos, como son Luigi's Mansion 2 y Fire Emblem: Awakening. Para colmo, trae unos cuantos bugs que aún no han sido arreglados, aunque teóricamente en Ghostlight están trabajando en ellos, y además, parece ser que no ha sido lanzado en España, pero sí en el resto de Europa (no lo puedo confirmar porque lo compré de importación). Mucho lío para un juego, pero ¿merece la pena pasar por esas "complicaciones" para disfrutarlo? Mi opinión es que sí.

¿De qué va?

Devil Survivor es una mezcla de juego de estrategia por turnos y JRPG clásico. Las batallas se desarrollan en escenarios de vista isométrica y los personajes se mueven por cuadrículas, como en cualquier juego de estrategia pero, en lugar de tener un combate automático (como sucede en Fire Emblem, por ejemplo), la lucha entre los personajes se desarrolla como en un JRPG por turnos, en enfrentamientos de 3 vs 3 normalmente. Como es de esperar, los personajes tienen habilidades que pueden usarse fuera del combate (sólo 1 vez por turno) y que influyen tanto o más que las propias luchas.

En las batallas controlamos un máximo de 4 personajes humanos, cada uno formando equipo con 2 demonios. Los demonios son la auténtica salsa del juego, y ejercen el papel de "Pokémons", sólo que, en vez de capturarlos por ahí, hay que comprarlos en la casa de subastas a la que se accede desde el menú. Allí podemos pagar un precio para conseguirlos desde el principio o participar en una subasta bastante fácil de ganar y que nos garantiza un precio algo menor que el de compra. Los demonios van apareciendo en la subasta según nos enfrentemos a ellos durante los combates de la historia. Además, también es imprescindible fusionarlos entre ellos para conseguir demonios más poderosos (ya que ganan experiencia con menor rapidez que los personajes humanos), teniendo el ser resultante habilidades heredadas de los 2 usados para conseguirlo.

Las habilidades son lo más importante de todo el juego, y lo que nos llevará a la victoria o la derrota. Hay de 3 tipos: las que se usan como comandos de batalla (las de toda la vida, vamos), de las cuales, algunas pueden usarse fuera de la batalla (ejemplo: las de curación/resurrección); las pasivas (ejemplo: resistencia a ataques elementales) y las automáticas, que se activan al empezar el combate o bajo condiciones concretas. Si los demonios adquieren habilidades mediante la fusión (o de vez en cuando durante las batallas), los personajes humanos necesitan "crackearlas". Para ello, antes de comenzar una batalla, hay que seleccionar una habilidad de las que aparecen en la lista de "Skill crack", a uno de los demonios que la posea y a un personaje humano. Si ese personaje derrota a ese demonio en concreto, podrá obtener la habilidad seleccionada. Es un sistema interesante, aunque nos deja un poco a expensas de lo que tengan los enemigos a la hora de obtener habilidades.

Es un poco complejo a la hora de explicarlo, pero mucho más sencillo en la práctica. Los combates se desarrollan a gran velocidad y resultan muy intensos y divertidos. Las misiones son bastante variadas, y en muchas ocasiones hay que proteger o rescatar a otros personajes, o impedir que enemigos escapen, o llegar a lugares concretos, etc.

Supervivencia en Tokyo

Si algo quiero destacar del juego es el argumento, que resulta muy original, y más en un género tan "gastado" en ese aspecto. A grandes rasgos, se puede resumir en que el protagonista (al cual debes nombrar, y que no habla más que cuando hay opciones de diálogo para escoger), junto con sus amigos Yuzu (amiga de la infancia buenorra) y Atsuro (friki informático) queda atrapado en Tokyo justo cuando empiezan a aparecer demonios que se dedican a atacar a las personas. Gracias a unos ordenadores en forma de 3DS llamados COMP, que les ha dado Naoya, el primo del protagonista, pueden invocar demonios para defenderse. Pronto descubren que no pueden abandonar la zona porque el ejército ha bloqueado todas las salidas, y que el líder de cada grupo de usuarios de COMP's (en este caso, el protagonista) es capaz de ver un número encima de las cabezas de las personas, que indican cuántos días les quedan para morir, y el suyo es muy bajo.

El argumento trata temas como la religión, las nuevas tecnologías y el comportamiento de las personas cuando se sienten acorraladas en una situación extrema y, aunque lo hace de manera un poco light, en algunas ocasiones se atreve a proponer algunas situaciones que darían que hablar si fuese un juego más conocido. Los personajes responden a arquetipos, aunque se comportan de forma creíble y ni de lejos tan tópica como cabría esperar por su apariencia, logrando que resulten interesantes y con cierta profundidad. Lo mejor de todo es que nuestras decisiones influyen en el devenir de los acontecimientos: en el menú del mapa van apareciendo varios eventos para hablar con distintos personajes o explorar distintos lugares y, en muchas ocasiones, escoger uno hará que desaparezcan los otros, por lo que descubriremos o nos perderemos distintos detalles argumentales. Yendo más allá, según si hablamos con un personaje u otro, o según nuestras respuestas en los diálogos, nuestras decisiones en ciertos momentos, o el éxito en distintas misiones, provocaremos que la historia varíe en puntos importantes (como la incoporación o muerte de un personaje al grupo, por ejemplo). El último día del juego podemos escoger entre un total de 5 caminos posibles, lo que nos llevará a sendos finales y distintas batallas, según el caso.

Nadie es perfecto

Llegó la hora de hablar de los defectos, algunos de ellos bastante evidentes, pero que no consiguen destrozar la experiencia de juego global:

- El juego está totalmente en inglés (voces y texto). Para mí no es un problema, pues es un inglés bastante sencillo, pero para otros es importante.

- Los famosos bugs: hay 3, que en teoría Ghostlight está intentando parchear:

1) Al comenzar hay que nombrar al personaje del jugador, y se intercambian nombre y apellido cuando los demás se dirigen a nosotros. Es una chorrada, pero queda mal.

2) En ocasiones, al conseguir un demonio en una subasta, resulta que éste nos pide más dinero del acordado para formar parte del equipo. En alguna ocasión, cuando esto sucede, el juego se congela y hay que reiniciar. Fastidia, pero no es importante por 2 razones: la primera es que es muy poco frecuente (me ha pasado 2 veces durante toda la partida). El segundo es que a las subastas se accede desde el mapa y siempre se puede guardar antes de participar.

3) Cada vez que se usa el comando "Summon" durante las batallas, la pantalla se congela y hay que esperar 3-5 minutos para seguir jugando. El comando se usa cuando eliminan a un demonio y queremos sustituirlo por otro que tengamos en la reserva, lo cual puede suceder bastante a menudo (aunque hechizos de resurrección evitan que tengamos que hacer intercambios). Molesta bastante, pero al menos se puede seguir jugando después de esperar.

- La dificultad: sé que muchos estáis deseando morir muchas veces, y realmente yo no tendría problemas si la solución fuese otra, pero resulta que para ganar las batallas más complicadas, la solución suele ser subir niveles el 90% de las veces. Sé que es algo frecuente en el género, pero cada vez me molesta más. También es posible plantear la lucha de otro modo, pero es complicado obtener habilidades nuevas, a no ser que hagas una lista con las posibles fusiones de todos los demonios y las habilidades que puedan conseguir. Al final, influye más subir un par de niveles que replantearse la estrategia a seguir.

- Un port de DS: no es un fallo per se, pero el juego es un port de DS a todos los aspectos, y se nota mucho en los gráficos y en el poquísimo uso que hace de las 3D estereoscópicas.

Conclusiones

Me he dejado muchas cosas en el tintero, pero creo que he resumido bastante bien lo que me ha parecido esta refrescante e interesante propuesta dentro del género de los JRPG y la estrategia. Tiene algunos fallos que evitan que sea todavía más disfrutable, pero las cosas buenas son todavía mejores, y creo que merece la pena plantearse importarlo aunque ahora mismo 3DS tenga una gran cantidad de lanzamientos importantes. Estoy seguro de que Devil Survivor es tan bueno o más que muchos de ellos, pero no es tan famoso y es third, y esto es lo que pasa. Siempre se habla del problema de Nintendo con las third, pero la realidad es que la gente siempre tira hacia la enésima entrega de una saga conocida en lugar de hacia algo diferente. Ahora que mucha gente está descubriendo el estilo de los Shin Megami Tensei gracias a Persona 4 Golden, quizá va siendo hora de probar otras subsagas al estilo de Atlus. Teniendo claro que, bajo mi punto de vista, no llegan al nivel de P4, Persona 3, los Digital Devil Saga de PS2 y este Devil Survivor merecen mucho la pena (y seguro otros SMT que todavía no he probado).

Para acabar, dejar el dato de que, contando muertes, debe de haberme durado unas 50 horas (el reloj del juego marca 43) y, como sé que mucha gente está esperando el numerito, aquí lo dejo:

Nota: 8/10

P.D: Enlace a la OST en Youtube: www.youtube.com/watch?v=iXjOs8gjOjQ&list=PL7F3617DE7DDC6C71&index=1

Siguientes mensajes

No More Blogs

Bad Girl 22
Blog de Bad Girl 22
Blog de Bad Girl 22

Posts destacados por el autor:
· ¿A qué he estado jugando durante 2014? (2)
· 2014: un año de transición
· ZombiU: horror a medias
· ¿A qué he estado jugando durante 2014?
· Jugados en 2013
· 2013: un gran año consolero
· ¿Qué ha pasado con Dead Space?
· The Last of Us: el anti-blockbuster
· Devil Survivor Overclocked: un tapado de 3DS
· Mundo abierto. Mundo de aburrimiento.
· Los juegos que más he disfrutado en 2012
· Despedida de Wii: Mi Top 50 (10-1)
· Despedida de Wii: Mi Top 50 (20-11)
· Despedida de Wii: Mi Top 50 (30-21)
· Despedida de Wii: Mi Top 50 (40-31)
· Despedida de Wii: Mi Top 50 (50-41)
· 2012: un año consolero decepcionante
· Batman: el fascismo americano renace
· ¿Todavía haces caso a las notas de las review?
· Deus Ex: Human Revolution
· Mass Effect 3
· Uncharted 3: La Traición de Drake, y mi opinión sobre la trilogía
· The Last Story
· Shin Megami Tensei: Persona 4
· Los 10 juegos que más he disfrutado en 2011
· The Legend of Zelda: Skyward Sword
· ¿Qué pasa con las notas de las reviews?
· Por qué Red Dead Redemption NO es uno de los mejores juegos de la generación
· Por qué Heavy Rain NO es uno de los mejores juegos de la generación
· Nier
· Mi top 16 de RPG's
· Mi Top 10 de plataformas Nintendo
· Xenoblade Chronicles
· Deus Ex
· Por qué Uncharted 2 NO es uno de los mejores juegos de la generación
· Valkyria Chronicles
· Silent Hill 2
· Mass Effect 2
· Mi Top 10 de Gamecube
· Baten Kaitos Origins
· No More Heroes 2: Desperate Struggle
· Fragile Dreams: Farewell Ruins of the Moon
· Baten Kaitos: Eternal Wings and the Lost Ocean
· Skies of Arcadia Legends




Blogs amigos:
Dr.MalignoXXX
Eisberg
MonaMix
Sr.A
Sudit
TheLemonKing
TimeDevouncer
Toorop
TurboCod
vanndread
Vikutoru


Categorías:


Archivo:
Enero 2015
Diciembre 2014
Julio 2014
Junio 2014
Enero 2014
Diciembre 2013
Noviembre 2013
Julio 2013
Abril 2013
Febrero 2013
Enero 2013
Diciembre 2012
Noviembre 2012
Agosto 2012
Julio 2012
Junio 2012
Mayo 2012
Abril 2012
Marzo 2012
Febrero 2012
Enero 2012
Diciembre 2011
Noviembre 2011
Octubre 2011
Septiembre 2011
Agosto 2011
Julio 2011
Junio 2011
Mayo 2011
Abril 2011
Marzo 2011
Febrero 2011
Enero 2011
Diciembre 2010
Noviembre 2010
Octubre 2010
Septiembre 2010
Julio 2010
Junio 2010
Mayo 2010
Abril 2010
Marzo 2010
Febrero 2010
Enero 2010
Diciembre 2009
Noviembre 2009
Agosto 2009


Vandal Online:
Portada
Blogs
Foro

Blogs en Vandal · Contacto · Denunciar Contenido