Claraboya virtual (Kiwiland)
Publicado: 03:06 08/03/2011 · Etiquetas: · Categorías:
 Pues veamos, mis sensaciones encontradas vienen de los juegos. No voy a entrar en el tema de conectividad, minijuegos y realidad aumentada en los que te incide la chica que intenta, a pesar del evidente cansancio, mostrar buena fe en lo que hace. Son añadidos más o menos afortunados que expanden la experiencia de cara a unas risas con tus amigos/pareja/etc...

Empezaré por Zelda. Ni qué decir tiene que la primera vez que ves a Epona cabalgando por la campiña mientras la neblina, presagio del bello amanecer, baña las patas de nuestro fiel compañero de viaje, con el juego de planos de profundidad y el logo de la saga flotando literalmente en la bóveda celeste digital que acoge al hyliano y a su corcel, la sensación embriaga y te hace sucumbir a los encantos de la portátil más allá de cualquier objetividad, que por cierto tendrá lugar en un próximo párrafo...

A la posibilidad de luchar contra Gohma, de recordar antes de tiempo las telarañas del viejo Deku y de recorrer como un día cualquiera los senderos que atan al pequeño pueblo Kokiri, me incliné decidido por la madriguera de los niños del bosque... No puedo detallar nada del viejo Gran Árbol porque preferí dejarlo para una ocasión menos inoportuna...

Más que la profundidad de campo, más que la definición de los elementos, y más incluso que la extrema suavidad lo que más agradecí en los primeros minutos  fue el modelado y animaciones de Link. Efectivamente, OoT3D no es un remake, ni falta que le hace. No pensaría igual si se tratase de una consola de sobremesa, pero no es el caso. El carácter visual de Ocarina permanece intacto, pero las mejoras vienen atadas a un cánon evidente, el de mejorar sólo en los apartados o secciones en los que realmente se precisaba un retoque.

Así pues, Link ahora corre y salta con una naturalidad que eché de menos en el Zelda del crepúsculo, y que aún no he encontrado en el tráiler de Skyward Sword. Todo ello lo hace un Link que, más que nunca, se codea con un artwork a un nivel más que satisfactorio. Las luciérnagas, hadas y polen revolotean flotando a nuestros ojos más allá del plano del camino que seguimos, salen de nuestra pantalla y vuelven a ella... La niebla persistente y compacta de los 64bit se convierte en un cálido manto húmedo que  acoge la muralla vegetal que fortifica el poblado... La suavidad es inherente a nuestro paso...

¿Qué echas de menos? Un tímido fur en el césped, algún matojo saliente de más y... Quizás una cascada algo menos lineal. Por lo demás el pueblo Kokiri vuelve a manifestarse como comunidad y no como amasijo vectorial. Una magia que reconocemos inmediatamente...

........   Por desgracia, aquí acaban mis buenas sensaciones, salvando un Street fighter bastante fiel al de las versiones de sobremesa y que, más allá de la estaticidad de los fondos (no tanta) da rienda suelta a la percepción de que esta consola en verdad va a ser capaz de mover juegos poligonales con verdadera soltura...

Pero llegó el resto. Kid Icarus fue mi siguiente objetivo. A decir verdad, mis expectativas pasaban por un Sin & Punishment con plumas de ángel en lugar de casquillos de bala o bolsas de plasma, todo ello rociado de picados mareantes y un aprovechamiento exhaustivo de las 3D. La realidad vino en forma de Time Crisis con mirilla angelical (me refiero, obviamente, al mismo protagonista) y unas rutinas de corpúsculos demoníacos de una simpleza extrema, para luego pasar a un pasillo elemental con enfrentamientos todavía más torpes y olvidables. En favor decir que el 3D se precisa fundamental para hacer de la experiencia algo más llevadera. Además las animaciones del chico, si bien escasas, eran muy buenas.

 El golpe más duro vino con Mercenaries. El RE que me vendían como adalid actual de la potencia gráfica de la portátil.

He leído de todo. Desde los que lo ensalzan a la altura del RE4 del cubito a los que lo ponen como digno, apenas, de figurar en el catálogo de Gameloft.

En verdad vi algo más próximo a la segunda opinión. Me encontré un juego poco estable, un aliasing considerable, una sensación de vacío imposible de despreciar y un seguimiento de los enemigos de todo menos amenazante y/o estresante. Fallaba en todo eso, y más. Porque sólo con que se hubiera difuminado esa hedor a demo técnica y sólo por un minuto me hubiera sumergido en el caos que se le presupone a ese momento ya sólo me hubieran preocupado los dientes de sierra del loco que sujetaba una en la cuarta entrega de la saga...

Por supuesto matizaré. No, no estoy haciendo flaco favor a las bondades de la portátil. Igual de rotundo seré ahora cuando os digo que el potencial técnico de la consola "se le nota" muy por encima de esta pequeña exhibición. Demo tras demo, y a pesar de tratarse de juegos que apenas hacían alardes dignos de elogio, o de siquiera una puntualización, pude sin embargo darme cuenta del potencial de la consola. En verdad sí creo que pueden llegar a un nivel similar a lo visto en Wii. Detalles que se reflejan en la soltura con la que la consola movía algunos juegos, algo más allá de un simple recuento de frames, me hablaba de cosas bien hechas...

Es por ello que el último párrafo que escribo es esperanzador. Se trata de una primera hornada, juegos que coquetean con el nuevo hardware. Algunos lo hacen sutilmente, pero con acierto. Otros intentan acosarla, lo que deriva en fracaso. Pero por encima de todo, si algo se nota es que vale la pena coquetear porque la consola lo vale...

PD: Las 3D no resultan anecdóticas, bien implementadas (Icarus, Zelda) reportan un sentido espacial que sí contribuye a una mator inmersión. No lo veo algo pasajero, ni insulso. Ni siquiera complementario. Lo encuentro un  arropamiento fundamental de cara a hacer de la portátil algo que va "más allá" de una guerra por el numero de pulgadas.

PD2: Me haré con ella. Cuando salga Zelda...
3 comentarios :: Enlace permanente
Compartir
FacebookCompartir
TuentiCompartir en Tuenti
MenéameMenéame Enviar
Comentarios: (primero los más recientes)
16:41 08/03/2011
Es cierto que el Kid Icarus necesitaba más trabajo en el control, era demasiado ortopédico. Me imagino que lo mejorarán para la versión final, porque todos los que lo probamos salimos diciendo que parecía que Pit "cabalgaba" en vez de caminar.
Pero técnicamente lucía muy bien, y el efecto 3D me impresionó porque permitía apreciar mejor detalles como los desniveles y grietas de los acantilados.

Al final, seguramente por nostalgia y esa magia intrínseca zeldera más que por otra cosa (que no es poco), el juego que mejores sensaciones me dejó de los que pude probar fue el Ocarina. Qué maravilla volver a recorrer el Bosque Kokiri con esa fluidez...
14:51 08/03/2011
No, o se me pasó o no estaba. La verdad es que mi error fue empezar por zelda, con el que me comí prácticamente el periodo de juego.
10:04 08/03/2011
Buenas impresiones!
Pudiste jugar al Pilotwings?
Participa con tu Comentario:

Este blog no permite comentarios.

Blog de Kwisatz Haderach
Blog de Kwisatz Haderach

Posts destacados por el autor:
· MAKING OF DE UNA TOMA DE EFECTOS ESPECIALES DE MI CORTOMETRAJE
· VIDEO FRIKI PARA UNA BODA QUE HICE HACE POCO
· Mass Effect 3, desgranado personal de un final polémico...
· 3DS. Primeras impresiones...
· GRAN TURISMO 5,  Analizando las primeras 20 horas...
· REACH, Impresiones
· UNCHARTED 3, nuestro granito de arena
· Otro versus Kz-Halo?
· STAR WARS... Borrador personal
· Princesa del Ocaso
· Recetas 360
· Valencia y el papa-nfleto
· Wii... ¿Revolución obsoleta?






Blogs amigos:
-obi-
ConK
HeinzCube
Kwisatz Haderach
Nahar
Scroll


Categorías:
Fakes
Final Fantasy VII: La novela
Gates of the Realm, el Zelda más épico
Metroid Prime: Guía novelizada
Nuevas producciones, nuevas esperanzas
Reviews


Archivo:
Marzo 2014
Julio 2013
Mayo 2013
Marzo 2013
Febrero 2013
Diciembre 2012
Junio 2012
Marzo 2012
Marzo 2011
Febrero 2011
Noviembre 2010
Septiembre 2010
Diciembre 2009
Octubre 2009
Noviembre 2008
Agosto 2008
Mayo 2008
Julio 2007
Diciembre 2006
Noviembre 2006
Julio 2006
Junio 2006
Mayo 2006


Vandal Online:
Portada
Blogs
Foro

Blogs en Vandal · Contacto · Denunciar Contenido