El Blog de Necromorfo

Categoría: Lectura Ligera

Publicado: 16:13 23/05/2012 · Etiquetas: , · Categorías: Lectura Ligera : Reflexiones de un Necromorfo
Hoy quiero dirigirme a vosotros no como Necro el tío que odia a la fenecida Wii, o como el Necro que pone un poco de pimienta en sus entradas de blog. Hoy vengo a hablaros de un tema que me ha conmovido al punto de hacerme llorar porque logré conectar, gracias a un hecho aislado en mi día a día, con la humanidad de otra persona. Y cuando te conectas con otro ser humano, es imposible no sentir el profundísimo estertor de la compasión.



En esta sociedad que día a día se empeña más, en hacernos ver más por nosotros en lo personal; como individuos con esa capacidad inconmensurable de comprar, de adquirir, de poseer objetos con la única limitación de nuestra voluntad. Pero el espejismo del consumismo exacerbado y visceral se esfuma al tiempo que se dibuja también, pero con líneas tan reales como la impotencia de la miseria, la verdad de la pobreza.

Hoy, los sistemas económicos, ya desde hace algunos años, trastabillan al ritmo que imponen los capitales obsenos. y la microeconomía, aquella que realmente importa en nuestros bolsillos, se encuentra a merced de decisiones tan ajenas a nosotros, como si determinada tendencia de mercado favorece el saqueo de capitales de un país para posteriormente depositar estos al otro lado del mundo. La única voluntad que mueve a estos leviatanes sin rostro, es la avaricia sin control, sin frenos y sin conciencia. No hay lugar en la economía de mercado del siglo XXI para el arrepentimiento en estos gigantes de dólares.

No vengo a hablaros de teoría económica. Tampoco vengo a exponeros una postura crítica contra el capitalismo. Ni siquiera pretendo adoctrinar a nadie en marxismo, leninismo ó socialismo. Mi única acometida es, exhortar a todo aquel demente que lea estas líneas absurdas que en todo nuestro proceso económico como individuos, incluso en cada parte de éste, hay elementos mucho más humanos que la simple detentación de servicios o productos.

Si contratas un servicio, hazlo ponderando la calidad de la persona que lo presta; incluso su calidad de madre soltera ó padre en apuros económicos, además de los criterios propios de calidad en el servicio prestado. Si compras un producto, hazlo pensando más allá de su calidad tangible y objetiva y piensa en la cantidad de empleos que favoreces en tu país y con tu gente ó si existe un trato igualitario y justo a los trabajdores que lo han producido, más allá de si es de determinada marca o si tiene cierto diseño.

Si humanizamos la economía con nuestras pequeñas acciones cotidianas, posiblemente nuestros hijos podrían vivir en un mundo que no se come a sus propios hijos. Y así ningún niño pueda preguntarles, como me ha preguntado a mí ¿Porque mi padre está, tirado en la calle sin ganas de despertar?

Publicado: 12:43 28/08/2011 · Etiquetas: · Categorías: Lectura Ligera
"Creen luchar por justicia y libertad, y son esclavos, combatiendo contra esclavos"

El pequeño nonato, que viaja en su probeta a los confines del mundo, y que tiene miedo de nacer porque no soporta la idea de vivir entre los hombres, lanza en esta breve frase su reflexión acerca del afán del hombre en la tierra. Finalmente el homúnculo tiene un final trágico e inesperado, pero aún siendo tan pequeño, da visos de una sabiduría extraordinaria. Un personaje fascinante que sólo pudo nacer en la mente de aquel hombre fuera de serie.

Publicado: 09:10 21/08/2011 · Etiquetas: · Categorías: Lectura Ligera
"Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias, en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes. Cada vez que él procuraba relamar las incopelusas, se enredaba en un grimado quejumbroso y tenía que envulsionarse de cara al nóvalo, sintiendo cómo poco a poco las arnillas se espejunaban, se iban apeltronando, reduplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de ergomanina al que se le han dejado caer unas fílulas de cariaconcia. Y sin embargo era apenas el principio, porque en un momento dado ella se tordulaba los hurgalios, consintiendo en que él aproximara suavemente su orfelunios. Apenas se entreplumaban, algo como un ulucordio los encrestoriaba, los extrayuxtaba y paramovía, de pronto era el clinón, las esterfurosa convulcante de las mátricas, la jadehollante embocapluvia del orgumio, los esproemios del merpasmo en una sobrehumítica agopausa. ¡Evohé! ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentía balparamar, perlinos y márulos. Temblaba el troc, se vencían las marioplumas, y todo se resolviraba en un profundo pínice, en niolamas de argutendidas gasas, en carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el límite de las gunfias"

Debo declararme un fanático de la literatura y un incansable enamorado de nuestra lengua española; y he descubierto en los artistas latinoamericanos talentos inusitados. Gracias a una reseña de Arturo Pérez Reverte de hace algunos años, en una prestigiada publicación madrileña descubrí al escritor argentino Julio Cortázar. Éste, es un pequeño extracto de su obra más popular "Rayuela", misma que es un sinsentido en toda regla; llena de irreverencia y de situaciones incomprensibles, hilarantes y surrealistas; pero también es el relato de una historia de amor llena de quebrantos y dificultades. En este pequeño extracto que es propiamente un capítulo de su libro, Cortázar nos enseña que no se requieren palabras conocidas para describir lo evidente, y que la estructura misma de nuestra gramática nos da el significado y el sentido. Cortázar os regala un encuentro erótico; tal vez romántico.

Blogs en Vandal · Contacto · Denunciar Contenido