Long Live Play

Resultados para etiqueta "naughty dog"

Publicado: 17:51 11/03/2017 · Etiquetas: , , , , · Categorías:
En un intento de retomar este espacio —y un hobby que daba casi por perdido en los últimos años—, os dejo algunas impresiones de los juegos que he ido acabando estos meses, empezando por Uncharted 3: Drake's Deception en su versión para PS3. Espero hacer nuevas entradas según vaya acabando la infinita cantidad de juegos de PS2 y PS3 que tengo pendientes, y alguno que otro de PSP.


La tercera entrega de las aventuras de Drake abandona los entornos selváticos de la primera parte y el frío tibetano de Uncharted 2, para ofrecernos una mayor variedad de localizaciones, aunque desarrollando el mayor grueso de la historia en Siria. La aventura nos lleva a buscar la antigua ciudad perdida de Ubar —La Atlántida de Las Arenas—, siguiendo una serie de pistas dejadas por Sir Francis Drake en el año de la reconquista, y con Marlowe y su equipo dando por saco durante todo el juego. La historia se desarrolla en forma de película de acción, con todo lo que ello conlleva: momentos de tensión, flipadas varias, alguna que otra ñoñería, y toques de humor. Cumple su función perfectamente, sobre todo gracias a un guión trabajadísimo y unos personajes que desprenden personalidad y humanidad, no solo en su diseño, sino en sus animaciones e interpretación.


Gráfica y artísticamente el título es abrumador, no os voy a contar nada nuevo que no sepáis ya a estas alturas. Incluso a día de hoy —casi 6 años después de su lanzamiento— sigue siendo un espectáculo para la vista. Entornos realistas, complejos y construidos con grandísimo nivel de detalle, efectos físico-ambientales increíbles, diseño y animación de personajes a un gran nivel, enemigos variados, fluidez, etc... todo lo indispensable para ofrecer momentos de acción que se quedarán en grabados la memoria por muchísimos años. Uncharted 3 no escatima en esfuerzos para sorprender al jugador a nivel visual, y consigue que la aventura se viva como si de una superproducción de cine se tratase, buscando el más difícil todavía con cada nivel que superamos.


En lo que a jugabilidad respecta, el título no presenta apenas dificultad, más allá de los tiroteos. Las zonas de plataformas —para mí, lo más interesante de este tipo de juegos— son algo descafeinadas, con un sistema de saltos y agarres guiado y casi automático que no supone reto para el jugador. Las partes más espectaculares del juego, como las persecuciones o huídas, son muy impactantes, pero jugablemente se reducen a pulsar el botón de salto en el momento oportuno, algo relativamente fácil, pues el juego apenas discrimina si lo has pulsado antes o después del momento justo y casi no da oportunidad de morir en estas secuencias.

La exploración tampoco ofrece muchas oportunidades, siendo los entornos bastante pasilleros y guiados en todo momento. Los puzles que hay son sencillos y de apenas complejidad, probablemente para no comprometer la accesibilidad del juego a todo tipo de público. El componente shooter y los combates están bien implementados y el control y sistema de coberturas responden bien. No supone ningún problema, incluso para novatos en los juegos de disparos como yo, aunque se echa en falta la presencia de jefes finales o algún enemigo que requiera algo más de habilidad. En muchas ocasiones, los enfrentamientos contra jefes finales se resuelven en combates cuerpo a cuerpo con elementos de QTE algo insípidos, o directamente en las secuencias de vídeo. A pesar de estas limitaciones, el juego está construido para que todo transcurra a un ritmo digno de cualquier película palomitera, por lo que es comprensible que se dé mayor protagonismo a factores como la espectacularidad visual, la inverosimilitud de situaciones, el guión y la historia.


En resumen, el juego ofrece una propuesta espectacular que gustará tanto a los amantes de los juegos de aventuras como a los aficionados a los juegos de acción. Jugablemente es algo limitado, en el sentido que ofrece poco reto para los jugadores más experimentados o exigentes, y excesivamente guiado y pasillero, pero lo compensa con otras cualidades en las que, prácticamente, no tiene rival. Como apunte, he finalizado el juego en unas 10 horas, en el modo normal de dificultad, y no he probado el modo online.

Lo mejor: La inmersión que consigue su apartado audiovisual; variedad de situaciones, a cada cual más espectacular e inverosímil; control ajustado; guión sobresaliente.
A título personal, el mejor momento del juego es el capítulo del cementerio de barcos, por la variedad de formas de abordar a los enemigos, la ambientación y el diseño del nivel. Sin olvidar el capítulo del crucero, con una culminación impresionamente, que a más de uno recordará a aquella secuencia del trailer de MGS2 que nunca se vio en el juego.

Lo peor: Excesivo uso de scripts; poca exploración y puzles sencillos; no hay enemigos finales como tal.
Algo que se puede achacar al juego es que el capítulo final baja un poco el nivel. La ciudad de Ubar es espectacular y el diseño es increíble, pero pierde algunos elementos interactivos en los escenarios —como jarrones o cajas que no responden a nuestro paso—, quizás por las prisas. El tramo final se hace también un poco aburrido en comparación con el resto del juego, aunque es comprensible, pues el juego ha ido agotando a lo largo de la aventura tantos recursos para impresionarnos que a estas alturas queda poco que no hayamos visto o hecho ya.

¡Saludos!

Blogs en Vandal · Contacto · Denunciar Contenido