Jichtkok no se escribe así

Publicado: 19:53 21/09/2007 · Etiquetas: · Categorías:
Ctrl+C/Ctrl+P=Somos la polla y no se dan cuenta.
Si eres programador de guionistas o de lo que quiera que de luz a las series en este sacrosanto y peninsular país, ten presente este comando o no funcionarán como deben.
Le prometí a Sumnik 2.0 que haría un artículo de la lista reveladora que posteó en cierto post de Cine/Tv, y bueno, como lo prometido es deuda, algún día te pagaré.

La tele patria copia, y copia mal. Pero mal de cojones. Tan mal que si llegan a llamar a la serie igual y le ponen los mismos actores, no te das cuenta de lo desvirtuado y enmarranado que está.
Seguramente habremos dado copys and paste de productos americanos o simplemente mundiales como para llenar estadios y estadios (bueno, el del Betis no, que se cae por los lados), pero centremonos en lo más conocido de nuestro rico y espectacular mapa catódico.


Cuando al Señor Barragán le da por la animación pasa lo que pasa...ni imágenes decente de la serie hay por Google (al menos en la primera página, no me voy a matar ahora por algo así)

Los Simpsons/¡Que bello es sobrevivir!

Plagio. Y mira que a mis ¿13?,¿12? años me tragaba cualquier secuela, copia o spinoff de algo que me gustara por muy rematadamente cutre que fuera. Pero esto, esto era escupir sobre la futura tumba de Groening después de haber profanado su cadaver escuchando el Greatest Hits de Camilo Sesto.
El padre de familia, gordo, medio calvo y vago, claro. ¿La madre? Taxista, cutre y digna de haberse liado con "El Cabra" en el insti y haber tenido cuatro hijos a los 20 años. En la familia amarilla, te partías la caja con sus problemas. Ya podían decirte que Bart se va a Vietnam podrido de lepra, que te descojonabas. En "¡Que bello es sobrevivir!" sonaba todo a cutre, a cine marginal que tanto proliferó en españa en los 80 y 90 y sobre todo sonaba todo a que no tenía ni puta gracia oiga. Pero Telecinco vió que el producto de la familia amarilla rulaba y no podía quedarse corto. No sabemos que fue peor, si este intento de unos simpsons españoles (expresión empleada ahora por Antena3 en diversos productos, por si no sonaba ya bastante asquerosa la fracesita) o el suicidio del tipo de La 2 que no le veía futuro a la familia americana.


Solo le falta la asistenta, pero para el caso, mejor dejar a La Juani enterrada en el Club de Flo que resucitar fantasmas del pasado.

La tribu de los Brady/Los Serrano
Ya me extendí lo suficiente en el monográfico dedicado a esa legión de fanático que eran los Brady y su comparación con los exaltados y vociferantes Serrano. Pero oye, una vez más no hace daño.
Y es que si la primera pecaba de ser tan ñoña que mataría de diabetes al Teletubbie Dorado, la versión ibérica roza los límites humanos sobre el incesto, las muertes absurdas o como tomarse desde que tu hermano es gilipollas hasta el fallecimiento de la mujer por la que te has pasado temporadas y temporadas babeando. Los tiernos infantes de esa familia deberían salir, conocer mundo, saber que puedes procrear o unirte en santo matrimonio con personas ajenas a tu familia, joder, que en vez de Los Serrano van a tener que llamarles Los Borbones. Pero hay que reconocerles una cosa, controlar la hiperactividad muscular-interpretativa de Antonio Resines tiene mérito (o mucho de Diazepam, a saber)


Eva Santolaria, la chica que a los 12 querrías tener como "Compañera", a los 15 como poster desplegable y a los 17 te da un dolor de cabeza insoportable.

Friends/7 vidas
Hay que reconocer que en este caso se hizo un buen trabajo...al menos cuando pasó un tiempo. Porque creo recordar si la memoria no me falla, que al principio, cada capítulo terminaba con un ¡Corten! y los actores iban a abrazarse en plan "Joder tío, hemos estao cojonudos" y se veía el set de rodaje y tal. Pues no, eso no se hace. Porque si estoy viendo "Seven" y al final de la peli sale Brad Pitt echándose unas risas con Morgan Freeman diciendo: Si esto es mentira, aquí nadie muere ni se queda sin cabeza ¿el paquete? El paquete está lleno de guiones de Uwe Boll, pa rellenar. Pues como que no. Y si no era 7 Vidas, aplíquese a la que fuera.
Aunque la cosa mejoró y mucho, hasta ser uno de los mejores productos nacionales, había momentos en los que decías: ¡Coño! ¡Esto lo he visto antes! Pues si, en Friends. Y los tíos no tuvieron otra cosa que copiar el lío que se traían Ross/Rachel de mamoneo perpetuo de "me-gustas-pero-me-enfurruño-si-sales-con-otra-porque-quiero-yo-pero-no-digo-nada" y adaptarlo a Santi Millán y Eva Santolaria. Para que nos entendamos, algo así como vestir a Christian Slater y la terremoto de Alcorcón de época y decirles que representen Hamlet.


Se ha humillado tanto a esta mujer por sus cagadas que hacerlo de nuevo casi sería como imitar al Risitas...

Mujeres Desesperadas/Ellas y el sexo débil

Compadezco a la madre de Ana Obregón...Entre ella, Aznar, Bush, Andrés Montes y los metereologos, deben de ser en las personas que mas se han...miccionado, ciscado o cagado, para que andarnos por las ramas.
Ana hizo "Ana y los 7" (se especula que la originalidad del título se debe a ella), y como casi no podía enseñar cacho, se frustró sus propias aspiraciones. Si, vale, fue un inexplicable éxito como lo es todo en este país, pero ella no se sentía a gusto. Y oye, ¿tuvo éxito? Pues nada, que mejor curriculum para montarte otro treatillo, esta vez personal, en el que puedas lucir que no tienes edad ya como para ir pensando en que los anuncios de los planes de pensiones son algo más que musiquita televisiva.
A parte del propio grito a bombo y platillo de la bióloga de que aquello era las "Mujeres Desesperadas" versión española (creo que la expresión se pega si entras en Antena3), poco más tenía que ver con las féminas estadounidenses.
¿Contenido de la serie?: Tetas, muslo, cacho y ropa interior de la dominatrix de ese pobre infeliz universitario que es Darek.
El resultado: La quema y exorcismo de las cintas, carteles en paradas de autobus, pines y restos de ADN de todo lo que tuviera que ver con la nueva cagada de Obregón.

Podriamos seguir series y productos que han sido copiados indiscriminadamente, pero antes de finiquitar, hacer mención aparte a Telecinco, en cuya parrilla hay tantos médicos que la seguridad social se queda corta. Especificarle al tipo que interpreta al doctor Vilches en Hospital Central (lesbianismo para unos, folleteo para otros, yonkis sedientos de...cualquier sustancia que suene rara y de vez en cuando algún caso médico que ni de coña te lo ves tú en el hospital por mucho que digan que está basado en hechos reales) que no, que por mucho que se quiera subir al carro de la moda, él no es el House español, ni es borde ni leches. Poner cara de: "He matado a un SerboCroata en la guerra de los Balcanes y me importa un huevo" no es tener carisma.
Claro que nos queda MIR, que si se asocia con Anatomía de Gray tendriamos culebron médico de chico/chica, blablala...pero entonces...¿para que queremos Hospital Central?
Pues vale, dejamos la duda en el aire, despidiendonos citando la serie "Bomberos", esa protagonizada por José Coronado aprovechando el éxito de Policias y que finalmente se fue por donde todo lo que anunca Coronado: por el váter.

Publicado: 18:15 17/09/2007 · Etiquetas: · Categorías:
Así es amigos, a pesar del extraño boicot a la última entrada dedicada a los Brady,la incipiente flojera a escribir algo nuevo que no lo iba a leer ni Dios (espero que esta vez no me venga otro fanático quejándose por mencionar a su ser y divinidad suprema)y el hastío del estío estival, he vuelto.

Y que mejor que volver con Jess Franco, el querido zombie español, tanto dentro como fuera del contexto cinematográfico, porque el tío escribe. Y escribe generalmente verdades como puños, pianos, catedrales o Super 8`s, como prefieran. No podía pasar por alto su último artículo en la revista Cinemanía (revista dicen dedicada al cine y no a la sarta de anuncios entre críticas y titulares con muchos colores y mayúsculas de la nueva chorrada de Michael Bay), pero como tengo la mala costumbre de leerme las revistas en el VIPS del cine al que suelo ir, pues no puedo reproducir lo que Tito Jess expone, así que basicamente lo vuelvo a escribir desde mi punto de vista que aunque no tenga erotismo setentero ni sangre tomatera de por medio, suele ser tambien válido.


La lucha entre el número de tetas y los litros de sangre, una constante en aumento a lo largo de la fimografía de Franco (de Jess claro, el otro hacía películas pero solo hablando en inglés, por lo de la apertura internacional, etc...)

Hace unas semanas se murió Bergman, Ingmar no Ingrid. Y salió tanta gente lamentándo tal pérdida del celuloide que no se habia visto una peli suya, al menos entera, en su vida que resulta escabroso. Como escabroso resultan las cejas altas y los labios torcidos de "¿Tú te has visto la del Rodriguez?,¿Tú te has visto la de Bourne? Pues yo ahora me voy a ver la última del premio a la mejor ópera prima en el festival internacional de Azerbayan sobre la lucha de clases en un pueblo turcoarmenio de la frontera libanesa, que a conciencia política, cine útil y solidario no me gana nadie"
Ole tus huevos.
Claro que el cine es un instrumento, claro que hacen falta y necesitamos de pelis que nos hagan pensar y reflexionar porque ni nosotros y mucho menos esos grandes "eruditos" de las letras o la política lo van a hacer. ¿Pero que pasa ahora? Parece que se haya perdido el espíritu de hacer pelis sin más pretensión que el de hacerte creer que ahí fuera hay un tío tan chulo que desayuna AK-47 con chococrispies y que se la trae floja la crisis existencial del hombre posmoderno.
Ahora hasta la más minima peli de acción (siempre con honrosas excepciones) intenta meter un poco de embrollo existencial para ponerse acorde con los tiempos. Pues mire, no.
Yo quiero ir al cine a ver a un chulo dando ostias y ciscandose en una frase en todo talibán malote. Y no quiero salir del cine con ganas de tirarme contra el primer autobús que pase por delante.
Y aprovecho para enlazarlo con el Festival de Cine Europeo de Sevilla, ciudad en la que casualmente vivo.
Que envidia me da Sitges, me da una envidia a horrores. Y que pereza me da el Festival de Cine Europeo. Solo leyendo el título de las pelis de Sitges le entran a uno ganas de ir, y si además entiendes un poquiiito, se te ponen los pelos como escarpias (como decía aquel bajito locutor deportivo). Y es cine fantastico. Y no es cine vacío, porque pueden llegar a tener un guíon o una trama tan o más profunda que la peli serbocroata sobre la vida de los gitanos chechenos.
Pero llega noviembre, y vuelvo al Festival de Cine Europeo que siempre suele dejar algunas perlas (afortunadamente más frecuentes), mucho cine común que mas o menos te puede interesar según te pille la tarde y coñazos en los que esperas que venga el acomodador y te haga el favor de pegarte dos tiros y darle las gracias.
Entretener. Ese es el principal objetivo. Déjense de existencialismos si no logran que me quede embobado por ellos. Déjense de búsquedas oníricas si no me fascinan o me incitan a seguirlas.
¿Ejemplos, quieren ejemplos? Yo les doy ejemplos.
"El Club de la Lucha" me parece una de las obras maestras del cine, tanto por el guión, como por la profundidad de su temática, como por la actuación, como por la dirección y oye, divierte tres pueblos. ¿Que digo tres pueblos? Tres paises enteros con sus colonias y nacionalismos incluidos.
Ahora pensemos en un director independiente que odia a muerte lo comercial y considera que hay que miccionarse en ello y se pasa dos horas y cuarto con laaaargos primeros planos sobre dos "alternativos" (como las pilas) en su lucha contra la globalización en Bruselas. Pues la "globalización" o al menos una parte de ella, es un tema mencionado en la obra antes citada y no me parece un rollo.
Bergman iba también por ahí. El tío se pasaba el día hablando de infidelidades, líos amorosos, problemas psicoantropologicos y te los tragabas porque al final quieras que no dejaba ese regusto que deja una buena peli pero te pasabas dos horas mirando el reloj. Yo no quiero mirar el reloj. El Woody Allen de sus mejores tiempos habla de lo mismo y me lo paso bien en cada escena, por ejemplo, de "Acordes y Desacuerdos"
No dudo que Bergman haya sido un grande del cine y que esté repleto de buenas y magistrales obras cinematográficas. Pero a un servidor le pone más dos horas entretenidas que dos horas en las que te pierdes con miradas al vacío o a la carátula a ver cuanto duraba el "nuevo psicodrama de uno de los grandes".
Reflexionen, hagánse preguntas trascendentales, enseñennos sus fobias, sus temores, sus iras, el fin apocapliptico del ser humano, pero hagánlo entreteniendo, sin hacer que se resienta que anoche no dormimos lo necesario.
Y a los "nuevos" directores de acción que no pequen de lo contrario. No lleven al límite el escudarse en que es "una peli de tiros" para hacer un producto manido, aburrido y absurdo. Porque hasta para ser John McLane hay que pensar un poquito, ¿eh,Fuqua?
Por último felicitar a Tarantino y Cía por hacer pelis sin la mayor intención que pasárselo bien, y se nota que se lo pasaron bien, porque desde luego una gran mayoría de los que fueron al cine también lo hicieron.

Publicado: 17:57 18/08/2007 · Etiquetas: · Categorías:
La infancia, que tierna edad. Los papis, los profes e incluso la tele se preocupaban de que el tierno infante no supiera del maloso mundo exterior,(al menos antes de la era de los programas del corazón vespertinos conducidos por presentadores creados con BASIC) concentrando gran cantidad de azucar en productos que años más tarde rozarían la cota de la toxicomanía como los ya machacados Teletubbies nos mostraron.
Pero ¡ah! los 70, 80 y principios de los 90 nos dejaron una etapa televisiva tan llenita de familias estructuralmente felices, gente sonriendo tanto, taaanto que la sonrisa les iba a dar un calambre en la nuca y de momentos entrañables que en el pequeño espectador en edad de pasar a cosas mayores generaba una terrible duda: ¿Harán cosas malas? Es decir, se llegaba a tal extremo de bondad y perfección moral que terminabas deseando que les pasara algo malo, que se cabrearan, que ejercieran el noble arte humano de putearse conjuntamente, pero eso era como imaginarse a Ramón García diciendo: "¡mierda!", imposible.

Por eso inauguro esta nueva sección: Gente que Mira una Pared de Ladrillo (no se me cabreen los fabricantes del noble adobe) en donde  homenajearemos esas series tan idílicas, con esos personajes tan nobles que sus protagonistas tenían permiso del Vaticano para escupir en el ojo al cura que se les antojase.


Hasta la asistenta sonríe. Si es que, aunque seas pocero, en casa de los Brady te lo pasas del carajo

La tribu de los Brady ("The Brady Bunch" en el idioma de Billy el Niño)está denominada como una sitcom estrenada en 1969, lo cual resulta paradójico, pues ni hacían gracia, ni tenían situaciones dignas de enmarcar en ningún género (a pesar de el desaprovechado aura psicópata que desprendía la asistenta).
Según Sherwood Schwartz, de cuyo retorcido ingenio surgió la serie, creó el producto a partir de leer una estadistica sobre los hijos concebidos antes del matrimonio, o dicho de otro modo, de cómo la gente pasaba del preservativo en los 70. Está bien la ocurrencia de hacer series a partir de estadísticas, y daría el ávatar de Udamaster por ver una serie surgida de nuestras recientes y esclarecedoras investigaciones actuales (en ello todo unos maestros los alemanes, con estudios tales como el número de gente que usa ropa interior oscura o los parpadeos al año de la población media).

Ya en lo referente al reparto actoril tampoco tiene desperdicio: Mike Brady, un arquitecto viudo, tiene tres hijos varones, Greg, Peter y Bobby (¿así debería llamarse el perro? pues no) y se casa con una ¿ama de casa? ¿espía para el KGB? llamada Carol Martin, que tiene sus respectivas tres hijas en tres edades de mayor a menor: Marcia, Jan y Cindy. Así pues, y dudando que dicha planificación familiar no sea producto de algún reality-show en decadencia, los Brady se instalaron en una casa que había diseñado el propio cabeza de familia (así es, si tu padre es físico nuclear, tendrá cabezas nucleares en su habitación, yo me lo guiso yo me lo como), con estudio aparte incluido. El elenco familiar lo completaban un chucho llamado Tigre (habiendo tantos nombres en la madre naturaleza, ¿para que inventárselos?) y la asistenta con ecos de haber luchado en Vietnam y después haber pasado por una terapia demasiado intensiva.


Con estampas como esta, ¿quien no se apunta a defender la sagrada institución familiar? (destacar el estilismo a lo Jose Luis Moreno)

Pero centrémonos en el argumento (eso que viene detrás de los libros o las pelis y que no tiene absolutamente nada que ver con el contenido). Los Brady era la típica familia americana, con los seis típicos hijos en edad de hacerse las típicas preguntas que daban lugar a las típicas escenas de sofoco cuando les preguntaban porqué las cigüeñas vienen de París. ¿Quien no recuerda aquel mítico episodio en el que se pierden en mitad de una reserva india y terminan haciéndose amigo de los navajos, llegando incluso la mujer a ponerse el gorro con plumas del jefe (todos sabemos que la paridad de sexos e igualdad de la mujer comenzó allá con los pieles rojas)? Estaba bien el episodio, en tanto que los "sonrisacalambre" de los Brady ridiculizaban las tradiciones de unos indios que ya no viven así (en los 70 la mayoría incluso sabía lo que era un coche, porque a pesar de la creencia popular, eran indios, no imbéciles), pero oye, por tópicos que no quede, son los 70.
Dejando a un lado las excitantes aventuras en un mundo exterior que parece haber sido creado por el redactor jefe de las noticias de Antena 3, los problemas seguían en la urbe, faltaría más. Los chavales se hacían mayores y las chicas, en este caso la mayor, claro; comenzaba a ver que en este mundo no había igualdad, dando rienda suelta a un capítulo digno de ser comprado por el peor torturador Guantanameño: desde las primeras frustraciones de la joven Marcia en voz alta (¿porqué hay guerras en el mundo?,¿porque hay gente mala?,¿porqué habré terminado en semejante serie?) hasta el final poniendo en evidencia la neandearthalidad del adolescente de la familia y su posterior y después muy frecuentada cara de resignación con subida de chepa incluida.

Otras variedades incluyen momentos tan dramáticos como "mi hijo mayor sacándose el carnet de conducir", en donde el registro caraderesignación-subidadechepa del chaval alcanza su cumbre en una sobreactuación tal que ni Jim Carrey en una peli sobre ezquizofrénicos(si si, como estás pensando ahora mismo, el motivo de tal decisión comienza con un "-Papá,¿puedo coger el coche para llevarme a la chica-florero a una colina donde tirármela? -No hijo, no tienes el carnet. -Jo, papá... -No hijo, sacátelo, lucha por ello y yo...etc etc.)

Las peleas conyugales formaban extraños equipos, incluso más que el Real Madrid, con o bien mamá Brady y las chicas a un lado y lo correspondiente con papá Brady y los encogechepa de sus hijos.
Pero claro, la cosa cambiaba cuando aparecía la segunda esencia de la serie: dejar en ridículo.
Este arte (muy en uso gracias a Manuel Ruiz de Lopera, actual presidente, mayoritaria o mafiosete del Betis) desborda la mayoría de los capítulos, siendo las chicas las que muestran la obviedad de unos chavales merecedores de haberse metido todo lo metible en los drogables 70, siendo la mamá quien con ayuda de sus inestimables hijas (ya curtidas con los monos de feria de sus hermanastros) comienza ocasionalmente otra guerra ganada de antemano contra el arquitecto y sus vástagos inutiles.
Al final todo termina con un tono musical de dentista (ya saben, un oboe suave, una ligera nota de trompeta) y con la familia descojonándose al completo, para variar (habría que verlos en los funerales familiares)


Charles Manson, Jack el Destripador y Alice Nelson. Todos quieren lo mismo.

Sin duda alguna, Alice Nelson dió vida a la secundaría que podría haber animado un poco la cosa, pero no, no lo hizo. La chacha (¡no hispana!) de la familia tenía cierto aire al coronel Hartman, de la Chaqueta Metálica, solo que tras atiborrarse de anfetas e incrustarse de nuevo en la sociedad dentro de una familia ideal para superar traumas de guerra. A pesar de su aspecto casto, puro y honesto, se cepillaba al tendero de la esquina, con quien terminaba casándose en una posterior película. Donante de consejos tan sabios que podían incluso haber sacado de la degeneración a primate que los hijos varones experimentaron, era el personaje a recurrir cuando alguien tenía problemas, llegando a convertirse en pariente-psicoanalista familiar-chacha-guarda de seguridad nocturno, todo eso sin haberse terminado el bachillerato.
El reparto de secundarios se completaba con el ya mencionado perro Tigre (a saber si tendrían un gato que llamasen "Ratón", muy de experimento sádico nazi sin duda) y con el primo Oliver, un personaje añadido ante el imparable crecimiento de los actores y la nostagia de tener un niño que resultara realista y no que tuviera acné yendo a primaria. La historia de Oliver (identificado por su pelo-seta) es tan confusa como la de cualquier personaje Marvel en sus últimas etapas: añadido en la temporada final (1974), su padre, el hermano de la ¿ama de casa?,¿espía de la KGB?, como era ingeniero se va a la jungla de Sudamerica y como allí no hay guarderías se lo encasqueta a los Brady durante 6 meses. Y no, no me lo he inventado, ocurría así, aunque parezca dificil de creer (¿un ingeniero en mitad del Amazonas?,¿que pasa, va a colaborar con la guerrilla panameña?,¿es el nuevo científico chiflado de Metal Gear?)

Con la conclusión de la serie en 1974-75, no acababa la franquicia, faltaría más. No faltaron películas y breves apariciones en televisión, en las que se continuaba la vida de susodicha familia, desde casamientos en "The Brady Girls Get Married/The Brady Brides" hasta documentales, reunión del reparto y especiales navideños para dar y regalar, haciendo que Papa Noel no fuese más que un obeso asalta cunas.

En 1994 se estrenaba una pelicula que pretendía revivir el espíritu de los "sonrisacalambre", pero quedó en una mera curiosidad para las tardes de Antena 3 (la mierda siempre tira pal monte).


No se yo si el incesto está permitido en algún estado norteamericano. Si, eso que les sale por las orejas son los dientes.

Durante los años de emisión surgieron las viles y crueles polémicas: ¿la señora Brady era una viuda de la que compadecerse o una maldita divorciada
a la que linchar?,¿Era normal tener tres hijos y tres hijas de edades idénticas en dos matrimonios diferentes?,¿Como había diseñado el arquitecto-padre-progenitor de los chepas la aerodinámica de semejante escalera de madera que resistía el peso de tantas personas?

Y bueno, se les acabó el chollo, y tras los packs, los recuerdos y los re-reintentos de remakes, cada actor tiró para donde pudo, terminando la mayoría dando tumbos por capítulos sueltos de series mas o menos conocidas y casándose como meta final profesional, eso si, generalmente sin divorciarse más de dos veces (algo se tenía que aprender de la serie, faltaría más).
Mencionar el triste final de Robert Reed (Mike Brady), cuyo cáncer intestinal se vio agravado al contraer el SIDA en 1992.

Como dato curioso destaca que hasta el día de hoy, en Norteamérica se ha estado emitiendo un capítulo de La Tribu de los Brady cada día, ya sea en una televisión local remota, en una franja horaría digna de la loca decibélica que te pide a voces que llames para ganar 1000 euros por mostrar tu estupidez o en algún recopilatorio maratoniano.


La única posibilidad de ver a Antonio Resines sin moverse de forma hiperactiva: una foto.

Y claro, como buen hito televisivo, la familia Brady creó escuela (una bonita forma de denominar la "exploitation" o "producto idéntico que saco pero que a ver si no se dan cuenta"). Como orgullo patrio más reciente tenemos a Los Serrano, con estructura familiar IDÉNTICA a los Brady, pero adaptada a nuestros tiempos y por supuesto, con el toque que le hacía falta. Ahora hay conatos de incesto familiar por todos lados, muertes que pasan como el que pasa un resfriado (y eso que era tu mujer, Resinete), problemas sociales y mucho, mucho humor nacional (aun me extraña que no hayan hecho un spin-off del personaje de Jesús Bonilla, la de guiones que podrían escribir los desperdigados guionistas de Noche de Fiesta).

Por último y como resumen final de lo que esta emblemática familía representaba (sea lo que sea que representasen...)les dejo la letra de la cabecera de la serie (hoy en día llamado Opening o si te las das de entendido puntilloso Opening Titles Five Season) y un vídeo digno de ser introducido en las clases de las mejores escuelas de cine del mundo.



La letra ya nos introduce en el espectáculo que vamos a presenciar...

"Here's the story of a lovely lady
Who was bringing up three very lovely girls.
All of them had hair of gold, like their mother,
The youngest one in curls.

Here's the store, of a man named Brady,
Who was busy with three boys of his own,
They were four men, living all together,
Yet they were all alone.

Till the one day when the lady met this fellow
And they knew it was much more than a hunch,
That this group would somehow form a family.
That's the way we all became the Brady Bunch.
The Brady Bunch,

That's the way we all became the Brady Bunch.
The Brady Bunch."

Publicado: 22:17 14/08/2007 · Etiquetas: · Categorías:
El calor, los sustitutos incompetentes en cualquier cosa que nos fuera eficaz durante el año, Michael Bay, los augurios catastrofistas de la pretemporada futbolistica (aunque algunos prefieran la pesca con arpón)...Todo vuelve durante el verano. Bueno, quizás debería haber escrito esto antes de que empezara la recta final de la estación modorrera, pero no tenía ganas, la verdad. Y además, tenía que pasar parte del verano para que volviera una de esas cosas que vuelve también en todos lados durante el final de año. Así es, amigo que no tiene otra cosa que hacer que leerme, las Listas. Pero la siguiente lista, el siguiente top, no es otro refrito más, es LO MÁS MACHACADO DEL AÑO (o de alguno anterior), aquello que nos han contado, debatido, expuesto, torturado y masticado hasta niveles que incluso Mark Whalberg inflado de esteroides no soportaría.


De día, gafapasta con tintes emo. De noche, a cospleyarse.

Los grupos urbanos
Algún lumbrera se despertó por la mañana y se dio cuenta de que en ese fragmento de mundo exterior que llaman "calle" existe multitud de personajillos que tiran para lo que más le atrae como la cabra tira al monte o Kate Moss a la nieve (reto a hacer un chiste más fácil). Y lo llamó "grupo urbano", "tribu social". Y seguramente lo publicaría en internet, porque desde ahí (o aquí) comenzó la siempre encomiable labor humana de la etiquetación, clasificación y empaquetación. Ahora sales a la calle y no ves aficionados al manga u o comic japonés, ahora son Otakus. Y ves a un tio con pantalones pre-natal por las rodillas y es un rapper. Y ves a una pareja llorando al unísono y cortandose en el brazo y son emos. Y un tío vendiendo fruta y es un frutero.
Hasta ahí cada cual sabía lo que era según lo que seguía ("pos yo seré jebi porque me gusta el jebi y tengo pinta jebi,nol"?) y se iba a donde quiera que se reunieran sus semejante y ya está. Sin embargo, uno de estos grupillos comenzó a proclamar a los cuatro viento su orgullo, su vena y sus ganas de que alguien les comprendiera. Y entonces comenzó la guerra de qué es quien, de las compatibilidades entre grupos, de que película, arte, afición o raza de perro pertenecía a cada cual y sobre todo, a escupir veneno sobre si los raperos son tan superficiales como un soneto de Pamela Anderson o si los gafapastas son un petardo de tomo y lomo. Y a partir de aquí pues una extraña bola que ha ido creciendo y creciendo en cualquiera de los aspectos que un ser humano sin lobotomizar pueda imaginar: Si te gustan las consolas pero no como para saberte el número de serie de tu Xbolixtation 3, CASUAL, si te mola el cine de Cocteau, GAFAPASTA, si consideras que es una tontería sofocarse por la extincion del saltamontes quechúa, HARD.
Inevitable es la clasificación, pero amigo, TÚ puedes hacer que no sea un coñazo. Además, por encima de las aficiones, la gente termina haciendo grupos para el nombre fin del ser humano: follar. En cuanto un Rapper, Cani, Gafapasta, Sonyer, Freak, Jebi, etc, se echa novia, a la mierda la tribu, orden social o jerarquía de las narices.


Cuando le dijeron que no se permitían comentarios racistas por la tele

Andrés Montes
Es comprensible que Andrés Montes se dedique a la tele y no a la radio, ya que si un aficionado medio al deporte tuviera que averiguar a través de sus comentarios qué cojones está comentando se podría cortar las venas a mordiscos.
Al principio el personaje tenía su gracejo,con aquello del Tiki-Taka, las llaves del penitente Julio Salinas (posiblemente una jugarreta del destino por aquello de haberla cagado tanto en el terreno de juego) y demás espectáculo verborreico. Pero después de un año, un mundial de fútbol y otro de baloncesto, al tío se le acabó el registro y o bien le ponen compañeros nuevos o lo reprograman, porque lo que es del deporte en sí, no tiene ni zorra idea. Pobre del Iturriaga, que aún se pregunta si aquello forma parte de Inocente Inocente (aquel programa que presentaban dos mastodontes enormes como son Iturriaga y Juan y Medio, dando un complejo de inferioridad de narices a los niños en silla de ruedas) pero empieza a sospechar que no es así.


Google y su búsqueda de imagenes de "Friki"...

Yosoyfikismo
Como ya se ha escupido, blasfemado, simposiado, defendido y vomitado tanto sobre el término "Freak" que volver a hacerlo merecía la censura de Internet, no voy a hacerlo. O sí. No sé realmente a que pertenece, pero ya no hay quien duda tras ver Kill Bill (la uno, eeh? que la dos ya sería pasarse) que es la persona más friki del mundo. O tras hacer el gilipollas por la tele en un programa del corazón llamándose Tamara, Ámbar, Estella o Ribacachete, llamarla friki. Se ha extendido tanto, que o bien aquellos seres supremos situados en pedestales del equilibrio, la verdad y la chorrería denominan friki a todo aquello que le parezca demasiado raro de asimilar (para bien o para mal) o bien, un grupo de edad indeterminada clama al cielo por que los autodenominen así a ver si alguien del sexo opuesto (o no) les comprende en su lucha y hay cacho cachete.
Ahora leerse El Quijote es friki. Comer queso de cabrales es friki. Que te guste el japonés en lugar del escupitajil alemán es friki. Mear por la noche es friki.
En fin, otro término quemado por quien no tenía idea de en que se basaba (y no, no es un libro de Dan Brown)

Publicado: 19:21 02/08/2007 · Etiquetas: · Categorías:
Conocí a una chica que se creía cada leyenda urbana que pululaba por ahí. Y claro, tenía el placer de contarnoslas (de que te sirve una leyenda urbana si o no te toman por estúpido o no haces que otros se la crean). Una de ellas pertenecía a ese interesante género de las leyendas urbanas del espectáculo (ya saben, cine X Hard Gay Power Ranger Ultra Plus XYZ), y trataba sobre el trágico final del reparto de El Chavo del 8. Al parecer todo el reparto principal había fallecido en un accidente de coche, lo cual dicho sea de paso, es todo un milagro al mismo tiempo- (meter en un coche de los 70 a ocho actores contando con un señor con sobrepeso y un señor con gigantismo, es digno de beatificación). Al final resultó ser otra patraña muy cruel con la sensibilidad hacia nuestros personajillos infantiles.

Así es, continuamos con el repaso a aquellos genios, grandes figuras de la infancia, extraños compañeros de cama de la adolescencia y miembros honorificos de los centros de rehabilitación Betty Ford que nos llevaron de la mano hasta que esa mano la empezamos a emplear en otras cosas...
Si hace dos entradas les tocaba a la brillante trayectoria de los Power Rangers (recordar con especial...¿cariño?, al Ranger negro, campeón mundial de salsa maya), es hora de recordar otro mito: El chavo del 8.


En sus ratos libres el Chavo practicaba el Ataque de la Muerte

El Chavo del 8, esa serie que tocaba los huevos a nuestros padres, hermanos y familiares allegados, pero que en el público infantil causaba sensación.
Tanto que se llegaron a rodar 420 capítulos, sin contar cortometrajes y sketches, todo ello en siete años, lo que hace dudar a Amnistía Internacional de la abolición de la esclavitud en tierras centroamericanas. La fecha de el chavo siempre fue un misterio, quizás por la estética sesentera, quizás por la anacronía fisicocuántica del entorno (como cuando salen los turcochipriotas tan contentos con el pantalón vaquero por los sobacos y camiseta blanca metida por dentro, muy español de los 90). Finalmente algún lumbrera (probablemente universitario y todo) descubrió que se emitió desde 1973 a 1980.
Pero centrémonos en los actores que daban vida a los personajes, esos personajes dignos de ser parientes directos de alguno de los zombies haitianos que corretean por los shows de Jose Luis Moreno.

El Chavo (del 8):
Escritor, publicista, director, compositor, actor, productor y padre de seis hijos (lo más agotador sin duda). Éste es el curriculum de Roberto Gomez Bolaños, apodado "Chespirito" debido a que comparaban la creación literaria del señor Bolaños con la de Shakespeare (alguien se remueve en su tumba una noche de verano...)
De el Chavo no hay mucho que decir, es el que más lejos ha llegado profesionalmente, y personalmente terminó casandose con Florinda Meza 2004, a.k.a. Doña Florinda(pederastia en horario infantil)


Proyecto Hombre no pudo hacer nada

Don Ramón, el personaje más carismático (especialmente por esa pinta de barriobajero camorrista) que si siguiera actuando hoy en día sería demandado por la Asociación por la Protección del Menor, por la Agrupación Feministas con Fronteras y por alguna que otra fundación que no tenga otras cosas útiles que hacer y se dediquen a tocar los propecios. Ramón Valdés (la originalidad a la hora de seleccionar los nombres de los personajes es casi tan magistral como las poses y técnicas de Naruto) tuvo 3 esposas y 10 hijos, lo cual añade la Asociación Víctimas del Condón a la lista de denunciantes.
Se dice que la actitud de su personaje no distaba mucho de como era el propio Valdés, lo cual explica mucho. Especialmente el cáncer de pulmón que acabó con su vida en 1998 (no es de extrañar: diez hijos, una hija-jaqueca en la ficción y una soberana ostia por capítulo es para fumarse dos cajetillas diarias)


Ni Jess Franco en sus peores pesadillas

Quico, alias Carlos Villagrán, es posiblemente el personaje que más grima da a todo aquel ser sobre la tierra que posea un aparato sensorial en condiciones (empezando por su aspecto, lo más cercano a Marlon Brando en El Padrino pero tras una sesión continua de lucha libre) Todo un mito, pues la formación de semejantes pómulos daba lugar a intensos debates sobre como lograba tal aspecto (más tarde se comprobó que era 99% natural...)
En la vida le ha ido todo medianamente normal, explotando hasta la saciedad su personaje y finalmente montando un circo con el que hace giras. Esto último aplicable al resto del reparto (al parecer el circo es una buena salida para los actores, aunque viendo la mayor parte del cine español, la definición no estaría tampoco nada mal)


Wii innova y el Chavo se apunta

Angelines Fernandez, a.k.a. "La Bruja del 71", sigue una trayectoria similar a la de los personajillos ya presentados, acabando sin embargo como el personaje del cual estaba enamorada en la ficción "Don Ramón", falleciendo a causa de un cáncer provocado por el tabaco en 1994. (se libró del circo al menos)

Dejamos atrás todo un reparto que encarnó desde personajes tan entrañables (digno de las mas profundas entrañas...) como el Señor Barriga, un cobrador de Renta cuya ineficacia al parecer le mantenía en el puesto, hasta personajes irritantes, como la Chilindrina, esa especie de prima de barrio rico que hunde nuestras miserias cuando viene a casa por navidad (si si, como el Almendro, se intenta pero no se evitan los chistes fáciles)

Puede que lo más trágico de todos ellos sea haber terminado como personajes de circo, o tal vez sea algo hasta bueno, sabedores de lo que son, sin aspiraciones a ganar un EMMY intentando hacer algo que o no saben o no quieren (cosa de la que no aprenden algunos actores televisivos patrios, o ya, en último caso, Ana Obregón...¿actriz?,¿bióloga?,¿florero?)


Trajes llamativos. Colores chillones. Prótesis de segunda mano. Y no es un salón del manga.

Publicado: 20:12 29/07/2007 · Etiquetas: · Categorías:
Bueno, pues aquí teneis el cartel del corto que pretendo (pretendo porque aún ni siquiera sé si lo rodaré, pero el guión ya está hecho...a ver) presentar para el Festival de Cortos de Vandal.

¿Hype?,¿Emoción? Nah, De-Mon lo hace mil veces mejor.


Publicado: 22:31 28/07/2007 · Etiquetas: · Categorías:
Somos unos insensibles. Nos compadecemos de las cosas por efecto dominó. Al 90% de la población joven se la trae al pairo la inmigración, la tortura en Kosovo, la tala de árboles o la extinción del koala austral, pero como algo nos dice que es malo (como quien ve por primera vez a Wario) lo reprobamos. Sin embargo, hay una serie de cosas que nos afectan, que nos hacen escupir algún líquido en la cara de alguien si fueramos parte de una serie de la Warner (en la vida real te atragantas, algo mucho más trágico): La muerte de un cómico con cara de buena persona (no como Buenafuente, cuya desaparición pasaría desapercibida para unos cuantos), un canario con un ala rota y lo que nos ocupa, el descubrir las pasadas y posteriores correidurias de nuestros mitos infantiles.


Lo que sea por pagarse la carrera de Empresariales

Los Power Rangers, un mito indiscutible de la infancia, con un intento de ser eclipsados por los infames VR Trooper y su actorcopia de Martin Sheen. Sin duda el más molon era o el rojo (no hay más que ver esa cara de chulopiscina de pueblo) o el verde posteriormente conocido como blanco. A mi el verde posteriormente conocido como blanco me ponía, y me ponía más cuando le dieron una espada, y me ponía pensar que habría sangre, pero si en la versión americana no moría ningun Ranger por aquello de la sensibilidad infantil (en la versión japo si cascaba alguno que otro) poca sangre iba a ver.
Tommy, ese era el nombre del pobre desgraciado, malote al principio cuando era verde (ya sabeis, tenia su "Zord" propio y todo, que sacaba del garaje a renta fija cuando le daba la gana, con lo chulo que era) y luego más caballero del zodiaco pasandose al lino blanco, porque si te vas a poner mallas, que sean cómodas. El actor, actualmente experto en artes marciales; creador un nuevo estilo de lucha denominado "Toso Kune Do", es el que mejor parado salió de la aventura mallera, lo cual dice mucho de el resto...

Thuy Trang, la Power Ranger Amarillo, ya saben, la asiática, actuó como secundaria en "Espia como puedas" o en alguna de las secuelas de El Cuervo. Falleció el 3 de septiembre de 2001 en San Francisco, víctima de un accidente de tráfico.
Irónicamente la de amarillo era la que menos le gustaba a casi todo el mundo, hasta la Power Ranger Rosa caia mejor (que ha grabado dos discos como vocalista del grupo de música country "Valhalla", le tiraban las escenas campestres de la base de Zordon y el robot tocahuevos ese que solo movía los brazos diciendo AYAYAYAYAYAYYY!)


Zordon, una gran cabeza que siempre hablaba de la paz, el equilibrio y la sensatez. Algo así como Nosferatum, pero en holografia, muy noventero.

El Power Ranger Negro tuvo una vida más ligada a las esencias foriles, de hecho pone voz en el juego Freedom Fighters (habiendo cosas como Tekken o Soul Calibur tampoco es algo que resaltar en un curriculum...) y actualmente es profesor de Salsa, quizás inspirado en las coregrafías que se marcaban para acabar con los infectos "masilla" (de los cuales un requisito indispensable era la epilepsía, lográndose espasmos espectaculares aunque solo te hayan escupido en el pie). Es curioso la cantidad de personas que creen que sale en Scary Movie, o en alguna "...Movie". Cuanto daño ha hecho el "teen" a las jovenes promesas negras (perdón, afroamericanas)

Del azul paso de hablar porque me caia como un pellizco en el párpado. Y el rojo, ese otro que tanto nos molaba. Pues el rojo dejó la serie a la primera temporada pero más tarde, en el 96, cuando vió que decir que era el prota de los Power Rangers no le encaminaba al Oscar, volvió a la serie como el Power Ranger Dorado...con la curiosidad de que tuvieron que ponerle un doblador para que no se notara que era él (como si volviera Belén Rueda a Los Serrano con la voz de Aida...no veo la serie, pero tal experimento me provoca un derrame lobulotemporal). Actualmente está retirado de la actuación y trabaja en un gimnasio de la cadena "Gold Gym" en Herdom (Virginia), donde ejerce como entrenador personal, no todos pueden decir que les entrena un Power Ranger. Existe una leyenda urbana en la que se decía que se había convertido en un actor de cine X Hard Gay llamado Brock con el que al parecer guardaba cierto parecido físico. (la actuación es un camino que nunca se abandona...)

Pero no son los únicos, aún quedan actores, series completas, mascotas, iconos infantiloides y del merchandaising Danone que poblaban nuestras habitaciones que han terminado no como nos imaginabamos al menos...o peor.

Publicado: 17:58 06/07/2007 · Etiquetas: · Categorías:
Ahora que está en pleno apogeo el mercado de fichajes, la glorificación de jugadores que van a salvar al Churrusquera FC y las apuestas arriesgadas por jóvenes promesas del fútbol internacional, es hora de recordar la otra cara del deporte patrio y extrapatrio. Bueno, realmente tiene muchas caras (y algunos muy duras) pero la más fascinante es sin duda la de aquellas promesas que se prometían un futuro balompédico muy feliz y terminaron vendiendo Toyotas al lado de su casa.

Se dice que el peor jugador de la historia del fútbol profesional se llama Alí Día (se desconoce su implicación con la cadena de supermercados). Sea cierto o no, sin duda, su historia al menos es digna de semejante título.


     Contando los dias de su carrera futbolistica

Nuestro héroe aquí comenzó su periplo en la temporada 96/97 en la Premier League, tras ser rechazado en una prueba por el Rotherham United (que ya es decir) logró un contrato de un mes de duración con el Southampton. Pero lo curioso es que lo consiguió tras una llamada realizada por George Weah al por entonces entrenador de los saints, Graeme Souness, en la que le decía que Ali Dia era su primo. Weah describió a Dia, que entonces tenía 30 años, como un excelente delantero que había sido trece veces internacional con Senegal y que había jugado anteriormente, entre otros clubes, en el Paris Saint Germain. Souness, que sufría varias bajas en su equipo por lesión, decidió darle una oportunidad, materializada en un contrato de un mes.

Alí tenía previsto debutar en un partido de reservas contra el Arsenal, pero el encuentro fue suspendido debido a la lluvia, por lo que el debut del maestro de maestros se emplazó en el partido de la Premier contra el Leeds United.
Los afortunados que tuvieron la suerte de ver...trotar a Alí por el césped dicen que era más que probable que fuera la primera vez que Día se encontrara cara a cara con un balón de fútbol e incluso la primera vez que jugara un partido...con reglamento y todo.
Día duró 59 laaargos minutos, minutos que sirvieron para entrar en la Premier (y salir echando leches) como el peor jugador que haya estado en el Southampton y en la liga Inglesa.
Pero el asunto en cuestión no era su pericia práctica.
Al parecer, dias después de su muestra balompédica, Weah afirmó no saber nada del tal Ali Dia, que no era su primo, y que no había oído hablar de él nunca.
Así es, alguien habia llamado al manager del Southampton haciendose pasar por Weah para colocar a su figura dentro del equipo. Y es que no hay nada como el amor de un representante. Resultó que la llamada por teléfono había sido realizada por el representante del jugador, al parecer a idea del mismo Dia, que después jugó una temporada en el equipo aficionado del Gateshead FC, siendo su paradero actual desconocido, aunque viendo sus actitudes en el timo probablemente se encuentre de teleoperador en Telefónica.


     ¡Ay!,¿Que es eso redondo que viene hacia mi?

Rambo Petkovic, un tío con nombre de machote y pariente cercano de Freddie, aquel entrañable mayordomo de la Familia Adams. Llegó al Madrid en el año 95, aquel año de Valdano, Amavisca, Zamorano y Laudrup. Y Rambo, claro. Con un promedio de 2 goles en tres años, Rambo era todo un ídolo para la afición merengue. Cuando salía a calentar, los aficionados le jaleaban, cuando la cagaba en alguna jugada (objetivo que cumplía a rajatabla, eso si) la afición aplaudía. En definitiva un ídolo de masas, tieso como él solo, corría como si le estuvieran planchando la espalda. Sufridor de la terrible calvicie prematura fue dejándose caer en diversos equipos hasta descubrir que lo suyo era la fontanería.


    A ver si adivinan quien de los 4 es Spacic.


         Esto explica las lesiones.

Jonathan Woodgate, 22 millones. Figura, ídolo, crack...de la enfermería, eso si. Jugador que pasó más tiempo sobre la camilla que sobre el césped. Todo ello antes de su debut. Debutó con un gol en propia meta y una expulsión. Después, a lo suyo, más lesiones. Actualmente se encuentra cedido al Middlesbrough. No ganan para vendas.


                  Se busca.

Rincón, otro genio encumbrado por el Madrid, llegó a ser tan malo que se especulaba sobre el posible empleo de su fichaje para evasión de capitales y fugas monetarias. Nunca pudo demostrarse tal cosa, pero su historia con el trapicheo no quedó ahí. El "Coloso" fue llamado a declarar por la fiscalía General de la Nación en Colombia por testaferrato y nexos con el narcotráfico y en la actualidad se realizan las investigaciones pertinentes.

Y por último (de momento) uno de los mayores mantas que ha pasado por la liga española. El paraguayo Julio César Romero, "Romerito", llegó al Barça en 1989. Debutó en un partido contra el Real Madrid y no rascó bola. Esa liga sólo jugó seis partidos y sólo marcó un gol (ver vídeo). Después de eso nada más se supo. A los 50 años, harto de que se le recordara su frustrante pasado futbolista, montó un grupo de rock y se subió a los escenarios.



Pero, amigos, aún hay más...

Publicado: 18:48 30/06/2007 · Etiquetas: · Categorías:
Hace no mucho (espacio y tiempo se volvieron uno tras salir de la sala) fui a ver "The Shooter". Las revistas especializadas en cine (Fotogramas, Cinemanía, Imágenes, Mueblehogar) la ponían de "Nuevo Bourne","Acción de siempre", "Hacía falta". Bueno, topete, si es una peli de acción de toda la vida, a echar la tarde, que para eso las hacen. E incluso puede ser un nuevo hito en este género infravalorado por el cine ultracultureta.
Tenía el precedente de que volvía Antoine Fuqua, que dicen que se dejó los padrastros (¿?) en "Training Day" (ni idea, de la peli solo se de las promos del Canal Plus cuando estaba eventualmente en abierto para deleitarnos con el gracejo de Javier Coronas)


Cavilando como hacer saltar por los aires el edificio

Lo que es la peli, tiene un argumento conspiracional bastante evidente que bueno, bien llevado proporciona minutos de tiros, persecuciones, secuestros y polvetes en mitad de la tensión de un bosque que forman el cuerpo de la mitad de estas cintas. Pero no, Fuqua quiere hacer acción de autor, y por sus gorras nike que hace acción de autor.

La peli empieza con ese mito de la industria de la caraladrillo que es Mark Wahlberg, en mitad de algún pais con milicias que se ponen toallas en la cabeza y tienen como emblema nacional el AK-47 (de oferta desde el final de la Guerra Fria), con su rifle telescopico apto para situaciones caraladrillo y con su compañero en el ejercito digno de llevar fundido con un soplete de oxigeno en la frente que va a morir, que tiene una novia en EEUU y que Wahlberg no se merece esa caraladrillo que tan ufano lleva.


Mark llorando. Mark contento. Mark furioso. Mark aburrido. Mark contemplativo. Todo en uno.

Tocadopeloteado por la muerte de su amigo en un asqueroso pais oriental y acomplejado ante la ineptitud de no poder cubrir un convoy americano, matar a 35 guerrilleros (literalmente comentado en la peli, aunque creo que eran más),defenderse de un helicoptero de destrucción masiva y salvar a su compañero al mismo tiempo que hacia todo lo anterior solo con un rifle, se retira a un frondoso y verde bosque en mitad de algun frondoso y verde estado de Norteamerica.
Hasta aquí, vale, o incluso vale cuando nos presentan su nueva vida apartado del mundo, viviendo en una cabaña sin comunicación alguna y habiendo puesto en práctica todos los consejos del rubio de Bricomania (y puede que del jardinero de la coleta), vale cuando llegan los jefazos del gobierno a encargarle una misión ultrasecreta  y vale que el tio acepte para honrar a su pais, a su bosque y al amigo (cosa que está muy bien, pero que se la trae al pairo a la hora de beneficiarse a la mujer de éste).
El tio, dentro de todo el meollo se da cuenta de que alli algo no funciona, y no es que el negro del jefazo no sea negro, es que aquello "e una conpiraciónh". Y entonces a Fuqua le da un derrame cerebral y ponen en su lugar al niño loco Alemán.


           Ya no me enfado. Ahora dirijo.

Wahlberg (apellido procedente pisarle la boca a un Pastor Alemán), hace lo que todo lumbrera con dos dedos de frente y una cara de ladrillo haría: salir corriendo a toda ostia. En su camino se cruza con el indio de "Banderas de Nuestros Padres" que aquí hace de hispano (actualmente en terapia de recuperación de la personalidad). Tras noquearlo como tratase de un hispano...que le vende pañuelos en el semáforo de la quinta avenida, se las pira pero mirándose el uno al otro con el feeling de "ni tu eres tan malo como dicen ni tu tan hispano como pareces".
Tras una huida del caraladrillo, demostrandonos como mandar a tomar viento la instalación electrica de la tienda de una pobre señora para que no le reconozca (el rubio de Bricomania sigue siendole útil en la ciudad), se va a casa de la novia del colega que la espichó al principio. Tras enseñarnos que la novia le echa de menos y que a Mark Wahlberg no hay viuda que se le resista a su ladrillez, se la tira (o a la mitad de la peli, es que no recuerdo muy bien, pero se sabe que nada más verse, Durex flota en el ambiente)

Después de sentirse relajado en meses sin haber desvirgado algo animal en un bosque, se larga a "solucionar el problema" (es que no queda muy claro a lo largo del film porqué toman las decisiones que toman, pero el objetivo es ese) y después de un cabreo del hispano porque le toman por tonto sus jefes se larga a ayudar al buen Mark. (o se lo encuentra, esta parte de la peli está un poco difusa...)


Mark enseñando a los inmigrantes ilegales que hay mas métodos que el salto de la valla.

La cuestión es que ahora el marginado hispano y Mark se dan cuenta de que hay unos tios malos conspiranoicos que quieren hacer daño al gobierno ignorante que no sabe de nada. ¿Y como arreglamos eso? Pues claro, reventando cosas. Aquí comienza el cénit, la cumbre, el orgasmo de la peli.
Wahlberg entrena al hispanindio para que haga algo más que poner cara de necesitar un transplante coronario, cosa que no sirve para absolutamente nada pero que adorna y quita peso a la idea de Mark Ladrillolberg tirandose a viudad por doquier.

Saben que uno que sabe de los malos está en una casa de campo, así que se van (literalmente) a una ferretería a comprar los elementos necesarios para: bombas con temporizador, explosivos de napalm y granadas lacrimógenas. Los restos de serie del Leroy Merlin como quien dice.


¡Hola amigos! Hoy vamos a aprender a fabricar nuestro Vietnam particular.

Tras la derrota del incompetente escuadron de marines americano y una explosión de napalm que ya querría el Coppolla de Apocalipse Now, hispanindio y Whalberg se van a por los malos mas malos aún (que creo que se han llevado a la chica, no sé, en este punto de la peli me planetaba porque ver Shreck 3 pudiendo volver a ésta).
Se citan para el intercambio en lo alto de una montaña nevada (muy útil para los intercambios sin riesgos), pero hispanindio y Wahlberg son fugitivos y las pasan canutas para encontrar vehiculos (cosa que se ve). ¿Entonces? Pues nada, andando hasta la cima. O eso se intuye, porque ni llegan en helicoptero ni leches, solo aparece el hispanindio andando ladera abajo hacia la cima. Tras una muestra de que el resto de francotiradores son tan gilipollas como para no reventarle la cabeza en lugar de dispararle en donde puede llevar un chaleco antibalas (por cortesia del tio rubio de Bricomania), Mark demuestra su habilidad caraladrillesca y se los carga a todos. Le revienta la mano a uno de esos esbirrios que tambien llevan cosas tatuadas en la frente como: Voy a morir de forma absurda. Pero este malote en lugar de reaccionar se pone a reirse (?) ante la desgracia de perder la mano izquierda (la auxiliar para mear). Tras un discursito de malo vejete y fofo, Mark llega y se da cuenta de que aquello no se puede solucionar así. Los jefazos se van como han venido y Mark finalmente los deja con un palmo de narices demostrando que no pudo disparar ni conspirar pero si ladrillear.

Pero esto no queda así, porque lo que no sabeis es que estos malotes mataron al perro de Wahlberg, y su perro era la leche. (hay un dialogo en la peli que dice: ¿Porque lo haces?,¿Porque vas a por ellos?...-Por mi perro.-  Lo juro.)
Así que Wahlberg, tan pancho, inocente y absuelto, se va a la cabaña de invierno donde los malotes continuan conspirando, se los carga, revienta primero su coche, les revienta la cabeza y despues revienta la cabaña. Estos "revienta" sean aplicados a cada cabreo de Mark y acción tactica a lo largo de la peli.

Al final se va con la tia, el hispano es condecorado porque "oye, tambien es hasta persona" y Mark otea el horizonte esperando algo más que hacer saltar por los aires.
Como conclusión decir que en lugar de francotirador podian haberlo puesto de zapador o dinamitero y que, Fuqua, a ver como va eso del derrame.




Blogs amigos:
Boddhai
De-mon
FreddyKrueger
Miki
nach
Quistis Trepe
Scroll
Sumnik 2.0
THE UDAMASTER
Theif
Yunita


Categorías:


Archivo:
Septiembre 2007
Agosto 2007
Julio 2007
Junio 2007


Vandal Online:
Portada
Blogs
Foro

Blogs en Vandal · Contacto · Denunciar Contenido