La Cocina del Infierno

Publicado: 21:58 20/07/2010 · Etiquetas: , , , · Categorías:
Bueno, hoy os traigo la receta del brownie que algunos pudisteis probar en la KDD Madrileña del otro día. Es una receta MUY sencilla, MUY rápida y que te saca de un apuro en cualquier momento. Veamos los ingredientes.

INGREDIENTES:

- Mantequilla: 100 Gramos (con o sin sal, al gusto)
- Chocolate en polvo: 200 Gramos (Del que venden para hacer a la taza SIN azúcar añadida)
- Azúcar: 200 Gramos
- Huevos: 2 Grandecitos
- Harina: 75 Gramos
- Avellanas: Al gusto (Yo le añado unos 40 gramos)

PREPARACIÓN:



Precalentamos el horno a 170 grados con calor arriba y abajo. Si disponeis de un horno moderno, ponedle el modo ventilador.

Comenzamos con la mantequilla, la pasamos a un bol que podamos meter en el microondas y le damos un golpe de calor para que se derrita completamente. Aproximadamente unos 30 segundos.



A continuación, le añadimos todo el chocolate de golpe y mezclamos bien con una cuchara de madera hasta que el chocolate absorba toda la mantequilla y se quede como una especie de masa pegajosa muy quebradiza (se rompe con facilidad).



Cuando esté bien mezclado, metemos al microondas 1 minuto para que se caliente bien. Volvemos a mezclar y apartamos para que se enfrie un poco.

En un bol metálico y a ser posible frio, mezclamos el azúcar y los 2 huevos. Batimos muy bien hasta que la mezcla blanquee y quede con una consistencia cremosa. Introducimos aire batiendo en un lateral con el bol ladeado.



En esta foto la mazcla todavía esta insuficientemente batida


Aqui se aprecia como ha blanqueado y como toma algo más de cremosidad

Cogemos la mezcla del chocolate y la mantequilla y volvemos a mezclar ya que probablemente la mezcla haya sudado un poco de mantequilla. El bol tiene que quedar relativamente limpio cuando volquemos la mezcla encima de los huevos.



Y batimos con las varillas hasta que se mezcle todo homogeneamente.



Cuando esté bien mezclado, añadimos la harina tamizandola antes y volvemos a batir hasta que se haya integrado bien en la mezcla.



Después procedemos a picar las avellanas. O si las quereis enteras, enteras, aquí va al gusto de cada uno.



Añadimos a la mezcla anterior y volvemos a batir con las varillas. Que las avellanas queden bien integradas en la masa.



Y listo! ya tenemos la mezcla lista para el horno. Mientras que dejamos reposar la masa 5 minutos, cogemos el molde que utilizaremos (en mi caso uso uno redondo de 22cm autodesmoldable, se recomienda uno cuadrado, para darle la forma característica) y con los propios dedos, untamos los bordes y el fondo con mantequilla. Después añadimos una pizca de harina y movemos bien el molde para que se esparza y se retira la sobrante.

Vertemos la masa en el molde y al horno, que debería estar a la temperatura óptima. El tiempo de horneado es de unos 30 minutos, dependiendo del molde, pero los primeros 20 deberían ser impepinables. A partir de ahi podemos ir abriendo y con un pincho metálico (mismamente de los pinchos morunos que venden en las carnicerías) pinchamos para comprobar si está lista la masa por dentro.

Cuando esté listo, sacamos y dejamos enfriar en rejilla. No os asusteis si cuando volvais para desmoldarlo, el brownie se ha "encogido" dentro del propio molde, es habitual.

Desmoldamos y cortamos en cuadrados estilo "tortilla piscinera". Para acompañar recomiendo helado de nata.

PD: Cuando salga del horno os adjunto las imágenes del resultado final! ^^

EDIT:


Saludos y espero que os guste!

Publicado: 15:21 17/07/2010 · Etiquetas: · Categorías:
Bueno, al lio de haber vuelto a pensar en el blog y de como lo deje abandonado vilmente por un curro de mierda que solo me reportó dolor de cabeza, traigo bien en anunciar que próximamente volveré con nuevas recetas y nuevos paso a paso de los que sé que os gustan ^_^.

Espero que de mientras vayais dejando sugerencias de las recetas que querais saber o que querais hacer.

Como algunos ya saben, me especializo más en cualquier cosa que lleve azucar o que se amase (repostería básicamente). Pero no me importaría intentarlo con recetas saladas de cualquier tipo.

Espero vuestras sugerencias!

Publicado: 23:54 14/07/2009 · Etiquetas: , , , , , , · Categorías:
Cómo me habíais dicho que no teníais horno, aquí os traigo una improvisadísima receta de Tiramisú.

Espero que os guste ^^

INGREDIENTES:
- 3 Huevos
- 3 Cucharadas soperas de azúcar
- Queso mascarpone: 250 Gramos
- Nata para montar: 250 Mililitros
- 3 cafeteras de café
- Bizcochos de soletilla o bizcochos “barco”
- Chocolate puro en polvo al gusto

PREPARACIÓN:



Una vez que tenemos todos los ingredientes listos, procedemos a la preparación.

Se pone la cafetera bien cargadita de café, y se deja en el fuego, vigilándola para que no rebose y nos ponga la cocina perdida.



Mientras dejamos la cafetera en el fuego, procedemos a verter las 3 cucharadas de azúcar en un bol.



Rompemos los huevos y separamos las claras de las yemas. Las claras las vamos echando en un bol aparte, y las yemas las tiramos en el bol con el azúcar.


Apartamos en la nevera, para que estén frías al montarlas.




Vertemos las yemas en el azúcar.



Con las varillas eléctricas, le damos caña al azúcar con las yemas, hasta que se blanquee la mezcla y se quede “brillante”.


Más o menos así…



Vertemos el queso mascarpone en la mezcla de las yemas y el azúcar y le damos con las varillas hasta que esté bien incorporado.


Le damos caña…



Una vez está todo bien incorporado, nos ponemos a montar las claras a punto de nieve. Las sacamos de la nevera, y en un recipiente metálico que previamente hayamos metido en la nevera para que esté frío, vertemos las claras y cómo truco, para que monten mejor, le añadimos unas gotitas de zumo de limón y le damos a la máxima potencia de las varillas.



Mezclamos con brío, moviendo tanto el recipiente cómo las varillas, hasta que obtengamos algo parecido a esto. Lo metemos en la nevera y reservamos.


Así...




Milagro!!!



Un pequeño truco para saber si están bien montadas, no se caen del recipiente, ni resbalan.
Procedemos a montar la nata. La vertemos en un recipiente (si es metálico mejor, yo no tenía ninguno frío a mano !_!...) y le damos caña con las varillas a máxima potencia. No debemos mover las varillas, simplemente dejar que la nata se monte.

 

Esto ya está listo…



A continuación mezclamos la nata montada, con la mezcla que teníamos reservada del queso, las yemas y el azúcar. Este proceso es delicado, con una espátula y movimientos envolventes, vamos “envolviendo” la nata con la mezcla anterior. Hay que intentar a toda costa que no se baje mucho (aunque parece algo líquido, luego en la nevera solidifica, no os preocupéis).


Algo así…



Sacamos las claras montadas que teníamos reservadas en la nevera, y procedemos con el mismo cuidado a incorporarlas a la mezcla anterior. Con mucho cuidado, para que no se bajen, movimientos envolventes y con suavidad. En este paso se tarda mucho, asique hay que tener paciencia.




Con mucha suavidad.



Al final, obtendremos algo así…


Sin grumitos (aunque si burbujas)



Una vez tenemos ya toda esta mezcla, lo metemos en la nevera y lo dejamos allí mientras seguimos con los pasos.

Cogemos los bizcochos (yo uso estos “barco”… pero los de soletilla están también bien) y los partimos a la mitad (los de soletilla no hace falta) y nos quedamos con 2 piezas, la “capucha” y la parte de abajo lisa.

 

Simplemente por la mitad



En una fuente, ponemos las “partes de abajo” de los bizcochos, hasta recubrir toda la superficie (si nos sobra, vamos tapando huecos con lo que nos sobre).


Algo como esto…



Antes de todo esto (mea culpa) deberíamos tener hechas ya 3 cafeteras de café. Yo lo que hago es que para que no sepa “tan fuerte”, hago una primera cafetera de café negrísimo, y las dos siguientes, reutilizo el mismo café que hay ya puesto en el émbolo (o cómo se llame) de la cafetera, para que vaya saliendo más clarito y lo mezclo todo.


Al gusto, o negro negro, o mitad y mitad…



Este café, lo paso a una tetera pequeña y lo vierto encima de los bizcochos de la primera capa, intentando que con esa tetera me dé para toda esa parte de abajo (a mi me da para 2 teteras llenas las 3 cafeteras…)


Podeis usar esto o algo parecido que os haga el avío…




Ni MUY mojados, ni MUY secos, en su punto…



Una vez hecho esto, se echa una capa de la mezcla que teníamos en la nevera por encima de los bizcochos, hasta cubrirlos.


Una vez echada la capa, se agregan las “capuchas” de los bizcochos.



Una vez que tenemos esto como en la imagen de arriba, procedemos a volver a echar café por encima de cada bizcocho, para que se empape un poco. Ya dije antes, ni demasiado húmedo ni demasiado seco.

Se procede a tapar esta nueva capa de bizcochos con otra capita de la crema.


Procurad dejar algo que echar por encima, que no os pase como a mi que casi me quedo sin nada!! >_<



Finalmente y para decorar, con un colador, se esparce un poco de chocolate en polvo (de ese para hacer chocolate con churros…) y se mete a la nevera.


Hummmm....



Todavía no le podéis meter la zarpa, tiene que estar en la nevera por lo menos 2 o 3 horas antes de servirlo. Pero si queréis un consejo, al día siguiente está mucho más consistente y mucho más rico puesto que se mezclan los sabores del café el bizcocho y la mezcla.
También como consejo, es que si quereis un “desmoldado 10”, meterlo 1 hora antes de servir en el congelador, para darle un golpe de frío y que desmolde mejor y tenga más cuerpo. Eso si, todavía no ha inventado nadie la manera de sacar bien la primera “tajá” de tiramisú, asique ese primer corte, se lo suele servir uno a sí mismo.
Bueno, en realidad menudo curro que me he pegado… Pero así ya no teneis excusa los que no teneis horno.

Saludos y ya sabéis que acepto sugerencias! ^^
Chauwiii~~~~~~


Publicado: 15:36 14/07/2009 · Etiquetas: , , , · Categorías:
Bueno, he decidido cambiar un poco la temática de este blog, para pasarme al lado de los golosos, solitarios (sin madre/novia cerca) y vagos.

Esta primera receta (made in HWY2HELL) es la de unas ricas magdalenas caseras de la abuela, vamos, las de toda la vida. Salen entre 40 y 50, arriba o abajo.

Os paso a resumir los ingredientes:

INGREDIENTES:

- Harina: 250 Gramos
- Azúcar blanco: 250 Gramos
- Mantequilla: 250 Gramos
- 6 Huevos
- Azucar avainillada: Al gusto (yo le echo 1 cucharadita de café colmada)
- Levadura química (Royal de toda la vida): 1/2 Sobrecito y un poco más (unos 10 Gramos)

PREPARACIÓN:


Todos los ingredientes



Cogemos la mantequilla y la llevamos unos 10 o 15 segundos a máxima potencia en el microondas para que se ablande (con cuidado de no hacerla totalmente líquida o tendremos que tirarla).


Mantequilla previamente ablandada



En un bol grandecito o en un tupper grandecito, echamos todo el azúcar, y por encima la mantequilla. Añadimos 1 cucharadita colmada de azucar avainillado (o al gusto).


Echamos el azúcar




Y la mantequilla...



Con unas varillas eléctricas, batimos a la velocidad más baja que permita hasta que la mezcla quede suave y se empiece a blanquear. Tampoco hay que pasarse, que sino se nos corta.


Más o menos así...



Una vez nos ha quedado como en la foto de arriba, empezamos a añadir los huevos. Uno a uno. Echamos un huevo, lo incorporamos bien con las varillas, y le echamos el siguiente. No echarle los 6 huevos de golpe.


Añadimos el primer huevo...




Y batimos bien...




Añadimos el segundo huevo...



Y seguimos añadiendo los huevos uno a uno hasta que nos queda esto:


Una mezcla suave y consistente...



Cogemos la harina y le añadimos el medio sobre de levadura.


Si os fijais el centro es más blanco que el resto. Eso es la levadura



Con un tamizador de mano o un colador, tamizamos bien la harina y la levadura encima de la mezcla anterior.


Tamizador de mano




Lo llenamos...




Chas, chas, chas... Listo...



Una vez tengamos la harina y la levadura tamizadas dentro del bol, solo nos queda darle caña a la batidora hasta que no haya ningún grumo (aún tamizando la harina se forma alguno que otro). Para darle aire a la mezcla que resulte luego en esponjosidad, tumbamos ligeramente el bol/tupper donde esté la mezcla y hacemos que las varillas batan la mitad de la mezcla haciendo que el otro lado sobresalga de la mezcla para que introduzca aire. (Ésto lo haréis con la práctica).


Listo... La mezcla tiene que quedar ligera, a medio camino entre líquida y viscosa



Dejamos esta masa reposar unos 10 o 15 minutos, en los cuales vamos a ir repartiendo los moldes en la bandeja del horno.


Aqui hay 35 moldes de tamaño mediano... dependiendo de los moldes, los repartiremos en 1 o 2 bandejas



Cuando los tengamos repartidos (tardaremos muy poquito), vamos preparando la manga pastelera. Le ponemos la boquilla y le damos unas vueltas para cerrar el paso, la cogemos bien y vertemos una parte de la masa dentro. Antes de verter la masa, encendemos el horno. Lo ponemos a 200 grados con calor arriba y abajo y lo dejamos 10 minutos (calculad el tiempo o ponerle el reloj). Esto se llama "precalentar".


La manga pastelera... si no teneis podeis usar un par de cucharas soperas



Vamos rellenando cada moldecito hasta casi arriba, teneis que ir probando, yo la primera vez que las hice, por miedo a que se desbordaran, las llene muy poco. No pasa nada, siguen estando igual de buenas, ya les pillareis el truco.


Ya tenemos los moldes llenos... es fácil y rápido...



Una vez que tenemos los moldes rellenos, les espolvoreamos un poco de azucar a cada una por encima, sin miedo, en abudancia pero sin pasarse.


Más o menos así, esto ya va en gustos...



Cuando ya las tenemos espolvoreadas, vamos mojando el azucar con un poco de agua. Sería útil usar aquí un succionador de esos de cocina, pero yo lo hago con la mano, mojandomela un poco, y dejando caer gotas hasta que el azucar se vuelve "transparente".


¿Véis como ya no se ve el azucar?




Aquí se ve la diferencia...



Con todo ya listo y el horno precalentado, ponemos el reloj del horno para 20 minutos e introducimos la primera bandeja de magdalenas.


Aquí es cuando te vas impacientando..........!!!



Después de unos 20 minutos más o menos (dependiendo de la potencia del horno), por fin tendremos los resultados... 43 deliciosas magdalenas de las de la abuela, esponjosas y riquísimas.


Ñam Ñam...




Es una receta fácil, rápida y que no tiene mucha complicación. Con 10 euros de materiales, podemos hacer magdalenas para 3 meses, por el mismo precio que nos costarían 15 o 20 magdalenas industriales. Desde luego, es una forma de pasar el tiempo y además ahorrar, que en estos tiempos que corren, está genial.

Saludos y espero vuestras sugerencias para proximos "tutoriales" ^_^

Hasta la proxima!


Blogs en Vandal · Contacto · Denunciar Contenido