DEADSIDE

Categoría: HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS

Publicado: 14:01 31/10/2013 · Etiquetas: · Categorías: HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS


Los hospitales siempre tienen extrañas historias de miedo, experiencias paranormales, leyendas y sucesos extraños. Más todavía, si el hospital alberga una historia marcada por la tragedia, como es el caso del hospital de Waverly Hills.



Antes de que fuese un hospital, fue una casa escuela: la tierra fue comprada por el Comandante Thomas H. Henos en 1883. Necesitaba una escuela donde pudieran ir sus hijas así que hizo construir una pequeña casa-escuela y contrató a la Sra. Lizzie Lee Harri como profesora, que bautizó la casa con el nombre de “Waverly school” por que le recordaba a la novela “Waverley” de Walter Scott. Al comandante le gustó y llamó a su propiedad “Waverly Hills”, nombre que el Consejo de Hospital de Tuberculosis mantuvo cuando adquirió las tierras para abrir el sanatorio.

La construcción del Hospital de Waverly Hills comenzó en 1908 y abrió sus puertas el 26 de julio de 1910. Fue diseñado para acomodar a unos 50 pacientes de tuberculosis. La gente que enfermaba tenía que ser aislada del resto y debían permanecer en lugares donde pudiera descansar, respirar aire fresco y recibir la atención necesaria.

Los sanatorios solían construirse en altas colinas rodeadas por bosques para crear una atmósfera serena para ayudar a los pacientes a recuperarse.



La tuberculosis alcanzaba dimensiones epidémicas entre la gente de Pleasure Ridge Park, Kentucky, y el pequeño sanatorio trataba ya a más de 140 personas, así que era obvio que había que construir un hospital mucho mayor.

Este gran sanatorio gótico que se realizó entonces en su día podía acomodar al menos a 400 pacientes. Se consideraba una de las instalaciones más modernas y bien equipadas cuando se abrió. La construcción de este sanatorio comenzó en marzo de 1924 y abrió sus puertas el 17 de octubre de 1926 para tratar a pacientes. Waverly funcionó como un hospital de tuberculosis hasta 1961 y renovado para ser abierto otra vez en 1962 como WoodHaven Servicios Médicos. Fue un centro de geriatría hasta 1980, año en el que fue cerrado por el Estado.

Pero la finalidad del viejo Waverly no se quedaba en curar a los enfermos de tuberculosis, ya que además se buscaban curas más eficientes, llevándose a cabo ciertos experimentos -más de una barbarie- con los más cercanos a la muerte. Uno de los experimentos era poner a cada paciente frente a una ventana, tratando de evitar posibles contagios por el aire.

Las operaciones en ocasiones resultaban desastrosas, y solo sobrevivían a ellas un 5% de los ingresados. Además, la hidroterapia causaba neumonía a la mayoría de los pacientes. Tal vez por esto se llevó a cabo una búsqueda tan desesperada, cometiendo errores bastante graves, de una cura más eficiente. Se utilizó incluso la TEC (Terapia Electro Convulsionante, comúnmente conocida como Electroshock) aunque con resultados casi nefastos.





Uno de los lugares, sin duda más tenebrosos del edificio, era un túnel conocido popularmente entre los médicos como “el elevador de cuerpos”. Consistía en un largo y oscuro túnel que atravesaba una de las colinas y que poseía una rampa. Así, en un vagón, los cuerpos de aquellos con menos suerte eran transportados hacia la morgue y el crematorio, escondidos del resto del edificio. Aquello fue una orden estricta del director del hospital, ya que aseguraba que ver salir cada mañana un camión de muertos no ayudaría a los enfermos psicológicamente.

Por tanto, la labor del “elevador de cuerpos” se llevaba a cabo de noche, cuando todos dormían…



Otro de los hechos trágicos -y que más leyenda ha suscitado- es aquel sucedido en 1928. En la quinta planta, donde se alojaban los enfermos mentales infectados por la tuberculosis existían, además, dos habitaciones (502 y 506) para dos enfermeras que cuidarían constantemente de aquellos enfermos.

Pero una mañana de 1928, la jefa de enfermeras, de tan solo 28 años y alojada en la habitación 502 apareció colgada del techo.
Tan duro era aquel trabajo, que no fue la única en suicidarse… En 1932, queda registrado otro suicidio y además en la misma planta… Y en la misma habitación. La enfermera de la 502, al igual que cuatro años atrás, decide quitarse la vida, esta vez saltando desde el balcón.

Sin embargo, el sanatorio cierra sus puertas en 1961, cuando habían pasado veinte años desde que el joven Albert Schatz descubrió la estreptomicina, cura perfecta para la tuberculosis. Nadie necesitaba ya acudir al sanatorio. Años después, y como suele suceder, Waverly Hills abre sus puertas pero rebautizado como “Sanatorio Geriátrico de Woodhaven“.

Por aquel entonces, las leyendas comienzan a caminar colina abajo, y se habla en las poblaciones cercanas de que en aquel lugar se llevan acabo extraños experimentos y se maltrata a los residentes.

Muy falsas no debieron ser aquellas habladurías, pues en 1982 las robustas puertas de Woodhaven son cerradas (oficialmente) para siempre.

Desde la fecha hasta hoy, el lugar ha pasado por muchas manos… Una de ellas, y la que más daño hizo al edificio, fue la de Robert Alberhasky, en Marzo de 1996. Compró el terreno con intención de demoler el edificio y construir la mayor estatua de Jesucristo, inspirándose en el Cristo Redentor de Río de Janeiro. Pero aquello fue denegado por el Registro Nacional Histórico de los EE.UU.

Robert Alberhasky, tremendamente enfadado y con un berrinche infantil, abrió de par en par las puertas del viejo Waverly Hills, dejando entrar a todo el que así lo quisiera para destrozar las instalaciones que aún quedaban dentro.



Son muchas las historias de fantasmas que se sitúan en Waverly Hills. Se habla de una pequeña niña rubia que busca desesperada a sus amigas en el ático. De un niño que juega con su viejo balón de cuero. De una anciana que se pasea gritando por lo que queda de la recepción, y de una silla de ruedas que parece andar sola por los largos, angostos y solitarios pasillos de la primera planta.

Se habla también de decenas y decenas de sombras que cada noche pueden verse en el oscuro túnel bautizado como “el elevador de cuerpos” o “túnel de muertos”. Sombras que caminan sigilosamente hacia ninguna parte.

Una de las más conocidas apariciones es la de Mary, una chica sin ojos, y asociada a una joven aparecida en una fotografía firmada, dentro del edificio, que decía “Con amor. Mary.“

Pero la leyenda más conocida entre todos los lugareños es la de aquella enfermera de la quinta planta que cada noche sale de la habitación 502 y pasea por su planta. Además, se habla de ruidos, voces, extrañas toses y luces… Luminarias en mitad de la noche, que hacen parecer que el edificio sigue albergando pacientes. No sería extraño que fallara el suministro eléctrico, si no fuera porque en el edificio, como es lógico, ya no hay ni rastro de la electricidad.

En 2001, la “Sociedad de Caza Fantasmas de Louisville” fue reclamada por la cadena Fox Tv. para la producción de un capítulo de su serie “Reality”.

Lo que esta Sociedad debía hacer era investigar en el edificio una noche, comprobar si aquello tenía o no peligro para posteriormente introducir a cinco chicas dentro del edificio durante una noche completa.

Keith Age, fundadora de la Sociedad de Caza Fantasmas de Louisville, era la encargada de llevar a su equipo dentro del lugar. Ella explica en su artículo “Aquellos, los que quedaron atrás” su experiencia en el edificio.

La primera vez que ella entró en el edificio, vivió varias experiencias. Los ruidos de alguien que arañaba el suelo parecía perseguirlos constantemente. Sin embargo, la prueba más física de que algo sucedía ocurrió en una pequeña habitación, donde el medidor de campos electromagnéticos comenzó a moverse muy rápido.

Todo el equipo comenzó a sentir un calor bastante anormal. Tal sería la temperatura que llegó a tomar el medidor de campos, que llegó incluso a derretirse parte del plástico. Cuando salieron a cambiarlo por uno nuevo y a mirar los planos del edificio descubrieron que aquella habitación en la que habían estado era la sala de TEC (Terapia Electro Convulsionante).

Posteriormente, ya con las cinco jóvenes dentro del edificio y las cámaras y focos para el programa, los hechos continuaron. Tras recorrer el edificio por primera vez, ya en el hall de entrada, todas fueron presente de cómo un pequeño punto de luz roja se hacía cada vez más grande hasta parecer una luz de revelado fotográfico.

Todas comenzaron a gritar y corrieron hacia Keith Age. La luz comenzó a menguar hasta desaparecer completamente. La batería de las cámaras, en aquel preciso instante, se vino abajo. Como si aquella luz hubiera absorbido toda la energía allí presente. Minutos más tarde, Keith Age abandonaba el edificio asustada, y agradecida por no tener que pasar la noche entera como aquellas jóvenes. Los sucesos continuaron. Pero eso sí, salieron vivas de allí.

Waverlly Hills, fenómeno mediático

Cuando se escucha una buena historia en los Estados Unidos, generalmente aparece una mala película. Y no podría ser para menos.
Se han realizado documentales, “Spooked”, de Cristopher Saint Booth, programas especiales para televisión como el realizado por los “Ghost Hunters” una serie de investigación paranormal muy conocida en América, o la película “Death Tunnel” de Philip Adrian Booth y en la que además se captaron psicofonías involuntarias durante la grabación. “Largaos de aquí”, “Nooo” o “¿Qué clase de hospital es este?” son algunas de ellas…

Link






Publicado: 18:33 31/10/2012 · Etiquetas: · Categorías: HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS




Un banquete de morbo para complacer a los de mente fría que gustan de leer estas cosas o bien, para escandalizar a los de imaginación sensible, pues hoy, 31 de octubre, es el día indicado del año para leer los mas oscuros pasajes de la humanidad.

Es hoy la noche más sangrienta del año. La globalización y la fe se han encargado de que cada 31 de octubre, en cada rincón del planeta, las calles se inunden de monstruosos personajes, fuentes de sangre artificial que se pasean por banquetas pidiendo dulces.

La tradición de raíces celtas que se instauró en los Estados Unidos en 1840, comenzó como una mezcla de costumbres paganas que la religión católica trató de maquillar haciendo coincidir “El día de Todos los Santos”, que originalmente se celebraba en mayo, con el primer día de noviembre. Sin embargo, Jack y su linterna de calabaza lograron traspasar las barreras universales y ahora se colocan como una de las celebraciones favoritas en el mundo.

Posteriormente a que en los años 80′s el cine de terror llevara a su climax la internacionalización del Halloween, el paganismo comenzó también a relacionarse con todo lo maligno y sobre todo con mucha sangre. Los iconos del terror clásico, léase Drácula, Frankenstein, El Fantasma de la Ópera, los Hombres Lobo, comenzaron a relacionarse con personajes que los traían, literalmente, a la realidad: los asesinos en serie.

El cine dejó de verse protagonizado por fantasía terrorífica y enfocó sus lentes al terror verdadero: la muerte. Películas como Prom Night, Bloody Valentine, Happy Birthday to Me, Terror Train, y muchas otras influenciadas por The Texas Chain Saw Massacre del 74, son un claro ejemplo de como el personaje del asesino en serie se convirtió un medio para crear tensión e impacto a la par, pues desechaba el romanticismo de la mitología y la literatura y se acercaba más a los tintes Gore que aún hoy en día invaden las pantallas.

Es tal vez por estas razones, o por alguna otra perturbación de la mente humana y de la sociedad, que los asesinos en serie son una especie de personajes del culto. El monstruo humano, la bestia enloquecida que logró ocultar sus crímenes los suficiente para cometerlos varias veces, el “animal” inteligente.

Es por eso que, aprovechando la celebración de la Noche de Brujas, traigo un banquete de morbo para complacer a los de mente fría que gustan de leer estas cosas o bien, para escandalizar a los de imaginación sensible, pues hoy, 31 de octubre, es el día indicado del año para leer algunos de los más oscuros pasajes de la humanidad.

He aquí seis de los más escalofriantes y prolíficos asesinos en serie del mundo. Hoy los trataremos más escuetamente aunque de algunos de ellos he desarrollado un artículo de mayor profundidad como por ejemplo, el caso de Andrei Romanovich Chikatilo. Sea como fuere, feliz Noche de Brujas.









link

Publicado: 19:13 31/10/2011 · Etiquetas: · Categorías: HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS


¡AVISO IMPORTANTE! Algunas de las imágenes que se muestran en este artículo pueden herir la sensibilidad de algunas personas por su alto contenido violento explícito. Por ello, lego la responsabilidad de abordar el presente documento en el criterio del lector.



Jeffrey Lionel Dahmer, más conocido como el carnicero de Milwaukee fue uno de los asesinos en serie más populares del siglo pasado, y no lo fue por la cantidad de víctimas que asesinó, si no por el grado de crueldad y el modo despiadado con el que acabó con ellas. Psicópata, necrófago y necrófilo, ésta es su triste historia.

Dahmer nació en mayo de 1960 en Milwaukee (Wisconsin), y siendo la excepción de la regla, los primeros años de su infancia transcurrieron en un ambiente familiar de lo más normal y feliz. Jeff era un niño simpático y cariñoso hasta que, a punto de cumplir los siete años, fue operado de una hernia y todo su mundo cambió de forma radical.

Los trastornos y dolores que le produjo dicha hernia le cambiaron el carácter, convirtiéndolo en un niño retraído y aislado. En la soledad de su jardín y de los alrededores de la casa, el pequeño Jeff comenzó a tener unas aficiones bastante macabras; recogía animales aplastados en la carretera y tras deshuesarlos los enterraba  en su cementerio privado de mascotas. Y cuando no encontraba animales muertos, no dudaba en realizar el mismo la tarea, torturando a gatos y perros e incluso destripando a los peces que pescaba en un río cercano para ver cómo era su interior.

Jeffrey tenía ya quince años y se había convertido en un pequeño monstruo sin escrúpulos, rubio y atractivo, tras su rostro inocente se comenzaba a dibujar el terrible asesino en el que no tardaría en convertirse.



Con 18 años, la situación familiar ha cambiado, sus padres están a punto de divorciarse y Jeff, que desde hace un tiempo se refugia también en el alcohol y las drogas, decide dar un paso más y poner en práctica lo que tantas veces ha imaginado. Recoge a un autoestopista, Steven Hicks, y lo lleva a casa de sus padres que pasaban unos días fuera, allí se emborrachan y se acuestan juntos, a la mañana siguiente, cuando Hicks le dice que se tiene que marchan, Dahmer lo mata.

Más tarde confesaría que mataba a sus amantes para que no lo abandonaran, una muestra de su hedonismo controlador. Jeffrey lo mató destrozándole la cabeza con la barra de unas pesas, más tarde cortó el cadáver en trozos con un cuchillo de caza, lo metió en bolsas de plástico y lo enterró en un bosque cercano.

Pasaron varios años hasta que la segunda víctima cayó en sus manos, era el año 1987. En un bar de homosexuales conoció a Steven Toumi, los dos fueron a un hotel de las afueras y cuando Jeff se despertó, encontró a Toumi muerto a su lado. No recordaba haberlo matado, pero tenía la boca llena de sangre. Metió el cuerpo en una maleta y lo llevó al sótano de la casa de su abuela, donde vivía en aquella época. Allí, lo descuartizó y lo tiró a la basura, no sin antes copular con él.

Continuaron los asesinatos… tras su cuarta víctima decidió mudarse a una casa propia para poder actuar con más libertad y que su abuela no se diese cuenta de lo que sucedía.



En 1988, Jeff pagó un dinero a un joven asiático, Kyson sinthasomphone,  para que posara para unas fotos. Le drogó, pero lo dejó escapar con vida y sin tener relaciones con él. Los padres del chico, tras llevarlo al hospital, denunciaron a Dahmer que fue arrestado abusos a un menor.
Su siguiente víctima fue Anthony Sears, un modelo de 24 años. Como acostumbraba, lo drogó, lo estranguló y más tarde lo descuartizó. Para salir un poco de la monotonía, se quedó con su cabeza, que tras hervirla y separar la carne del hueso, pintó con pintura gris y se la guardó en su armario de los trofeos.

Le llegó la condena por los abusos al joven asiático, cinco años de libertad condicional. Volvió a casa de su abuela, aunque esto no fue suficiente motivo para que sus asesinatos cesaran, tras un breve periodo volvió a mudarse a un apartamento. En los siguientes quince meses, hasta que fue detenido, mató a otros doce hombres. En esta época se aficionó también a la necrofagia, cortando largas tiras de carne para comérselas o bien mordisqueando los cuerpos, de todo esto tomó numerosas fotografías.



Su colección de calaveras iba en aumento. Cuando descuartizaba a los cuerpos, lo que el gustaba lo guardaba en el congelador y lo que no lo disolvía en un enorme bidón con ácido. Dahmer no estaba interesado en la muerte o el dolor que podía causar a sus víctimas, a él lo que le atraía era el destino que podía darles a los cuerpos de sus víctimas. A veces dormía con los cadáveres a su lado, el quería que sus amantes siempre estuvieran con él.

Con algunos de ellos hizo prácticas de lobotomía, con un taladro hacía perforaciones en su cráneo, por donde luego introducía productos químicos como ácidos. Casi todos morían al instante, pero Dahmer juró que uno de sus zombies vivió tres días.



En 1991 la policía encontró a un hombre  negro vagando por la calle en estado de shock, con unas esposas colgando de sus muñecas, era Tracy Edwards, que había conseguido escapar sin saber muy bien como de las garras de Jeffrey. Este hombre llevó a los agentes hasta la casa de donde había escapado, y allí hicieron un descubrimiento de lo más macabro y escalofriante.

El apartamento apestaba, lo primero que encontró la policía fue su colección de polaroids, con cuerpos abiertos en canal y descuartizados. En la nevera encontraron una cabeza humana, todavía tierna, y varias calaveras. En un armario hallaron varios miembros humanos en estado de descomposición. De la barra de la cortina de la ducha colgaba un esqueleto casi completo y, en otra habitación, una tétrica colección de órganos sexuales masculinos amputados y conservados en jarrones con formol, donde Dahmer solía masturbarse. En su conjunto, la casa en todos sus rincones era un lugar de verdadera pesadilla.



La verdad es que Dahmer podía haber sido detenido unos meses antes, cuando Konerak, un chaval de 14 años, consiguió también escapar de él y corría desnudo por la calle. Unas chicas del barrio avisaron a la policía que, en un acto de total negligencia, devolvieron a Konerak al propio Dahmer, que zanjó la cuestión diciendo que el chaval, que tenía 18 años y era su amante, había cogido una rabieta por una pelea de enamorados. Por supuesto, Konerak no disfrutó de una segunda oportunidad. Lo más sorprendente del caso de este chaval es que también era asiático y que era el hermano de Kyson, el niño de las fotografías por el que estaba cumpliendo su condena.



La mayoría de víctimas del carnicero de Milwaukee pertenecían a minorías étnicas por las que la policía no se preocupaba demasiado, las investigaciones sobre las desapariciones quedaban enterradas entre papeleo “más importante”, ya que de haberse puesto a investigar en serio, hubiese sido bastante fácil para la policía dar con Jeffrey y evitar muchas muertes, ya que no era demasiado cuidadoso en nada de lo que hacía



Cuando fue detenido, los policías que le entregaron a Konerak fueron suspendidos y Dahmer fue condenado a quince cadenas perpetuas consecutivas, de las que sólo cumpliría un par de años, ya que el 23 de noviembre de 1994, un preso esquizofrénico le machacó la cabeza acabando con él.



Y así concluyó la historia de uno de los peores monstruos de la naturaleza.

Publicado: 10:43 22/02/2011 · Etiquetas: · Categorías: HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS


LA CASA DEL TERROR: LA CASA MATUSITA



Muchas son las leyendas urbanas que relatan sucesos macabros ocurridos en casas abandonas o deshabitadas. Viviendas que se visten de misterio por los testimonios de personas quienes aseguran haber visto sombras tras las ventanas, oído gritos terroríficos o en el peor de los casos, ver a los mismos espectros deambulando por algunos pasillos o habitaciones de la vivienda. En Perú, una de las casas más misteriosas se encuentra en Lima. La llamada Casa Matusita, es sin lugar a dudas, una de las principales casas de terror que durante décadas ha provocado en la población limeña más de un testimonio sobre historias inquietantes. ¿Qué ocurrió en la Casa Matusita? ¿Es verdad que está maldita o es una simple falacia trasmitida de generación en generación? ¿Qué esconde esta extraña casa?



La casa Matusita

La Casa Matusita es una vivienda de dos pisos de altura. Lo curioso del relato es que, al parecer, sólo en el segundo piso es en donde ocurren estos supuestos hechos paranormales. Con el tiempo, el primer piso ha sido ocupado por diversos negocios o por alguna entidad bancaria. No obstante, nadie parece atreverse a ocupar el segundo piso, y los que lo han hecho, según los creyentes del mito, no han salido con vida o han sufrido una serie de trastornos y tormentos.

La leyenda oficial de los creyentes, por llamarla de algún modo, señala que en esta casa vivía un señor perverso quien maltrataba y abusaba de sus dos únicos sirvientes. Un día, cuando el dueño de la casa ofrecía un almuerzo a algunos invitados, los sirvientes decidieron consumar su venganza. Cuenta la leyenda que los empleados colocaron una substancia de carácter alucinógeno en los alimentos para ocasionarle trastornos mentales.

Después de que los platos fuesen servidos, los sirvientes, que esperaban en la cocina para contemplar los resultados de su macabro plan, escucharon de pronto ruidos y gritos provenientes de la sala. Creyendo que todo había resultado favorablemente, los empleados acudieron rápidamente a la habitación. La imagen que vieron fue aterradora: cuerpos despedazados por doquier, sangre en las paredes, en la mesa, en el suelo, cadávres completamente mutilados y desgarrados... Todos los invitados, incluyendo el señor de la casa, habían hallado en esa cena una muerte trágica, violenta, sangrienta y terrorífica.



En este sentido, la leyenda varía, pues otros aseguran que fueron los propios sirvientes, la mucama y el mayordomo, quienes dieron muerte a su patrón, asesinándolo y descuartizándolo con sus propias manos. Según indica esta versión, tras el asesinato, los empleados optaron por prender fuego a la casa Curiosamente, la casa nunca se quemó y los sirvientes fueron sentenciados a pasar sus vidas en un manicomio.

Las otras víctimas

Una de las primeras víctimas de la casa fue un párroco quien haciendo caso de aquellos testimonios decidió ingresar en la casa para bendecirla y realizar un exorcismo. Según cuenta la leyenda, el párroco murió debido a la desesperación que sufrió al intentar salir de aquella vivienda. Se dice que escuchó gritos y reclamos de los espíritus que allí se encontraban. Algunos afirman incluso que el párroco recibió esputos de estos supuestos seres que habitan el lugar.

La segunda víctima es quizás la más conocida debido a que era un personaje público que trabajaba en la televisión nacional. Su nombre era Humberto Vilchez Vera, un presentador de televisión que en la década de los ochenta decidió apostar en la cadena nacional a que podía permanecer siete días en dicha casa sin sufrir ningún trastorno o muerte. La leyenda, conocida por todos, recuerda que dicha persona ingresó en la casa sólo con una cámara de vídeo en la mano y que sólo dos horas después, (algunos dicen que fue el cuarto día) el presentador de televisión salió de la casa profiriendo insultos y gritos e incluso lanzando espuma por la boca. Tras lo sucedido, Humbert tuvo serias complicaciones psicológicas por lo que fue recluido en un manicomio durante un período de trece meses, tras lo cual nunca más se supo de él.



¿Maldición real o simple mito popular?

Las investigaciones sobre la Casa Matusita, han dado como resultado historias que van más allá de la República. Se cuenta que la primera dueña de esa casa fue una europea de nombre Parvaneh Dervaspa, quien llegó a Lima en 1753, y que fue acusada por la Santa Inquisición de practicar la hechicería y brujería.

Esto se debió a que muchos de los vecinos de Parvaneh aseguraban que tenía la habilidad, a través de ritos, de curar algunas enfermedades que en ese tiempo acechaban la capital del Virreinato. La Iglesia la consideró una bruja y la capturó para el realizar el respectivo juicio o acto de fe que la Inquisición realizaba en Lima desde 1573. La mujer, tras incontables torturas y martirios, tuvo que confesar que su poder provenía del propio demonio, producto del cual obtuvo la mayor de las condenas que fue la muerte en la hoguera. La historia comenta que Parvaneh en pleno acto y mientras era consumida por las llamas, lanzó una maldición que muchos afirman se refería a la morada en donde vivía.



Se cuenta que la casa comenzó a aruinarse hasta que en el siglo XIX, una familia de asiáticos la compró y la reconstruyó. Según se cuenta, muchos miembros de esa familia perdieron la razón al oír voces, gritos y murmullos dentro de la casa, algunos de los cuales pertenecían al dueño del que ya hemos hablado y que debido a esas alteraciones, maltrataba y abusaba de sus empleados.



No obstante, los escépticos confirman de que la leyenda de la Casa Matusita no es más que un vulgar invento que sirvió para proteger la seguridad de un edificio importante ubicado en las cercanías; la Embajada de los Estados Unidos de Norteamérica.

Se dice que los norteamericanos inventaron esta historia debido a que podían ser objeto de atentados desde el segundo piso de la casa Además, en frente de la vivienda, se encontraba un antiguo penal llamado El Sexto. Actualmente, la Embajada norteamericana ya no se encuentra en ese lugar, y el penal fue clausurado como tal y lo único que aún sobrevive allí, es el supuesto mito que formaron.



Otras versiones del misterio

Como toda leyenda, la Casa Matusita tiene diversas versiones que afirman aún más su aire de misterio. Una de ellas relata que hubo en esa casa una masacre producto de una infidelidad. Se cuenta que el dueño de la casa, un hombre oriental, al regresar del trabajo encontró a su mujer con otro hombre. El dueño arremetió contra su mujer y el hombre, asesinándolos. Cuando los hijos llegaron a la casa los hijos contemplaron la escena por lo que el padre, al no poder excusarse de los hechos acontecidos, decidió asesinarlos a ellos también y eliminar testigos.

Otra versión indica que la familia no era oriental, sino española, y que la masacre la realizó la esposa debido a que su esposo la maltrataba a ella y a sus hijos. La mujer, harta de dicha situación, apuñaló a su marido por la espalda. Al percatarse de que sus hijos la habían observado cometer el asesinato, la madre asesinó también a sus niños en un arranque de locura.

Un mito sin respuesta

A pesar de que el mito es uno de los más conocidos en Lima, sorprende que aún no se haya realizado ningún estudio serio sobre el tema. Hasta el momento, los medios de comunicación siempre han tomado con burla el misterio de la casa, o en otros casos, sólo se han limitado a contar las historias o leyendas que existen en torno a esta vivienda imposibilitando así la desmitificación de este hecho. Sólo nos queda esperar a que algún día, se habra una investigación seria y en condiciones que pueda dilucidar qué pudo ocurrir realmente en esta vivivienda. Pero hasta que este día no llegue, lo más seguro es que el mito continuará contándose y alimentándose de generación en generación entre los limeños, tanto en aquellos que creen en su maldición como en aquellos que no le dan crédito.


Publicado: 11:38 25/01/2011 · Etiquetas: · Categorías: HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS


ANDREI CHIKATILO: EL CARNICERO DE ROSTOV



Hoy conoceremos la reciente historía de un sádico asesino en serie que habría matado y mutilado a 53 inocentes víctimas, todas ellas mujeres y niños. Conoceremos su historia, su pasado y los hechos acontecidos que supuestamente le llevaron a actuar de tal manera.

Aviso para personas sensibles. De aquí en adelante, la lectura y todo lo que ella conlleva queda bajo la responsabilidad del lector.



Andrei Chikatilo nació en Ucrania el 16 de Octubre de 1936, en una pequeña aldea en tiempos de hambruna, cuando morían millones de personas cuyos cadáveres se amontonan en las calles y campos, lo más cruel para el pequeño Andrei y su hermana era escuchar en el regazo de su madre como su hermano mayor, Stepan había sido raptado y devorado, aunque no era un caso aislado en aquellos duros años treinta, el hecho marcaría notablemente al niño, quien se sentía en esos momentos más solo que nunca, de hecho no existe ningún documento que informe acerca del nacimiento o muerte de Stepan pero la manera en como su madre se los contaba hacia que la historia pareciera verídica.

En la escuela era muy introvertido, incapaz de aceptar su miopía, (sus primeras gafas las tubo a los treinta años, y hasta los doce se orinó en la cama). Siempre era humillado por los otros compañeros, cualquiera podía decirle lo que fuese, él se limitaba a escuchar y a aguantar. No es de extrañar que con el tiempo, su ánimo se llenase con las lágrimas contenidas y con todas esas injurias. A medida que iba creciendo, se hacía más tímido con las mujeres, hasta el punto de hacer fracasar su primer intento sexual, por eyacular en pocos segundos mientras abrazaba una chica, de ahí surgieron los primeros rumores de su impotencia.

Como todos los ciudadanos soviéticos sirvió en el ejército y luego se dedicó a los estudios, obteniendo tres títulos: en lengua y literatura rusa, en ingeniería y en marxismo-leninismo.
En 1971, un diploma universitario le dio el grado de maestro. Sentía una creciente atracción por las menores de doce años, y se colaba en los dormitorios para verlas en ropa interior mientras se masturbaba con la mano dentro del bolsillo. Más tarde Chikatilo se refugió en el Comunismo, pero su fijación con el dogma político rayaba en la demencia.

A pesar de su problema, pudo encontrar una esposa, y aunque era incapaz de mantener una erección, sí podía eyacular. Logró alcanzar en contadísimas ocasiones la suficiente erección para dejar embarazada a su esposa, pero no dejaba de pensar, que la naturaleza lo había castigado castrándolo al nacer. Era un marido de carácter estable y trabajador, un padre que nunca levantaba la voz ante los hijos, un respetado miembro del partido comunista que leía los periódicos y se mantenía al corriente de la actualidad. Discreto, vivía con la rigurosa austeridad que corresponde a un verdadero soviético.

En la escuela en la que trabajaba, sus alumnos se reían de él, le apodaban "el ganso" porque sus largos hombros encorvados hacían que su cuello pareciese alargado, y por que lo tenían por tonto. Él no hacía nada por remediarlo, tampoco cuando le empezaron a llamar "maricón", ni cuando le pegaban arrojándole una manta por encima o cuando lo sacaban de las aulas a patadas. Después de cierto tiempo le adquirió tanto miedo a los chicos que empezó a llevar un cuchillo a su trabajo.



El 22 de diciembre de 1978, Chikatilo mató por primera vez a los 42, abordó en la calle a una niña de nueve años de edad, y la convenció para que se fuera con él a una cabaña que poseía en las afueras de la ciudad. Sabía como hablar a los niños, él mismo había sido maestro y tenía a sus dos hijos. Una vez allí la desvistió con violencia. Accidentalmente, le hizo un rasguño del que brotó sangre, hecho que le propició una erección inmediata, estableciendo el vínculo fatal entre sangre y sexo. Luego, sacó un cuchillo y se lo clavó a la niña en el estómago. Con cada puñalada notaba que se acercaba más al orgasmo, por lo que no cesó de hacerlo hasta la eyaculación. Chikatilo había intentado satisfacer su necesidad sexual movido por la esperanza de llegar a ser igual que los demás, pero no lo era. Su flacidez y las burlas de las mujeres que se lo recordaban a cada momento, era más de lo que podía esperar. También se dio cuenta de que su placer no consistía en acariciar los genitales ajenos, sino en maltratarlos.

Dos días después de este crimen la policía encontró los restos de la niña en el río Grushovka, y cerca de la cabaña de Chikatilo una gran mancha de sangre. Los policías interrogaron al hombre, pero acabaron inculpando a otro agresor sexual, Alexander Kravchenko. Chikatilo era, por las paradojas que marcaban sus actos, más dual que nunca.



Era el típico marido sumiso y asexual. Hacía todo lo que su mujer le ordenaba o casi todo. Ella solía desear los placeres del lecho con más frecuencia que él, y eso les llevaba a frecuentes discusiones, a que ella le recordase en todo momento lo taciturno e inerte que era. Su acusación de haber molestado sexualmente a los estudiantes le costo el trabajo, pero gano uno nuevo en una fabrica en el que tenia que estar viajando constantemente, siempre se estaba moviendo lo cual le ayudaba a escoger sus nuevas víctimas.

Tres años pasarían antes de que Chikatilo asesinara por segunda vez, el 3 de septiembre de 1981. Su segunda víctima fue Larisa Tkachenko de 17 años de edad, la convenció de ir con él al bosque para tener relaciones sexuales, pero fallo en el intento por lo que ella se río de él, esto lo enfureció, perdió el control, estranguló a la mujer y eyaculó sobre el cadáver, mordisqueo su garganta, le corto los senos y en su frenesí se comió los pezones.

Luego, comenzó a lanzar aullidos mientras bailaba una danza de guerra alrededor del cuerpo, dejó el cuerpo sin vida con un palo enterrado. En esos momentos supo que volvería a matar. Los dos primeros asesinatos de Chikatilo tuvieron cierto carácter fortuito. Es posible que, en ambos casos, sus intenciones fueran solamente de índole sexual. Los gritos de terror le excitaban, pero era el asesinato en sí lo que presentaba para él el acto sexual supremo.

Su tercera víctima fue Lyuba Biryuk, fue raptada de una villa y fue acuchillada 40 veces en el bosque, le mutilaron los ojos esto se volvería algo común en sus asesinatos, la firma mortal de Chikatilo.



Chikatilo asesinó a otras 3 personas ese año, entre ellas se encontraba su primera víctima masculina, Oleg Podzhivaev de 9 años de edad, el cuerpo no se encontró pero Chikatilo afirmó ser el responsable y que le había arrancado los genitales, la prensa estaba enloquecida con el asesino en serie, el modus operandi era siempre el mismo, sus víctimas siempre se encontraban en los bosques, con indicios de violencia y sadomasoquismo, y en ocasiones les faltaban miembros a las víctimas, eran niños, niñas y chicas jóvenes. Entre ellos había muchos escapados de casa y retrasados mentales, pues se dejaban convencer más fácilmente y agradecían su ayuda en el laberinto del sistema de transportes local, con el que no estaban familiarizados. En 1984 asesinó a 15 personas, mientras el tiempo entre sus asesinatos iba disminuyendo el número de víctimas iba en ascenso. Chikatilo los elegía entre la multitud en estaciones ferroviarias y en paradas de autobús, y con algún pretexto, los convencía para que lo siguieran a alguna zona boscosa. Una vez allí les infligía numerosas puñaladas (entre treinta y cincuenta). Casi todas las víctimas sufrían la mutilación de los ojos. A las adolescentes o chicas jóvenes les seccionaba los pechos o los pezones, ya fuera con sus afilados cuchillos o con los dientes. El útero era extirpado con tal precisión que todos los cirujanos de la provincia de Rosstov pasaron a ser sospechosos en potencia. Mientras las violaba, se enfurecía tanto por llegar tan rápidamente al orgasmo que les machacaba la cara a golpes. Para ocultar su impotencia, a veces, con la ayuda de una ramita, colocaba el semen en la vagina de la víctima. En el caso de los niños, los atacaba nada más hallarse a solas con ellos en el bosque: un golpe para aturdirlos con las manos atadas y unos golpes de cuchillo poco profundos para establecer su dominio sobre ellos. Posteriormente los mutilaba a mordiscos, les cortaba los genitales o solamente extirpaba los testículos, que guardaba a modo de trofeo. También arrancaba los ojos de todas sus víctimas, quizás para evitar encontrarse con sus miradas. En algunas ocasiones realizaba estas amputaciones cuando la víctima se hallaba aún con vida, aunque no consciente. En ninguno de los casos se encontraron las partes del cuerpo seccionadas en las cercanías de la escena del crimen.

Además practicaba actos de canibalismo, en sus declaraciones confesaría que le gustaba tragarse las partes del cuerpo más blanditas... En 1981, se convirtió en funcionario de abastecimiento de una fábrica, y el trabajo, que le obligaba a recorrer una buena parte de la región, le proporcionaba la tapadera perfecta.



El Instituto Serbsky de Moscú diseñó el perfil de un hombre ostensiblemente normal, probablemente casado, con un trabajo regular, y por esperma hallado en los cuerpos de sus víctimas, se supo que su sangre era del grupo AB. El 14 de septiembre de 1984, detuvieron a Chikatilo en el mercado de Rosstov, pues en líneas generales encajaba con la descripción del asesino, pero no pudieron demostrar nada más. Chikatilo parecía un hombre respetable, y tras hacerle un análisis de sangre, ésta resultó ser de grupo A. Enseguida fue puesto en libertad sin cargos. Por esas alturas, los archivos de la policía contenían datos de unos 26.500 sospechosos.

Cuando apareció el cadáver número treinta, los periódicos empezaron a dar noticias del posible asesino en serie, quienes todos creían un retrasado mental, a pesar que la policía no estaba de acuerdo, pues la amplia dispersión del asesino indicaba que éste disponía de un vehículo, factor que en Rusia era eliminativo.

Chikatilo fue acusado de haber robado un rollo de linoleo de su oficina, siete meses después con ese caso aun pendiente, fue arrestado por comportamiento impropio en la estación de autobuses de Rostov, fue sentenciado a 15 días en prisión, pero la policía creía que él era el asesino, así que compararon la sangre de Chikatilo con el semen encontrado en los cuerpos de las víctimas e inexplicablemente no era el mismo tipo de sangre, fue sentenciado a un año en cárcel por el robo del linoleo pero el juez simpatizó con él y lo liberó antes, el asesino estaba libre otra vez.



El 17 de octubre de 1990, volvió a matar en un bosque cercano a la estación de Donlesjoz. Este crimen absorbió a toda la policía local y a una fuerza antidisturbios de 100 hombres. Pero dos semanas después, Chikatilo volvió a actuar, y ésta vez fueron unos 600 detectives los encargados de investigar a lo largo de la línea de los bosques, en dónde montaban guardia tres o cuatro oficiales en los apeaderos más aislados.

El 6 de noviembre de 1990, uno de estos detectives, el sargento Igor Rybakov, vio surgir del bosque un hombre con traje y corbata. Mientras observaba cómo éste se lavaba las manos en la fuente advirtió que tenía un dedo vendado y una mejilla manchada de sangre. Le pidió los documentos y elevó un informe de rutina. Cinco días después encontraban un nuevo cadáver en ese mismo lugar el cual estimaron que llevaba muerto más o menos una semana.

El homicida tenía que haber pasado por la estación, y el culpable no podía ser otro que el sospechoso del informe de Rybakov. Lo arrestaron el 20 de noviembre, sospechoso de haber asesinado a 36 víctimas, todos ellos mujeres y niños. Su esperma, aunque no su sangre, sí era AB.



El fiscal general de la provincia de Rosstov emitiría una orden de detención contra Chikatilo, efectiva a partir del 20 de noviembre de 1990. Y ese mismo día, en efecto, fue retenido por la KGB, mientras éste con paso lento y senil decía "¿Cómo pueden hacerle esto a una persona de mi edad?". En los interrogatorios, afirmó que simplemente era un ciudadano normal, que no había cometido ningún tipo de delito, y que era objeto de una persecución absurda por parte de la policía. El 27 de noviembre prometió que estaba dispuesto a aportar pruebas de sus crímenes si no continuaban atosigándole con los interrogatorios que le recordaban los detalles, y dos días después se derrumbó ante un psicólogo a quién acabó confesando 53 asesinatos. Posteriormente guió a los investigadores a los distintos lugares con la esperanza de que el número de muertes lo convirtiera en un "espécimen de estudio científico".



Escribió una declaración firmada para el Fiscal General, que decía: "Me detuvieron el 20 de noviembre de 1990 y ha permanecido bajo custodia desde entonces. Quiero exponer mis sentimientos con sinceridad. Me hallo en un estado de profunda depresión, y reconozco que tengo impulsos sexuales perturbados, por eso he cometido ciertos actos. Anteriormente busqué ayuda psiquiátrica por mis dolores de cabeza, por la pérdida de memoria, el insomnio y los trastornos sexuales. Pero los tratamientos que me aplicaron o que yo puse en práctica no dieron resultados. Tengo esposa y dos hijos y sufro una debilidad sexual, impotencia. La gente se reía de mí porque no podía recordar nada. No me daba cuenta que me tocaba los genitales a menudo, y sólo me lo dijeron más tarde. Me siento humillado. La gente se burla de mí en el trabajo y en otras situaciones. Me he sentido degradado desde la infancia, y siempre he sufrido. En mi época escolar estaba hinchado a causa del hambre e iba vestido con harapos. Todo el mundo se metía conmigo. En la escuela estudiaba con tanta intensidad que a veces perdía la consciencia y me desmayaba. Soy un graduado universitario. Quería demostrar mi valía en el trabajo y me entregué a él por completo. La gente me valoraba pero se aprovechaba de mi carácter débil. Ahora que soy mayor, el aspecto sexual no tiene tanta importancia para mí, mis problemas son todos mentales (...) En los actos sexuales perversos experimentaba una especie de furor, una sensación de no tener freno. No podía controlar mis actos. Desde la niñez me he sentido insuficiente como hombre y como persona. Lo que hice no fue por el placer sexual, sino porque me proporcionaba cierta paz de mente y de alma durante largos periodos. Sobre todo después de contemplar todo tipo de películas sexuales. Lo que hice, lo hice después de mirar los vídeos de actos sexuales perversos, crueldades y horrores." Lo que la policía dedujo de esta declaración, es que el asesino trataba de buscarse una posible salida alegando enfermedad mental, una obsesión de tratamiento psiquiátrico.



Los psiquiatras del Instituto Serbsky, no obstante, lo veían como un sádico prudente que no sufría ningún trastorno que pudiera impedirle que sus actos estaban mal, que eran actos premeditados. Por esa razón, en octubre de 1991, dieron a conocer sus conclusiones, diagnosticando que el asesino estaba "legalmente cuerdo". El juicio de Andrei Chikatilo se iniciaba en abril de 1992, y duraría hasta octubre de ese mismo año. Éste, con la cabeza rasurada, presenció su juicio desde un cubículo de metal. El primer día deleitó a los fotógrafos esgrimiendo una revista porno, pero más tarde, abatido, se quitó la ropa y meneó el pene gritando: "Fijaos que inutilidad, ¿Qué os pensáis que iba a hacer con esto?"

Los jueces no dudaron en anunciar el veredicto que habían nominado: el 15 de octubre de 1992 fue sentenciado a la pena capital, y fue ejecutado en la prisión de Moscú el 16 de febrero de 1994.


Publicado: 14:58 28/10/2010 · Etiquetas: · Categorías: HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS


VAMPIROS: ¿REALIDAD O FICCIÓN?



Muy buenas a todos:

Aprovechando la ocasión con el nuevo resurgimiento de la serie Castlevania de Konami y teniendo en cuenta la proximidad de Halloween, he decidido tratar el tema vampírico para todos aquellos interesados. Así mismo, enlazaremos con personajes históricos bastante sanguinarios, entre los cuales no podía faltar el propio Drácula. Pero, centrándonos en el asunto en cuestión, ¿que hay de verdad en todas estas leyendas de los nocturnos chupasangres? ¿existen de verdad o son pura mitología? Intentaremos responder a estas y otras preguntas durante el recorrido por el siguiente artículo. Así que sin más preámbulos, conozcamos el mund vampiro.



Desde los tiempos babilónicos hasta nuestros días, los vampiros se han alimentado de nuestros miedos durante cuatro mil años. Todas las civilizaciones han tenido una leyenda relacionada con el vampiro: seres que vuelven de la tumba y se alimentan de la sangre de los vivos.

Las leyendas se arraigan tanto en el temor de que los muertos vuelvan, como en el afán de inmortalidad del hombre, sin dejar de tomar en cuenta una extraña fascinación que el terror provoca entre nosotros.

Sea por lo que sea, el hecho es que hoy en día existen 500 películas y series de televisión sobre vampiros, libros en prácticamente todos los idiomas, obras de arte y hasta productos publicitarios basados en el vampirismo.

La obra más famosa de vampiros es, sin duda alguna, Drácula de Bram Stoker, pero... ¿Sabías que tanto esta novela, como todas las historias de vampiros, hoy hechas mito, están basadas en la vida real?



El Origen De Los Vampiros

Los vampiros como leyenda tienen su origen en el antiguo folclore eslavo, y se refería a un espectro que salía de su tumba para atacar a personas y alimentarse de su sangre; en los siguientes días la persona atacada comenzaba a palidecer y enfermar hasta que moría; el vampiro por su parte se iba poniendo gordo y reluciente, prácticamente les chupaba la vida.

Entre las medidas que se pueden tomar contra él están: enterrarlo a la tierra con una estaca, atravesando su corazón; decapitarlo de un solo tajo o bien incinerarlo. Si el procedimiento no es llevado a cabo efectivamente, el vampiro regresa.

Es una mala interpretación del folclore eslavo el pensar que son aniquilados con la luz del día, de hecho, pueden andar bajo el sol adoptando la forma animal que deseen.



Las Leyendas De Los Vampiros

Las leyendas de vampirismo se basan tanto en temores ancestrales como en hechos reales; uno de esos temores era que los muertos podían volver de su morada si habían sido suicidas o no habían sido enterrados con los ritos acostumbrados.

Estos temores fueron acrecentados por casos de locos necrófilos o por otro tipo de perversiones que implicaba el robo de cadáveres, cosa que proporcionaba a la gente la aparente prueba de que los muertos podían levantarse de sus tumbas.

A esto hay que sumarle el hecho de la existencia de personas que, en efecto, por cuestiones patológicas, tenían la costumbre de beber sangre o de bañarse en ella.

En la edad media, sucesos misteriosos como crímenes en masa o brotes de peste, eran relacionados con vampiros.

A fines de la edad media, la endogamia entre los nobles eslavos provocó desórdenes genéticos que causaban una enfermedad hereditaria llamada eritropoyética que se trata de una anomalía en los pigmentos: el organismo produce en exceso una sustancia relacionada con los glóbulos rojos conocida como protoporfirina. Como consecuencia de esto, la más breve exposición al sol produce un enrojecimiento excesivo en la piel, comezón y grietas sangrantes. Evidentemente quienes la padecían salían sólo de noche y eran víctimas de una repulsión basada en lo supersticioso.

Otro hecho que contribuyó a acrecentar las leyendas fueron los entierros prematuros, debidos principalmente a la catalepsia, al cólera y a la peste; cuando tumbas de personas que habían sido enterradas vivas por error, eran abiertas y se encontraban cadáveres sangrantes y en posición diferente a la que tenían al ser enterrados, el temor de los vampiros aumentaba. Lo mismo pasó con algunos cadáveres que eran encontrados con la piel aún flexible y rosada tras varios días de entierro: Todos estos eran clavados a la tierra con una estaca y luego quemados.

Este tipo de episodios eran difundidos por los viajeros por toda Europa y en muchas ocasiones eran aprovechadas por escritores y poetas, uno de ellos fue Thomas Prest, quien escribió el Best Seller “Varney el vampiro”, esta novela fue un éxito hasta que fue desplazada al olvido por la obra maestra del autor irlandés Bram Stoker: Drácula.



El Verdadero Drácula: El sanguinario Conde Vlad

Stoker basó a su personaje en un sanguinario príncipe de la vida real en el siglo XV; el Conde Vlad Basarab Drácula.

Nació en Transilvania, Rumania en 1431, a su padre lo llamaban Dracul por pertenecer a la Orden del Dragón. Vlad Dracul era cruel, pero parecía un aprendiz al lado de su hijo el príncipe Vlad, conocido como Drácula (hijo de Dracul)

En Rumania suele enseñarse a Drácula como un héroe que se caracterizó por su valor en las guerras contra los turcos y, aunque esta parte también es cierta, no puede pasarse por alto su crueldad.

El primer acto de Vlad en el trono fue invitar a cenar a 400 nobles; después de la cena, todos los nobles invitados, algunos obispos y todas sus concubinas fueron ensartados en estacas de dos metros. De esta afición le viene su sobrenombre histórico de Vlad el Empalador. Cuentan las crónicas que en uno de sus accesos de furor, 30 mil de sus enemigos murieron de ese modo; era común en el paisaje de la región encontrar cadáveres empalados por los caminos

Se dice también que gustaba de torturar a sus víctimas y se hacía servir su sangre en copas para beberla. Incluso en narraciones alemanas se dice que hacía hervir vivos a sus enemigos y que llegaba a practicar el canibalismo; si bien esto puede ser ya una exageración, sí nos habla de su crueldad y el miedo y los rumores que despertaba.

Su obsesión por el empalamiento era tal que, cuando estuvo en prisión, cazaba ratas y las ensartaba en varillas de madera dentro de su prisión.

Drácula murió como vivió, se cuenta que en una guerra contra los turcos, se disfrazó como ellos para adentrarse en sus filas; sin embargo, al volver, no fue reconocido por su ejército y lo mataron y decapitaron.

Se hizo una excavación a su tumba en 1931 y se encontró que el féretro y el cuerpo habían desaparecido y había en su lugar huesos animales y no de humano; probablemente esto ayudó a hacer más grande el mito de Drácula.

En 1897 Bram Stoker publica Drácula, basado en el personaje real del mismo nombre, en el folclore eslavo y en las tradiciones y supersticiones irlandesas. Stoker murió en 1912 y pidió ser cremado para que su cadáver no volviera.



La Condesa Sangrienta. Lo más Cercano al Vampiro

Es curioso que este caso real se diera también en Transilvania. La condesa Isabel Bathory nació en 1560 en una de las familias más ricas e ilustres de Europa, se casó a los quince años con el conde Ferencz Nadasdy.

En una ocasión que su marido partió a la guerra, la condesa se sintió aburrida y comenzó a externar todas sus patologías psicológicas: comenzó a coquetear con los sirvientes, principalmente con las muchachas y fue iniciada en la brujería y en la magia negra por un criado.

Su marido murió en 1600, cuando ella tenía 40 años; expulsó del castillo a su suegra y mando a sus hijos con unos parientes para entregarse a sus macabros placeres.

Un día, una de sus criadas la estaba peinando y le jaló el cabello por accidente; la condesa le dio tal bofetón que hasta hizo que salpicara sangre del rostro de la doncella y le cayera a ella en la cara, por alguna razón sacó la conclusión de que su piel había quedado más tersa donde la sangre le había caído. En ese momento mandó a sus sirvientes y cómplices a que le cortaran las venas a la muchacha y le sacaran toda la sangre para que se pudiera bañar con ella.

Este baño fue sólo el primero de una masacre que duró por años: los sirvientes de la condesa recorrían los campos consiguiendo doncellas con la promesa de ser cortesanas del palacio y luego eran asesinadas para que la condesa se bañara en su sangre y bebiera de ella.

Al principio mandaba enterrar los cadáveres, con el paso del tiempo sólo los mandaba tirar en el bosque para que los lobos los comieran. En una ocasión, los lobos tardaron y los aldeanos encontraron cuatro cadáveres y promovieron un alboroto que llegó hasta oídos del rey quien mando un destacamiento de soldados al palacio de la condesa el 30 de diciembre de 1610.

La escena que encontraron es indescriptible: una muchacha muerta y sin sangre, otra viva llena de heridas y otra moribunda, desangrándose y con señas de tortura.

Todos los criados fueron declarados culpables y condenados a muerte; la condesa fue emparedada en su dormitorio con sólo una rendija para recibir agua y alimento. Vivió así cuatro años más.

Otros Vampiros

Otros casos de la vida real que han sido causantes de darle vida al mito vampírico son los siguientes:

Peter Kurten bautizado como “El vampiro de Dusseldorf”. Su vida fue una constante de muerte, asesinatos y sadismo durante unos 40 años. El terror que llegó a infundir en la ciudad quedaría reflejado en la obra maestra cinematográfica de Fritz Lang “M, el Vampiro de Dusseldorf”, con Peter Lorre en el papel del asesino.

Fritz Haarmann, conocido como el Vampiro de Hanover fue juzgado en Alemania en 1924 por el asesinato de 24 personas a quienes declaró que había matado de un mordisco en la garganta.

El inglés John Haigh fue ahorcado en 1949 por asesinato, confesó que había matado a nueve personas con el objeto de beber su sangre. Se le conoció como el Vampiro de Londres.



Vampiros: Mito Y Leyenda

Los vampiros han llamado la atención del hombre por años, principalmente como leyenda de misterio y de miedo, los folkloristas los han estudiado como manifestación cultural de los pueblos de Europa oriental. Fueron los historiadores del Boston College, Radu Floresch y Raymond Mac Nally, los que se interesaron en estudiar a Drácula y al fenómeno del Vampiro como una leyenda con fundamentos reales e históricos. El vampiro como tal no existe, es decir, un muerto viviente que deambula por las noches chupando sangre para alimentarse de ella y seguir siendo inmortal. De hecho, como casi siempre, la realidad supera la ficción, si reducimos el concepto de vampiro a un monstruo que bebe sangre, entonces sí han existido El vampiro ficticio es una creación de la literatura romántica y no es en lo absoluto tan terrible como los personajes reales que hemos visto. El vampiro es un monstruo que está condenado a vivir por toda la eternidad y al ansia eterna de la sangre. Ser vampiro es un castigo y lo sufre, ya que la parte humana nunca muere del todo en él y es su lamentable naturaleza matar para vivir.

El vampiro, como lo conocemos hoy en día, tiene su origen en estos personajes sangrientos, pero ha sido retocado por los poetas, de cualquier forma podríamos concluir diciendo que el vampiro es realidad y ficción.


Publicado: 15:30 17/11/2009 · Etiquetas: · Categorías: HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS


EL VAMPIRO DE SACRAMENTO



Nació el 23 de mayo de 1950. Desde su infancia adquirió traumas que desembocaron en conductas agresivas y psicóticas provocadas en gran parte por un seno familiar desestructurado.

Su padre, un hombre extremadamente disciplinario y alcohólico discutía constantemente con su esposa. Para cuando Richard tuvo diez años ya era tarde. Jugaba torturando animales incluso degolló unas crías de gato.

Detención de Ricky por posesión de marihuana


 
En su adolescencia conoció como cualquier chico a varias chicas pero una de ellas divulgó por su entorno que "Rick" no podía realizar el acto sexual ya que no era capaz de tener una erección. Este problema lo incomodó hasta el punto de acudir a la consulta de un psiquiatra. Allí tuvo el primer diagnóstico de su vida. La raíz del problema era una cólera reprimida y podía padecer una enfermedad mental importante, pero Rick no le dio ninguna importancia a esto.

A los 21 años, abandona la casa de sus padres para irse a vivir a un piso compartido. Pronto la convivencia se vuelve insoportable, pensaba que sus compañeros formaban parte de un grupo organizado que trataba de ir contra él, hasta el extremo que clava con tablas la puerta de su habitación y acaba saliendo por un agujero escondido que realizo en la pared de su armario.



Richy vivía su propia realidad y todo lo que era normal para otros a él le incomodaba. Esto se repetiría durante toda su vida.

Un día cualquiera, Richy acudía a urgencias convencido de que su cráneo se estaba deformando, que sus huesos atravesaban su cuerpo, se quejaba también de que su estómago estaba girado al revés y que estaba buscando al que le había robado la arteria pulmonar, lo sabía porque su corazón dejaba a menudo de latir y su sangre no circulaba. Sin dudarlo, otro psiquiatra sí diagnosticó una esquizofrenia paranoica, pero pensó que estaba producida por la intoxicación que mostraba por las drogas y que le habían producido una psicosis pasajera. Estuvo bajo observación durante 72 horas y en contra de la opinión de los médicos abandonó el centro.

Richy regresa a casa de su madre y vive allí una temporada pero pronto empiezan sus manías y piensa que su madre lo estaba envenenando.

Por fin, su padre le consigue un piso donde pudiera vivir solo. Esa soledad provoca que nadie lo controle y deja de tomar su medicación con lo que su conducta empeora hasta tal punto que se compra unos conejitos y come sus entrañas crudas, coloca los intestinos y la sangre del animal en una batidora para bebérselo, lo hizo porque según él, evitaba así que su corazón se contrajera y acabara por desaparecer de su cuerpo. No satisfecho con todo esto empezó a inyectarse directamente en las venas sangre de conejo lo que le provocó un envenenamiento de la sangre.

Finalmente los doctores volvieron a diagnosticar esquizofrenia lo que lo llevó a estar internado en un centro mental, donde se ganó el apodo de "Drácula".

Un día lo encontraron con su boca manchada de sangre. Tenía dos pájaros muertos sobre la repisa de la ventana y no paraba de hablar de lo que solía hacer a los animales y de sus ganas desesperadas por beber su sangre.
 


A pesar de todo dejó de estar internado con la condición de pasar una revisión anual.

Cuando pasó a vivir en su apartamento comenzó de nuevo a torturar gatos, perros y conejos. Él los mataba para beber su sangre, incluso robaba animales domésticos de la vecindad. Llegó a llamar a los dueños de un perro para contarles lo que hizo con la indefensa mascota y que ya no hacía falta que buscaran más.

Un día hizo una visita sorpresa a su madre, ella al escuchar un fuerte ruido fue emocionada a recibir a su hijo con un abrazo, cuando abrió la puerta no daba crédito a lo que estaba viendo. Richy sostenía un gato muerto, lo lanzó al suelo y lo abrió en canal manchándose de sangre la cara y cuello. Su madre no pudo hacer nada y nunca dijo lo que pasó aquel día.

Pero Richy no se sentía realizado, necesitaba emociones más fuertes y adquirió armas con las que practicaba. Era la única manera de defenderse de las persecuciones provocadas por su enfermedad y conseguir más sangre para evitar la putrefacción de su estómago y que su corazón no acabara desapareciendo. Según él, la sangre y órganos crudos restablecían el correcto funcionamiento interno de su cuerpo.

El 3 de agosto de 1977 unos oficiales de policía encuentran en un rancho unos rifles junto a un montón de ropa de hombre y un cubo que contenía sangre y un hígado. Bajo la fatal sospecha empieza una búsqueda. Cuando de pronto uno de los agentes ve a través de sus prismáticos una escena dantesca. Un hombre desnudo cubierto de sangre. Cuando lo apresaron se dieron cuenta de que Richy había matado una vaca para alimentarse de su sangre y órganos.

Su miedo a la gente, sus paranoias, y su incapacidad de distinguir entre el bien y el mal, pronto convertirían a Richy en el "Vampiro de Sacramento".

Chase compra una pistola de calibre 22 dispuesto a imitar los macabros asesinatos de sus ídolos Kenneth Bianchi y Angelo Buono.

A los 28 años, empieza su serie de crímenes: dispara dos veces a Ambrose Griffin, ingeniero de 51 años y padre de dos hijos, quien se convierte en la primera de sus víctimas.



Una tarde, Teresa Tallin de 22 años y embarazada de tres meses, se encontraba en su casa y justo cuando se disponía a tirar la basura, Chase le dispara dos veces, una bala atraviesa su palma y la otra le atraviesa el cráneo, mientras agoniza la arrastra hacia su dormitorio y le abre el vientre para arrancarle los intestinos, que esparce cuidadosamente por el suelo. Luego, le corta el hígado, el diafragma, un pulmón y los riñones y separa el páncreas en dos, colocándolos encima de la cama. Coge un cuchillo de la cocina le apuñala varias veces…

Su marido encontró su cuerpo en el cuarto de baño con el jersey levantado y los pantalones y ropa interior bajados hasta los tobillos junto a un envase de yogur que habría utilizado para beber su sangre.

Cuatro días después comete el más sangriento de sus crímenes, entra en una casa elegida al azar y dispara a la cabeza a Evelyn Miroth de 27 años, y al sobrino de ésta, David Miroth de 22 meses. Luego, llevándose el cuerpo de Evelyn a una habitación, sodomiza el cadáver, le arranca un ojo y bebe su sangre. Momentos más tarde, es sorprendido en su macabra carnicería por alguien que llama a la puerta mientras vaciaba el cráneo del niño, y huye a toda prisa llevándose el cadáver del bebé. En su propia casa, decapita el cuerpo tras beberse la sangre y devorar el cerebro.

Evelyn Miroth 27 años
 


Esa misma tarde la policía descubre los cuerpos y organiza la búsqueda registrando cada rincón de la ciudad tratando de atrapar al asesino. Dos días después, tres policías llaman a la puerta de Chase y no obtienen respuesta, pero oyendo ruidos en el interior deciden vigilar el apartamento. Poco después, Chase sale de la casa con una caja de cartón bajo el brazo, que arroja al suelo para tratar de huir al ver a los agentes en la puerta.

Su contenido se esparce por el suelo ante el asombro de los policías: se trata de ropa ensangrentada y trozos de cerebro humano. Chase es finalmente detenido. Al registrar su apartamento, encuentran un espantoso olor a putrefacción, manchas de sangre, huesos humanos (de aproximadamente 44 personas) en la cocina y el salón, un plato con restos de cerebro encima de la cama y el refrigerador repleto de recipientes con órganos humanos y animales en el interior.

La caja con los restos humanos



En el juicio trata inútilmente de justificar sus crímenes diciendo que unas voces de seres extraterrestres y otras criaturas lo acosaban continuamente obligándole a matar.

Licuadora donde preparaba sus bebidas de sangre y órganos



Richard T. Chase quien fuera denominado el "Vampiro de Sacramento", finalmente es condenado a pena de muerte por seis asesinatos, aunque su ejecución nunca se llevó a cabo, pues Chase se suicida en su celda pocos meses después del juicio con una sobredosis de antidepresivos, en diciembre de 1980.

Hay quienes creen que no fue un suicidio, sino un accidente al intentar acallar las voces que le habían conducido a cometer los asesinatos, voces que volvían a atormentarlo.

En 1992, una película llamada Unspeakable fue hecha basada en la persecución como modelo para el asesino. Su caso todavía es utilizado por el FBI como el modelo arquetipo para entender el asesino desorganizado.

Publicado: 15:35 28/09/2009 · Etiquetas: · Categorías: HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS




Aparentemente era un hombre inofensivo... pero su personalidad ocultaba un terrible psicópata que convirtió su granja en un matadero humano. Sus espeluznantes crímenes proporcionaron a Hitchcock las bases para su clásica película de terror Psicosis.
En la tarde del 8 de diciembre de 1954, un granjero de Plainfield, en Wisconsin, entró en "la taberna de los Hogan" a echar un trago en esa fría tarde de invierno cuando descubre con espanto un gran reguero de sangre que cubría las tablas de madera del suelo. La propietaria Mary Hogan, había desaparecido.

El sheriff observó que no había señales de lucha aparentes y que la caja registradora seguía llena, pero determinó que la mujer había sido asesinada y que su cuerpo había sido arrastrado hasta un coche que esperaba fuera. Los informes forenses tan sólo confirmaron las conclusiones a las que había llegado el sheriff y no arrojaron ninguna luz sobre el caso. La desaparición de Mary era un misterio.

Aproximadamente un mes después de este suceso, el propietario del aserradero de Wisconsin comentaba el caso con un hombre pequeño y tímido que vivía en una granja de madera a pocos kilómetros de allí. Su nombre era Ed Gein.



Gein vivía solo desde la muerte de su madre en 1945 y se ganaba la vida haciendo toda clase de trabajos a los vecinos de Plainfield. Fue su habilidad en este tipo de trabajos, por la que este hombre de complexión débil, mediana edad, pelo rubio y ojos azules empezó a ser conocido entre las gentes del lugar como una persona trabajadora, cumplidora, fiable pero excéntrica.

El propietario del aserradero no se llevaba muy bien con Gein. Encontraba extremadamente difícil hablar con él por que a veces éste comenzaba a reír con nerviosismo sin motivos como un desequilibrado, o por sus comentarios inoportunos que dejaban a la otra persona sin saber que decir.

 

En esta ocasión, el hombre recordó que Gein solía sentarse solo en un rincón de la taberna mirando fijamente a la dueña del local absorto en sus pensamientos con una jarra de cerveza, y supuso que estaba enamorado de la mujer. Le sugirió bromeando, que si le hubiese hablado a Mary con claridad de sus sentimientos, probablemente en ese momento estaría en su granja cocinando y esperando a que volviera en lugar de haber desaparecido presumiblemente asesinada. Gein, con un extraño gesto puso los ojos en blanco y le respondió con una de sus conocidas sonrisas: "No está desaparecida. Ahora mismo está en la granja". El hombre se encogió de hombros y no le tomó en serio, después de todo, era el tipo de comentario que se esperaba de él...

Nació el 27 de agosto de 1906, hijo de madre austera y fanática religiosa que despreciaba a su débil y borracho marido. Cuando ambos discutían, que solían hacerlo con frecuencia, el hombre se emborrachaba y pegaba a sus dos hijos.

Desde el primer momento, la vida de Ed estuvo completamente dominada por su madre, quien se había prometido a sí misma que su hijo no sería nunca como esos hombres lascivos, ateos y alcoholizados que veía a su alrededor. Seguía una disciplina muy dura castigando a sus hijos, e incapaz de darles el consuelo y el amor de una madre.

Gein no tubo contacto con otros niños, pues todo el mundo suponía ante los ojos de esa madre una amenaza para la pureza moral de su hijo. Así durante treinta y nueve años hasta que la mujer moría víctima de un ataque al corazón, dejando tras ella un hombre dependiente, reprimido y sólo, en un mundo que apenas comprendía.

La mañana del sábado 16 de noviembre de 1957, Ed Gein asesinaba a la dueña de la ferretería del pueblo, Bernice Worden, disparándole una bala con su viejo rifle de caza del calibre 22. También en esta ocasión se llevó el cadáver en la furgoneta, dejando el suelo del local encharcado de sangre. Pero esta vez, habría un testigo... el libro de contabilidad. En su última anotación, figuraba el nombre de Ed Gein, a quién habría vendido su último anticongelante.

Dos oficiales de la policía arrestaron a Gein, mientras otros dos se dirigían inmediatamente hacia su granja con la intención de llevar a cabo un registro. Al pasar dentro, el sheriff sintió como algo le rozaba el hombro, y al volverse se topó con un cuerpo decapitado de mujer con un profundo agujero en el estómago que colgaba del techo.

Después de recuperarse del shock por el horror que habían presenciado, y tras pedir ayuda por radio, los dos hombres volvieron a la casa.

El cadáver colgaba de un gancho por el tobillo y con un alambre le habían sujetado el otro pie a una polea. Habían rajado el cuerpo desde el pecho hasta la base del abdomen, y las tripas brillaban como si las hubiesen lavado y limpiado.

No había duda que el causante de ese terrorífico espectáculo era una persona enferma. Era difícil de creer que un ser humano pudiera vivir allí. Por todas partes se veían montañas de basura y desperdicios, cajas de cartón, latas vacías, herramientas oxidadas, excrementos, revistas pornográficas, de terror y de anatomía humana, chicles pegados en las tazas y una dentadura sobre el mantel de la mesa...



Más tarde, en cuanto llegaron más patrullas, se descubrió en el interior de la casa todo el horror que allí escondía. Había varios cráneos esparcidos por la cocina, unos intactos y otros partidos por la mitad y empleados como cuencos.
Una inspección más detenida reveló que una de las sillas de la cocina estaba hecha con piel humana, como las pantallas de las lámparas, las papeleras, las fundas de los cuchillos e incluso alguna prenda de vestir, como un chaleco o un cinturón formado con pezones humanos.
Entre los más atroces descubrimientos, se encontraron unas cajas con los restos humanos pertenecientes a diferentes cuerpos sin identificar, el corazón y la cabeza amputada de Bernice Worden en una bolsa de plástico, una colección de nueve máscaras de piel humana con el pelo intacto, de las cuales, cuatro colgaban en la pared que rodeaba la cama de Gein, etc.

Había decorado el interior de su casa de madera con esas máscaras confeccionadas con tiras de piel procedentes de auténticos rostros humanos y con los cráneos colgados de las columnas de su cama.

La única habitación de la casa que parecía normal era una sellada con tablones en la puerta y perfectamente ordenada... la de su madre. Desde que su madre muriera en 1945, doce años antes, la habitación había estado cerrada con clavos como un sepulcro. Ed explicó a la policía después de su detención que después de su fallecimiento, su madre se mantuvo en contacto con él durante más de un año, hablándole mientras se adormecía. Dijo que había sido en esa época cuando desarrolló su fascinación por la anatomía. Le fascinaban los reportajes sobre la operación de cambio de sexo y se planteó el convertirse él mismo en mujer.

 

Gein declaró que tan sólo recordaba, muy confusamente, haber matado a Bernice Worden, y que los demás restos humanos que se habían hallado en la granja pertenecían a nueve cadáveres que había sacado del cementerio. Explicó que en los últimos años sentía de vez en cuando la necesidad de profanar tumbas, y que en algunas ocasiones incluso conocía a las víctimas en vida y se enteraba de sus muertes leyendo los periódicos. Luego, en la noche del entierro, se dirigía al cementerio, sacaba el cadáver y rellenaba de nuevo la tumba (eso lo pudo comprobar la policía más tarde, cuando al exhumar las tumbas, algunas de las que Gein había dicho, se encontraban vacías).

Muchos de los objetos domésticos y muebles que se descubrieron a raíz del arresto de Gein, procedían de las profanaciones de tumbas. Unas veces arrastraba cadáveres enteros hasta su casa, otras cortaba las partes más interesantes y se las llevaba como recuerdo.



El 30 de marzo de 1958 la casa de Gein fue arrestada, después de correrse el rumor de que estaba destinada a convertirse en una atracción para turistas como la Casa de los Horrores. De todas formas, su camioneta Ford sobrevivió y se vendió en una subasta pública para ser utilizada en ferias locales con un letrero que anunciaba: ¡El coche de Ed Gein! ¡Vea el coche que transportó a los muertos de las tumbas!

Los médicos del hospital Central del Estado deciden que el asesino no está capacitado para ir a un juicio y es internado hasta los años 68, cuando después de un juicio que duraría una semana, se le declara culpable de dos asesinatos, pero al aducirse su locura, es de nuevo internado.

El caso de Ed Gein es, desde un punto de vista médico, uno de los más complejos de la criminología. Voyerismo, fetichismo, travestismo y puede que necrofilia, integraban su personalidad.

Sin embargo, a medida que se iba conociendo su verdadera historia se hizo evidente que esas perversiones eran meras manifestaciones de una psicosis profunda, un trastorno mental que tenía sus raíces en la relación anormal que tenía con la madre.

Cuando los psiquiatras comenzaron a considerar las posibles razones de su comportamiento patológico, supusieron que se trataba de un caso de "Complejo de Edipo", que Gein estaba enamorado de su madre y que a raíz de su muerte se obsesionó en buscar a alguien que la sustituyera, pues se encontraron extraordinario parecido entre sus víctimas y su madre. De niño, buscaba el amor de su madre de manera obsesiva, que le era negado una y otra vez, fue así como en su mente se desarrolló una nueva personalidad, un Ed que odiaba a la mujer.

Gein murió por insuficiencia respiratoria el 26 de julio de 1984, tras décadas de reclusión en una unidad psiquiátrica, donde resultó ser un paciente modelo. En la actualidad, sus restos descansan en el cementerio de Plainfield, al lado de los de su madre...


Publicado: 16:52 13/07/2009 · Etiquetas: · Categorías: HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS




Vlad Tepes - Vlad Draculea - Vlad III (1431-1476)
Se especula que Vladislaus el Empalador nació en noviembre o diciembre de 1431 en la ciudad de Sighisoara Transilvania. En este tiempo su padre Vlad II vivía exiliado en Transilvania, la casa donde nació sigue en pie y se encuentra en un próspero barrio, rodeado por casas de sajones, comerciantes Magyar, como también otras casas de la nobleza. Poco se conoce sobre los primeros años de la vida de Vlad III, tenía dos hermanos Mircea quien era mayor y Radu el hermoso, quien era menor. Los estudios de Vlad estuvieron a cargo de su madre, una noble de Transilvania, pero su verdadera educación empezó en 1436 después de que su padre reclamara exitosamente el trono valaco al asesinar a su rival Danesti. Su entrenamiento era típico de los jóvenes de la nobleza de toda Europa, su primer tutor era un viejo caballero boyar quien luchó contra los turcos en la batalla de Nicolopolis. Vlad entonces aprendió todas las habilidades para la guerra y la paz necesarias para ser un Caballero Cristiano.
En 1444, a la edad de trece años, el joven Vlad y su hermano menor Radu fueron enviados a Adrianople como rehenes para apaciguar al Sultán. Durante cuatro años permanecieron como prisioneros y tras ser puesto en libertad por los turcos, apoyaron a Vlad como candidato para el trono de Valaquia, mientras Radu optó por permanecer en Turquía, donde había crecido, posteriormente Radu también fue apoyado por los turcos como candidato al trono de Valaquia en oposición a su hermano Vlad con el fin de derrocarle.
Como se señaló anteriormente el primer reinado de Vlad III fue muy corto (dos meses según la historia), pero fue en 1456 gracias al apoyo de Hunyadi y el Reino de Hungría que retornó al trono. Tirgoviste se estableció como su capital y así empezó la construcción de su castillo a una distancia pertinente en las montañas cerca del río Arges. La mayoría de las atrocidades relacionadas con Vlad III las llevó a cabo durante este período.

Vlad el Empalador
Drácula es conocido en la historia por su inhumana crueldad, el empalamiento se convirtió en el método preferido de tortura y ejecución de Vlad III, por lo que también era conocido como Vlad Tepes (Vlad en Empalador). La muerte por empalamiento es una de las peores formas para morir, habitualmente era una muerte lenta y dolorosa. Para realizar esta tortura Vlad normalmente ataba cada pierna de la víctima a un caballo, los cuales tiraban del cuerpo hacía la estaca forzándose a entrar en el cuerpo. La punta de la estaca estaba engrasada y se tenía el cuidado de que la punta no estuviera muy afilada, para que la víctima no pereciera demasiado rápido y aumentara el dolor desgarado en lugar de perforando. Normalmente la estaca era introducida al cuerpo por la nalga atravesando el cuerpo hasta salir por la boca. Sin embargo otras víctimas eran empaladas a través de orificios en el abdomen o el pecho. En los casos donde se empalaba a niños, eran empalados por el pecho de sus madres, los registros indicaban que las víctimas eran empaladas en tal posición que sus cuerpos terminaban colgando cabeza abajo.

Se cuenta que cuando el ejército invasor turco se topó con los campos de empalados de Vlad Tepes, fue tal el terror que les produjo la visión de 20.000 prisioneros turcos empalados en las orillas del Danubio y las afueras de la ciudad de Tirgoviste, que en 1461 Mohammed II, el conquistador de Constantinopla, regresó a dicha ciudad totalmente aterrado. Este desagradable paisaje es recordado en la historia como “el Bosque de los Empalados”.
Aunque el empalamiento era el método de tortura preferida de Vlad Dráculea, este no era su único medio. La lista de torturas empleadas por el cruel príncipe se lee como un inventario de las herramientas del infierno: clavos en las cabezas, cortar extremidades, ceguera, asfixia, quemaduras, cortes de la nariz y orejas, mutilación de órganos sexuales (en especial en el caso de mujeres), despellejar a personas, exposición a los elementos o animales salvajes y quemar vivo a prisioneros. Nadie era inmune a la atención de Vlad, entre sus víctimas había mujeres, niños, campesinos, grandes señores, embajadores de potencias extranjeras y comerciantes. Sin embarga gran parte de sus víctimas provenían de mercaderes boyardos de Transilvania y de su propia Valaquia. Las acciones de Vlad Dráculea han tratado de ser justificadas por el nacionalismo y conveniencia política, muchos de los comerciantes de Transilvania en ese tiempo eran alemanes sajones que eran percibidos como parásitos, mientras los ricos terratenientes eran dueños de sus propios boyardos quienes ejercían sus influencias hacia otros príncipes gobernantes. El mismo padre y hermano mayor de Vlad fueron asesinados por boyardos infieles. Sin embargo muchas de las víctimas de Vlad eran valacos y pocos niegan que el príncipe tenía un placer perverso por sus acciones.

El origen del Dragón
El Rey Segismundo de Hungría, quien tras convertirse en emperador del Sacro Imperio Romano en 1410, fundó una orden secreta de caballeros llamada “la Orden del Dragón”, cuyo deber era defender el cristianismo y el Imperio contra los turcos otomanos. Su emblema era un dragón con las alas extendidas mientras cuelga de una cruz. El padre del Empalador, Vlad Dracul II fue admitido a la Orden en el año de 1431 por su valentía en la lucha contra los turcos. De 1431 en adelante Vlad II portaba el emblema de la orden y después, como gobernante de Valaquia, su moneda llevaba símbolo del dragón. La palabra dragón en rumano es “drac” y “ul”. El padre del empalador, era conocido como “Vlad Dracul”, o “Vlad el dragón”. En rumano la terminación “ulea” significa “hijo de”, en virtud de esta interpretación, Vlad III se convirtió en “Vlad Draculea” o “el hijo del dragón”, aunque la palabra “drac” también significa “diablo” en rumano, por ello El sobrenombre de este modo asumió un doble significado para los enemigos de Vlad Tepes y su padre.
El personaje de Drácula de la novela de Bram Stoker, se basó en el personaje histórico de Vlad Draculea (Vlad III), quien gobernó una zona de los Balcanes (ubicada al sur de la actual Rumania) llamada Valaquia a mediados del siglo XV. Este personaje tenía varios nombres entre esos eran: Vlad Tepes, Vlad Draculea y Vlad III, o llamado por los turcos como Kaziglu Bey “el Príncipe Empalador”, que por sus crueles castigos recibió ese sobrenombre, a "Drácula" se le atribuye la muerte de 40.000 a 100.000 personas en los campos de empalados.



Gobernante en Tiempos revueltos

El reinado de terror de el Empalador comenzó tan pronto él llegó al poder, su primer gran acto de crueldad pueden haber sido motivados por venganza, así como la necesidad de solidificar su poder. A principios de su reinado principal ofreció una fiesta para los boyardos y sus familias, por la celebración de la Pascua. Vlad estaba consciente de que muchos de estos mismos nobles fueron parte de la conspiración para el asesinato de su padre y el entrenamiento vivo de su hermano Mircea. Varios de ellos habían ayudado en el derrocamiento de numerosos príncipes valacos, y durante la fiesta Vlad inquirió a sus nobles huéspedes sobre cuántos príncipes habían visto gobernar durante sus vidas. Todos los nobles presentes habían sobrevivido a muchos príncipes, ninguno había visto menos de siete reinados. Seguido de esto Vlad ordenó el arresto de todos los nobles reunido la mayoría de los boyardos viejos y sus familias fueron empalados en ese instante y mismo lugar. Mientras los más jóvenes y saludables nobles fueron enviados al norte de Tirgoviste, hacia las ruinas de su castillo en las montañas, por encima del río Arges. Los esclavizados boyardos y sus familias se vieron obligados a trabajar por meses en la reconstrucción del viejo castillo con materiales obtenidos de unas ruinas cercanas. Según los informes estos esclavos trabajaban hasta que las ropas se caían de sus cuerpos tras esto seguían siendo forzados a trabajar desnudos. Muy pocos sobrevivieron a este suplicio.
[img]http://www.escalofrio.com/n/ase_vlad_tepes/04.jpg[/img
El terror que esta historia conlleva, es esencial para comprender las fuerzas sociales y políticas de la región durante el siglo XV, es la historia de la lucha para obtener el control de Valaquia, que yacía entre las dos fuerzas de Hungría y el Imperio Otomano. Por más de mil años Constantinopla era un bastión de protección del Imperio Bizantino o el Imperio Romano Oriental, bloqueando al Islam el acceso a Europa. Los otomanos, sin embargo lograron entrar a los Balcanes durante este tiempo. Con la caída de Constantinopla en 1453 bajo el mando del Sultán Mohammed el conquistador, la cristiandad se vio repentinamente amenazada por el poderío de los turcos otomanos. Pero fue el Reino de Hungría, al norte y al oeste de Valaquia que alcanzó su cenit durante ese siglo, por lo que asumió el ancestral manto de defensor de la cristiandad.
Es por esta razón que los gobernantes de Valaquia se vieron obligados a apaciguar estos dos imperios, para que ellos puedan sobrevivir, a menudo se forjaban alianzas con uno u otro, esto dependía de las necesidades del momento. Vlad III es mejor conocido por el pueblo rumano por su exitosa campaña para defender la invasión de los turcos otomanos y también el establecimiento de una relativa independencia y soberanía, así sea que haya sido por un breve tiempo.

El final de Vlad
Aunque Vlad el Empalador tuvo éxito defendiendo el frente a los turcos, sus logros fueron de corta duración. Al recibir poco apoyo de su jefe supremo titular, Mathius Corvinus, Rey de Hungría (hijo de John Hunyadi) y tenía pocos recursos para mantener la resistencia en contra los poderosos turcos. Cuando los turcos finalmente avanzaron, Vlad huyo a Transilvania en 1462; reportes indican que su primera esposa se suicido al saltar de las torres del castillo de Vlad hacia el río Arges antes que rendirse a los turcos. Vlad escapó por un túnel secreto, en Transilvania pidió la ayuda de Matthias Corvinus, pero el Rey lo arrestó de inmediato.
De acuerdo a panfletos rusos, Vlad fue prisionero de 1462 hasta 1474, pero durante este periodo consiguió ganarse la gracia de Matthias y posteriormente casarse con una hermana del rey con quien tuvo dos hijos, cuando su hijo mayor tenía diez años Vlad recuperó el trono de Valaquia en 1476, probablemente fue liberado antes o durante 1466y permanecio en la corte dicho tiempo.

La recuperación de Vlad se debió también a que el nuevo sucesor del trono de Valaquia era su hermano, Radu el hermoso, quien había instituido una política a favor de los turcos. Corvinus vio a Vlad como un posible candidato para retomar el trono y el hecho de que Vlad renunciara a la religión Ortodoxa por el Catolicismo le dio más peso a su decisión. En 1476 Vlad recuperó el trono con la ayuda del Principe Stephen Bathory de Transilvania, invadieron Valaquia con ejercito de varias tropas. Radu ya había fallecido y había sido reemplazado por Basarab el Viejo, un miembro del clan Danesti. Cuando el ejército de Vlad se acercaba Basarab huyó, sin embargo poco después de recuperar el trono el Príncipe Bathory y muchas de las fuerzas de Vlad regresaron a Transilvania, dejando al Empalador en una situación vulnerable. Antes de que pudiese reunir apoyo, un gran ejército Turco entro a Valaquia, y Vlad se vio forzado a encontrarse con los turcos con menos de cuatro mil hombres.
Vlad Dráculea murió en la batalla contra los turcos cerca del pueblo de Bucharest en diciembre de 1476. Unos reportes indican que fue asesinado por infieles boyardos valacos justo cuando iba a sacar a los turcos del campo. Otros informes indican que quedó rodeado solo de sus leales guardaespaldas Moldavian ante los enemigos, Incluso hay historias que dicen que en el momento de la victoria fue confundido por enemigo y muerto por sus propios soldados. La única verdad es que su cuerpo fue decapitado por los turcos quienes se llevaron su cabeza a Constantinopla, donde el sultán la estacó como prueba de que el horrible Empalador finalmente murió. Fue enterrado en Snagov una isla monasterio cerca de Bucarest.


La evidencia histórica y sus anécdotas
Las tres fuentes principales de reportes sobre Vlad el Empalador fueron obtenidos de folletos alemanes obtenidos poco después de la muerte de Vlad, folletos publicados en Rusia poco después de que los alemanes salieran y también en la tradición oral rumana.
- Los panfletos alemanes rescatan que en el momento de la muerte de Vlad Drácula, Matthias Corvinus intenta reforzar su reputación en el Sacro Imperio Romano, y la rápida impresión de los folletos se ven como una justificación para conseguir el apoyo de sus vasallos. En los panfletos Vlad es pintado como un monstruo inhumano que aterrorizó la tierra y masacraba inocentes con sádica alegría. Estos panfletos también eran un medio de entretenimiento, por lo que eran reimpresos a menudo.
- Mientras los panfletos rusos, prueban que en la época de Vlad III, los príncipes de Moscú formaban la base de la jerarquía de la futura autocracia de los zares, quienes al igual que Vlad tenían problemas con los desleales boyardosque que incluso se revelaban ante su rey por su propio beneficio aliándose con los turcos en ocasiones. En Rusia, Vlad es representado como un cruel príncipe, pero sus acciones estaban desteñidas a beneficiar a su pueblo.

- Las leyendas que rodean a Vlad el Empalador son parte del folclore de los campesinos rumanos, las historias se han pasado de generación en generación por más de quinientos años, aunque de estas fuentes se puede proporcionar valiosa información acerca de Vlad Draculea y la relación con su pueblo.

Muchas de estas afirman que Vlad es recordado como un príncipe que defendió a su pueblo de los extranjeros, también es recordado como un campeón del hombre común contra la opresión de los boyardos, e insisten en que Vlad demandaba honestidad y trabajo para eliminar la delincuencia e inmoralidad de su región. Sin embargo la interpretación más positiva de su vida es que es aun recordado como un gobernante cruel y caprichoso.



Hay alrededor de nueve anécdotas que son casi universales en la literatura de Vlad Dracul:
1- La copa de oro, a lo largo de sus tierras Vlad era conocido por su fuerte insistencia en la honestidad y el orden. Los ladrones rara vez robaban mientras estaban en sus dominios, porque sabían que Vlad los capturaría. El Empalador estaba tan confiado en la eficiencia de su ley que dejo una copa de oro atada en la plaza central de Tirgoviste para que cualquier sediento pudiese beber del pozo que alí había. La copa nunca fue robada y permaneció sin ser molestada durante todo el reinado de Vlad Dracul.

2- La quema del enfermo y el pobre, Drácula se preocupaba mucho por que sus subditos trabajasen y contribuyeran para el bienestar común. Cuando se dió cuenta que los pobres, vagabundos, mendigos y demás se habían vuelto numerosos en su ciudad, realizó un gran festín, al cual invito a todos los de Valaquia para que asistieran a la comida en Tirgoviste. El Empalador entonces alegó que nadie pasaría hambre en su tierra, mientras los invitados comieron y bebieron hasta tarde en la noche, entonces Vlad en persona se acercó y les preguntó“¿Qué más desean?, ¿Quiéren vivir sin preocupaciones y sin que les falte nada en el mundo?. Cuando sus invitados respondieron positivamente, Vlad ordenó que todo el salón sea barricado y prendido en fuego, ninguno de los invitados escapó de las llamas. Vlad explicó su acción a los boyardos diciendo “para que ellos no representen una molestia para otros hombres, y que nadie será pobre en mi reino”

3- Los embajadores extranjeros, de acuerdo con la historia dos embajadores de una potencia extranjera visitaron la corte de Vlad en Tirgoviste. Cuando estaban en la presencia del príncipe, se negaron a retirar sus sombreros. Vlad entonces ordenó que los sombreros sean clavados en la cabeza, de manera que nunca tengan que quitárselos de nuevo.

4- El mercader extranjero, que estaba de paso por Tirgoviste, muy consciente de la reputación de honestidad que Vlad promovia en su reino, dejó sin protección una cesta con muchas monedas en su carreta, en la mañana el mercader se sorprendio al ver que le faltaban 160 ducados de oro. El extranjero se quejó sobre su pérdida al príncipe, Vlad le aseguró que su dinero sería devuelto. Dracul emitió un mandato, encontrar al ladrón y devolver el dinero o la ciudad sería destruida. En la noche ordenó que 160 ducados, más una moneda extra sean tomadas de su propio dinero. A la mañana siguiente el mercader enuentra en su vagón el dinero, y tras contarlo se da cuenta que tiene un ducado extra, el comerciante regresó a Vlad e informó que su dinero habia sido devuelto más un ducado. El ladrón también habia sido capturado junto con el dinero robado. Vlad ordenó empalar al ladron e informó al comerciante que si él no hubiera dicho sobre el ducado adicional, también habría sido empalado junto con el ladrón.

5- La mujer perezosa, esta historia se produjo cuando Vlad notó a un hombre trabajando en los campos, el cual vestía una caftan (camisa). El príncipe determino que la camisa era muy corta, se acercó al hombre y pidió ver a su esposa, cuando la mujer llegó a ver al Empalador, este la inquirió sobre que hacía todo el día. La pobre y asustada mujer exclamó que pasaba sus días lavando, cocinando y cosiendo. Vlad señaló la corta caftan de su marido como prueba de su pereza y deshonestidad y ordenó que sea empalada a pesar de las protestas de su esposo. Vlad entonces ordenó que otra mujer se case con el campesino, pero advirtió que debía trabajar duro o sufrir el mismo destino.

6- El noble con agudo sentido del olfato, en el día de San Bartolomé en 1459, Drácula mando a empalar a 30.000 mercaderes y nobles de Transilvania de la ciudad de Brasov. Para ver como se cumplían sus órdenes, el príncipe hizo que preparen su mesa frente al bosque de los empalados, invitando también a los boyardos al banquete. Mientras comía, Vlad se dio cuenta que uno de los boyardos estaba cubriendo su nariz para evitar el terrible olor de vísceras y sangre. Drácula entonces ordenó que el sensible noble sea empalado en una estaca más alta que el resto para que pueda evitar el olor del resto de empalados.

7- La musa de Vlad Drácula, tenía una amante que vivía en una casa en las calles traseras de Tirgoviste. Esta mujer parecía amar al príncipe y siempre estaba ansiosa de complacerlo. Vlad casi siempre estaba de mal genio o deprimido y la mujer hacia su mejor esfuerzo para levantar los ánimos de su amado. Una vez en particular que el príncipe estaba deprimido la mujer se atrevió a decirle la mentira de que ella estaba embarazada. Vlad mandó a su amante a ser revisada por las matronas de los baños. Cuando le informaron que la mujer estaba mintiendo, Drácula desenvainó su daga y cortó a la mujer desde sus genitales hasta el pecho, dejándola morir en agonía.

8- El noble polaco, Benedicto de Boithor perteneciente a la nobleza bajo el servicio del Rey de Hungría visito a Vlad Drácula en Tirgoviste en septiembre de 1458. En una cena el Empalador ordenó traer una lanza de oro para que sea puesta en frente del emisario polaco. Vlad entonces preguntó si sabía porque había puesto esta lanza, Benedicto respondió que algún boyardo tiene que haber ofendido al príncipe y que la lanza era para honrarlo. Drácula respondió que de hecho la lanza era para honrar a Benedicto, el polaco entonces respondió que si él había hecho algo para merecer la muerte, entonces Vlad debería hacer lo que considere mejor. Vlad Drácula estaba tan complacido por la respuesta que le dio muchos regalos y afirmó que si hubiera respondido de otra manera él hubiera sido empalado de inmediato.

9- Los dos monjes, en esta anécdota hay un poco de discrepancias; según la historia dos monjes visitaron el palacio de Drácula en Tirgoviste. Curioso de ver la reacción de los hombres de la iglesia, Vlad les mostró el bosque de los empalados y les preguntó sus opiniones. El primer monje respondió “Tú eres escogido por Dios para castigar a los malvados”, el otro monje tuvo el coraje moral de condenar al cruel príncipe. En la versión alemana de la historia Vlad recompensó al monje adulador mientras que en los panfletos rusos y la tradición oral rumana afirman que Vlad recompenso al monje honesto por su integridad y coraje, pero empaló al monje adulador por su deshonestidad.

Fuentes:

Fuente 1
Fuente 2
Fuente 3
Fuente 4

Publicado: 17:03 16/01/2009 · Etiquetas: · Categorías: HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS


"ZOMBIS REALES"

Durante siglos ha pervivido la leyenda de los zombis o muertos vivientes, y hace apenas unos años se contabilizaron más de un centenar de hechiceros creadores de zombis en Nueva York. ¿Realmente existen, o son una especie de autómatas movidos por poderosísimas drogas? He aquí la respuesta.

A principios del siglo XIX, Moreau de Saint-Mery escribió la primera monografía del vudú y en ella adoptó la ortografía Vandoux y propuso una teoría para explicar el origen de esta secta. Según él, la palabra vudú se deriva del nombre de un hereje: Valdesius. Los seguidores de Valdesius, los valdenses, adquirieron tal poderío en la Edad media que llegaron a convertirse en un fuerte dolor de cabeza para la iglesia romana. Su nombre se convirtió en sinónimo de brujería, y a la esencia fundamental de la hechicería se le nombró Vaudoisie.

Sin embargo, la hipótesis de Moreau no era correcta. Investigaciones posteriores determinaron que el nombre del culto, así como el culto mismo, son de origen africano. El Vudú procede del reino de Dahomey, África, de donde partieron numerosas caravanas de esclavos rumbo a América. Según Robert W. Pelton, el culto y las concepciones religiosas de estos africanos tuvieron un mayor arraigo en la isla de Haití.

lfred Métraux, antropólogo que vivió varios años en Haití estudiando el fenómeno, asienta en su obra Vudú, que la traducción más exacta de la palabra es “Ser todopoderoso y sobrenatural”.

PROLIFERACIÓN DE UN RITO

Aunque las creencias y prácticas mágicas del vudú se hallan sobre todo concentradas en la isla de Haití, se difundieron también en los Estados Unidos, Francia y Canadá. Esto se debió a diversos factores, entre los que se encuentran, la cercanía geográfica, el idioma y el comercio de esclavos. El primer centro vudú de los Estados Unidos se fundó en el siglo XVIII, en Louisiana. El rito se extendió a Georgia y Carolina del Sur, y luego a Norte, a los ghettos y barrios humildes de las grandes ciudades industriales.

En 1978 Hugh J. B. Cassidy, jefe de policía del Distrito 77 de Nueva York, calculaba que en Brooklyn, en la zona Bedford-Stuyvesant, había 30 Houmfors (templos) secretos, y ejercían no menos de cien Houngans y Mambos (sacerdotes y sacerdotisas). Estudios recientes revelan que, sólo en Haití, hay más de tres millones y medio de seguidores del vudú.

Este arraigo a la religión vudú por parte del pueblo haitiano no pasó inadvertido para el difunto dictador Francois Duvalier, alias “Papa Doc”. Numerosos artículos periodísticos afirmaban que Duvalier recurrió a la cara oscura del vudú para mantener el dominio sobre ciertos estratos de la sociedad haitiana. Los creyentes del vudú lo consideraban como el Supremo Houngan, y él utilizaba hábilmente este hecho y la ignorancia de sus “súbditos”. Poseía una siniestra policía secreta: tipos salvajes, enmascarados por las gafas oscuras que jamás se quitaban en público, lo cual les daba un aspecto más sombrío. Eran los Tonton Macoutes, que algunos consideraban como magos, y otros como zombis.

¿QUÉ O QUIÉNES SON?

De acuerdo con la tradición haitiana, los zombis son aquellas desafortunadas criaturas que han sido regresadas de la muerte por brujos diabólicos, llamados Bocors, y mantenidos como esclavos. Los zombis son explotados por sus dueños y se reconocen por sus ojos vidriosos, su voz nasal y su aire ausente.

“Un zombi permanece en la misteriosa zona entre la vida y la muerte –dice Métraux-. Se mueven, comen, oyen a los que les hablan, y aún hablan, pero no tienen memoria y conocimiento de su condición”.

Para salvarlos de su destino, los supersticiosos ancianos creen que se les debe “matar” nuevamente, cortándoles la garganta.

Se dice que los zombis son seres tranquilos mientras no comen sal; si llegan a probarla reparan en su condición de esclavos y su ira es incontenible. Matan a su dueño y destruyen sus pertenencias; luego regresan a su tumba.

El escritor americano William H. Seabrook describe así su encuentro con un zombi durante su visita a Haití en 1923:

“Los ojos eran lo peor. No se trataba de mi imaginación. Eran verdaderamente los ojos de un muerto, no unos ojos ciegos , sino abiertos, que miraban hacia un punto indeterminado, sin ver. Toda la cara era algo horrible. Era hueca, como si nada tuviera por detrás. No sólo parecía inexpresiva, sino también incapaz de la menor expresión. En ocasiones previas ya había visto en Haití un montón de cosas fuera de la experiencia normal y en ese instante nauseabundo, casi de pánico, pensé, o mejor sentí: ‘¡Cielo santo!, tal vez estas cosas sean ciertas…’”

La historia más conocida de Seabrook es aquella que dice que ocurrió en el verano de 1918. Aquel verano había sido uno de los mejores para el campo. Se rompieron todos los records de producción de azúcar. Las fincas necesitaban de mano de obra para poder recoger la cosecha.

Una de las plantaciones, pertenecientes a la Haitian-American Sugar Corporation (HASCO), recibió la visita de un grupo de hombres aparentemente desnutridos dirigidos por un capataz llamado Ti Joseph. Dijo que venían de un lugar cercano a la frontera con República Dominicana, un pueblo aislado. Sus muchachos nunca habían salido fuera del pueblo, por lo que se encontraban un tanto nerviosos y deseaban trabajar lejos de los demás campesinos. Se ponía sus servicios a la disposición de los dueños de la finca.

Como el trabajo era mucho y los brazos eran pocos. Los dueños de la plantación aceptaron contratar a los trabajadores. No se arrepintieron. La cuadrilla de Ti Joseph fue la que cosechó la mayor cantidad de caña, sin que se les notara el cansancio. Al final del día se retiraron a sus cabañas a comer y a descansar. La misma rutina la seguirían hasta el domingo. Ese día, Ti Joseph cobró por el trabajo y se dirigió a los bares de la ciudad de Port-au-Prince.

Una de las mujeres de los capataces se dio cuenta que los demás trabajadores se habían quedado en la cabaña. Le pareció que eso no era justo y fue para invitarlos al festival de la iglesia. Al llegar a la feria les dio a cada uno de ellos una bolsa con donas y otra con cacahuates. Cuando comenzaron a comer los cacahuates salados sufrieron una transformación extraordinaria. Comenzaron a llorar y a gritar jalándose el cabello. Pronto corrieron en diversas direcciones.

Días más tarde llegaron a sus casas y fueron reconocidos por sus parientes. Todos habían muerto meses atrás y habían sido enterrados.

Todas estas historias son interesantes como cuentos de terror, pero, ¿existen o no los zombis? Las opiniones están divididas. Los que no reconocen su existencia, sostienen que en la isla, sobre todo en el interior de Haití, hay retrasados mentales, seres que no hablan, o que temen a la gente. A esos, los campesinos los llaman zombis. En cada anormal, en cada loco, en cada ser solitario, los campesinos y supersticiosos ven a un zombi. Otros se preguntan qué puede ganarse si se convierte en zombis a los muertos. ¿Ahorrarse el salario que tendría que pagar a un vivo? Aunque los jornales son bajos en ese país, ese ahorro representan una verdadera diferencia económica.

En cierto sentido tienen razón los escépticos: la imaginación popular es tan grande que convierte a los locos y retrasados mentales en zombis. Sin embargo, para quienes sí creen en ellos, éstos forman parte de la realidad de los poderes de los brujos vudú. No obstante, es probable que muchos de los relatos de supuestos zombis puedan ser originados por observaciones de retrasados mentales ocultos por sus familias. Tal vez, por pena, los declaran muertos mientras los ocultan de la sociedad. Algún descuido hace que escapen, muchos años después, y son identificados como “muertos vivientes”. Así ocurrió en un caso que relata Alfred Metraux. Le presentaron una zombi, pero al día siguiente fue identificada como una joven retrasada mental que se había fugado de su casa, donde sus padres, por lo general, la tenían encerrada bajo llave.

Lo mimo pensaba Seabrook. Su conclusión, luego de meses de estudio, era que los zombis que había visto sólo eran “pobres seres mentalmente débiles, idiotas, forzados a trabajar en el campo”.

Metraux cuenta historias similares a las de Seabrook. Una de ellas dice que una joven que rechazó las proposiciones de un bocor fue amenazada por el brujo. La joven, como era de esperar, enfermó y murió. Por alguna razón que se desconoce, la enterraron en un ataúd muy pequeño, por lo que tuvo que ser doblada del cuello. Al ejercer fuerza para meter el cuerpo en el ataúd, una de las velas cayó dentro y le quemó el pie. Años más tarde la gente aseguró haber visto a la muchacha. Era perfectamente reconocible por su encorvamiento y por el pie quemado. Se dijo que el bocor la había convertido en zombi y la tenía en calidad de amante y criada.

El antropólogo británico Francis Huxley relata una historia que a su vez le contó un cura católico. En 1959 se encontró un zombi vagando por el pueblo. Entre varios ciudadanos lo llevaron a la comisaría, pero la policía estaba tan aterrada que decidieron ponerlo en la calle nuevamente. Alguien sugirió darle agua con sal. El zombi pudo, al fin, decir su nombre. Buscaron a su tía, que vivía cerca de la comisaría. La mujer lo identificó plenamente y dijo que había sido enterrado cuatro años atrás. El zombi reveló el nombre del brujo que lo había mantenido cautivo y dijo que había más como él en la plantación. Se trataba de un bocor muy poderoso. La policía se limitó a enviar una nota ofreciéndole la devolución de su zombi.

Dos días más tarde encontraron al zombi. Esta vez definitivamente muerto. Al fin se decidió ir por el brujo, pero no lo encontraron, ni a su mujer, ni al resto de los zombis.

Otra historia más. Un hombre rico se detuvo muy cerca de un almacén debido a una ponchadura de llanta. Pasó un anciano y le invitó un café mientras esperaban a un amigo para que les ayudara a cambiar el neumático. Mientras tomaban café, el viejo le dijo que era un bocor. Su invitado mostró de manera educada su escepticismo. Ante esto el brujo le miró inquisitivamente y le preguntó si había conocido al señor Célestin, que había muerto seis meses antes. El hombre rico dijo que casualmente eran amigos entrañables. “¿Le gustaría verle?” murmuró el brujo. Entre asombrado y curioso, el invitado asintió levemente con la cabeza. El anciano restalló su látigo seis veces y se abrió una puerta. Con pasos torpes, mirada perdida y en actitud sumisa entró Célestin. El hombre rico le adelantó su taza de café, pero el brujo se interpuso. Le explicó que era muy peligroso dar a una persona muerta algo en la propia mano. Ordenó que se retirara el zombi y luego le explicó que otro brujo se lo había vendido por 12 dólares.

"FABRICAR UN ZOMBI"

Los que creen en ellos han elaborado inclusive interpretaciones acerca de su creación. Según ellos, muchas personas ávidas de riqueza, honores, salud o éxito, solicitan un favor de un brujo bocor. Este puede exigirles a cambio su espíritu. Si el creyente acepta las reglas establecidas por el bocor, el mago comienza su trabajo. Pasa el tiempo, y una noche el brujo llega hasta la cabaña de su “cliente”. Viene montado en su jumento, pero dando la cara ala grupa. Desciende, arrima su boca a cualquier grieta y aspira el alma del desgraciado, encerrándola en un cobi (una botella con tapón de rosca). El infortunado cae en una especie de trance y no tarda en fallecer. Al día siguiente sus parientes lo encuentran muerto y, luego de velarlo, lo entierran. Después, el hechicero acude al cementerio e invoca a los Loas o dioses principales, mayormente al Barón Samedi (el demonio) y lanza un grito de exhorto al cadáver. Hace que sus ayudantes lo desentierren. Pronuncia el nombre de la víctima y, puesto que el brujo tiene su alma, la persona muerta tiene que levantar la cabeza en señal de respuesta. Al hacerlo, el bocor pasa momentáneamente por debajo de la nariz la botella con su alma. El muerto se reanima. Rápidamente los ayudantes le amarran las muñecas. Lo suben sobre el asno y el brujo se lo lleva en ancas hasta su choza, mientras sus ayudantes se quedan a cerrar cuidadosamente la tumba. El brujo debe pasar por la casa de su víctima para asegurarse que éste nunca más reconozca el camino. Al llegar a su destino, el bocor le da una droga para revivirlo. Al volver a la vida, el “muerto” da sus primeros vacilantes pasos como si fuera un robot. El zombi comerá, hablará, escuchará, caminará y verá, pero carecerá de recuerdos y no tendrá conciencia de su estado.

Otros compran a los brujos un baka (literalmente “punto caliente”), loa maligno o alma zombi que se compromete, bajo ciertas reglas y condiciones que establece el bocor, a servir a quien lo adquiere. Por lo regular las condiciones del baka consisten en exigir a su dueño constantes víctimas humanas para saciar su apetito, de preferencia los parientes o amigos del comprador. Finalmente, después de cierto número de años, establecido en el contrato, el bocor se apodera del alma del comprador y lo convierte en zombi para seguir el mismo proceso.

La palabra baka también designa a los espíritus malignos que merodean por los bosques y poblados bajo la apariencia de diversos animales y monstruos desconocidos.

Los haitianos adoptan diversas precauciones para no ser convertidos en zombis. Los que tienen recursos entierran a su muertos bajo una sólida obra de albañilería. Otro lo hacen en u patio trasero o cerca de un camino muy transitado. La mayoría montan guardia continua en el cementerio hasta estar seguros de que el cuerpo se ha descompuesto. Los más drásticos “matan” de nuevo al cadáver. Hay quien coloca un puñal en el ataúd para que sea el propio muerto el que se defienda al momento en que llega el bocor. También les llenan la boca con tierra y les cosen los labios para que no puedan responder al brujo cuando les llama por su nombre.

¿REALMENTE MUEREN?

En su artículo Voodoo Death, el fisiólogo de la Universidad de Harvard, Walter B. Cannon, describe el proceso por medio del cual un creyente en el vudú puede, si se cree víctima de un hechizo, hacerse morir de miedo a sí mismo. El shock autoinducido, que paraliza la circulación y determina que los órganos vitales dejen de funcionar, faltos de oxígeno, puede ser provocado simplemente, según el doctor Cannon, por el “funesto poder de la imaginación obrando a través de un terror desenfrenado”.

En este caso sí se obtiene la muerte, no por los poderes de un muñeco vudú o de un brujo bocor, sino por el mismo poder de la autosugestión. Pero ¿qué ocurre en el caso de los zombis?

Ciertos estudios afirman que en realidad el paciente no muere. Es víctima de alguna droga vegetal proporcionada por el brujo, que lo deja en estado de catalepsia, que, como sabemos, hace pensar a los presentes que la víctima ha fallecido. De modo que, para evitar la descomposición del cadáver, los entierros ocurren a las pocas horas del fallecimiento de las personas. Si en realidad no se trata de una muerte real, sino de un estado de catalepsia, esa noche el brujo sacará a la víctima de su tumba. La revivirá usando otras drogas y apelando a ciertas raíces que afectan los centros nerviosos y el cerebro, los dejará sin voluntad. A partir de entonces será como un autómata pero no un zombi (muerto vivo).

Adamson, un especialista americano, afirmó haber descubierto un alcaloide extraído de la planta Kingo-liola, que produce unos efectos fisiológicos de muerte aparente. Otros vegetales (principalmente los del género solanácea, como la Branched calalve), provocan un brusco descenso del ritmo cardiaco, temperatura y otras funciones fisiológicas, sin llegar a provocar la muerte, dejando en ese estado cataléptico o de letargo a quien ingiere su pulpa macerada y filtrada.

Dice el siquiatra español Jiménez Del Oso: “Podríamos imaginar que la víctima así tratada sufra un deterioro neurofisiológico grave, convirtiéndose en un ser al que puede sometérsele mediante sugestión u otras artimañas”.

UNA EXPLICACIÓN

Fue el doctor canadiense, de origen haitiano, Emerson Lamarque Douyon quien supuso que el fenómeno de los zombis tenía un fondo de verdad. No se trataba de actos de brujería ni de verdaderos “muertos vivientes”, sino de los efectos de algunas drogas.

“Estoy completamente convencido de que lo zombis existen –declaró el doctor Douyon-. Sé que existen porque los he visto con mis propios ojos. Nos estamos enfrentando con individuos de carne y hueso que han caído en un estado de muerte aparente producido por drogas. Se les ha declarado muertos y han sido inhumados. Luego son exhumados y reanimados por hechiceros vudú quienes les administran drogas”.

El doctor Douyon ha pasado los últimos 25 años denunciando fraudes parapsicológicos. Pasó una temporada de 18 meses en Haití estudiando el fenómeno zombi y el culto vudú mientras tenía a su cargo la dirección del Centro Psiquiátrico de la Clínica Médica Albert Schweitser de Port-au-Prince. Logró reunir tres zombis en su clínica: dos hombres y una mujer. Encontró rastros de seis drogas vegetales en su sangre.

“Esas drogas producen un estado cataléptico con el que su pulso y su presión sanguínea son casi imperceptibles. Sin embargo, permiten la oxigenación del cerebro impidiendo así que se produzcan lesiones mientras son enterrados”.

Los futuros zombis, una vez declarados muertos y sepultados públicamente, son exhumados por el hechicero vudú que les suministró la droga. Los brujos logran esclavizar a estas gentes por el resto de sus vidas, manteniéndolos en un estado de idiotez, agregando pequeñas cantidades de la misma droga, como parte de su dieta diaria. Se han dado casos, sin embargo, en que los zombis han logrado escapar del embrujo y volver a su vida normal. Estos casos los veremos más adelante.

En un principio Douyon desconocía la naturaleza exacta de la droga, aunque sospechaba que era extraída de algunas flores de la familia de la Datura. Para comprobar su hipótesis, Douyon inyectó una poción de un extracto de esta planta a perros y ratones. Detectó un descenso notorio en sus signos vitales y actividad motora. Los animales pierden su vivacidad y entran a un estado comatoso que dura unas tres o seis horas, dependiendo de la dosis inyectada. Una vez pasado este tiempo, los animales sujetos al experimento se recuperaron totalmente.

LOS PRIMEROS INDICIOS

Tal vez la primera investigadora que sospechó la verdad en el asunto zombi fue la escritora Zora Neale Hurston. Nacida a finales del siglo XIX en una pequeña aldea negra de Florida. Su padre fue un predicador baptista quien le inculcó la admiración por las raíces africanas de su pueblo. Su interés le condujo a estudiar, bajo la dirección del etnógrafo Franz Boas, los cultos africanos instalados en América y principalmente en Haití. En la década de los treinta viajó a la isla para investigar el culto vudú.

Al igual que Seabrook, Zora Neale recopiló varios relatos de zombis. Uno de ellos refiere que una tal Marie, una joven encantadora que pertenecía a la alta sociedad de Haití, murió en 1909. Cinco años después sus antiguas condiscípulas la vieron al lado de la ventana de una casa, en Port-au-Prince. Hubo gran escándalo. El dueño de la casa se negó a que fuera registrado su inmueble. La policía ordenó abrir la sepultura, a regañadientes del padre de Marie. En el interior encontraron un esqueleto demasiado grande para ser el de Marie, incluso casi no cabía en el ataúd. Al lado del esqueleto estaban las ropas con las que había sido enterrada, cuidadosamente dobladas.

Entonces se dio una orden de cateo. Pero el propietario ya había desaparecido y no encontraron ni rastro de la muchacha. Se dijo que había sido convertida en zombi por un bocor. Al morir éste, su viuda la había entregado a un cura católico, quien la confió al dueño de la casa. Los miembros de la familia habían sacado a Marie ilegalmente de Haití, vestida de monja. Más tarde su hermano dijo haberla visitado en un convento de Francia.

Durante su estancia en Haití ocurrió un hecho sorprendente que marcaría la vida de la etnógrafa. En octubre de 1936 apareció una mujer desnuda caminando por el borde de la carretera en el valle de Artibonite. Decía llamarse Felicia Felix Mentor, natural de Ennery, y se dirigía a la casa de su hermano. Estaba en un estado tan miserable que fue conducida al hospital de Gonaives, en donde uno de sus hermanos la reconoció. De acuerdo con sus declaraciones había “muerto” dos años atrás y había sido enterrada. El certificado de defunción y las declaraciones de su marido, y otros miembros de su familia, confirmaron el relato. Felicia había perdido por completo la facultad de hablar y se escondía cuando alguien se le acercaba. No era capaz de pensar coherentemente

La noticia llegó a oídos de la doctora Hurston, quien visitó a la zombi en el hospital de Gonaives. Ahí logró fotografiarla, siendo ésta una de las pocas fotografías que se conocen de zombis.

“La mujer ofrecía un espectáculo horrible –escribió Hurston-, su cara estaba lívida, con ojos de muerto; los párpados blancos rodeando los ojos, como si se los hubiesen quemado con ácido. No se le podía decir nada ni oír una palabra de sus labios, sino sólo mirarla, y la visión de aquel desecho era demasiado para soportarlo durante mucho tiempo”.

Zora Neale Hurston llegó a intuir la verdad. En su libro Tell my Horse, publicado en 1938, expuso su hipótesis y sus conclusiones extraídas de las pláticas sostenidas con los doctores que atendieron a Felicia:

“Hablamos largo rato acerca de las teorías sobre el modo en que una persona llega a ser zombi. Concluimos que no se trataba de un caso de resurrección, sino de una apariencia de muerte inducida por una droga, que muy pocos conocían. Un secreto traído probablemente de África y transmitido de generación en generación. Los hombres conocen el secreto de la droga y del antídoto. Es evidente que destruye la parte del cerebro que rige la palabra y la voluntad. La víctima puede moverse y actuar, pero no formula un pensamiento. Los dos médicos expresaron su deseo de enterarse de ese secreto, pero se dieron cuenta de la imposibilidad de hacerlo. Esas sociedades secretas son realmente secretas”.

Hurston estuvo a punto de descubrir que la causante era la Datura stramonium, que los haitianos llaman cocombre zombi, o pepino de los zombis: la flor sagrada de la Estrella Polar.

El nombre de esta planta proviene de la palabra dhatureas, que eran bandas de ladrones de la India antigua. En ese país, tanto los asaltantes como las prostitutas utilizaban esta planta para atontar a sus víctimas. El principio activo de la planta actúa tópicamente, y una dosis relativamente pequeña provoca alucinaciones e ilusiones enloquecedoras, seguidas de confusión, desorientación y amnesia. Dosis más elevadas causan el estupor y la muerte.

En el siglo XVII, Johann Albert de Mandelslo escribió que las mujeres de la India engañaban a sus maridos con los europeos, drogando a los primeros con datura, “entregándose a las delicias del sexo, incluso en presencia de los maridos, que las miraban con ojos muy abiertos, sumidos en un estupor total”. Decía que cuando un hombre ingiere Datura, se atonta por 24 horas. “Durante ese tiempo está privado del uso de sus sentidos; no puede ver lo que se encuentra frente a él, aún cuando mantenga los ojos abiertos”.

La Datura se usó durante muchos años en los ritos mágico-religiosos de Sudamérica. Los sacerdotes de los chibchas suministraban una droga parecida a las esposas y los esclavos de los reyes muertos, antes de enterrarlos vivos con sus difuntos amos. En México se le utilizaba para “embrujar” a los amantes. Es el famoso Toloache.

La datura es una de las varias drogas que se utilizan para “fabricar” zombis, pues como veremos, existen otras toxinas involucradas en la poción zombi.
G. E. Simpson menciona el encuentro con otro zombi de Ennery. La mujer se llamaba Francina Illeus, a la que apodaban Ti Femme.

DOS ZOMBIS EN "VIVOS"

Las investigaciones del doctor Douyon estuvieron apoyadas por el doctor Jean Bátiz Romain, director de Investigación y Ciencias Humanas de la Universidad de Haití. Romain, con 60 años (en 1980), había estudiado durante 35 años las prácticas del vudú haitiano. En 1981 mostró al reportero mexicano Fernando Ríos Parra, varias fotografías de zombis, pero rehusó que se publicaran. Estudió, junto con Douyon, a tres zombis, dos de los cuales continuaron siendo atendidos en el centro de investigación de Romain.

“El primer caso –relata Romain-, corresponde a Ellen, quien, dos años después de haber fallecido (en 1978), es encontrada por sus familiares, pero ya como una autómata.

“Ellen con 30 años de edad, tiene su acta de defunción; sus padres y marido asistieron al funeral y la enterraron. Al volver a la vida, luego de ser desenterrada, se le observó en la frente una marca o perforación que sufrió por uno de los clavos del ataúd, que era suficiente para haberla matado. La identificación de las huellas dactilares y el reconocimiento de sus familiares hacen imposible una suplantación”.

Cuando se procedió a exhumar su ataúd, se le encontró lleno de piedras.

Clairvius Narcisse es el otro caso. Fue declarado muerto a la una y cuarto de la tarde del 2 de mayo de 1962.
La historia de Narcisse es la más importante de todas ya que el hombre fue atendido en el servicio de urgencias del Hospital Albert Schweitser de Deschapelles, en Artibonite, en donde se conserva un registro preciso y digno de fiar. El hombre ingresó el 30 de abril a las 9:45 de la noche, sufriendo intensos dolores en todo el cuerpo y fiebre. Poco tiempo después comenzó a escupir sangre y los médicos que lo atendían no pudieron hacer nada. Narcisse sufrió hipotermia, náuseas e hipotensión, antes de quedar totalmente paralizado y encontrar la “muerte”. Sin embargo, conservó la conciencia hasta en la tumba, según contó después.

Sus hermanas, Angelina Narcisse y Marie Claire Narcisse, estamparon su pulgar en el certificado oficial de defunción. El cuerpo pasó al depósito de cadáveres, en donde permaneció por varias horas, hasta que lo llevaron a enterrar.
Su funeral fue conocido tanto por sus parientes como por sus amigos. Narcisse fue inhumado el 3 de mayo a las diez de la mañana en el pequeño cementerio situado al Norte de su pueblo, L’Estere.

“Durante todo el tiempo estuve consciente, aunque absolutamente inmovilizado. Escuché al médico cuando me declaró muerto y oí a mi hermana llorar. Cuando me metieron al ataúd y lo clavaron, uno de los clavos atravesó mi mejilla derecha, justo al lado de la boca. Pasó el tiempo, tal vez días, cuando escuché que me llamaban por mi nombre, y el suelo se abrió. Había tambores y gente que cantaba. Entre varios hombres me sujetaron y maniataron. Luego me golpearon con un látigo obligándome a caminar en la oscuridad de la noche. Caminamos durante varias jornadas ocultándonos de día, hasta que llegamos a una plantación de azúcar”.

En 1980 regresó a su pueblo natal asustando a quienes lo reconocieron. Clairvius se presentó ante su hermana Angelina utilizando el diminutivo con que lo conocía la familia desde su niñez. Narcisse contó que había sido un zombi y había trabajado como esclavo en una plantación de azúcar durante varios años.

Dijo que había sido su propio hermano quien había contratado a un bocor, Josef Jean, para convertirlo en zombi a causa de su herencia: Clairvius no quiso ceder su parte y eso selló su destino. Todo sucedió muy rápido: el domingo fue envenenado; el martes tuvo que ir a Gonaives, porque se sentía débil y con náuseas; por la tarde, al ingresar al hospital, tosía y respiraba con dificultad; al día siguiente, al medio día, entró en agonía. La lista de síntomas incluyen: edema pulmonar, trastornos digestivos con vómitos, dificultades respiratorias acentuadas, uremia, hipotermia, pérdida rápida de peso, hipertensión, cianosis y parestesia. Durante dos años permaneció trabajando como esclavo en la plantación de azúcar del propio bocor, en las inmediaciones de Ravine-Trompette, un pueblo situado al Norte cerca de Pilate, y no lejos de Cabo Haitiano. Junto a él trabajaba una docena de zombis que recibían una sola ración de alimentos por día. La alimentación era la misma que comía en su casa, sólo que no contenía sal. Uno de los cautivos, no se sabe por qué razón, dejó de comer durante varios días; luego pareció salir de su letargo y se reveló: tomó un azadón y mató al bocor Al morir el brujo, los zombis se dispersaron. Clairvius no quiso regresar a su pueblo por temor a su hermano y pasó dieciséis años vagando por diferentes zonas; ocho años los pasó en Saint Michel de L’Attalaye. Al enterarse de la muerte de su hermano, finalmente regresó a su pueblo.

La noticia dio vuelta al mundo y en 1981 la BBC llegó a Haití para filmar un documental. Ayudados de la familia redactaron una serie de preguntas que sólo el propio Clairvius podría responder. La entrevista se hizo justo sobre la tumba de Narcisse, en donde se puede leer “Ici repose Clairvius Narcisse”. Al llegar al cementerio se detuvo unos minutos, tratando de orientarse, y luego se hizo paso entre las apiladas tumbas hasta llegar a la suya. Ante las cámaras dijo:

“Ni siquiera estaba aquí cuando arrojaron tierra sobre el ataúd. Mi cuerpo estaba aquí, desde luego, pero yo flotaba en algún lugar indeterminado. Podía oír todo lo que sucedía. Entonces llegaron. Tenían mi alma en su poder. Me llamaron y la enviaron a través del suelo. Pensaban que yo era un bourreau (verdugo), de modo que, después de pasarse la botella, me ataron los brazos a los costados. Después fui citado a juicio, para ocho días más tarde. Son los amos de la tierra y hacen lo que les place”.

Clairvius no fue bien recibido en L’Estère, dijo que al llegar los aldeanos se burlaban de él y que incluso su familia le pidió que se retirara. Su propia hermana le ofreció dinero para que se fuera. Todos le tenían miedo. Pronto se armó gran alboroto y llegó la policía. Tomó a Clairvius bajo su protección y, tratando de evitar una tragedia, lo encerraron en la cárcel para protegerlo. Luego fue trasladado a la misión baptista. Finalmente el doctor Douyon se hizo cargo de él.

Natagette Joseph, otra de las zombis tratadas por el doctor Douyon, nació en 1920 y murió en 1966 en una refriega a causa de unas tierras. El cuerpo de la mujer fue llevado a la comisaría en donde el policía a cargo firmó el certificado de defunción, por ausencia del médico. En 1980 fue reconocida mientras vagabundeaba en torno a su pueblo, por el mismo policía que había certificado su muerte.

A finales de 1980 los medios de comunicación de Haití informaron del descubrimiento de un grupo de personas que se comportaban como retrasados mentales. Vagaban sin objeto cerca de la costa Norte del país. Rápidamente los campesinos los identificaron como zombis. La policía los capturó y los envió a Cabo Haití, en el destacamento militar. El ejército se encargó de regresarlos a sus comunidades de origen.

Tanto Ellen como Narcisse están siendo tratados de rehabilitar en el Hospital de Romain, aunque se avanza poco en ellos, ya que la falta de oxígeno afectó sus cerebros.

Según se cree, los dos zombis que se tienen en estudio, están ahí porque se cometieron sendos errores con ellos. En el caso de Ellen, el bocor murió bruscamente, por lo que ella quedó liberada sin proponérselo. En el segundo, uno de los encargados de darle un brebaje le dio por equivocación sal, y esto provocó que se rebelara y saliera del control del sacerdote.

UN PODEROSO ANESTÉSICO

El doctor Douyon logró conseguir de un bocor “polvos de zombi” y envió una muestra de ellos a los Estados Unidos para su análisis. Quien analizó los polvos fue el doctor Richard Evans Schultes, director del Museo Botánico de la Universidad de Harvard, que había estudiado los narcóticos del Amazonas, como la ayahuasca, por más de 40 años. Aunque esta muestra no proporcionó mucha información, sí despertó la curiosidad de Schultes.
El etnobotánico Wade E. Davis, que en ese entonces trabajaba bajo las órdenes de Schultes, tuvo la misma curiosidad. Viajó a Haití, enviado por Schultes, para tratar de colectar muestras de “polvo zombi”. Preguntó a los bocors cómo se usaba, de qué estaba hecho y cómo se preparaba.

Davis obtuvo cinco muestras de “polvo zombi” y descubrió que en cuatro de ellas, cada una de regiones diferentes, contenían un mismo ingrediente: Tetrodotoxina, un anestésico que, de acuerdo a Davis, “es 160 mil veces más potente que la cocaína y quinientas veces más fuerte que el cianuro. Una cantidad de la toxina pura del tamaño de la cabeza de un alfiler supondría ya una dosis letal”.

Las muestras del polvo zombi contenían: un lagarto grande llamado Agamont; un sapo, el crapaud bouga (Bufo marinus), especie original de los trópicos americanos; el mal llamado sapo de mar o crapaud de mer, que en realidad es un pez globo, el Diodon hystrix; otras tres especies de peces globo, como el Diodon holocanthus, Sphoeroides testudineus y Sphoeroides spengleri; un gusano anélido de la familia de los Polychaeta; tarántulas y ciempiés.
Entre los productos vegetales se encontraban: Albizzia lebbeck, que los haitianos llaman tcha-tcha, una especie de árbol productor de sombra, originario de África occidental. La corteza y las vainas contienen saponinas que actúan como vermífugos, y sapotoxinas. Los síntomas por envenenamiento con saponinas incluyen: náuseas, vómitos y secreción excesiva en las vías respiratorias y edema pulmonar. También había Pois gratter, guisante picapica, una especie de liana Mucuna pruriens cuyas vainas tienen pelos extremadamente urticantes y sus semillas son psicoactivas. En África se utiliza una especie similar, la Mucuna flagellipes, como veneno con el que untan sus flechas. Contiene una sustancia muy parecida a la fisostigmina. Semillas de consigne (Trichilia hirta), un árbol de la familia de la caoba. Hojas de pomme cajou (Anacardium occidentale) o anacardo común. Hojas de bresillet (Comocladia glabra), una hiedra venenosa que produce dermatitis graves. Maman guepes (Urera baccifera), mashasha (Dalechampia scandens) y dumbcane (Dieffenbachia seguine) o “caña del mudo”, que utilizaban los dueños de las plantaciones como castigo, obligando a comerlas: como contienen oxalato de calcio, las hojas irritan la laringe y causa hinchazón, dificultando la respiración e impidiendo el habla.

Las muestras que consiguió Davis contenían también sustancias como la Bufotenina, la cual produce alucinaciones; y otros ingredientes activos que afectan al corazón y al sistema nervioso.
Davis publicó un artículo en el Journal of Ethnopharmacology en el que establece que los zombis existen, pero que se pueden explicar científicamente.

Los egipcios ya conocían el veneno del pez globo. En la tumba de Ti, faraón de la V dinastía, aparece representado. Se cree que los judíos prohibieron comer peces sin escamas (Deuteronomio) debido a estos animales. En China se le menciona en el Pentsao Chin, la primera gran farmacopea, escrita durante el reinado del mítico emperador Shun Nung (2838 a 2698 a. de C.). Más recientemente, durante la dinastía Han (202 a. de C. A 220 d. de C.) se descubrió que la toxina se acumula en el hígado de los peces. En el Pentsao Kang Mu (1596 d. de C.) se asegura que los niveles de toxina varían según las especies, y en la misma especie según la época del año.

Uno de los primeros europeos en comer pez globo lo fue el capitán James Cook. Por suerte el guiso no fue de su gusto y sólo le dio un bocado. Cook relata los síntomas de esta manera:
“Sentimos una debilidad extraordinaria en todos los miembros, acompañada de un entumecimiento o una sensación como la que se experimenta al exponer las manos o los pies al fuego después de haberse quedado aterido de frío. Perdí casi por completo la sensibilidad, y no distinguía los cuerpos ligeros de los pesados…; para mi mano, una medida de un cuarto de galón llena de agua y una pluma venían a ser lo mismo”

No corrieron con la misma suerte los marinos holandeses del Postilion. En la bitácora del barco se puede leer las anotaciones del médico de abordo, prácticamente, la descripción de un zombi: Diez minutos después de haber comido el pescado, el contramaestre:
“yacía en el entrepuente y no podía levantarse sin hacer grandes esfuerzos; tenía la cara un tanto arrebolada, los ojos brillantes y las pupilas más bien contraídas; la boca estaba abierta y, como los músculos de la faringe se hallaban agarrotados por un calambre, se les escurría la saliva; tenía los labios hinchados y un poco azulados, le frente cubierta de sudor, el pulso rápido, breve e intermitente. El paciente estaba extremadamente agitado y sentía gran angustia, pero conservaba todavía la conciencia. Su estado pasó rápidamente a una forma de parálisis; los ojos quedaron fijos en una dirección; la respiración se hizo dificultosa, con dilatación de las aletas de la nariz; la cara palideció y se cubrió de un sudor frío; los labios se pusieron lívidos; perdió la conciencia y le falló el pulso; por último, su agitada respiración se detuvo. El paciente murió apenas diecisiete minutos después de haber comido una parte del hígado del pescado”.
Otro marino sufrió los mismos síntomas pero menos acentuados debido a que había vomitado varias veces, pero murió un minuto más tarde que su compañero: “Se produjo un movimiento convulsivo de los brazos, después de lo cual desapareció el pulso, y la lengua, lívida, se proyectó entre los labios”.
En México, el historiador Francisco Javier Clavijero escribió que en 1706, mientras exploraba Baja California en busca de un emplazamiento para una misión, los soldados españoles que le acompañaban encontraron, en un campamento abandonado por los indios, un hígado de botete (Sphoeroides lobatus). Se les hizo fácil asarlo para luego engullirlo. Uno se comió un trozo pequeño, otro lo probó y el tercero lo masticó sin llegar a tragarlo. El sabor era desagradable. El primero murió en menos de veinte minutos, el segundo poco después, mientras que el tercero permaneció inconsciente hasta el día siguiente

OTRAS DROGAS TERRIBLES

La tetrodotoxina proviene del pez erizo cornudo (Diodon hystrix), también conocido como pez globo por su costumbre de hincharse cuando es molestado. Un pez erizo de 20 centímetros absorbe poco más de un litro de agua, al mismo tiempo que eleva sus espinas hasta convertirse en un cojín flotante lleno de pinchos.
Estos peces son afines a los Teiraodon, cuya carne y viseras son altamente tóxicas, como consecuencia de una singular neurotoxina: la tetrodotoxina, o simplemente TTX. Viven en la mayoría de los mares cálidos del mundo. En la Polinesia se les conoce como Maki-Maki, que significa “muerte mortal”. El veneno se concentra en la piel, los órganos reproductores, el hígado y los intestinos.

La tetrodotoxina, cuya fórmula química es conocida desde 1965, posee una curiosa propiedad de la cual deriva un efecto especial: bloquea los canales submicroscópicos que permiten el paso de iones de sodio a través de la membrana de las células nerviosas y musculares. El bloqueo iónico imposibilita las actividades nerviosa y muscular. Así, se produce una parálisis de los músculos del organismo y una depresión del sistema nervioso.
Ahora bien, recordemos que las leyendas vudú afirman que hay que evitar proporcionar sal (cloruro de sodio) a los zombis, para que estos permanezcan en ese estado. Parece ser que esta leyenda también tiene un fundamento. Probablemente al aumentar la concentración de iones de sodio en el cuerpo de los zombis, al ingerir sal por descuido, se contrarrestan los efectos del bloqueo iónico de la tetrodotoxina.
La bufotenina, otra de las drogas encontradas por Davis, proviene del sapo Bufomarinus. Estos sapos tienen veneno en unas glándulas situadas detrás de los ojos, las glándulas Parótidas. El veneno contiene una serie de sustancias llamadas bufoteninas, bufotalinas y bufaginas. Algunas tienen el mismo efecto que la digitalia: disminuyen las pulsaciones del corazón y aumentan la presión sanguínea, lo que va acompañado de hinchazón y náuseas.

DATURA Y CURARE

Davis encontró que los bocors obligan a los zombis a comer una pasta hecha de Datura, una potente planta alucinógena del género de los herbáceos, de la familia de las solanáceas, que acumulan alcaloides en las hojas, raíces y semillas. Comprende dos especies importantes: Datura metel y Datura stramonio.
El Datura stramonio es originario de México y comprende unas veinte plantas, algunas de ellas muy ornamentales y cultivadas con frecuencia en los jardines. Son plantas de olor desagradable que alcanzan más de un metro de altura. Sus hojas son aovadas, delgadas y agudas. Las flores son blancas y tubulares, con cáliz tubuloso, y se alargan en su extremo formando cinco lóbulos algo radiados. Están sobre cortos cabillos. La corola es blanca y el fruto es una cápsula ovoide erizada de púas verdes. En su interior poseen cuatro cavidades en las que alojan numerosas semillas reniformes de color oscuro. En términos generales tienen forma de Dalia.
La Datura stramonio es conocida en Haití como “Pepino de los zombis”. Nace en primavera, florece en verano hasta bien entrado el otoño y muere a principios del invierno. Su principal alcaloide es la daturina, aunque también tiene hiosciamina (Atropina) y escopolamina.
Davis continuó sus investigaciones en Sudamérica. En el Amazonas se dedicó a estudiar las plantas medicinales y brebajes utilizados por los nativos. Trabajó con más de una docena de tribus y encontró que el veneno más conocido era –y sigue siendo- el Curare.

El Curare es una sustancia extraída de diversas especies del género Strychnos (Strychnos toxifera, Strychnos panamensis, etc.)

El Curare debe su acción al alcaloide D-tubocurarina, que produce bloqueo del impulso nervioso a nivel de placa motora; ello trae como consecuencia una parálisis muscular, que afecta primero a los músculos de la cara, proporcionándole a la víctima un aspecto de idiota, y en el último término a los músculos respiratorios. Dicha acción es contrarrestada por la Fisostigmina y la Prostigmina.

En la antigüedad lo utilizaban los nativos de América, Asia y Oceanía para impregnar sus flechas. Los monos envenenados comienzan por relajar sus músculos y terminan por caer de los árboles. “La poción no mata necesariamente a los monos”, dice Davis. Actualmente se emplea para reducir las convulsiones y espasmos musculares, y suprimir así el peligro de fracturas óseas, en el electrochoque, y en muchos síndromes neurológicos que causan la hipertonía muscular. Asimismo se utiliza en la anestesia con el fin de obtener una relajación muscular más completa.

DEL AMAZONAS AL JAPÓN

Para averiguar más sobre estas pociones, Davis recurrió a una extraña fuente de información: la literatura médica japonesa.
Engelbert Kaempfer, médico agregado a la embajada holandesa en Nagasaki a finales del siglo XVIII escribió:

“Los japoneses lo consideran un pescado muy delicado, y son muy aficionados a él, pero hay que quitarle la cabeza, las tripas, las espinas y todos los desperdicios, y lavar y limpiar cuidadosamente la carne antes de que esté lista para comerla. Y aun así, mucha gente muere a causa de él. El veneno de este tipo de pescado es absolutamente mortal, y ningún lavado ni limpieza puede eliminarlo. Por consiguiente, nadie lo quiere, a no ser que pretendan quitarse la vida”.

Kaempfer se refería al Fugu o pez globo. Cada año unos 50 japoneses padecen envenenamiento con tetrodotoxina, por comer peces erizos cornudos mal preparados, y, aún más, la mitad de ellos muere. El veneno actúa con rapidez. En media hora la víctima se siente débil y mareada, con sensación de hormigueo, y el entumecimiento se extiende apareciendo el sudor, la dificultad para respirar y hemorragias. Finalmente, la parálisis y quizá la muerte.

En Japón, algunos restaurantes especializados sirven este pez, preparado por Chefs especialmente entrenados. Se eliminan las entrañas antes de comerse. Si se llega a consumir el veneno en pequeñas cantidades produce una sensación placentera y eufórica. Además se cree que es un afrodisíaco. Tal vez por eso los japoneses se atreven a comerlo. Existe un refrán japonés que dice : “Grande es la tentación de comer Fugu, pero mayor es el temor de morir”.

Davis descubrió algunos casos que “parecían relatos de zombificación”: dificultad para respirar, mirada vidriosa y parálisis. Algunos japoneses fueron declarados muertos, pero revivieron después de haber sido enterrados. Sin embargo, las víctimas conservan sus facultades mentales. En dos casos, por lo menos, los japoneses afectados recuperaron sus facultades antes de que los enterraran. Durante horas, la persona intoxicada se encuentra en un estado de muerte reciente. La muerte se produce por parálisis de los movimientos respiratorios.

“Una docena de jugadores se hartaron de fugu en Nakashimamachi de Okayama, en Bizen. Tres de ellos presentaron síntomas de envenenamiento, y dos acabaron por morir. Como uno de los muertos era natural de la ciudad, fue enterrado sin dilación. El otro pertenecía a un distrito distante…, bajo la jurisdicción del shogun. Por consiguiente, el cadáver fue trasladado a un depósito, donde quedó bajo la vigilancia de un guardián hasta que un funcionario del gobierno pudiera examinarlo. Siete u ocho días más tarde el hombre recobró la conciencia y curó por completo. Cuando le interrogaron acerca de su experiencia, dijo que lo recordaba todo y afirmó que, cuando oyó decir que la otra persona había sido enterrada, quedó aterrorizado al pensar que podían sepultarle vivo”.

“Un hombre de Yamaguchi, en Boshy, sufrió en Osaka un envenenamiento por fugu. Creyendo que había muerto, enviaron su cuerpo al crematorio de Sennichi. Al retirar el cuerpo del carro en que lo habían transportado, el hombre se recobró y regresó a su casa. Como en el caso anterior recordaba todo lo sucedido”.
Davis menciona un tercer caso:
“En la Nochebuena de 1977 un residente de Kyoto, de cuarenta y ocho años, fue admitido en el hospital a causa de un envenenamiento por fugu. El paciente dejó pronto de respirar, y todos los síntomas demostraban la muerte cerebral. Los médicos recurrieron de inmediato a la respiración artificial y a otros tratamientos adecuados. No le sirvieron de nada pero, cuarenta y ocho horas más tarde, el paciente empezó a respirar de nuevo de modo espontáneo. Acabó por recuperarse del todo y, más tarde, recordó haber oído llorar a su familia sobre su cuerpo inmóvil. El veneno no le había afectado los sentidos. Desesperado, intentó hacerles saber que seguía con vida, pero no pudo conseguirlo. “Fue un verdadero infierno”, dijo a los investigadores médicos cuando se recuperó”.
Los investigadores japoneses Fukuda T. y Tani I. distinguen cuatro grados de envenenamiento con tetrodotoxina: los dos primeros se distinguen por una sensación progresiva de entumecimiento; el tercero incluye parálisis del cuerpo entero, dificultades respiratorias, cianosis y presión sanguínea baja, aunque la víctima conserva la conciencia; el último grado produce un paro respiratorio y la muerte.

LA SOLUCIÓN AL MISTERIO

Davis cree que los bocors, que conocen perfectamente las cualidades positivas y negativas de las plantas, preparan un brebaje para dárselo a la persona, aplican una cocción conteniendo Bufotenina y tetrodotoxina a la piel de sus víctimas, causando una dificultad respiratoria, insuficiencia cardiaca y renal, agitación psicomotriz y confusión mental progresiva.
La persona cae en un estado de enfermedad grave, más grave, hasta que el cuerpo empieza a ponerse rígido, adquiere un tono cadavérico y el pulso se hace débil, tan débil que llega a creerse que está muerto. Parece que no hay ningún soplo humano en sus células y después de varias horas, si al doctor se le pide el certificado luego de sus exámenes, determina oficialmente que esta persona está muerta. La víctima es enterrada.
El bocor se encarga, antes de 24 horas, de exhumarlo y devolverlo a la vida… Pero a la vida de zombi, drogándolo con Datura. El tratamiento a que se somete a la víctima es brutal. En este punto es decisivo suministrarle al presunto zombi un preparado vegetal alucinógeno a base de stramonio (Toloache). La víctima, probablemente afectada por lesiones residuales en el cerebro, provocadas por la escasez de oxígeno durante la falsa muerte y el sucesivo sepelio, vuelve a tener conciencia en medio de espantosas alucinaciones y es fácil convencerlo de que es un “muerto viviente”.

Las investigaciones realizadas por Davis señalan que el zombi sólo puede efectuar trabajos físicos, como labores en el campo y en la casa. Las funciones intelectuales son perdidas por completo, e incluso habla con dificultad. Vive como un retrasado mental o idiota y pierde por completo sus posibilidades de hacer vida sexual. Se ha convertido en un esclavo.

“Es verdad –dice el doctor Douyon- que hay personas consideradas como muertas y enterradas que “resucitan” y son encontradas meses o años después por sus familiares o amigos. Pero no hay nada de misterioso en esto; más bien se trata de un asunto terriblemente inmoral. Llevo años denunciándolo”.

Para concluir sólo señalaremos que el mismo antiguo Código Penal Haitiano, en su artículo 246, hacía referencia directa a los zombis:

“Se considera atentado a la vida de una persona por envenenamiento, todo empleo que se haga contra ella de sustancias que, sin dar la muerte, hayan producido un estado letárgico más o menos prolongado, y esto sin tener en cuenta el modo de utilización de estas sustancias o su resultado posterior. Si a consecuencia de este estado letárgico la persona ha sido enterrada, el hecho será calificado de asesinato”.

DEADSIDE

Shoot Gunner
Blog de Shoot Gunner
Blog de Shoot Gunner

Posts destacados por el autor:
· REVISTAS DE MSX DE NOVIEMBRE DE 1991
· REVISTAS DE MSX DE OCTUBRE DE 1991
· REVISTAS DE MSX DE SEPTIEMBRE DE 1991
· REVISTAS DE MSX DE AGOSTO DE 1991
· REVISTAS DE MSX DE JULIO DE 1991
· REVISTAS DE MSX DE JUNIO DE 1991
· REVISTAS DE MSX DE MAYO DE 1991
· REVISTAS DE MSX DE ABRIL DE 1991
· REVISTAS DE MSX DE MARZO DE 1991
· REVISTAS DE MSX DE FEBRERO DE 1991
· REVISTAS DE MSX DE ENERO DE 1991
· REVISTAS DE MSX DE DICIEMBRE DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE NOVIEMBRE DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE OCTUBRE DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE SEPTIEMBRE DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE AGOSTO DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE JULIO DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE JUNIO DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE MAYO DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE ABRIL DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE MARZO DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE FEBRERO DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE ENERO DE 1990
· REVISTAS DE MSX DE DICIEMBRE DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE NOVIEMBRE DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE OCTUBRE DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE SEPTIEMBRE DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE AGOSTO DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE JULIIO DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE JUNIIO DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE MAYO DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE ABRIL DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE MARZO DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE FEBRERO DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE ENERO DE 1989
· REVISTAS DE MSX DE DICIEMBRE DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE NOVIEMBRE DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE OCTUBRE DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE SEPTIEMBRE DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE AGOSTO DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE JULIO DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE JUNIO DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE MAYO DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE ABRIL DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE MARZO DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE FEBRERO DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE ENERO DE 1988
· REVISTAS DE MSX DE DICIEMBRE DE 1987
· REVISTAS DE MSX DE NOVIEMBRE DE 1987
· EL HOSPITAL DE LA MUERTE: WAVERLY HILLS Y OTROS LUGARES TURÍSTICOS
· REVISTAS DE MSX DE OCTUBRE DE 1987
· REVISTAS DE MSX DE SEPTIEMBRE DE 1987
· REVISTAS DE MSX DE AGOSTO DE 1987
· REVISTAS DE MSX DE JULIO DE 1987
· REVISTAS DE MSX DE JUNIO DE 1987
· REVISTAS DE MSX DE MAYO DE 1987
· REVISTAS DE MSX DE ABRIL DE 1987
· REVISTAS DE MSX DE MARZO DE 1987
· REVISTAS DE MSX DE FEBERO DE 1987
· REVISTAS DE MSX DE ENERO DE 1987
· REVISTAS DE MSX DE DICIEMBRE DE 1986
· REVISTAS DE MSX DE NOVIEMBRE DE 1986
· HALLOWEEN: LOS ASESINOS EN SERIE MÁS ESCALOFRIANTES
· REVISTAS DE MSX DE OCTUBRE DE 1986
· REVISTAS DE MSX DE SEPTIEMBRE DE 1986
· REVISTAS DE MSX DE AGOSTO DE 1986
· REVISTAS DE MSX DE JULIO DE 1986
· REVISTAS DE MSX DE JUNIO DE 1986
· REVISTAS DE MSX DE MAYO DE 1986
· REVISTAS DE MSX DE ABRIL DE 1986
· MIS RECUERDOS OCHENTEROS (J)
· REVISTAS DE MSX DE MARZO DE 1986
· MIS RECUERDOS OCHENTEROS (I)
· REVISTAS DE MSX DE FEBRERO DE 1986
· MIS RECUERDOS OCHENTEROS (H)
· REVISTAS DE MSX DE ENERO DE 1986
· MIS RECUERDOS OCHENTEROS (G)
· REVISTAS DE MSX DE DICIEMBRE DE 1985
· REVISTAS DE MSX DE NOVIEMBRE DE 1985
· MIS RECUERDOS OCHENTEROS (F)
· JEFFREY LIONEL DAHMER: ASESINO, NECRÓFAGO, NECRÓFILO Y... CREADOR DE ZOMBIS
· REVISTAS DE MSX DE OCTUBRE DE 1985
· MIS RECUERDOS OCHENTEROS (E)
· REVISTAS DE MSX DE SEPTIEMBRE DE 1985
· MIS RECUERDOS OCHENTEROS (D)
· REVISTAS VERANIEGAS DE MSX DE 1985
· MIS RECUERDOS OCHENTEROS (C)
· MICROMANÍA 2, MSX CLUB 2, MSX EXTRA 2 Y MSX MAGAZINE 2
· MIS RECUERDOS OCHENTEROS (B)
· MSX EXTRA NÚMEROS 1, 2, 3, 4 Y 5
· MIS RECUERDOS OCHENTEROS (A)
· MICROMANÍA Nº 1, MSX CLUB Nº 1 Y MSX MAGAZINE
· JUGUETES Y RECUERDOS DE LOS AÑOS 80
· AQUELLOS MARAVILLOSOS 80
· REGRESO A LOS 80
· LA CASA DEL TERROR: LA CASA MATUSITA
· ANDREI CHIKATILO: EL MAL ESTÁ ENTRE NOSOTROS
· SHOOT´EM UPS NO OFICIALES EN MSX QUE CONTINUAN SAGAS DE KONAMI
· ALGUNOS JUEGOS DE KONAMI PARA MSX NO PUBLICADOS
· VAMPIROS: ¿REALIDAD O FICCIÓN?
· CERRADO POR VACACIONES: UNOS CUANTOS JUEGOS DE MSX
· ARKANOID Y ARKANOID II REVENGE OF DOH: LOS “ROMPELADRILLOS” POR ANTONOMASIA DE TAITO PARA MSX.
· SCRAMBLE FORMATION (TOKIO): LAS BATALLAS AÉREAS DE TAITO EN MSX
· MI ORDENADOR EN PIE DE GUERRA: IKARI WARRIORS DE SNK PARA MSX
· VAXOL: EL SPACE HARRIER DE HEART SOFT PARA MSX
· ANDOROGYNUS: UN ORIGINAL SHOOT EM UP DE TELENET
· GOLVELLIUS: AVENTURAS AL ESTILO ZELDA EN MSX DE LA MANO DE COMPILE
· ALESTE: EL SHOOT´ EM UP DE COMPILE PARA MSX
· RASTAN SAGA: HACIENDO EL BÁRBARO EN MSX DE LA MANO DE TAITO
· A LA ESPERA DE YOSHI WII
· SNATCHER: BLADE RUNNER + TERMINATOR. EL ORIGEN DE LA SAGA DE KONAMI EN MSX
· ATHLETIC LAND: PLATAFORMAS ROMPECABEZAS DE KONAMI EN MSX
· CIRCUS CHARLIE: HACIENDO EL PAYASO EN MSX GRACIAS A KONAMI
· TRACK & FIELD I Y II: DEPORTES DE LA MANO DE KONAMI EN MSX
· GRYZOR (CONTRA): EL ORIGEN DE LA SAGA DE KONAMI EN MSX
· GREEN BERET (RUSH´N ATTACK) Y OTRAS SORPRESAS DE KONAMI EN MSX
· SPACE MANBOW: ¿EL SHOOT ´EM UP DEFINITIVO DE KONAMI EN MSX?
· TWIN BEE: MÁS "MATAMARCIANOS" DE KONAMI EN MSX
· PARODIUS: EL ORIGEN DE LA SAGA EN MSX
· ROAD FIGHTER & F-1 SPIRIT: CARRERAS EN MSX DE LA MANO DE KONAMI
· YIER AR KUNG FU I & II: EL "STREET FIGHTER" DE KONAMI EN MSX
· KING´S VALLEY & KING´S VALLEY II: PIRÁMIDES, TESOROS Y MOMIAS EN MSX
· ANTARTIC ADVENTURE & PENGUIN ADVENTURE: PINGÜINOS EN MI MSX
· LOS GOONIES EN MSX
· QUARTH: EL "TETRIS" ESPACIAL DE KONAMI PARA MSX
· LA PRIMERA MISIÓN DE SOLID SNAKE: METAL GEAR EN MSX
· VAMPIRE KILLER: MI PRIMER CASTLEVANIA EN MSX
· A LA ESPERA DE DONKEY KONG WII
· UN SIMIO GIGANTE EN MI MSX: KING KONG 2
· EL FÉNIX DE KONAMI EN MSX: HINOTORI (FIREBIRD)
· LOS MISTERIOS DE NEMESIS 2 EN MSX: LA BETA
· MSX Y EL TESORO DE KONAMI: THE TREASURE OF USAS
· LA TRILOGÍA KNIGHTMARE EN MSX: KNIGHTMARE, THE MAZE OF GALIOUS Y SHALOM
· LOS ORÍGENES DE LA SAGA GRADIUS: NEMESIS EN MSX
· KONAMI Y LOS ORDENADORES MSX: EL ORIGEN DE LAS SAGAS
· JUEGOS DE "CASSETTE" MSX
· BREVE HISTORIA DE LOS ORDENADORES MSX
· EL VAMPIRO DE SACRAMENTO
· A LA ESPERA DE STAR FOX WII...
· EL TERROR PERSONIFICADO: ED GEIN
· BSAA: BIOTERRORISM SECURITY ASSESSMENT ALLIANCE
· EL VERDADERO CONDE DRÁCULA
· Aviso a consumidores de videojuegos, películas y música. (2ª PARTE)
· Aviso a consumidores de videojuegos, películas y música. (1ª PARTE)
· SILENT HILL
· F - ZERO "TRILOGY"
· RESIDENT EVIL: THE DARKSIDE CHRONICLES
· METROID PRIME TRILOGY
· RESIDENT EVIL 5: 3ª PARTE
· ZOMBIS: ¿REALIDAD O FICCIÓN? 2ª Parte
· ZOMBIS "MÓVILES"
· LA AVENTURA DE RESIDENT EVIL VISTA DESDE AQUÍ
· BIOHAZARD: CHERNOBIL
· RESIDENT EVIL: REGRESO AL PASADO
· DOBLE HORROR: HENRY LEE LUCAS Y OTTIS TOOLE
· CERRADO POR VACACIONES
· DEAD RISING: CHOP TILL YOU DROP
· LA CASA DEL TERROR: AMITYVILLE
· RESIDENT EVIL 5: 2ª PARTE
· WESKER´S EXTRA REPORT
· SOLO EN LA OSCURIDAD: ALONE IN THE DARK
· CRÁNEOS "EXTRAÑOS"
· TERROR EN LAS AULAS: OBSCURE II WII EDITION
· ENTRE FANTASMAS: PROJECT ZERO
· BIOHAZARD 2: DOMINION´S BETA
· NECRONOMICÓN: EL LIBRO DE LOS MUERTOS
· TRAS LOS SUCESOS DE RESIDENT EVIL
· NUNCA TE FÍES DE LAS APARIENCIAS: ALBERT FISH
· LOS DOCTORES DEL HORROR: VLADIMIR DEMIKHOV Y SERGEI BRYUKHONENKO.
· MANGA RESIDENT EVIL UMBRELLA CHRONICLES: 1ª PARTE
· COMIC RESIDENT EVIL: 5ª PARTE
· RESIDENT EVIL: UMBRELLA CHRONICLES. GUÍA DE RANGOS ("RANKINGS")
· COMIC RESIDENT EVIL: 4ª PARTE
· EL DOCTOR MUERTE: HAROLD SHIPMAN
· COMIC RESIDENT EVIL: 3ª PARTE
· RESIDENT EVIL: UMBRELLA CHRONICLES 3ª PARTE
· COMIC RESIDENT EVIL: 2ª PARTE
· ZOMBIS: ¿REALIDAD O FICCIÓN?
· COMIC RESIDENT EVIL
· LOS INFORMES DE ALBERT WESKER: Wesker´s Reports
· RESIDENT EVIL BETA
· RESIDENT EVIL 1.5
· RESIDENT EVIL: UMBRELLA CHRONICLES 2ª PARTE
· ERZEBETH BATHORY, la Condesa Sangrienta
· RESIDENT EVIL: CODE VERONICA (BETA)
· LOS ARCHIVOS DE RESIDENT EVIL:
· OZWELL E. SPENCER
· RESIDENT EVIL: UMBRELLA CHRONICLES
· I´M THE LORD OF DEADSIDE
· PROYECTO: TYRANT
· TRAS LA MÁSCARA DE HUNK
· CURIOSIDADES RESIDENT EVIL (2ª PARTE)
· CURIOSIDADES DE RESIDENT EVIL
· MERCHANDISING RESIDENT EVIL
· RESIDENT EVIL 0 (N 64)
· PETER KURTEN, EL VAMPIRO DE DUSSELDORF
· NECRO - NESIA
· RESIDENT EVIL 5
· ETERNAL DARKNESS
· JACK EL DESTRIPADOR
· SADNESS
· RESIDENT EVIL 3.6
· 31 DE MAYO DEL 2006




Blogs amigos:
Albert Wesker
BANJO
BioX
Cardesin
De-mon
DMaligno
Doom
dragon negro
Gael
Gaijin_Maniac
Ikkitousen-Hideki
Kwisatz Haderach
Lleonard_Pler
MaNrAy
maxter2001
minestirith
Mistique-si-con-I
MrCoucou
Naruto
nashukun
OUTER GAMER
Peibbol
Peter Lorre
pgrandio
Redfield
THE UDAMASTER
Thomas Light
twister
Vasilisk
Vikutoru
Zalmoxis
ZeusLaand


Categorías:
ATRAPADO EN LOS AÑOS 80
EL BAUL
EL RINCON DEL MSX
HISTORIAS, RELATOS Y DEMÁS SUCESOS TERRORÍFICOS
NINTENDO HORROR
RESIDENT EVIL


Archivo:
Noviembre 2017
Octubre 2017
Septiembre 2017
Agosto 2017
Julio 2017
Junio 2017
Mayo 2017
Abril 2017
Marzo 2017
Febrero 2017
Enero 2017
Diciembre 2016
Noviembre 2016
Octubre 2016
Septiembre 2016
Agosto 2016
Julio 2016
Junio 2016
Mayo 2016
Abril 2016
Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015
Noviembre 2015
Octubre 2015
Septiembre 2015
Agosto 2015
Julio 2015
Junio 2015
Mayo 2015
Abril 2015
Marzo 2015
Febrero 2015
Enero 2015
Diciembre 2014
Noviembre 2014
Octubre 2014
Septiembre 2014
Agosto 2014
Julio 2014
Junio 2014
Mayo 2014
Abril 2014
Marzo 2014
Febrero 2014
Enero 2014
Diciembre 2013
Noviembre 2013
Octubre 2013
Septiembre 2013
Agosto 2013
Julio 2013
Junio 2013
Mayo 2013
Abril 2013
Marzo 2013
Febrero 2013
Enero 2013
Diciembre 2012
Noviembre 2012
Octubre 2012
Agosto 2012
Julio 2012
Junio 2012
Mayo 2012
Abril 2012
Marzo 2012
Febrero 2012
Enero 2012
Diciembre 2011
Noviembre 2011
Octubre 2011
Septiembre 2011
Agosto 2011
Julio 2011
Junio 2011
Mayo 2011
Abril 2011
Marzo 2011
Febrero 2011
Enero 2011
Diciembre 2010
Noviembre 2010
Octubre 2010
Agosto 2010
Julio 2010
Junio 2010
Mayo 2010
Abril 2010
Marzo 2010
Febrero 2010
Enero 2010
Diciembre 2009
Noviembre 2009
Octubre 2009
Septiembre 2009
Agosto 2009
Julio 2009
Junio 2009
Mayo 2009
Abril 2009
Marzo 2009
Febrero 2009
Enero 2009
Diciembre 2008
Noviembre 2008
Octubre 2008
Septiembre 2008
Agosto 2008
Julio 2008
Junio 2008
Mayo 2008
Abril 2008
Marzo 2008
Febrero 2008
Enero 2008
Diciembre 2007
Noviembre 2007
Octubre 2007
Septiembre 2007
Julio 2007
Junio 2007
Enero 2007
Diciembre 2006
Noviembre 2006
Septiembre 2006
Julio 2006
Junio 2006
Mayo 2006


Vandal Online:
Portada
Blogs
Foro

Blogs en Vandal · Contacto · Denunciar Contenido